H2O @aletwilighterforever
1963

Bilóxi, Misisipi, Estados Unidos. 1963.

Alice Pov

— ¡Te quiero Dorothy! —Sonrió ante sus palabras, también le quiero, sino lo hiciera nunca hubiera estado a él.

— ¡Miren a quién tenemos aquí! ¡Son el mago y Dorothy! —Exclama Barbie con una sonrisa irónica, junto a ella se encuentra Arthur, su actual "novio" y uno de los mejores amigos de Justin.

— Miren lo que ha traído el aire del norte —comienza Justin a mi lado—, es el espantapájaros, ten cuidado, puede que tanto aire te termine por llevar.

Barbie le ve mal pero a pesar de todo sonríe.

— Deja a mi chica en paz, Oz. —Riñe Arthur a Justin.

¿Quién diría que estos estúpidos nombres nos darían tanta diversión?

— Déjenme adivinar, ¿Arthur defiende de nuevo a Barbie? —pregunta Temperance con Lucas a su lado.

¿En qué momento se habían unidos a nosotros?

— Ya ves, amor. Lo usual. —responde Lucas por nosotros, veo a Tempe rodar los ojos, odia que Lucas la llame así considerando que no son nada. Ella nunca lo ha aceptado, y sé que nunca lo hará por que lo vi.

Ella no cambiara su opinión.

Además, también hay que añadir que ella se niega a entregar su corazón a alguien, ni siquiera lo entrego a Zayn. Y ahora que hemos confirmado que somos inmortales sé que se reducen las posibilidades de que alguna vez quiera estar con alguien.

Tratando de evitar un enfrentamiento entre ellos intercedo sin dudarlo—: ¿Iremos a Mason's ésta noche? — pregunto con una sonrisa, Mason's además de ser la cafetería del momento era el lugar idóneo para salir a bailar y tomar en más de una ocasión, además de que sus dueños eran los padres de Lucas, por lo cual teníamos siempre la garantía de tener una buena mesa así como música.

— Hablaré con mis padres para que nos reserven una mesa —responde Lucas sonriendo—. ¿Irás en esta ocasión, Tempe?

Mi amiga le ve y gira los ojos—: Lo pensaré.

Su respuesta es completamente fría antes de irse, dejando a todos confundidos.

— ¿Qué pasa con ella? ¿Por qué se empeña en rechazarme todo el tiempo? —pregunta Lucas mientras la ve marchar.

Mi mirada se encuentra con la de Barbie por un segundo, en sus ojos se refleja mi preocupación.

— Es solo que ella siempre ha sido así —declara Barbie—. No eres tú, es solo ella, no está lista para dejar el pasado atrás.

Mejor dicho a Zayn.

Lucas asiente y se va sin decir nada.

Odio verle así, en poco tiempo se ha convertido en un gran amigo para nosotras, él, Justin y Arthur. Recuerdo que él y Tempe solían ser buenos amigos hasta que ya no pudo más y le confesó sus sentimientos hace un par de meses, y desde entonces, terminó alejándola por completo. Un caso contrario a lo que había sucedido con Arthur y Barbie o incluso Justin y yo.

Conforme Tempe se iba alejando, él comenzó a arrepentirse de su confesión, incluso intento fingir que nada había pasado, pero fue un fracaso total. Tempe había visto y oído salir las palabras de sus labios, ya no había marcha atrás.

— No puedo competir con un fantasma. Él murió, y yo estoy aquí sufriendo por ella…—Declaró.

Si tan solo Zayn realmente hubiera muerto.

Sus ojos se empañaron por lágrimas que sabía que no derramaría, al menos no frente a nosotros. Lucas era un buen chico, y era en estos momentos cuando más deseaba decirle que no se desanimará que en un par de años encontraría a la chica ideal para él, justo después de que nos marcháramos…él, Arthur y Justin encontrarían a sus futuras esposas, que nosotras no éramos las indicadas…

Suspiro mientras veo a Arthur bromear con él en un intento de hacerle sentir mejor, Barbie también lo intenta.

Por mi parte me recargo en el hombro de mi novio, mi Justin.

Le siento besar mi sien en un intento de consuelo. Lo que daría por poder envejecer a su lado y ser felices juntos.

Hace un par de noches mientras dormía había tenido una visión, en ella se veía claramente como Justin me pediría matrimonio en unas cuantas semanas…en ella aceptaba…pero al momento que lo hacía el futuro comenzó a aparecer ante mí…

No sabía cómo, pero él sabía lo que era y lo aceptaba…además…viviría con eso. Envejecería como cualquier humano, como yo debería de hacerlo…y finalmente moriría.

Siempre estaría ahí, a su lado…pero era injusto para él.

Merecía a alguien que le pudiera dar lo que yo no podía…que pudiera envejecer a su lado. En el momento que contemple alejarme…apareció otra opción…

Apareció ella.

Grace, la chica ideal para él, una joven rubia de facciones dulces de California estaría para él. Se casarían y tendrían dos hermosos hijos, y, finalmente envejecerían juntos y morirían.

Eso era lo que realmente Justin merecía.

Una persona que envejeciera y viviera junto a él hasta el último de sus días.

— ¿Qué dices, amor? —La dulce voz de Justin me saca de mis pensamientos, a mi lado Barbie golpea mi tobillo, le veo y me da una sutil mirada de negación.

— Prefiero ir al cine ¿Sí? — respondo lo primero que me viene a la mente, si Barbie me previno fue porque el agua debía de haberse visto relacionada y nuestro secreto comprometido.

Justin frunce el ceño, pero a pesar de ello me ve con una sonrisa antes de responder—: Bien, pasaré a las siete por ti.

Asiento simplemente con una sonrisa en labios.

A mi lado Barbie sonríe de manera cómplice.

Rosalie Pov:

— ¿Supongo que alguien buscaba no hacer ruido al entrar? — dejo mis tacos caer al piso al reconocer la voz de Tempe, la lámpara junto al sofá se enciende enseguida.

Una mueca burlona aparece en sus labios.

Temperance está sentada en el sofá marrón de dos plazas con piernas y brazos cruzadas vistiendo como pijama el camisón más horrible que he visto en toda mi vida.

— ¿Buenas noches? —preguntó de manera inocente.

Ella me ve y se suelta a reír, hago una mueca.

Bien, no es como si me hubiera besado con algún chico en el porche como cuando tenía dieciséis…hace seis años…

— ¿Debo de suponer qué has tenido un buen encuentro con Arthur? —pregunta con una pícara sonrisa.

Me siento en el sofá de una plaza frente a ella y le lanzo un de los cojines, ella lo esquiva y manda de nuevo a mí. Lo atrapo en el aire y lo abrazo a mi pecho, sonrío de manera cómplice, ¿qué hace despierta?

¡Ya pasa de las once!

— ¡Vamos B! ¡Quiero detalles! —exclama riendo antes de ponerse de pie e ir a la cocina.

Me giró a verle desde mi lugar, toma dos copas de la alacena y saca la botella de vino del frigorífico, para cuando vuelve llena las copas, me entrega una y ella toma la suya antes de sentarse frente a mí una vez más.

Suspiro sin poderlo evitar, y rio al recordar—: Ha sido diferente.

Ella enarca una ceja castaña mientras niega con una sonrisa.

— ¿Arthur?

Resopló, ella sabe de sobra que Arthur y yo solo somos compañeros sexuales, y que cuando salimos es para encontrar nuevas parejas, ninguno de los dos buscaba amor, o alguna clase de compromiso. Ni siquiera éramos monógamos.

— Nope. He conocido a alguien —la veo rodar los ojos, doy un sorbo a mi copa y el dulce y picante liquido raspa un poco mi garganta—. Se llama Vincent Monet. Y es el francés más caliente que he visto —añado con un suspiro—, no tenía idea de que los franceses podían ser tan apasionados y que sabían hacer grandes cosas con su len….

— ¡Oh, para! —grita de pronto riendo—.

— Tú eres quién ha preguntado, sabes no entiendo por qué aún no lo has intentado. Si yo tuviera tus poderes lo haría…la sensación debe de incrementar tus sentidos.

Ella suspira antes de verme y responder—: Lo hace, en…en nuestro último año en Seattle mis poderes comenzaron a creer…una vez besé a Zayn.

Asentí en comprensión, sonreí alentadoramente, era extraño que ella hablara de Seattle, en especial de su poder y Zayn….

— ¿Recuerdas que hubo una ocasión en la que Zayn fue a buscarme a la isla de la Push? —Asentí solamente, esa noche hubo luna llena y él evito que Alice y yo nos viéramos expuestas cuando fue a buscarla—. Esa noche hubo tormenta…fue cuando descubrí que mi poder había crecido…descubrí que era capaz de crear rayos con solo pensarlo…y de crear fuego a mi deseo —como prueba creo una llama en su mano—.

Ella suspiro antes de seguir—: "Esa noche también me beso para calmarme, correspondí su beso…y mientras lo hacía los rayos incrementaron…y todo a causa de mi poder…estuvimos a punto de llegar a más...recuerdo que estábamos en la cueva y estaba en mi forma humana…entonces paso…"

Recordaba esa noche, había sido de las más peligrosas, casi se había formado un tornado, y ahora sabía qué, o mejor dicho, quién lo había comenzado.

"Antes de que llegáramos a más, los rayos incrementaron…" dijo en un susurro "pensamos qué fue casualidad…pero entonces continuamos y sucedió de nuevo…es por eso que nos apartamos. Qué me aparte. Un simple beso o caricia causaba una gran catástrofe o que él estuviera a punto de morir, incluso el tocarme era demasiado peligroso para él."

Cuando termino de hablar le vi sorprendida, nunca hubiera esperado eso. Eso significaba que ella nunca podría estar con alguien debido a su poder—: ¿Qué quieres decir que con el tocarte significaba peligro para él?

Ella desvió la vista incomoda antes de responder—: Cuando…cuando me ex…excito mi cuerpo se pone muy caliente…al grado de causar quemaduras. —tartamudea suavemente mientras sus mejillas se sonrojan.

— Recuerdo que hubo una ocasión que él tenía quemaduras en sus manos…—mencionó atando cabos— ¿quiere decir qué tú…?

— Yo se las causé. —responde en un murmullo.

Ahora entiendo porque se aleja de todos, porque no se une íntimamente a nadie.

Sin pensarlo cambie de sofá y la abrace.

— ¿Dorothy sabe…? —Pregunto, recordando cómo ambas habíamos intentado involucrarla en más de una ocasión—.

Ella simplemente niega mientras un incómodo silencio cae entre nosotras.

— Lamento interrumpir, pero ahora tenemos algo de lo que hablar —La voz de Dorothy nos saca de nuestro silencio cuando entra con su novio— Justin sabe la verdad.

Jodida mierda.

Alice Pov

Repasó mi atuendo una vez más, vestido negro con lunares rojos y una hermosa flor en el tirante derecho, guantes negros, y zapatillas negras de tacón. Mi cabello se encuentra peinado en un clásico estilo Marilyn Monroe. Suspiró y añado por último a mi apariencia el labial rojo que he tomado prestado de las pertenencias de Barbie.

El timbre suena a las siete en punto marcando la llegada de Justin, sonrió por último a mi reflejo y corro a abrir.

— ¡Ya abro yo! —gritó a Tempe, es la única en casa además de mí. Barbie ha salido con Arthur a una de sus extrañas salidas— ¡Amor! —Me lanzo a sus brazos como es costumbre y le beso.

Él solo sonríe en mis labios mientras me abraza.

¡Demonios! ¡Le quiero tanto!

— Veo que estás lista.

Me limito a asentir y cerrar la puerta, salimos juntos del edificio sin decir palabra alguna, como es costumbre el impala negro se encuentra estacionado afuera, y él, como es habitual abre la puerta de copiloto para mí, sonrió. Él es un perfecto caballero. Justin maneja entre los autos mientras toma mi mano, le quiero, desearía poder congelar el tiempo ahora mismo en mantenernos a ambos en este momento.

Cuando llegamos al cine entramos sin problemas, Justin había encargado las entradas a su primo Chalie, por lo que evitamos la fila y entramos a comprar dulces directamente, como era de esperar la dulcería se encontraba con pocas personas haciendo fila, el resto de ellos estaba afuera en la entrada aguardando sus entradas para Le Mépris la última película francesa que había llegado apenas un par de semanas; cuando finalmente llego nuestro turno, pedimos como de costumbre palomitas, un par de sodas y unos cuantos dulces de regalíz. Justin tomó las palomitas mientras que con gran cuidado tome las sodas, sonreí orgullosa por haber usado guantes esta noche, giré para comenzar a caminar a la sala cuando accidentalmente choque con Laila, la exnovia psicópata de Justin.

— ¡Lo siento, Donna! — Escuché su grito acompañado de risas, lo único que sentía era mi vestido mojado, corrí por el pasillo lo más rápido que pude encontrando a la primera puerta que encontré.

En cuanto la cerré caí al piso.

Demonios. Al menos estaba vacío.

— ¡Dorothy! ¿Por qué…? —las palabras de Justin se vieron cortadas al ver mi cola.

Sentí el color dejar mi piel.

— Puedo explicarlo.

Él inmediatamente cerró la puerta y la bloqueó.

— ¿Cómo? ¿Qué? ¿Cuándo?

Suspiré intentando calmarme, maldición. Desearía poder controlar mi don y haber visto esto.

— Justin…

— Tenemos que salir de aquí —declaró sorprendiéndome— ¿puedes volver…?

Vi a mi alrededor, estábamos encerrados en el cuarto de limpieza, genial, gran pasó Dorothy, mis ojos encontraron una toalla al final, bueno era mejor a nada — Necesito secar mi cola. Pásame esa toalla.

Él me la dio rápidamente y con cuidado se acercó a mí, y, sorprendiéndome una vez más, comenzó a secarla completamente hasta que mis piernas volvieron. Cuando eleve mis ojos no había ni miedo o rechazo en ellos, solo fascinación y amor… Así era como él se enteraba de lo que era…; Si hubiera visto esto nunca habríamos venido aquí.

Salimos juntos en silencio del cuarto de limpieza, ahora la dulcería se encontraba vacía, no sabía cuánto tiempo habíamos pasado adentro, pero parecía que ahora todos estaban en la sala viendo el filme. Justin me dirigió a su auto, y, como era costumbre abrió la puerta para mí. Subí en silencio al igual que él lo hizo, entonces comenzó a manejar sin rumbo.

Comencé a pensar varias opciones, tenía que haber una manera de que lo pudiera convencer de que no dijera nada, sabía que no lo haría que guardaría mi secreto pero no sabía cómo lo conseguiría, una hora después de manejar en círculos por Bilóxi se detuvo en nuestro fuente de helados favorita, ambos bajamos y pedimos nuestro habitual pedido, y, como hacíamos normalmente comenzamos a caminar por el parque.

— ¿Si puedes comer helado? — Su pregunta me sorprendió por completo.

Enarqué una ceja, ¿Qué pensaba que hacía con él? ¿Tirarlo cuando no me veía?

— Soy tan humana como sirena —respondí viendo que no había gente a nuestro alrededor—.

Un hermoso rubor cubrió su rostro —: Yo…

Suspiré, lo haría lo menos doloroso para él —: Entiendo que no quieras volverme a ver, me iré si es lo que quieres.

Conocía la respuesta había visto el futuro, pero él no merecía sufrir.

— Dorothy. Creo…creo que te amo —tome una fuerte respiración—. Y, yo no quiero que te vayas. Quédate. Quiero saber todo.

Sonreí y le besé sin poderlo evitar.

Cuando me aleje soltó un suspiro tembloroso antes de hablar —: Si algún día tenemos hijos… ¿Tendrán cola?

Reí sin poderlo evitar, sabía cómo terminaría todo, pero eso no significaba que no pudiera disfrutar un poco más de nuestro pequeño y frágil pedacito de felicidad.

— Vamos a casa, esto es algo que necesito explicar con Tempe y Barbie presentes.

— ¿Ellas también…?

Asentí y él simplemente tomó una fuerte respiración, cielos esperaba que no se desmayará.

Cuando llegamos a casa me lleve una gran sorpresa al ver la luz prendida, Barbie y Tempe seguían despierta, abrí la puerta tomando una fuerte inhalación antes de entrar, no sabía lo que me esperaba. Cuando entre mis amigas me vieron sorprendidas, intente una sonrisa antes de hablar—: Lamento interrumpir, pero ahora tenemos algo de lo que hablar. Justin sabe la verdad.

Ambas me vieron sorprendidas y en silencio mientras Justin y yo nos ubicábamos juntos en el sofá de dos plazas, tomé su mano intentando darle la calma que yo no tenía en esos momentos.

Barbie inhaló fuertemente antes de romper el silencio.

— ¿De qué hablas Dorothy?

— De lo que somos, Barbie —ella me vio en silencio tratando de contener su furía.

— ¿Cómo…?

— No es su culpa Tempe —respondió mi novio antes de que pudiera continuar—. Leila, mi loca ex, tiró la bebida encima de ella, entonces Dorothy huyó.

"La seguí hasta que la vi encerrarse en el cuarto de limpieza —una pequeña sonrisa se formó en sus labios—, cuando entré la encontré convertida, ella me explicó como volver a la normalidad y rápidamente así fue, la ayude a secarse y salimos de ahí, e inmediatamente venimos aquí —suspiré feliz de que omitiera el parque, aquello había sido realmente intimo—. Escuchen, sé que no pueden confiar en mí, entonces confíen en lo que siento por ella. La amo. Y no diré nada, su secreto está a salvo conmigo".

Tempe y Barbie se vieron sorprendidas, nunca hubieran imaginado la intensidad de sus sentimientos, y, justo cuando pensé que iban a explotar me sorprendieron cuando Barbie fue la primera en hablar—: La luna llena nos cambia, nos deja fuera de control. Aléjate de nosotras durante esas noches, debemos evitar verla.

— Algunas veces, si la vemos nos olvidamos de todo y corremos al océano —siguió Tempe—. Y, es ahí cuando caemos en su hechizo y nos alejamos de todos y todo por meses o incluso más.

Respondió Tempe recordando el mes que estuvo fuera a causa de la luna llena, un año después de llegar a Bilóxi ella la había visto y había caído, desapareció por seis meses en el océano, y cuando la encontramos nos costó hacerla volver, ella nos había explicado que la luna la había hecho marcharse, y sentir que el agua era todo lo que necesitaba. Poco después investigamos en la biblioteca y con ayuda de una profesora de Folklor irlandés de la universidad descubrimos que las sirenas eran seres que eran consideradas peligrosas por que el océano volvía frío su corazón, era por ello que enamoraban a los marineros de altamar y los ahogaban sin remordimientos, esa era ahora la razón por la cual no nos permitíamos ni el más mínimo error.

— Y bueno, esperamos que tengas paciencia con ella, adora ir a nadar. —La voz de Barbie me sacó de mis recuerdos, más tarde debería de preguntarle a Tempe más sobre su experiencia.

— La amo, haría cualquier cosa por ella —respondió Justin antes de besar el dorso de mi mano, sonreí.

Nunca espere que mis amigas lo aceptarían tan fácil, sin embargo sabía que ellas querían saber todo lo que yo pensaba y sentía, por ahora esperarían a que Justin comprendieran lo que debía saber sobre nosotras.

Ignorando el dolor de mi pecho al pensar en la visión que tuve hace poco tiempo, me permití disfrutar la pequeña parte de felicidad que me pertenecía ahora.

Al menos ya no tendría que mentirle a él. Por ahora.

Actualización, espero que les guste este capítulo extra.

Pensé que al ser jóvenes, hermosas e inmortalesnuestras chicas podían tener un pasado algo turbio y desconocido para los Cullen, así que espero que les guste, además de que los capítulos serán así.

Pasado presente, y bueno, sin más nos leemos en el 2008 para la siguiente.

Próxima actualización de Bionic Woman y ¡Bendita Alice!
Nos leemos, no olviden unirse al grupo de FB. Informes manden un PM.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. DISCLAIMER 493 0 0 2. Metamorfosis 2130 0 0 3. 1959 2156 0 0 4. 2008 PL 3765 0 0 5. 1963 3115 0 0 6. 2008 SL 4302 0 0 7. 1969 2316 0 0 8. 2008 TL 3699 0 0 9. 1972 3219 0 0 10. 2008 CL 3343 0 0 11. H2O EL ORIGEN 2766 0 0 12. H2O 2008 QL 1574 0 0 13. H2O 2008 SL 1904 0 0 14. H2O 2008 SETL 1605 0 0 15. H2O 2008 OCTL 1745 0 0 16. H2O 2008 NOVL 2716 0 0 17. H2O 2008 DECL 803 0 0 18. H2O 2008 DECPRIMERL 1985 0 0