Bionic Woman @aletwilighterforever
Libro abierto

LIBRO ABIERO

Bella Pov.

Mi nuevo profesor de historia, el Señor Carter Brown era un hombre de casi cincuenta años, de baja estatura. Moreno con cabellos blancos, demasiados a decir verdad, para apenas estar cerca de su quinta década. Usaba grandes gafas de montura negra, y caminaba de una forma graciosa, sosteniendo los tirantes de su pantalón de vestir a cada paso que daba.

— Es un honor tenerla con nosotros señorita Swan —Sonrío cortésmente, el señor Brown se dedica a verme con su ceño fruncido, me recuerda a la señora Campell mi antigua profesora de criminología en Yale—. Por favor, tome asiento junto a la señorita Cullen.

Avanzo hasta el final del salón, ahí, junto a una silla vacía se encontraba la pequeña chica, con apariencia de duendecillo que había visto esta mañana al llegar, una sonrisa surca su níveo rostro mientras rebota en su lugar, como si hubiera ingerido litros de cafeína antes de entrar a clase.

Sonrío cortésmente, y sentándome tomo la mano que ya me ha ofrecido, es pálida como la del resto de su familia —: Soy Alice Cullen —La sonrisa crece en su rostro, como si guardara el más grande de los secretos—, pero estoy segura que eso ya lo sabes. Has tenido clases con mi cuñada, Emmett mi hermano, y mi novio Jasper. Se suponía que sería la primera en conocerte, pero ha tenido que ser mi novio, lo cual considero absolutamente injusto.

¿Cómo era posible que hablara tanto sin detenerse a respirar un simple segundo?

Su sonrisa cae convirtiéndose en un puchero, muerdo mis labios reprimiendo la carcajada que amenaza con brotar de ellos. Es verdad lo que dice, he conocido a la mayoría de los propietarios del volvo plateado a lo largo de la mañana. El primero en conocer había sido Jasper Hale, el chico rubio quien, me enteré es el gemelo de Rosalie, la despampanante rubia que podría ser confundida con una modelo de Vogue, la he conocido en mi clase de Francés avanzado mientras que en mi siguiente clase había sido con su novio Emmett Cullen, el chico con apariencia de luchador profesional y hermano de la chica bajita que se encontraba aun sonriendo mientras sostenía mi mano.

Y así pasó el resto de mi clase. Alice me hablaba sobre su familia, y en más de una ocasión me encontré deseando pasar tiempo con ellos después de las divertidas anécdotas que contaba sobre ellos, en más de una ocasión tuve que reprimir mi risa cuando hablo de cómo Emmett y Edward —el chico cobrizo del estacionamiento, quien me había robado el aliento— habían hecho una apuesta en la cual Emmett había terminado con un vestido de chica en su último instituto en Alaska.

— ¿Te sentarás conmigo y mi familia a tomar el desayuno? —Pregunta cuándo el timbre que marca el fin de la clase sonó. Abrí la boca para agradecer cordialmente, y alejarme, pero, sin darme oportunidad de negarme —o responder— me condujo del brazo hasta la cafetería.

Y aquí estaba yo, una vez más, buscando una excusa mientras escogíamos alimentos.

— ¿Qué tomarás, Bella? —Sonreí cortésmente mientras me rendía, no quería herir sus sentimientos. Ella y su familia habían sido muy amables hasta ahora, por lo que merecían al menos que aceptará comer con ellos, a fin de cuentas, necesitaba mezclarme.

— Solo tomaré una manzana y una botella de limonada, he tomado algo en casa antes de venir — La mentira se desliza con suma facilidad, su rostro se frunce al ver mi pobre elección. Avancé y pague mi "desayuno" mientras ella pagaba el de todos sus hermanos, tal parecía que iba a alimentar a un ejército por la cantidad de comida que llevaba en la charola.

Cuando finalmente fuimos libres avanzamos hasta su mesa que se situaba en la esquina más alejada, no había ninguna mesa cercana, o estudiante ajeno a ellos que se encontrara el pasillo, de alguna extraña manera. Tal pareciese que el resto de los estudiantes preferían mantener distancia con ellos.

— Al fin llegas, moríamos de hambre —El rostro de Emmett estallo en una enorme sonrisa marcando sus hoyuelos—. Un gusto verte de nuevo Belly-bean.

Frunzo el ceño ante su ridículo apodo, no digo nada sin embargo.

Aunque he de reconocer que es la primera vez que soy llamada por un sobre nombre agradable, no es como si trabajo en la corte me lo permitiera.

— Chicos, ya todos conocen a Bella —La voz de Alice me distrae—. Bueno, casi todos. Edward, ella es Bella. —Giro mi rostro encontrándome con el chico cobrizo del estacionamiento, mi pulso se acelera, y mis piernas comienzan de alguna extraña forma a temblar. — Bella, Edward, mi mellizo.

— Encantado Bella— Su voz era como el caramelo líquido, suave y dulce. Tomo la mano que me ofrece, en cuanto se tocan una corriente eléctrica me atraviesa por completo. Observo nuestras manos detenidamente, frunzo el ceño. ¿Pasará algo con mi brazo?

La posibilidad de llamar a Rudy cruza por mi mente, puede que un circuito haya salido de su zona, o puede que exista un corto. De ser necesario podría pedirle vernos en Seattle, así no tendría que viajar a Forks y la misión no se vería comprometida de alguna forma.

— Un placer conocerte —Me limito a asentir y dejar de lado mis pensamientos. Más tarde llamaría a Rudy. Tomo el único espacio libre que es junto a él, quien ahora se ha sentado muy cerca de mí. Siento el calor subir por mis mejillas cuando doy un mordisco a mi manzana y él me sigue observando.

Me golpeo mentalmente. No entiendo que sucede conmigo. La sangre no subía a mis mejillas, nunca lo hacía, y menos por un chico como sucedía en este momentos. Y, si es que alguna vez lo hacía, estaba más que segura que no era por un chico de dieciocho años. Alguien menor. Nunca antes había tenido este tipo de reacciones, si por algo era reconocida en Wall Street era por no mostrar emociones ante mis adversarios, no había manera de que supieran cual sería mi siguiente paso, vivo para los negocios y soy buena en lo que hago, puedo oler las emociones a kilómetros de distancia, leer las debilidades de una persona y conocer lo que harán, pero de alguna extraña manera, en las últimas horas los Cullen habían terminado con mis años de entrenamiento en la OSI así como lo habían hecho con la fría abogada de Nueva York..

— Así que… ¿de dónde vienes? —Sonrió cortésmente, el interés brilla en los ojos de Alice al hacer la pregunta.

— Phoenix, Arizona.

— Es todo lo opuestoa Forks —el ceño de Edward se frunce, es verdad. Es completamente diferente—.

— Así es, pero un cambio de aire siempre es bueno —Guiño—. Nunca sabes que podrás encontrar.

— Be…—Mi teléfono interrumpe su siguientes palabras, me encojo de hombros y ofrezco lo que parece ser una disculpa a Edward. Una radiante sonrisa es todo lo que recibo, contengo mi respiración.

De: S.A.

Para: B.S.

Estoy en llamada. OG dice que es urgente, 3 m. P.T.F.H.

— No me siento bien —Contraigo mi rostro en una mueca—, reviso mi reloj. Iré por una aspirina antes de mi siguiente clase.

— ¿Qué tienes ahora? — Observó al dueño de la voz de caramelo, su rostro luce preocupado.

— Biología con Barnner.

— También es mi clase, puedo acompañarte.

Mi pulso se acelera, de alguna manera me gustaría que lo hiciera. Controlo mis emociones lo mejor que puedo y sonrío cortésmente —: Gracias Edward, pero no quiero que llegues tarde por mi causa, te veré en ahí.

Y, entonces huyo antes de poder ver completo la desilusión que han creado mis palabras en su rostro. Mi corazón se contrae, y me obligo a caminar lejos de él, aún sin entender mi comportamiento cuando estoy cerca, siento sus ojos clavados en mi espalda en todo momento, me concentro en su mesa.

— Ella mentía —la voz de Jasper rompe el silencio entre ellos—.

— Iré con ella.

— Déjala Ed, dentro de poco la verás y podrás preguntarle que ha pasado —Interrumpe Alice, respiro aliviada.

¡Redoble de tambores, por favor! Dos capítulos en menos de una semana, increíble. Nuevo récord para mí, y una gran noticia para ustedes.

¿Listos?

Bien, aquí vamos. Ya tengo la mitad de la siguiente parte, así que nos leemos mañana.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Chapter 1 510 0 0 2. Forks, Washington 3386 0 0 3. Libro abierto 1317 0 0 4. Misión peligro 1325 0 0 5. Punto muerto 3015 0 0 6. Sentimientos abordo pt I 3372 0 0 7. Ira 998 0 0 8. Sentimientos abordo pt II 2891 0 0 9. Aislados 2342 0 0