H2O @aletwilighterforever
H2O 2008 OCTL

H2O EL ORIGEN

CAPÍTULO V

No importa cuánto huyas del pasado, de alguna forma u otra siempre te alcanzara, y el precio a pagar

Del diario de vuestra loca escritora

Alice Pov.

— Las sirenas han sido, fueron y serán el ser más glorioso que pueda existir, señorita Green —suprimo una mueca al escucharle usar mi apellido—. Siempre he admirado a un ser tan magnifico como lo son ellas.

— Use mi nombre, por favor —le ruego—. Solo Isobel.

Una sonrisa surca sus labios, pequeñas arrugas se forman en las esquinas de sus ojos cuando lo hace. No puedo evitar verme invadida por la melancolía, observó a mi alrededor, su suit se encuentra llena de libros regados por doquier, así como viejos documentos, tomo una vieja hoja de papel, es amarilla, se siente completamente frágil, como si pudiera desintegrarse en cualquier momento, es un dibujo a lápiz.

— ¿Cómo está ella? —Frunzo mis labios— Aceptaste ser su hija, pero no la has vuelto a mencionar. Ni a ella, ni a tu padre. ¿Cuántos años tienes, niña?

Contengo mi risa y permito que la mentira se deslice con agilidad de mis resecos labios — Mi madre murió cuando aún era pequeña, y bueno, mi padre lo ha hecho recientemente —sus ojos caen levemente—. Acabo de cumplir veintiocho.

— Creí que existía la posibilidad de que fueras mi hija.

— Lo siento —Reconozco ante la tristeza de sus palabras, odio el hecho de hacerle sufrir desenterrando un pasado que creía muerto—. He venido porque mi madre nunca le olvido, ella narraba historias sobre estos maravillosos y enigmáticos seres cada noche cuando iba a dormir, a papá siempre le molesto que le recordará al pensar en ellos.

"Y bueno, estoy aquí porque hay muchas cosas que me gustaría saber, estudie letras, y ahora me encuentro en busca de una historia, sin embargo, cuando me topé con usted no pude evitar cuestionarme realmente si podría aprender algo más de mi madre" —miento con facilidad— "Después de morir, mi padre nunca volvió hablar de ella. Sus fotografías desaparecieron. Fue como si nunca hubiera existido."

— Toma asiento, te contaré todo lo que recuerdo de ella, mi niña. —Obedezco y me concentro en mi alrededor mientras le observo servirnos dos tazas de la cafetera que ha traído con anterioridad el servicio al cuarto— Antes de hacerlo me gustaría saber qué pasó con Allison. Siempre me he preguntado qué fue lo que sucedió en realidad.

Tomó la taza que me ofrece y bebo con lentitud, sin saberlo ha preparado el café como yo lo hacía cuando nos encontrábamos en su hogar—. Después de que mamá se marchó —una mueca crece en mis labios—, ella y mis tías Jessamine y Blake se mudaron a Berlín. Blake había pasado por una experiencia traumática de la cual no le era fácil salir, y mamá pensó que iniciar de cero era lo mejor —suspiró al recordar cuando Bella nos dejó—. Amabas decidieron que mantener alejada a Blake era lo mejor, así que partieron. Estuvieron un tiempo en la ciudad de Berlín, poco después terminaron en un pequeño pueblo llamado Pankental, después de eso mamá conoció a mi padre. Ambos se casaron y enamoraron, y bueno, años después ella enfermo.

"Su corazón comenzó a fallar, y ella solo falleció, y con ella mi padre también se fue. Era demasiado doloroso para él. Mis tías fueron lo único que tuve, él nunca inició su vida de nuevo, sin embargo, ellas siempre me hablaron de su juventud. Y de como ella tuvo un gran amor antes de él".

— ¿Qué fue de Jessamine y Blake? ¿Cómo se encuentran ahora?

— La tía Jessmine sufrió un accidente automovilístico hace un par de años, y mi tía Blake, bueno, ella está en una clínica especial para pacientes con Alzheimer. Su memoria comenzó a fallar cuando aún era joven.

— Lo lamento mucho —. Sus ojos se encuentran empañados, odio causarle un dolor tan fuerte al creerme muerta, es muy tarde para cambiar las cosas, sin embargo. — Isobel, tú madre era una mujer excepcional. Una fuerza rebelde de la naturaleza, imposible de amar.

"No pretendo sonar descarado, pero ella ha sido y será la mujer que más he amado, ahora dime, ¿de qué va tu libro?"

Una sonrisa crece en mis labios — Sirenas. Quiero escribir una historia de amor, es demasiado cliché lo sé, pero la pasión que mi madre tenía por ellas, es algo que me hace preguntarme de donde viene.

— Las sirenas, como ya bien lo sabes pertenecen al mar —Una sonrisa surca sus labios—. Son seres marinos que una vez habitaron la tierra.

"Tuve una época en la cual viaje a Escocia dónde me dedique a recabar información, fue ahí donde descubrí que en la edad media ellas eran conocidas como hermosas doncellas marinas, que se dedicaban a engañar a los navegantes con su gran belleza y la dulzura de su canto; de la cabeza al ombligo tienen el cuerpo de una virgen, pero en lugar de piernas poseen una escamosa cola de pez que siempre ocultan bajo el mar".

Antiguos textos dicen que existió una época en la cual fueron capaces de habitar en la tierra y convivir con los hombres sin ser notados, sin embargo existió una sirena la cual erró al enamorarse de un humano, y fue a casusa de ella que todas sus hermanas fueron condenadas a la oscuridad y frialdad del océano.

— ¿Qué pasa con la parte de la mitología que dice que su juventud y vitalidad es debido a su sexualidad?

— Bueno, ellas son como los súcubos e íncubos — Su ceja se enarca, sin embargo responde—, después de cada cierto tiempo requieren de energía sexual para poder subsistir, entonces comienzan a tener un fuerte deseo sexual por su opuesto o semejante. Y, es ahí cuando abandonan la poca humanidad que puedan tener y sucumben a sus instintos más primarios.

"Solía creer que había un límite de tiempo para que fuese así, pero ahora lo dudo. De acuerdo a mis investigaciones, el abstenerse de su principal fuente de energía puede que les lleve que se vuelvan los seres fríos y sin corazón que casaban a los marineros, haciendo que se pierdan en la soledad que les ofrece el inmenso océano."

— Y una vez que han caído presas del océano, ¿cree que exista la posibilidad de que regresen?

— No lo sé pequeña, nunca he conocido a ninguna —su respuesta es más honesta de lo que esperaba—, pero soy un fiel creyente de que existen seres que superan nuestras expectativas. Siempre encontré a tu madre fascinante, tanto que mande hacer esto para ella, fue mi musa, y mi sirena preferida —Observo como busca en su saco, entre sus manos sostiene una pequeña caja de terciopelo azul, sus bordes se encuentran desgastados después de haber sido abierta y cerrada en tantas ocasiones. Contengo una exclamación cuando abre la pequeña caja, es un delicado anillo de plata con terminación en cola de sirena el cual se encuentra decorado en el centro con una perla.

— ¿Sirena? —Tragó— No entiendo.

Un cansado suspiro abandona sus labios— Fue la única mujer capaz de volverme loco, así como ellas volvían a los marineros, así la nombre siempre en mi mente. Nunca tuve oportunidad de dárselo, ni decirle lo que sentía por ella completamente.

— ¿Qué quiere decir, Logan?

— Trabaje por tres años enteros hasta que ahorre lo suficiente para comprarlo —continúo— pensaba pedirle matrimonio, entonces, una semana después ella se marchó.

Mi corazón se encoge al escucharle, todo el futuro que había visto para él cambió. Él iba a conocer a una dulce chica, casarse, tener hijos y un perro con un lindo jardín en casa.

— ¿Nunca se volvió a enamorar? ¿O salir con alguien?

— Lo intente, juro que lo hice. Y conocí a alguien, ella era adorable. Su nombre es Prudence, pero nunca pudo haber más. He vivido los últimos cuarenta años enamorado de Allison, soñando despierto que algún día nos reencontraríamos. Pero no fue así.

— Lo siento, de verdad que lo hago —murmuro bajo mi aliento—.

— No me malinterpretes, me alegra saber que paso con ella, y saber de tu existencia, aunque no lo parezca, eres su viva imagen. Ten, ahora es tuyo.

— No creo poder…

— Claro que puedes, es lo justo, lo mereces. Era para tu madre, pero ahora te pertenece a ti, acéptalo cariño.

Un nudo se forma en mi garganta, contengo mis lágrimas. Él nunca fue feliz por mi culpa, tomo la caja entre mis manos, el anillo es perfecto. —Gracias.

(…..)

— Es un anillo bastante interesante —Mis labios tiran en una pequeña sonrisa melancólica—. Así como su historia. ¿Has leído mi mente, correcto?

— No me disculparé Alice, cuando se trata de Bella y bienestar no lo puedo evitar. ¿A dónde fuiste realmente?

Suspiro, sé que debía haber sido más prudente con mis pensamientos, pero es verdad lo que dice Edward. Si esto concierne a Bella le concierne a él de la misma forma, ambos son compañeros después de todo. Sé que puedo confiar en él, sería capaz de todo con tal de mantenerla a salvo, incluso si es de ella misma. Cierro mis ojos y permito que mi mente reproduzca las últimas setenta y dos horas lejos de casa, el viaje a Nueva York, el avión el aeropuerto, la librería, mi cubierta, mi historia y por último mis reuniones con Logan.

Le doy un acceso total a mis recuerdos y pensamientos, merece saber todo lo necesario para mantener a salvo a su compañera de sí misma.

— Bella huyó ya una vez, y fue difícil traerla de regreso, temó que se vuelva a ir, Edward.

— Ahora me tiene Alice.

—…y ella se niega a estar contigo —Interrumpo—…y sé que si lo hace no es porque no te quiera o no desee estar contigo, ella solo temé. Temé que pueda hacerte daño, tal y como se lo hizo a Zayn.

— ¿Zayn?

— Es el único humano por el que ha sentido algo, o al menos así fue hasta que te conoció —. Solo dale un poco de tiempo, Edward. Ella…ella te contará todo eventualmente, y puede que hasta más de lo que esperas. Los he visto juntos en más de una ocasión y mis visiones de ustedes son cada vez más claras y sólidas.

— ¿Has visto ya cuando será esto?

Niego, desgraciadamente aún no lo sé —. Todo lo que te puedo decir es que no tardará demasiado. Ya llegará el momento, pero por ahora lo mejor es que vayas con ella, no la dejes sola.

— ¿Crees que exista la posibilidad de que ella se marché? ¿Qué has visto?

— No he visto nada Edward. Solo temó que ella vuelva a huir.

— Si ella se va me iré con ella. Nunca le dejaré.

After a thousand of years, here's today's chapter.

Enjoy!

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. DISCLAIMER 493 0 0 2. Metamorfosis 2130 0 0 3. 1959 2156 0 0 4. 2008 PL 3765 0 0 5. 1963 3115 0 0 6. 2008 SL 4302 0 0 7. 1969 2316 0 0 8. 2008 TL 3699 0 0 9. 1972 3219 0 0 10. 2008 CL 3343 0 0 11. H2O EL ORIGEN 2766 0 0 12. H2O 2008 QL 1574 0 0 13. H2O 2008 SL 1904 0 0 14. H2O 2008 SETL 1605 0 0 15. H2O 2008 OCTL 1745 0 0 16. H2O 2008 NOVL 2716 0 0 17. H2O 2008 DECL 803 0 0 18. H2O 2008 DECPRIMERL 1985 0 0