Harry Potter el retorno del Rey @fxrobalino
De Veelas y Vampiros

Buenas, buenas, despues de un tiempo, y sé que algunos deben estar al menos un poco disgustados con este parón que me he dado, fueron algunos factores los que contribuyeron a eso en verdad, el principal aunque menor aun seguimos en pandemia incluso vacunados y todo eso, así que la vida sigue siendo complicada por ese lado.

Otro factor fue darme un tiempo de descanso con estos fics y concentrarme en otros, tenía algunas ideas que simplemente no querían salir de mi cabeza y me estaban volviendo loco al menos hasta que escribiera un capítulo.

Ya saben uno lee un fic y le entran ganas de hacer algo similar al menos para darle mi propio giro, de eso hay que culpar al muy bueno aunque descartado fic de Paperpuscher 101 God-Emperor of Essos and beyond, me gustó la idea general, no tanto el harem o el pobre uso de la magia.

Así que como que me entro ganas de escribir una versión con la misma idea general pero a mi manera, por supuesto la idea del Harry/Marvel/DC aún está en mi cabeza y he estado intentando ponerlo en palabras incluso con mi pobre conocimiento sobre comics o héroes.

Por último ha sido un poco frustrante el tener las ideas pero no saber cómo unirlas, eso más un Review que me dejaron en mi fic de HP que me hizo caer en cuenta que en algunos sectores tiendo a escribir mucho recuerdo o como flashback y no profundizo en eso, bueno es un falla bastante grande que ni siquiera me había dado cuenta que cometía.

Por eso quiero hacer una mención especial para TheLegendOfCrixus espero que con este capítulo al menos haya corregido un poco ese error del que me hiciste caer en cuenta que cometía, y agradecería mucho si pudieran decirme en que partes exactamente te parece que cometo ese error, me parece que la reunión entre Harry y los padres así como la reunión entre Remus y Hestia es al menos una de esas, pero si pudieran decirme todos esos sectores que te parecen mal, los revisare y vere si necesitan ser corregidos o están bien en mi opinión con respecto a donde quiero llegar con esto.

Desde ahora intentare frenar ese modus operandi lo mejor que pueda, al mismo tiempo que busca cuales son esos momentos en anteriores capítulos para corregirlos y volver a publicarlos.

De todas maneras solo quería decir eso, agradezco los Reviews que me dejan para felicitarme, simplemente para darle un me gusta algo más largo o incluso para corregirme errores, pero no voy a responder ninguno para dejarles leer el fic como tal.

Cap23.- De Veelas y Vampiros.

Hermione lo arrastro hacia las bancas incomodas de la sala de espera antes de subir al avión para sus primeras vacaciones de verano fuera de Privet Drive y fuera de Inglaterra, si no fuera por su novia estaba seguro de que estaría en el suelo roncando y durmiendo a pierna suelta.

Nymphadora era una conductora de esclavos, y una vez que se separaron de sus novias y prometidas, bueno todo eso se enfocó en él.

Hermione, Padma y Parvati también entrenaron claro, pero siendo él el más fuerte física y mágicamente, entonces el entrenamiento para él fue particularmente espartano, llevándolo todo el tiempo hasta el límite, hasta que ya no podía ponerse de pie o abrir los ojos.

Y eso no era lo único que lo tenía agotado, sabía que algo raro le estaba ocurriendo desde antes de que iniciaran las vacaciones.

Pero ahora estaba confirmado, es cierto que podía complacer a todas sus novias sin problemas, ese era un punto a su favor, pero el que su erección prácticamente fuera una constante a todas horas del días estaba comenzando a doler.

– Siéntate – ordenó Hermione, su preocupación notable, aunque también estaba divertida por las quejas de Harry.

Ella, Parvati y Padma también estaban cansadas, pero estaba claro que Harry estaba en otra liga, posiblemente porque esta era la manera de vengarse de Nymphadora, despues de todo Harry no le tenía el más mínimo miedo y seguía llamándola por ese odiado nombre para gusto de su madre.

Por lo menos estaban obteniendo algunos resultados, lo hechizos de primer año ya no eran tan difíciles de hacer sin varita, pero el usarlos mientras hacían otros era imposible, era imposible incluso con varita.

Aunque estaban seguras que con entrenamiento y practica llegarían allí, pero por ahora disfrutarían de sus vacaciones merecidas, y Tonks prometió que de momento el entrenamiento se detendría excepto por algunas cosas pequeñas como correr en las mañanas.

– ¿Por qué esta tan cansado? – preguntó Susan entre preocupada e interesada en ver el aeropuerto.

Algo normal para todos ya que la mayoría, incluso entre los padres, eran sangre pura que nunca habían visitado un lugar como ese en el mundo Muggle, era sobrecogedor, la cantidad de gente, la cantidad de tecnología, ciertamente los Muggles ya no vivían en chozas e iluminaban todo con antorchas, Estudios Muggles en Hogwarts era pura basura.

Lo más sorprendente era ver esos enormes pájaros de metal elevarse sin necesidad de magia, y el estruendo que causaban era increíble.

– Tonks nos siguió entrenando – respondió Padma por Hermione – pero Harry se llevó la peor parte, lo levantaba a las cinco de la mañana para comenzar el entrenamiento físico, desayunaban a eso de las ocho, y comenzaba el entrenamiento mágico, todo sin varita para Harry, y luego del almuerzo Sirius lo entrenaba en lo que necesita para convertirse en el próximo Lord Potter un par de horas, antes de continuar con el entrenamiento con Tonks.

Se estremecieron, por supuesto que todos siguieron entrenando, de hecho, sus padres también comenzaron a hacerlo ya pensando en las próximas batallas que tendrían contra Voldemort y contra Dumbledore.

Pero fue todo bastante suave a comparación con el entrenamiento que les dio Tonks esos días que se quedaron con Harry.

Siguieron conversando mientras el resto seguía apareciendo, siendo ayudados en todo momento por Cresida o Nymphadora para que ninguno tuviera problemas, aunque de esos estaban garantizados, especialmente porque tenían prohibido encoger su equipaje como seria normal cuando viajaban.

Lavender causo más problemas porque al parecer empaco todo su armario para unas vacaciones cortas en la playa.

Por suerte Cresida tenía mucha experiencia y tenía una personalidad fuerte como su hija, tomo el control fácilmente y organizo todo bastante bien, hasta el punto en que todos estaban sentados en sus lugares, con sus problemas pequeños, pero relativamente tranquilos.

El asombro no se detuvo cuando el viaje comenzó, y para fascinación de todos comenzaron a tomar velocidad y luego a elevarse.

Pero, aunque eso era interesante la sorpresa paso rápido, por suerte la cantidad de dinero que gastaron les permitió un trato bastante bueno, asientos cómodos, barra con licores para los adultos, y comida excelente en lugar de la mierda que daban a los que compraron pasajes comerciales baratos.

Las películas no parecían perder su encanto para los jóvenes y siendo la mayoría mujeres, las películas románticas o dramáticas prácticamente llenaban de estrógeno cualquier sala.

Harry por su lado paso el viaje durmiendo y reponiendo fuerzas, por lo general se recuperaba rápido gracias a ser un Rey.

Pero con ese otro problema, eso no estaba resultando tan cierto como antes, y su cuerpo necesitaba descanso, no podía sufrir de agotamiento mágico gracias a sus enormes reservas, pero se sentía como eso, como cuando enfrento a Quirrell en su primer año.

Las chicas, especialmente Hermione, Padma y Parvati que fueron las receptoras de la lujuria recién descubierta de Harry también necesitaban descanso, principalmente la sección entre sus piernas y sus pechos en crecimiento.

Se sentía casi como un pecado, el sexo ciertamente era fantástico, se sentía tan bien que en un principio no pensaron que se cansarían nunca de recibirlo.

Pero tenían de novio a alguien que llegaría a convertirse en un criatura fantástica, mitológica y realmente masiva, gracias a su vínculo su propio cuerpo estaba evolucionando más rápido de lo que era normal para un mago o bruja, y aun así no podían competir con Harry.

Por suerte para todos ese viaje estaría muy ocupado, principalmente porque eran las primeras vacaciones de Harry completamente libre y planeaban mostrarle todo lo que no pudo ver y experimentar en sus primeros trece años.

El viaje fue relativamente corto, si hubieran elegido una playa en el caribe ciertamente hubiera sido mucho más largo.

Para su primera experiencia viajando al estilo Muggle el viaje corto fue lo mejor, ciertamente no era tan rápido como tomar un Traslador internacional, pero había cierto encanto y elegancia en comprar boletos de asientos en primera clase y ser tratados tan bien mientras volaban.

Llegaron al Aeropuerto Internacional Niza Costa Azul y el desembarque fue increíblemente tedioso, llevaban tanto equipaje que perdieron algunas maletas, Cresida y Hermione nuevamente gracias a su experiencia tenían hechizos de rastreos en cada una de sus pertenencias.

Aunque fue un problema no fue muy difícil encontrar el equipaje perdido y salir del aeropuerto.

Sirius evitó que Cresida comenzara a ordenarlos para subirse en taxis, si bien el viaje en si sería lo más Muggle posible por la experiencia eso no quería decir que siempre tendría que movilizarse por esos medios, a menos que caminaran estaba seguro que todos agradecerían el moverse por medios mágicos.

Tuvieron que apartarse un poco y buscar un lugar donde no serían vistos, pero una vez lo encontraron Sirius levantó su brazo e ilumino la punta de su varita.

Cresida estaba muy confundida, pero los mágicos sabían lo que estaba haciendo, efectivamente despues de un minuto escucharon un estruendo y enseguida un Autobús muy similar al Autobús Noctambulo estaba deteniéndose frente a ellos, aunque tenía más similitud con una carrosa de tres pisos repleta de flores que a un autobús normal.

– Bienvenidos al Bus léger – saludó un hermosa chica rubia con una sonrisa, al menos los mayores sabían francés, mientras los menores solo algunos sabían otros idiomas, Harry no era uno de ellos – mi nombre es Adrienne Chevalier y seré quien les sirva por hoy.

– ¿Qué dijo? – preguntó el azabache mirando con confusión a la mujer.

– Nos está dando la bienvenida – respondió Daphne divertida con la confusión de su prometido – si vas a ser el heredero y futuro Lord de la Casa Potter más te vale aprender algunos otros idiomas…

Padma le puso un mano sobre la boca para evitar que continuara, Daphne tendía a tomarse demasiado seriamente el hecho de las herencias y políticas – estamos de vacaciones, no discutamos sobre Lores o cosas como esa por favor.

El resto estuvo de acuerdo riéndose y burlándose de la mirada ceñuda de la despampanante rubia – subamos – dijo Sirius negando con la cabeza.

– ¿Entramos todos? – preguntó Cresida, era raro solo poder ver el bus gracias a que su hija la tomaba de la mano, aun si el bus tenía tres pisos no sabía si todo el grupo, y su equipaje podían caber.

– Encantos de expansión – respondió Hermione – el bus puede verse bastante pequeño por fuera, pero puede ser enorme por dentro.

Sirius por supuesto no pudo dejar atrás la oportunidad de coquetear con Adrienne, como era heredero de la Casa Black sabia algunos idiomas, e incluso sin eso un mujeriego como él no dejaría pasar el aprender el idioma del amor, el no hablarlo desde hace mucho no fue un problema, y Gwen contrario a como se podía esperar solo estaba divertida viendo a su novio intentar y fallar en encantar a la chica.

Posiblemente la rubia tenía bastante experiencia con hombres como Sirius. Una vez todos tenían sus lugares comenzaron a moverse, el bus parecía ser solamente soportes en las esquinas y algunos repartidos por el centro, dejando todo tan abierto que parecían estar en un barco.

Y mientras avanzaban ignorando semáforos o señalizaciones, se movían rápido, pero no tan rápido como para no poder disfrutar de la vista.

La mayoría era del mar ya que recorrieron la costa todo el tiempo esquivando autos, buses e incluso transeúntes con facilidad y una agilidad que no podía pertenecer a un bus, y con la velocidad a la que se movían llegaron al final del mapa Muggle bastante rápido, un punto en la costa llamado Pointe du Colombier.

Allí se bajaron del bus, detrás de ellos había un pequeño bosque, al frente el mar y aún más lejos otra sección de tierra más angosta de lo que era conocido como Cap Ferrat.

– ¿Aquí está la casa? – preguntó Katie mirando de un lado a otro, sabía que los Potter tenían una casa allí y por eso no reservaron habitaciones en un hotel, pero estaba algo nerviosa porque estaban todos allí con sus pesadas maletas y no había más que playa al frente, aunque el agua cristalina y azul era hermosa en esa sección.

Sirius sonriendo le hizo un gesto a Harry para que se adelantara – extiende tu mano – Harry hizo lo que le dijeron – bien, eres un Potter así que deberías poder sentir las Salas que esconden y protegen el terreno, cierra los ojos e inténtalo.

El azabache cerró los ojos e intento sentir algo, no tenía experiencia real con algo como eso, había sentido las Salas en la casa en la que se reunieron desde adentro así que era más sencillo porque lo reconocían como su dueño, aquí era diferente, porque estaba buscándolas desde afuera, desde un lugar en el que se suponía estaban escondidas.

Por suerte para él, extender lo que los Aurores llamaban su sexto sentido o sentido mágico había sido algo que Tonks lo obligo a entrenar.

Era algo que ayudaba a sentir la presencia de otras personas, animales, diablos si se volvía lo suficientemente bueno, supuestamente podías llegar a sentir incluso la magia ambiental, ósea podrías sentir la vida en todo lo que te rodeara, incluso piedras, agua, cosas inertes.

Hasta hace poco no había sabido ni siquiera que algo así existía, así que no era muy bueno, pero como con todo lo que se refiere a pelear lo aprendía bastante rápido, tenía suficiente experiencia.

No le tomó más que un minuto empezar a sentir algo, una especie de pared cerca, lo más extraño es que casi se sentía como una extensión de sí mismo.

– Lo siento.

Tonks infló el pecho orgullosa por ver resultados en su entrenamiento – perfecto, entonces ahora quiero que intentes unirte con las protección, nuevamente, no debería ser muy difícil ya que ya eres el dueño.

De hecho, Harry ya lo estaba haciendo, en una batalla había dos partes, el ataque y la defensa, y las Salas se podían considerar esa defensa, así que Harry tenía una… conexión con ellas, llevar eso a otro nivel dependía enteramente de él, pero también dependía de otra cosa, la genética de los Potter, siempre había ramas de la magia por las que magos o brujas se sentía más inclinados.

Los Potter tenían tendencias justamente hacia las Salas y el Quidditch, llevaban cultivando esa inclinación hacia esas ramas mágicas por cientos de años.

Esa era un de las razones por la cual Harry podía ver la Snitch incluso cuando su vista era tan mala y necesitaba lentes, por eso se sentía aún más vivo cuando estaba en el aire, y por eso se sentía casi natural el tomar una escoba.

Ahora también podía incluir el que fuera un Rey, el Rey Dragón, literalmente había nacido para surcar los vientos.

Se concentro completamente en su objetivo no solo buscando las Salas sino intentando cubrirlas con su propia magia, eso resulto bastante efectivo, una vez que su presencia mágica cubrió toda la cúpula enorme esta respondió, no se sintió amenazado en ningún momento, aunque sabía que si las protecciones no lo vieran como el dueño del lugar hacer eso podría resultar extremadamente peligroso.

La respuesta de las Salas fue suave y se conectaron enseguida con su mente – creo que las tengo – murmuró suavemente.

Sirius asintió sonriendo – bien ahora solo tienes que decir el nombre de la propiedad y abrir la puerta, figurativamente hablando.

– Château Potter – murmuró el azabache y enseguida reconoció a los presentes como invitados, aunque sabía que las chicas ya unidas a él estaban viendo lo mismo que él podía ver, una fantástica… mansión en lo alto de lo que se podría considerar un islote que se conectaba con el lugar en el que estaban parados por medio de un puente.

Era claramente una casa vacacional con una temática muy similar a las casa que habían visto en su viaje hacia allí.

Y el islote era enorme gracias a la magia, lo que debería ser solamente piedra y terreno desigual, era más parecido a una enorme isla expandida por medios mágicos naturales, con vegetación frondosa alrededor de la mansión y el camino hacia ella.

Jardines bien cuidados, césped verde intenso, árboles que se elevaban más allá de lo normal para los que se daban comúnmente en la zona.

La gente pronto comenzó a jadear y hablar sobre lo hermoso del lugar cuando Harry pudo abrir la entrada en las Salas para que todos pudieran adentrarse en el terreno, que mientras más veían más hermoso les parecía.

Tenía una elegancia más… vacacional, sin puertas o ventanas, todo estaba muy limpio considerando que no se había usado por un par de décadas.

Pero entonces Dobby hizo su aparición en la entrada principal y entendieron porque estaba tan limpio, definitivamente necesitaban comprar un nuevo Elfo doméstico, cargar a Dobby con toda la limpieza y mantenimiento de sus propiedades era cruel.

– Maestro Harry, las habitaciones están preparadas y marcadas para que las reconozcan, todos están en el segundo piso – dijo el pequeño y excitable Elfo – si me permiten llevare el equipaje a sus habitaciones.

Los sangre pura acostumbrados al servilismo de las criaturas aceptaron fácilmente, Hermione aun luchaba, reconocía y ahora sabía que los Elfos eran distintos a ellos, pero aun luchaba con aceptarlo completamente, Cresida estaba parada en el mismo barco – ¿está eso bien? – preguntó dubitativa, desde ese día en que se enteró de la relación entre Hermione y Harry, había entrado mucho más que nunca en el mundo de la magia, así que estaba incluso más incómoda que cualquiera, por supuesto los mágicos estaban en las mismas en el mundo Muggle.

– No te preocupes querida – murmuró Anastasia Greengrass con una sonrisa – no es muy difícil para ellos hacerlo.

Efectivamente un segundo despues todo el equipaje desapareció con un chasquido de los dedos de Dobby, no hubo ningún problema especialmente porque Dobby debía ser el Elfo con mejor "comida" del mundo, estando conectado a Harry.

Podía aprovechar las enormes reservas de magia de su maestro con facilidad, ayudándolo a hacer cosas que para otros Elfos sería más complicado de hacer de una sola pasada – busquen sus habitaciones, acomódense y luego de eso podemos comenzar con estas vacaciones – dijo Sirius con una sonrisa tomando de la mano a Gwen y llevándosela corriendo como niños.

Remus negó con la cabeza y suspiró – refrésquense del viaje, y despues buscaremos algo de comer, creo que Cresida quería comer afuera en un restaurante Muggle para seguir con la experiencia.

La castaña asintió, su hija le había pedido ayuda para mostrarles a sus amigos el mundo Muggle y planeaba hacerlo bien.

– Por lo general el primer día de nuestras vacaciones siempre es tranquilo para acomodarnos correctamente, pero si quieren hacer algo en especial solo díganmelo y veré que podemos hacer – comentó Cresida.

Todo el mundo se separó por la enorme y hermosa mansión, aunque todos comenzaron a subir al segundo piso con prontitud, especialmente los más jóvenes que quería aprovechar y ver todo lo que podía ofrecerles no solo el mundo Muggle sino también Francia, la mayoría de ellos no habían salido nunca de Inglaterra despues de todo.

En la habitación principal ya estaba el equipaje de Harry y las chicas que estaban unidas a él, la habitación, la cama, el closet y el baño habían sido agrandados para poner soportarlos a todos sin problema.

Charity y Hermione tomaron el control desde ahí para que todos pudieran acomodarse correctamente y no estorbarse.

La mayor principalmente ya tenía experiencia viviendo con otra persona y sabía que la forma de ser de las personas a veces podía chocar una vez que empezaban a vivir juntos, así que estaba decidida a que todos pudieran aprender a convivir y llevarse bien, para ellos era aún más imperativo porque serian una enorme familia.

Eso llevaría un tiempo incluso con su conexión, de entre todas Parvati fue la más complicada por su fascinación por la moda, pero poca organización.

El resto de chicas se acomodaron en las habitaciones más cercanas, por lo general dos compartiendo una habitación, excepto por Remus, Tonks o Cresida. Acomodarse todos llevo un tiempo, pero la magia ciertamente ayudo para que todos estuvieran cómodos.

Hermione y Creída ya había tenido problemas antes cuando sus habitaciones en los hoteles no tenían las dimensiones necesarias o cosas así.

Por supuesto las chicas como Luna y Astoria terminaron más rápido, aunque sin haber terminado en verdad, y corrieron al primer piso para ver más del lugar, ella fueron las que notaron que no había comida en la casa.

Aunque Dobby consiguió algunas frutas de los árboles de la isla, pronto todos estaban hambrientos así que se organizaron para salir a comer.

Se cambiaron a ropa más veraniega y salieron de la casa, el grupo realmente enorme necesitaría de un poco de preparación para que pudieran comer en un solo restaurante, posiblemente necesitarían reservar toda una sección, así que decidieron separarse siendo liderados por alguien con experiencia en el lado Muggle y buscar comida en grupos más pequeños.

– En verdad debes estar muriendo de hambre – dijo Susan tomando de la mano a su novio, y sonriendo ante su estómago rugiente.

– Si, es muy raro – respondió el azabache – incluso no se siente solamente como… hambre por comida.

– ¿A qué te refieres? – cuestionó Hermione su curiosidad desplegada.

Harry se quedó en silencio pensando en cómo explicar lo que sentía, el Zkrill en su cabeza no estaba siendo de ayuda, de hecho, no había hablado desde que comenzaron las vacaciones.

– No sé cómo explicarlo, mi cuerpo duele, me siento caliente y me muero de hambre y sed, pero se siente como… incluso si como y bebo el hambre y la sed no se detienen y… como si algo más me llamara – mientras más hablaba más se metía en su propia mente, y pronto sus ojos se volvieron blancos, sus sentidos se dispararon y literalmente podía verlo todo.

Podía oler el chocolate más claro que nunca a kilómetros a la redonda, sabía exactamente dónde estaba cada una de las personas, sabía quiénes eran mujeres, quienes eran hombres. Su estómago volvió a rugir y solo salió de ese trance cuando Susan a su lado lo golpeó en el estómago.

Parpadeó varias veces algo confundido y miró a todos en su grupo – ¿estás bien? – preguntó Padma – parecías… fuera de ti.

Se quedo en silencio por un momento intentando controlar sus propios instintos – si… creo que sí, no sé qué fue lo que paso.

Un grupo confundido siguió su camino para poder conseguir comida, hablarían de eso con los adultos para ver si ellos podían averiguar qué pasaba y encontrar una solución, también decidieron que necesitaban hablar rápido con Su Li, posiblemente tenía que ver con que Harry sea un Rey y ella era su mejor opción para conseguir algo de información.


Miró alrededor intentando comprender que es lo que sentía, estaba en la casa solariega de su familia disfrutando de unas pequeñas vacaciones, pero desde hace un par de días que sus vacaciones se habían ido al infierno.

Seguía en su casa, seguía con su rutina, seguía trayendo a hombre y mujeres para una noche relajante repleta de sexo.

Pero había algo en el aire que le decía que alguien o algo se había hecho presente y todos sus sentidos estaban en guerra, queriendo relajarse y disfrutar, pero con su entrenamiento pateando indicándole del peligro cercano.

Siendo una de las guardias del enclave Veela su riguroso entrenamiento no le permitía simplemente ignorar lo que ocurría.

No solo podía ser peligroso para ella sino también para el enclave, así que comenzó a investigar lo más silenciosamente posible, sin encontrar nada para su frustración, sea lo que sea que hacía que sus instintos salten se escondía muy bien.

Lo que es peor, recientemente le había llegado noticias sobre el avistamiento de un Vampiro en la zona.

Dudaba que un Vampiro despertara sus instintos tan fuerte como en ese momento, pero podía ser parte del problema, si fuera un Vampiro errante no habría problema, pero hasta no verlo no sabía que tan peligroso podía ser este Vampiro, así que se estaba moviendo aún más lentamente y con cuidado que antes.

Siguió caminando por las calles ignorando las miradas de aprecio que le lanzaban hombres y mujeres a su alrededor.

Era consciente que su metro ochenta, cabello negro y ojos azules, incluso sus músculos marcados eran atractivos para muchas personas, su Allure ayudaba mucho más a que ese atractivo subiera algunas muescas más.

Pero en este momento no estaba en ese tipo de cacería, así que los ignoró completamente a todos y se enfocó en lo que necesitaba.

Sus habilidades siendo usadas en toda su extensión en busca de esta… presencia que podía sentir cerca, el que parecía copar toda la ciudad la ponía nerviosa pero aun así se movió con decisión para enfrentar lo que posiblemente sería un peligro para su gente.

Pero mientras los minutos pasaban más frustrada estaba, sea quien sea no estaba amedrentado, demostrando su poder y presencia sin inhibiciones y con confianza o arrogancia, pero parecía también estar escondido por Salas y barreras poderosas si no podía encontrarlo, como si se burlara de ella.

Los últimos dos días había sido prueba y error sin poder encontrarlo, aunque estaba segura que en algún punto estuvo cerca, su Allure reaccionaba… extraño frente a esta presencia.

Dio la vuelta en una esquina y se tensó, su Allure se elevó por el simple… aroma que percibía, no de una manera controlada y ciertamente no estaba "moviéndose" como si quisiera encantar a esta persona, no, se estaba moviendo más bien con amenaza, quizá como si sus esencias chocaran entre sí.

Olfateó discretamente y gruño – es masculino – siendo una Veela tenía algunas cualidades más similares a los anímales, olfato superior era uno de esos.

Ahora con un olor para poder rastrear continuo su camino, fue un poco más difícil pasar desapercibida, con su Allure reaccionando más por instinto que por su control, pero pudo seguir el rastro sin problema.

– Ha estado aquí un tiempo – susurró frunciendo el ceño, el olor era lo suficientemente fuerte para darle eso.

Las playas del sector, algunos restaurantes, parecía que esta persona no tuviera ningún propósito solamente estaba aquí y punto, se paseaba por todos lados y dejaba atrás personas muy calientes, como una Veela y una criatura sexual podía sentir ese tipo de cosas.

Estaba claro que este hombre podía caldear un ambiente con su simple presencia, si no fuera porque su Allure parecía reaccionar más agresivamente, diría que posiblemente estaba tratando con un ser similar – aunque quizá podría ser un Incubus, no he visto uno nunca, pero podría ser posible.

Aun así, no parecía serlo ya que, aunque dejaba calientes a las mujeres, un Incubo ya se las hubiera llevado a la cama para poder alimentarse de su energía sexual.

Continuo su búsqueda con más preguntas apareciendo en su mente conforme parecía acercarse. Se detuvo completamente cuando se acercó a lo que posiblemente era al menos el camino hacia su lugar de residencia.

Había más olores que ahora podía captar, femeninos, pero eso no le interesaba sino... había algo singular en estos olores.

Cuando olía una pareja los olores se superponía, indicando que estaban juntos, pero no unidos, al menos no como los seres mágicos podían estarlo, esto era más parecido a la unión Veela, eran extraños y solo sucedía cuando la Veela y su pareja estaban tan en sintonía que literalmente podían sentir su energía mezclándose.

Incluso en su enclave había sucedió solamente un puñado de veces, la única que estaba unida en la actualidad era su líder.

Pero en este caso era incluso más profundo que la unión Veela, era bastante extraño y había una cualidad allí, esta extraña unión casi se sentía como si un Fénix estuviera cantando cerca, se sentía puro.

Negó con la cabeza y volvió a fruncir el ceño, no importaba si estaba unido o no, lo que importaba es que este hombre podía estar rodeado por esas uniones.

De repente la lucha se complicaba antes de comenzar, si este hombre era peligroso solo lo sería aún más con sus compañeras ayudándolo, podía retirarse y pedir ayuda, pero el rastro podía enfriarse si hacia eso, lo mejor sería continuar, investigar, y si encontraba el momento para atacar, hacerlo con cuidado y asegurándose de terminar el trabajo.

Por el momento su lado más humano estaba siendo opacado por la Veela dentro de ella, sea quien sea se sentía como un depredado, un enemigo, así que reaccionaba en consecuencia, intentando acabar con ese enemigo.


Otra persona que estaba en Francia y acercándose rápidamente no era otra que Sapphira Vultan, había estado en el país por un tiempo, disfrutando de todo lo que podía ofrecer, aunque sabía que había llamado la atención de al menos la policía Muggle.

Estaba tranquila por algún tiempo, y esquivar a los policías no era muy difícil, pudo seguir robando lo que necesitara, aunque eso era poco, sabía que la buscaban por su alimentación.

No había matado a nadie que no lo mereciera, por lo menos eso creía, pero sabía que un par de veces bebió la suficiente sangre como para poner gravemente enferma a esa persona, el que hubiera ocurrido cerca de universidades, a esos chicos inexpertos y tontos también debió haber llamado la atención.

Aun así, llego a Niza sin problema y unos cuantos días despues lo sintió, un Rey se acercaba, por el… sabor de su magia, sabía que era al que buscaba, el que la había despertado.

Eso puso una sonrisa en su cara, su presa venia hacia ella por él mismo. Pero casi enseguida se escondió una vez más por barreras bastante fuertes.

Lo bueno es que no parecía tener ni puta idea de cómo esconder su presencia, andaba por ahí anunciando a todo que estaba allí, no sabía si era tonto o arrogante, sea lo que sea le convenía.

Con eso en mente y olvidando cualquier otra cosa que hubiera tenido en cuenta se movió hacia donde sentía al Rey cuando salía de sus barreras.

Que era la mayor parte del día por suerte, aunque sabía que no se quedaba mucho tiempo quieto, de hecho, en algunos momento lo perdió de sus sentidos, así que supuso que no estaba todo el tiempo en Niza, posiblemente se marchaba a otros lugares del país.

No sabía que estaba haciendo, no podía poner punto y partida a sus movimientos, pero mientras pudiera alcanzarlo estaba bien.

Sonriendo siguió cazando ya saboreando esa deliciosa sangre, se agachó sobre el techo de una de las lujosas casas cerca de donde sentía desaparecer a su presa y miró todo atentamente.

Aspiró aire y luego silbo, aunque no era un silbido, era un tono demasiado agudo para que incluso lo perros lo oyeras.

Pero para su oídos fue fácil captar y le dio una imagen, un mapa en tres dimensiones de todo a su alrededor, ojos, oído, incluso tacto todo la ayudaba a ubicarse perfectamente y a reconocer todo lo que la rodeaba.

Sonrió cuando logro ver al Rey y este también pudo escuchar el sonido que produjo, era prácticamente un niño, inexperto pero poderoso por ser un Rey, no pudo ubicarla a pesar de que posiblemente el sonido lo ayudo casi tanto como ella para poder ubicarse.

Posiblemente también ayudo que estaba distraído, al parecer estaba en un momento bastante candente con alguna de sus novias porque ahora podía verlo levantándose rápidamente y arreglarse.

Se movió rápidamente acercándose al lugar en el que lo vio, vio a más chicas comenzar a aparecer, pero no le preocupo, siguió acercándose rápidamente. El Rey fue el primero en notarla, en lugar de prepararse para luchar siguió de pie mirándola, aunque se tensó, reconociendo que podía ser un peligroso.

Negó con la cabeza algo decepcionada, debería haber estado en posición de atacar o defender enseguida.

Frunció el ceño cuando se detuvo en la playa, ignoró a las chicas y se enfocó completamente en el Rey, lo estudio por unos minutos antes de ver a las chicas, podía oler la semilla del Rey en ellas, lo que indicaba que eran sus compañeras, lo extraño era su cansancio.

El aire estaba plagado con sus feromonas y había una… tensión sexual a su alrededor que no era normal.

– ¿Quién y qué eres? – preguntó Susan frunciendo el ceño y apretando su varita con fuerza, la velocidad con la que se acercó no era normal y más aún había un sentimiento a su alrededor que le ponía los pelos de punta.

– Así que tú eres el Rey – dijo ignorando a Susan y volviendo a enfocarse en Harry, el cual se tensó cuando esta chica supo lo que era – esperaba algo mejor, alguien mayor y mejor preparado.

Susan gruñó al ser ignorada, pero no se movió aun preocupada por la velocidad de la mujer – pareces saber sobre Harry – dijo Charity mirando a todos para que se comportaran hasta conseguir algo de información – y eres lo suficientemente arrogante como para llegar aquí sin invitación, sin presentarte y hablarnos como si fueras mejor que nosotros.

La morena sonrió divertida, pero no aparto los ojos de Harry, podía ser joven, inexperto, pero seguía siendo un Rey no sería bueno tomarlo a la ligera.

– Me llamo Sapphira Vultan – dijo para complacerlos un poco – y he estado cazando al Rey, lógicamente voy a llegar sin invitación.

Se tensaron aún más, el cabello de Harry se levantó y sus manos chispearon con energía, Sapphira sonrió un poco más hasta que puso sus ojos en los esmeralda del chico, frunció el ceño confundida.

Podía ser por su inexperiencia el que no se pusiera en una posición más cómoda para luchar, pero eso no explicaba los ojos desenfocados, como si la vieran, pero no al mismo tiempo, tampoco explicaba el… sentimiento que le producía, no era miedo, no exactamente, pero era algo similar… no podía poner el dedo en la llaga.

– ¿A qué clase de cacería te refieres? – preguntó Hermione curiosa, por lo general si alguien cazaba un animal seria en silencio sin dejarse ver, contrario a todo eso, Sapphira estaba allí diciéndoles exactamente que estaba haciendo – me imagino que tiene que ver con que Harry sea un Rey, pero no entiendo del todo.

Sapphira inclinó la cabeza a un lado intentando comprender lo que le ocurría al Rey, escuchando a medias la pregunta de Hermione – su sangre, quiero su sangre – respondió automáticamente.

– ¡Sabía que había escuchado ese apellido en algún lado! – gritó Charity ahora si poniéndose en posición de batalla, pero muy preocupada – ¡algo tiene que ver con los Vampiros!

Asintió aun en automático sintiendo esa premonición, ese silencio justo antes de que la pelea empezara – sí, soy un Vampiro.

Ninguno se había encontrado antes con un Vampiro, incluso los que vivían en el mundo mágico desde el nacimiento, por supuesto todos había escuchado historias, Hermione nunca racionalizo que podían ser verdaderas, hasta ese momento en que tenía a esa máquina de destrucción masiva frente a ella.

Antes de que dijera algo más Harry salió disparado hacia delante, fuera de sí, con los ojos en blanco, desenfocados. Sapphira lo evitó algo sorprendida por su velocidad.

Por supuesto las chicas miraron todo asombradas y sin moverse, no habían tenido ni siquiera un indicio de que Harry atacaría. Lo más extraño es que no parecía estar atacando para… matar o dañar.

Sapphira se dio cuenta de eso incluso más rápido, no solo por sus movimientos que estaban más acorde con intentar atraparla, sino también porque podía sentir que no la atacaba para matar, era un poco extraño diferenciar algo cuando lo único que sentía viniendo de él era frenesí.

Por suerte en ese estado no podía pensar correctamente las cosas y resultaba relativamente fácil evitarlo, aunque su velocidad la haya sorprendido.

Estuvieron en eso por un minuto como mucho, en lo que parecía un juego de atrápame si puedes a velocidades sorprendentes cuando una nueva presencia se hizo presente de manera llamativa.

El Allure de la mujer se elevó hasta su máximo reaccionando a la presencia y las feromonas de Harry, lo que llamó la atención de todos y logro despejar la mente de Harry para que pudiera pensar una vez más, pero sentía una vez más que su mente se ponía en blanco sin poder hacer nada.

– ¿Qué mierda sucede aquí? – preguntó la Veela mirando a todos con el ceño fruncido.

Su respuesta no fue lo que esperaba, los ojos de Harry una vez más se opacaron y de repente su magia se elevó junto con sus feromonas. Gruñó completamente furioso cuando sintió el Allure de la Veela intentando controlarlo, sus instintos volvieron a patear, pero ahora con furia.

Sapphira logró salvar a la chica de una muerte dolorosa cuando Harry se envolvió en electricidad y salió disparado hacia la Veela.

El rayo negro trono por todo el lugar y las chicas gritaron – ¿qué sucede? – preguntó Parvati confundida.

– Es como si se hubiera vuelto loco – murmuró Penny preocupada – creo que es causado por esa mujer – apuntó a la recién llegada – lo hace sentir furioso.

Todas asintieron de acuerdo mientras se movían rápidamente, lanzando hechizos para esconder lo que sucedía rápidamente, posiblemente ya tendrían problemas con el Ministerio francés de magia, pero no querían empeorar las cosas dejando que los Muggles curiosos se acercaran.

No tuvieron tiempo de decir nada más cuando Harry volvió a aparecer abriendo la boca y de ella salió disparado un torrente de electricidad que les puso todo el vello del cuerpo de punta.

Sapphira se enfrentó al ataque sin miedo, desatando las vendas en su brazo derecho, de repente un brazo rojo y negro enorme apareció, formado por la magia de sangre de la Vampiresa, las cubrió rápidamente, pero el ataque del Rey fue lo suficientemente fuerte para arrastrarla hacia atrás.

Luego tuvo que agacharse para evitar los brazos que se estiraban para atraparla desde un lado, y parpadeó cuando recibió el golpe de otra extremidad, en este caso una cola, larga escamosa, negra como la tinta y repleta de espinas dolorosas.

– Es un puto Dragon – gruñó la Vampiresa – ya sé qué demonios sucede, esto es malo.

La Veela corrió a ayudarla sorprendida por que ese golpe no la hubiera matado, y también sorprendida al ver al chico con una cola, había oído de transformaciones Animagos a medias, una garra, los ojos o cosas así, pero nunca había oído de una transformación en un animal mágico, sea lo que sea este chico le causaba terror hora que lo tenía al frente.

– Que mierda, que mierda, que mierda – repitió dudando entre salir corriendo gritando por su vida o… no sabía que más hacer, el temperamento volátil de su otro lado desapareciendo y siendo reemplazado por el miedo.

– ¡Esta en su temporada de apareamiento! – gritó Sapphira levantándose, empujó a la Veela a un lado y puso su mano enorme en la arena de la playa, cadenas de sangre se levantaron y apresaron a Harry, pero la fuerza del chico era sorprendente.

Las chicas siendo lideradas por Susan comenzaron a ayudar a la Vampiresa en lugar de pelear contra ella, intentando contener a su novio – ¿a qué te refieres? – preguntó Selene olvidando su naturaleza tímida por su preocupación por su novio.

– Un Rey es similar pero diferente a una transformación Animago – gruñó Sapphira adelantándose y dándole un golpe en el rostro con la esperanza de que lo dejara inconsciente, solo sirvió para enojarlo más, sus cadenas se rompieron e intentó atacarla, esa locura con la que estaba actuando la ayudo para evitarlo – en el caso de un Animago el mago no es que se convierte en el animal, solo cambia su apariencia física, obtiene algunos instintos y obtiene un poco de ese animal incluso como humano, pero con un Rey es diferente, él es un Dragón, con todo lo que eso conlleva.

– Entonces si Harry es un Dragón, todos sus comportamientos y rasgos también – dijo Hermione.

– Exacto, cuando los Dragones llegan a cierta edad, cuando pasan de cachorros a adultos empiezan a tener sus temporadas de apareamiento, eso es lo que está ocurriendo.

– Entonces qué – dijo Susan, ellas no estaban siendo atacadas, de hecho, Sapphira tampoco, pero parecía que Harry tenía algún problemas con la Veela, así que estaban luchando por mantenerla a salvo – ¿no debería estar más excitado que en esta rabia ciega?

Sapphira logro sacar del camino a la Veela y casi fue mandada al agua por el poder del golpe que chocó contra la arena y la levantó como un geiser.

– Eso tenemos que agradecerle a la Veela – respondió la Vampiro gruñendo, pelear contra un Rey era difícil normalmente, con la mente en blanco como la tenía Harry sería muy sencillo, pero no cuando protegía a otros, especialmente cuando no quería que el Rey medio loco por la lujuria y el enojo saliera a pasear por la ciudad haciendo quien sabe que cosas.

Eso llamaría la atención no deseada, atención que estaba intentando mantener al mínimo, no solo por lo Muggles, sino también por el resto de Ancianos, si su Clan estaba muerto aprovecharían para matarla con números superiores sí o sí.

– ¿Yo que hice? – preguntó la Veela temblando como una hoja, su entrenamiento no la había preparado para un chico medio convertido en lagartija.

Como Veela tenía una resistencia al fuego, pero este chico usaba el rayo, e incluso con esa resistencia ninguna Veela era tan loca o tonta para ir de frente contra un Dragón sin ayuda o preparación al menos.

Se apartó del camino de un hechizo explosivo que dejo marcas en la arena y comenzó a lanzar tantos hechizos como podía lo más rápido posible.

Contario a las chicas, la Veela no se preocupaba por la seguridad de Harry así que sus hechizos eran más letales, rompe hueso, explosivos e incluso uso los elementos, especialmente el fuego que era su punto fuerte como Veela, pero el chico se movía demasiado rápido todo lo que usaba era evitado y solo alcanzaba a ver una mancha antes de que volviera a aparecer en otro lado.

Harry levantó las manos hacia el cielo y la electricidad comenzó a chispear en sus manos antes de elevarse raídamente formando lo que parecía un sol en miniatura hecho por electricidad.

Luego la lanzó hacia la Veela que pudo Aparecerse lejos con lo justo antes de que esa cosa tocara tierra y reventara con un estruendo.

La energía producida se esparció por la ciudad incluso haciendo que las luces se prendan y se apaguen, las alarmas de los autos suenen por un momento y otro tipo de fenómenos que tenían a los Muggles preguntándose qué había ocurrido, especialmente porque el nivel de energía fue lo suficientemente fuerte para alimentar a la Vegas por un mes completo sin pausa.

Sapphira se coló por entre el ataque y Harry, logro acercarse sin problemas porque el azabache estaba más preocupado por la Veela.

Por un momento pensaba atacar directamente al rostro como hasta ahora, pero en el último segundo decidió jugar sucio, especialmente porque este arrebato era en parte por su temporada de apareamiento.

Su pierna se levantó con una fuerza tremenda y golpeó al chico en sus partes privadas. Harry jadeó y sus ojos se abrieron todo lo que pudieron.

Se hizo el silencio en la playa como si todos, incluso el viento estuviera viendo a Harry pararse de puntillas y llevar sus manos hacia la pierna de Sapphira. Sus ojos comenzaron a lagrimar y su boca se abrió, aunque no salía un solo sonido de ella.

– Eso me dolió hasta a mi – susurró Charity con una mueca – espero que no haya dañado nada porque de otro modo me voy a enojar.

Sus ojos fueron a la nuca y se desmayó, al menos ese golpe bajo sirvió de algo y sacó al chico de su enojo con la Veela – ¿oye qué crees que haces? – preguntó Susan acercándose rápidamente a su novio para revisarlo – ¿Charity sabes algunos hechizos de diagnóstico?

El resto la siguió despues de sacudirse el dolor fantasma – sí, creo que se uno que servirá – respondió la castaña rojiza.

Mientras Charity lo revisaba el resto se puso frente a su novio y la Vampiresa, así como a la Veela que estaba arrodilla en el suelo jadeando, sin poder explicar lo que había sucedido, nunca había visto o sentido ese nivel de poder en alguien, de hecho, ni siquiera sabía qué demonios era un Rey.

Fue en ese momento que comenzaron a llegar el resto, al menos los adultos, siendo liderados por Sirius – ¿qué sucede? sentimos el poder mágico de Harry elevándose, pero no podíamos pasar.

Sapphira asintió aun sonriendo ligeramente – sí, eso fue causado por el Rey, cuando eleva así su poder puede crear un especio territorial momentáneo, sus cuerpos sabían que no podían entrar a ese territorio así que les resultaba instintivamente imposible pasar.

– ¿Quién eres tú? – preguntó Remus apuntando su varita hacia la morena, el Lobo dentro de él estaba furioso con la mujer, pero también aterrado.

– Me llamo Sapphira Vultan – respondió suspirando – y apreciaría que no me apuntaran con sus varitas – gruñó poniendo sus ojos rojos en ellos – especialmente cuando los saque de un problema monumental.

Si bien había historias sobre Vampiros, en verdad ninguno de ellos había visto uno antes, de repente tener esos ojos sobre ellos de manera tan amenazante era algo aterrador – tu eres la que vino aquí diciendo que estaba cazando a Harry – gruñó de regreso Hermione, si había algo que sacaba la leona que llevaba dentro era el proteger a Harry.

La sonrisa regreso, aunque ahora era un poco más burlona – bueno si, su sangre es deliciosa siendo un Rey y todo – todos la apuntaron enseguida listos para pelear – eso no quiere decir que lo quiera muerto o que destruya toda la ciudad en un arrebato.

Las chicas se vieron atentamente parpadeando por su confusión – ¿qué? – cuestionó Penny.

– Enserio pensaron que me metería en una pelea a muerte con un Rey, no estoy completamente loca, solo quiero beber su sangre de vez en cuando, loco, pero no tanto – se lanzó a reír disfrutando del completo desconcierto de los demás.

– Eres un Vampiro – susurró Selene inclinando la cabeza, Sapphira asintió – necesitas alimentarte de sangre, ósea necesitas matarlo para alimentarte.

Negó con la cabeza – no, puedo hacer eso, pero no es necesario, por lo menos no en mi tipo de Vampiro, puedo beber un poco y eso es suficiente – luego miró a Harry lamiéndose los labios – pero la sangre de un Rey puede ser adictiva, y una vez que la pruebas, bueno, literalmente es una droga, algunas clases de sangre causan eso, pero en el caso de un Rey, es literalmente la droga definitiva.

Padma abrió los ojos entendiendo enseguida lo que quería decir – entonces tu ya has conocido a otro Rey – ante el acuerdo de Sapphira, Padma regresó a ver al resto antes de volver a verla – creo que podemos darte algo de sangre de Harry – ignoró las quejas del resto – si no das información sobre los Reyes.

El silencio volvió a llenar el lugar entendiendo lo que quería conseguir la chica, especialmente considerando la locura que plago a Harry recientemente.

– Tenemos un acuerdo – sonrió la Vampiresa.

– Espera, espera – interrumpió Cloud dando un par de pasos al frente – ¿eres un Vampiro? – Sapphira asintió – y ustedes están pensando en… ¿qué? ¿aliarnos con ella?

El grupo de chicas asintió también – al parecer ella tiene mucho conocimiento sobre los Reyes, según Su no existe mucha información incluso en los lugares donde aún existe gente que los conoce – dijo Hermione – nuestra mejor opción es reunir la mayor cantidad de conocimiento para no pasar por… bueno, lo que acaba de suceder.

– ¿Y eso fue? – preguntó Remus, despues de todo llegaron prácticamente al final de todo.

– O eso – murmuró Sapphira, cuando las chicas la regresaron a ver – como ya expliqué antes, los Reyes son similares a los Animagos, pero… más profundo, no es solo que puede convertirse en un Dragón, sino que literalmente ES un Dragón, parece estar entrando en su temporada de apareamiento – sonrió divertida viendo a las chicas – ¿me imagino que últimamente no han podido cansarlo en el dormitorio?

Las chicas se sonrojaron y apartaron la mirada, eso fue suficiente respuesta, aunque los adultos ciertamente no pudieron hacer más que parpadear con asombro.

– ¿No… se cansa? – preguntó Tonks con una voz… más similar a un gemido, su cabello rojo.

Anastasia Greengrass la imitó – ¿cómo… cómo es eso posible?

– Como dije está entrando en esa temporada, y con su enorme poder, más que no cansarse es que no puede ser satisfecho como lo hace normalmente – sonrió aún más divertida viendo las reacciones de las mujeres reunidas – ¿cuándo cumple años?

– El treintaiuno de julio – respondió Parvati.

Sapphira asintió – su temporada debe iniciar más o menos una semana antes y terminar una semana despues – miró a las chicas sonrojadas y frunció el ceño – ¿son las únicas unidas? – las siete asintieron como una – eso no es bueno, me imagino que ya son algo más fuertes que antes ¿cierto?

– Sí, mágica y físicamente – respondió Susan.

– No son suficientes.

Confundidos se miraron para ver si alguno entendió la oración – ¿a qué te refieres? – preguntó Amelia entrecerrando los ojos.

– A que su libido va a seguir aumentando hasta que una semana antes de su cumpleaños llegue a su punto máximo, siete chicas no podrán con él especialmente porque sus instintos lo controlaran durante el sexo, será más agresivo de lo normal y como es más fuerte que ellas, podría hacerles daño sin quererlo – todos tragaron saliva, especialmente los padres preocupados por sus hijas.

– Entonces ¿qué hacemos? – cuestionó Charity – ¿encerrarlo? ¿dejarlo sin sexo?

– Eso solo empeoraría todo – respondió Sapphira negando con la cabeza, suspiró y lo pensó por un momento – supongo que podría ayudar, como pago por la sangre, pero necesitaríamos un contrato mágico para no terminar uniéndome con él.

– Quieres decir, vas a tener sexo con el – dijo Hermione entrecerrando los ojos.

Sonriendo ante el enojo de la castaña asintió – como Vampiro soy mucho más resistente físicamente, a menos claro que quieras arriesgarte y posiblemente tener algunos huesos rotos todos los días durante esas dos semanas.

Sirius se puso frente a las chicas y negó con la cabeza – porque no hablamos de esto en la casa, con más seguridad, aún tenemos tiempo para decidir – eso último fue para las chicas – ¿quién es ella? – preguntó apuntando a la Veela que los veía a un lado interesada, curiosa, pero increíblemente confundida.

La morena saltó ligeramente cuando todas las miradas fueron a parar donde ella – um… yo, bueno – se levantó demostrando su hermosa figura, aunque su posición y entrenamiento la hacia un poco más… musculosa de lo que era normal para una mujer y para una Veela – mucho gusto mi nombre es Aimée Vasseur, soy una Veela.

Eso llamo mucho la atención enseguida, los magos británicos tenían una especie de figura ya preparada para las Veelas, rubias, ojos azules, delicadas, pequeñas señoritas ridículamente hermosas.

Aimée tenía el cabello negro, ojos celestes, era alta y musculosa – ella fue en parte razón por la cual el Rey se… volvió un poco loco – mencionó Sapphira.

– Yo no hice nada – refutó Aimée rápidamente levantando las manos para defenderse.

– No lo necesitabas, tu Allure hizo el trabajo por ti.

– Mi Allure – murmuró Aimée confundida – o entonces él es el que ha estado plagando la playa con ese extraño olor, me hizo sentir… raro, un poco más agresiva de lo normal.

Sapphira asintió – es normal, el Allure y las feromonas de un Rey chocan por naturaleza, tuviste suerte de no encontrártelo sola o hubieras muerto con seguridad.

Aimée función el ceño al ser subestimada, pero sinceramente, por el poder mostrado en esa pequeña batalla, estaba asombrada, asombrada y aterrada, no entendía nada de lo que sucedía, pero lo que si sabía es que ese chico, sea quien sea, podía manejar más poder que incluso su líder.

– Gracias, supongo.

– ¿Necesitas ayuda? – preguntó Amelia – puedes venir con nosotros si estas lastimada o algo.

Negó rápidamente, pero agradeció la idea – no, estoy bien, gracias, ahora que se lo que sucede sé que es mejor mantenerme al margen de este… olor, um… supongo que me puedo ir ahora.

La incomoda mujer se movió un poco robóticamente sin saber que hacer en verdad, se despidió con un movimiento de mano y se marchó raídamente por si ese chico volvía a despertarse.

– Entonces vamos a la casa, dejamos atrás a los chicos preocupados, especialmente unas cuantas mujeres más que estaban a punto de maldecirnos cuando les dijimos que no podían venir – se burló Cade con una sonrisa.

Charity levitó rápidamente a su novio y comenzaron a moverse hacia la casa que por suerte estaba cerca, Harry y Susan se habían alejado un poco para tener algo de privacidad, pero estaban cerca de los terrenos de la casa Potter por si necesitaban ayuda justamente.

Por lo menos habían respondido algunas preguntas, pero más aprecian para reemplazarlas, era frustrante.


Explicaciones para el final como siempre, continuamos con las vacaciones pero también con los problemas, como ya había explicado antes estamos comenzando ya a entrar en toda esta trama sobre los Reyes como tales y por consiguiente llegamos al primer problema serio de verdad que quería topar.

He dado indicios de esto antes en algunos capítulos así que me imagino que al menos alguien ya se imaginaba lo que venía y cuál era el problema con Harry.

Pero efectivamente estamos en un punto donde Harry va a necesitar mucho sexo y lo que es más tendrán que tener cuidado, me imagino que todos pueden hacerse alguna idea sobre que deberían tener cuidado, pero quédenselo para ustedes porque no quiero dar Spoilers.

Esto de las direcciones en países que nunca he pisado es extremadamente complicado así que espero que este lo suficientemente bien considerando que saque todo de Google maps.

De todos modos tenemos el encontrón entre Harry, Sapphira y un Veela jajaja, esperaba con ansias esta escena, espero que se entienda bien que el Allure de las Veelas chocan con las feromonas de Harry como el agua y el aceite, si se preguntan cómo podría Fleur unirse a la Corte de esa manera bueno no se los voy a decir jajajaja.

Este problema por supuesto no tiene nada que ver con su poder mágico o con su control sino netamente con lo que Harry es como "Animago".

Aun así ya pueden darse cuenta que mientras Voldemort está en busca de su propio Clan Vampírico para la guerra que se avecina, Harry también podría conseguir su propia ayuda por parte de Sapphira, aunque de momento ella solo quiere la sangre de Harry.

Pero así como la Vampiresa podría ayudarlos con los problemas sexuales de Harry también tiene más conocimiento sobre los Reyes.

Esto es principalmente con el pensamiento de la guerra por venir, así como Voldemort está empezando a moverse para crear su propio ejército el lado de Harry hace lo mismo aunque no sabe exactamente que el tonto oscuro ya tiene un cuerpo y que se está movilizando.

Aun así ya estamos también entrando en ese terreno, que será difícil considerando que no tengo ni la más mínima idea sobre la guerra, movimientos de ese tipo y cosas así, espero al menos hacerlo decente en ese ámbito, puedo escribir peleas pero algo que se vea decente militarmente hablando es más difícil.

Especialmente porque una pelea al nivel que planeo definitivamente llamara la atención de las naciones Muggles lo que lo hace más grande aún.

Pero bueno ahí vamos, espero que les haya gustado y como siempre manden su Reviews Favorites y Follows, nos leemos.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Accidente 8853 0 0 2. Despertando 8911 0 0 3. Una navidad especial 8965 0 0 4. Animagos, Animagos 8757 0 0 5. La primera vez 10727 0 0 6. Juicio justo 9753 0 0 7. Sirius Black 9199 0 0 8. Y ya somos cuatro 7944 0 0 9. Una fuerza muy importante 8382 0 0 10. Perder y ganar, ganar y perder 9873 0 0 11. Pociones de amor 8362 0 0 12. La verdad sale a la luz 8659 0 0 13. Magia antigua 8650 0 0 14. Li 8543 0 0 15. Un Dios serpiente 9363 0 0 16. Un nuevo escape 9447 0 0 17. Errores Weasley 9724 0 0 18. Cambios 12596 0 0 19. Dursley 9613 0 0 20. Problemas familiares 9537 0 0 21. Clanes 9023 0 0 22. Vacaciones 9612 0 0 23. De Veelas y Vampiros 9336 0 0