Harry Potter el retorno del Rey @fxrobalino
Magia antigua

Por fin les traigo la actualización de este fanfic, sé que me he demorado demasiado, pero tengo una excusa medio aceptable.

Como ya expliqué en mis otras dos historias acabo de pasar por mi peor temporada como escritor, un bloqueo que no me dejaba escribir absolutamente nada, era frustrante y desquiciante, pero por lo menos parece que salí de el después de haberme visto las películas de Harry Potter que pasaban en TNT.

Me dio tantas iras volver a ver a Hermione actuando como estúpida por el pelirrojo idiota y a Ginny actuando como un cachorro enfermo por amor y atención que supongo rompió mi bloqueo y me dejo seguir escribiendo.

Debo decir que no creí que ninguno de esos dos sirviera para algo, pero parece que me equivoque, por lo menos sirven para hacer que uno escriba y los mande al diablo.

Sea como sea comencemos respondiendo reviews, para Yami el dragon negro Remus tenía que entender que Dumbledore no es una perita en dulce, si quiere ser la familia de Harry, como debía haber sido tiene que decidir de qué lado va a estar.

Sinceramente si hubiera seguido siendo el mismo que en el canon lo hubiera golpeado tanto como al Weasley y Malfoy.

Remus me agrada a pesar de que creo que cometió demasiados errores en el canon, así que lógicamente tenía que darle un empujón en el camino correcto, y el primer paso era justamente elegir a quien iba a apoyar, al hijo de su mejor amigo o al hombre que le permitió quedarse en la escuela.

En cuanto a Molly y Ginny, con la primera, la odio, asfixia a Harry, creo que ella es la única que sabe cómo educar a un niño, cree que puede aparecer en una casa ajena y de todos modos ser la ama de la casa, mal, mal, mal, la mujer solo veía a Harry como mucho un mes cada año, no tiene poder o derecho a decidir qué es lo que hace Harry con su vida.

Y por supuesto sigo creyendo que dio pociones de amor tanto a Harry y Hermione para que sus hijitos tuvieran a alguien como ella consiguió a su marido.

En especial Ronald porque debía haber sabido que una piedra era más inteligente que esa cosa, no puedo llamarlo ni siquiera un ser inteligente y sensible, es completamente imposible que Hermione se hubiera interesado en alguien como el, quizá y solo quizá, lo hubiera hecho después de haber pasado por unas cuantas relaciones bastante malas, lo que lógicamente la hubiera dejado tan desesperada como a Ginny, solo en ese momento, cuando estas a punto de tocar completamente fondo y perderte, allí puede ser posible que Hermione se rebajara a entrar en una relación con esa cosa.

Después con lo de Ginny, como ya dije soy de dos mentes con ella, la primera es que esta tan obsesionada en ser la señora Potter, la esposa del niño que vivió, que se volvió completamente loca.

Había querido ser la esposa del niño que vivió desde que tenía ocho si no mal recuerdo, pero siguió sin conocerlo en lo más mínimo.

No aparece, no es importante en la historia en ningún momento, excepto para ser rescatada en el segundo libro, no tiene fondo o contexto, lo único que tiene es que sabe jugar al Quidditch y su ligero parecido con Lily, no puedo y no quiero, basar una relación solamente con eso.

Por otro lado, puede ser posible que Ginny en algún momento, en especial cuando comenzó a salir con otras personas, simplemente se hubiera olvidado de su "amor" por el niño que vivió, creció, maduro.

Pero eso no le hubiera gustado al jabalí que tiene por madre, no, ella no perdería al niño que vivió como pariente, eso traería mucho prestigio a su familia.

Por lo tanto, puede haber drogado también a Ginny, quizá la pelirroja no es tan mala exactamente, es más tengo otros fics en los que Ginny no es mala, pero este no es uno de ellos, por lo menos no por el momento como ya he dado a entender, no sé cómo voy a seguir con respecto a ella.

Ahora en cuanto a tu idea de los hechizos dados la vuelta, mierda santa, me encantó la idea, nunca se me ocurrió hacer algo como eso.

Abre toda una gama nueva de hechizos y lo mejor no tengo que estar inventado nombre para los hechizos, lo único que veo difícil es como elegir correctamente lo contrario al hechizo original, por ejemplo, el Diffindo es un hechizo de corte ¿cuál sería su contrario?

Para Lux Dragneel me quede bastante sorprendido con la recuperación de Sirius, en la tercera película está hecho una mierda al final del año y seis meses después, quizá menos, cuando habla nuevamente con Harry sobre el torneo está completamente recuperado, dudo mucho que eso sea posible, los efectos de los Dementores son bastante impresionantes, como demonios le hizo para recuperarse así de rápido.

Incluso con magia debería haberse demorado mucho más en una recuperación de los efectos de esas bestias.

Con Peter me decidí a alargar un poco más las cosas, quería que entrara a Azkaban, pero también quiero hacerlo sufrir mucho más que solo eso, por lo tanto, necesitaba una forma de hacer eso, tengo algunas ideas para más adelante, ciertamente Peter debería estar con el cerebro podrido, después de todo era el más débil de sus amigos eso tuvo que ser un poco de… presión para alguien tan insignificante como él.

Con lo de Molly, desde que en el tercer libro comenta como si hubiera sido un simple juego, que drogo a Arthur para que la "notara", se me vino a la cabeza esa idea, debería ser de familia, porque no puedo ver como algo normal el que decidiera controlarlo casi con el Imperius.

Estaba un poco indeciso en cómo hacerlo, al principio iba a poner Amortentia, ya que es la opción de amor más poderosa del mundo, o por lo menos eso creo que dice Slughorn, no recuerdo.

Pero a la final me decidió por una poción, o magia familiar, ya que también se aplicaba a lo que quería demostrar, que las mujeres Prewett están bien locas.

Por parte de las chicas, si Harry se salvó, pero la verdad no podía hacer que ninguna de ellas se comportara irracionalmente, Harry tenía una razón para esconder esa información, una razón bastante valida así que ninguna de las chicas podía culparlo exactamente por ello.

Ciertamente van a estar decepcionadas y molestas, pero por lo demás entenderán, por lo menos creo que una mujer lo haría si amara de verdad al hombre en cuestión.

Para Tanke 98 como hombre que soy tengo que estar completamente de acuerdo en que me encanta la idea del harem también, aunque soy sincero y digo que tuve mis reservas al principio, pero algunas muy buenas historias cambiaron mi modo de ver eso.

Mi idea era justamente no hacer al fic solamente um… romántico, por falta de una palabra mejor, no quería que sea solamente ese tipo de fic en que Harry va reuniendo chicas sin una historia más profunda detrás.

También debo confesar que no soy lo que se dice bueno en todo este juego político, pero se hace lo que se puede.

Los lemmon también son difíciles en especial porque no quiero hacerlos tan largos como para que sea lo único que aparezca en el capítulo, pero tiene que ser lo suficiente para ser… entretenido, en lo personal nunca he tenido una profesora que de verdad me atraiga, pero hay algunas películas en las que salen profesoras qué diablos te ponen a babear.

En cuanto a los de Hermione y Susan, como ya dije creo que son dos de las cuatro chicas que podía haber encajado perfectamente con Harry.

La castaña en especial, dicen por ahí, después de todo, que las mejores relaciones son con los mejores amigos, y Ronald ciertamente no lo fue, mientras Harry y Hermione tuvieron una conexión desde el principio.

Ahora en cuanto a las MILF, confieso que siempre me han gustado las mujeres mayores, no con la deferencia de edad que Harry y estas mujeres tienen, pero por lo demás me gustan las mayores, así que Narcissa no solo es un medio para molestar a ese par de rubios maricas.

En los libros dicen que es una mujer realmente hermosa, así que lógicamente seria increíble tenerla como pareja.

En cuanto a las otras hermanas Black, como ya dije Andrómeda esta felizmente casada con Ted, no creo que vaya a juntarla con Harry, por parte de Bellatrix, si bien creo que puede que hayan sido las circunstancias las que la llevaron no solo al lado de Voldemort sino también a volverse completamente loca, no creo que podría hacer que este junto a Harry, tampoco quiero.

Volverla al lado bueno, eso es posible, pero no unirla con Harry.

Por parte de Lily, he leído algunas historias en las que ella está con Harry, hay algo justamente en lo que parece tan prohibido como una relación incestuosa, en especial cuando es con una mujer como Lily Evans, pelirroja, ardiente, justa, leal, decidida, inteligente, poderosa.

A la final es una historia y puedo discernir la verdad de la ficción, como ya dije no creo que termine haciendo nada, aunque hay algunas personas que me piden la incluya.

Por el momento voy a decir que no, no está dentro de harem y no está en planes de revivir tampoco.

Y por último la mama de Hermione, si soy sincero esa relación si me… remueve, si me encanta Hermione, la idea de un trio con ella y su madre… ¡por el culo peludo de Merlín! eso si me hace tener sueños húmedos seguido.

en cuanto al problema con las chicas, estarán molestas y quizá lo ignoren un poco, pero la verdad no creo que Harry tenga verdaderos problemas con ellas, después de todo su razón de ocultar todo era válida y solo estaba preocupado por ellas, si ellas no pueden verlo de ese modo, no merecen estar en una relación con el chico.

En cuanto a Dumbledore, Molly, Ronald y Ginny creo que hemos hablado hasta el cansancio de esto y no merecen en verdad que gastemos tanta saliva en ellos, así que dejémoslo ya.

Sea como sea espero que la historia te siga gustando tanto como hasta el momento.

De todos modos, quería preguntar ¿si quieren que termine este fic como el libro? es decir terminarlo al finalizar el año y luego comenzar una continuación con referencia al verano y al cuarto año o en su lugar debería seguir todo seguido.

Si soy sincero no soy muy bueno con los títulos por lo que no tengo idea de cómo llamar la continuación de hacerlo como un fic diferente.

Como sea se los dejo a su decisión, con esto pueden seguir con el capítulo.

Cap13.- Magia antigua.

Gruñó mientras caminaba rápidamente hacia su Sala Común, la verdad es que estaba mucho más tranquila ahora que sabía la verdad y en especial ahora que sabía que aún podía tener a Harry para ella.

Siempre había sido celosa pero ahora le sorprendió la posesividad que sentía con Harry, también le sorprendió lo dolida que estaba cuando supo que estaba prácticamente casado con otras tres mujeres, o, siempre supo que lo más probable necesitaría más de una esposa.

Después de todo Harry era cabeza de seis Casas, necesitaba una esposa para cada Casa, después de todo se necesitaba revivir a algunas Casas prominentes más aún si eran Casas como las de los fundadores.

No solo eso, ella al ser la primogénita de la Casa Greengrass necesitaba continuar con su línea familiar, por lo tanto, mientras sería una Potter por matrimonio su primer hijo varón tomaría cuándo llegará a la mayoría de edad el liderazgo de la Casa Greengrass, eso quería decir que así Harry solo tuviera su apellido y la escogía a ella como su compañera de vida, de todos modos, necesitaría por lo menos una mujer más.

Pero a pesar de que sabía eso muy bien, no podía evitar ponerse celosa de las tres chicas que ya estaban con Harry, en especial de Hermione.

Suspiró y esperó un momento a que su hermana llegara a su lado, no podían llegar por separado, al saberse que Harry era el dueño de Hogwarts había corregido ligeramente el comportamiento de los sangre pura, pero de todos modos no podían arriesgarse a darles motivos para intentar algo.

Draco Malfoy había intentado "tenerla" otras veces, por eso lo mejor era mantenerse por lo menos en grupos de dos.

Con los golpes que había estado recibiendo por parte de Harry sabía que estaba llevándolo hasta el extremo de su paciencia, en algún punto la fina cuerda que lo mantenía estable se cortaría y haría lo que fuera con tal de derrotar a Harry, por eso era aún más importante que estuvieran en grupo en todo momento.

– ¿Estás bien? – preguntó Astoria, veía preocupada a su hermana mientras caminaba a su lado, Daphne a diferencia de ella no había estado en lo más mínimo interesada en Harry antes de conocerlo.

Su interés hacia el chico había sido netamente político cuando habían llegado a Hogwarts, pero lo fue conociendo poco a poco y en especial en este tiempo en el que han estado cerca, la reina de hielo por fin había encontrado quien calentara su corazón.

Ella por el contrario había estado "enamorada" del niño que vivió, ni de cerca tan obsesiva como Ginny Weasley o Romilda Vane, pero de todos modos lo había estado.

Su fanatismo había desaparecido muy rápido cuando lo había visto, un chico desgarbado, pequeño, llegando incluso a parecer mucho menor a ella, y lo más importante, sin confianza en él mismo.

A pesar de cómo se enfrentaba a Malfoy, podía ver su lenguaje corporal, como se encogía frente a multitudes, como rehuía el contacto con otras personas.

No había sido lo que había esperado de ninguna manera, claro que ese cambio tan impresionante que había sufrido cuando tuvo el accidente había "activado" algo, fue como si prendiera una fogata, quizá solo había sido algo físico al inicio ¿qué chica no se interesaría por un chico hermoso?

Pero, así como su hermana, dentro del tiempo que lo había estado conociendo, las cosas habían comenzado a calzar.

Quizá no lo había mostrado como su hermana, pero estaba igual de furiosa porque el chico que le gustara tuviera tres esposas, nunca se imaginó que Harry tendría tres chicas al mismo tiempo no se diga tres esposas.

– Creo que necesitamos relajarnos – dijo Daphne ignorando la pregunta de su hermana – ¿te parece si vamos al baño?

Sonrió contenta y asintió rápidamente, Daphne había encontrado ese baño cerca, pero al mismo tiempo bastante escondido en las mazmorras, suponía que era uno de esos secretos de Hogwarts, considerando que necesitaban estar humedeciendo sus cuerpos todos los días por lo menos dos veces, había sido como un regalo caído del cielo.

En lugar de coger hacia la izquierda para dirigirse a la Sala Común de Slytherin tomaron el camino hacia la derecha y se dirigieron hacia el baño especial que habían encontrado.

Daphne había oído sobre los baños de los Prefectos, este era muy parecido, era tan especial que se aseguraron de que nadie las seguía, después de todo no querían que nadie descubriera el lugar y en especial no querían que nadie supiera sus secretos, dieron un par de vueltas asegurándose de que nadie estaba cerca y luego se detuvieron en una de las antorchas.

Daphne miró atentamente el fuego en la antorcha y cuando escupió un poco de cenizas habló – Patentibus – murmuró suavemente, la llama se apagó enseguida y la columna de piedra que soportaba la antorcha se fundió con la pared dejando un espacio lo suficientemente grande para que pase una persona.

Primero pasó Astoria y luego la siguió ella revisando su entorno una vez más, ni bien paso Daphne la columna volvió a aparecer y la flama se prendió, dejando el pasillo como si nada hubiera ocurrido.

Dentro Astoria ya se estaba desnudando viendo el magnífico baño frente a ella, parecía que todo estaba hecho por cristales que reflejaban la luz con diferentes colores, había una gran ventana frente a ellos que dejaba ver el lago negro y la luna, parecían estar al mismo nivel de la superficie del lago.

Lo que creaba un efecto extraño ya que no parecía que estuvieran en un baño sino en el lago mismo.

Daphne comenzó a abrir las llaves de una estatua de cristal y pronto agua de distintos colores estaban cayendo y llenando la enorme tina de baño y plagando el lugar con diferentes olores que eran bastante deliciosos.

Se acercó a su hermana y comenzó a desnudarse también, mientras la menor ya se estaba metiendo en el agua y suspiraba de gusto.

Su piel paso de ser blanca con la nieve a tomar un color extraño, era como si el agua se fundiera con su cuerpo, pero dejando una tonalidad más oscura en los bordes para mostrar el contorno de su figura.

Terminó de meterse y se sentó en el filo dejando afuera sus pequeños pechos, su cuerpo parecía desaparecer dentro del agua, mientras afuera tenía esa extraña apariencia como si estuviera hecha de agua también, su cabello cambio del rubio casi plateado a un verde oscuro como el de una hoja de árbol cuando estaba bien cuidado, casi parecía estar hecho de algas, pero al mismo tiempo le daba una apariencia sedosa.

Daphne se acercó también una vez desvestida y dejó que su cuerpo sufriera el mismo cambio que el de su hermana.

La única diferencia era que ella si tenía vello púbico y por lo tanto allí también cambiaba de color, por lo demás ahora eran prácticamente iguales, no podrían decir cuál era cual.

– Necesitaba esto – dijo Astoria jadeando – el tener que escondernos es un poco estresante.

Por suerte para ellas los cuartos en Slytherin eran diferentes, cada uno tenía su cuarto y su baño, pero el más mínimo contacto con el agua desencadenaba el cambio, por lo tanto, tenían que cuidarse mucho o terminarían siendo descubiertas y considerando la intolerancia en la mágica Inglaterra terminarían huyendo o siendo asesinados.

– Esto será descubierto cuando me una con Harry – dijo Daphne mirando el agua y levantando su mano, ella podía verse sin ningún problema a pesar de que dentro del agua serian prácticamente invisibles, pero cuando subía su mano se notaba el contorno – solo espero que no tenga ningún problema.

Astoria giró los ojos, su hermana era tan desconfiada, incluso del chico del que estaba enamorada – considerando que es un Dragón y un Elemental no creo que sea un problema hermana.

Daphne la ignoró y siguió pensando en el chico, sus padres le habían dado una educación aún más exhaustiva que a su hermana, principalmente por ser la heredera de la Casa Greengrass, pero también para poder esconder lo que eran, sus antepasados habían salido corriendo de su país de origen hace unos mil años y llegaron a esconderse en Hogwarts.

El castillo había sido un resguardo, una fortaleza impenetrable que era protegido por cuatro de los magos más grandiosos de todos los tiempos.

Muchas otras razas, como la suya, habían llegado por protección ya que en el resto del mundo no solo estaban cazando a los magos sino también a las criaturas mágicas, en algunos casos ellos eran cazados aún peor y más sádicamente.

Ella había estudiado lo que les habían hecho y el porqué de su escape hacia Inglaterra, por lo tanto, siempre había sido desconfiada, y había hecho hasta lo imposible porque su secreto no fuera descubierto, ahora tenía un chico al que amaba profundamente y una vez que estuviera con él todos sus secretos estarían a la intemperie, lo que lógicamente prendía todas sus alarmas y la ponía aún más nerviosa.

A veces deseaba ser como su hermana, Astoria sabia en que momentos ponerse seria, pero también era muchísimo más relajada y abierta.

Antes de que entrará a Hogwarts hubiera jurado que pertenecía más a Hufflepuff que a Slytherin con su forma se ser, incluso estaba preocupada enormemente cuando fue seleccionada para la casa de las serpientes porque sabía lo peligroso que era estar rodeada de fanáticos sangre pura que solo veían un cuerpo para desestresarse cuando quisieran.

Era otra de las cosas que le habían atraído de Harry, cuando hablaba con él sus ojos siempre estaban en los de ella, mientras otros chicos, incluso Neville y Blaise, estaban viendo sus pechos ya lo bastante grandes para dar una impresión.

O la estaban evaluando para saber que tan buen cuerpo tenia, estando en Slytherin las enormes túnicas eran una ventaja, Harry siempre mantenía su atención en donde importaba.

Eso no quería decir que el chico no la haya… revisado, simplemente era más maduro en sus actos, considerado la vida que había tenido no se sorprendía mucho.

– Entonces ¿qué es lo que de verdad te molesta? – preguntó Astoria haciéndose la desinteresada.

– ¿Qué? – cuestionó de regreso en el mismo plan que su hermana.

La más joven puso los ojos antes de posarlos en su hermana con los parpados entrecerrados – no te hagas la tonta, sabes muy bien a que me refiero – dijo con la voz baja – sabías que Harry tendría que tener más de una chica como esposa, los sangre pura no dejarían pasar la oportunidad de volver a la vida las Casas a las que pertenece Harry, no estás molesta por eso sino por otra cosa.

Su hermanita la conocía demasiado bien, igual que Tracey. Si era sincera consigo misma no estaba segura exactamente porque estaba molesta.

Antes de saber que aún podría estar con Harry lógicamente estaba furiosa porque Harry tenía tres mujeres con las que claramente había tenido relaciones sexuales y eso era algo que ella había estado deseando hacer con Harry durante meses.

El que le hubiera escondido las cosas también significaba mucho, quería decir que no tenía la suficiente confianza en ella para decirle ese tipo de cosas, después de todo ella ya tenía un buen tiempo de estar estudiando Oclumancia y tenía buenas barreras mentales.

Después de la reunión, que había sido bastante informativa, su furia se había mitigado bastante, pero había algo, en el fondo de su cabeza que aún palpitaba enojo y frustración.

– Creo que son mis instintos – dijo Daphne, aunque no sonó tan segura como hubiera esperado.

Astoria la vio confundida completamente – ¿qué? – preguntó rápidamente.

La mayor regresó a ver a su hermana con sorpresa y entrecerró los ojos – no has estado estudiando ¿cierto? – comentó con la voz cargada de sarcasmo, el que el… agua en las mejillas de su hermana se oscureciera era una indicación de que se había sonrojado.

Ella había tenido que estudiar desde pequeña su cultura, sus cualidades, sus instintos, de donde venían y como habían llegado a ese punto, al ser la primogénita y no tener un hermano había hecho las cosas aún más duras ya que en su cabeza residía la continuidad de la Casa Greengrass.

Astoria había tenido una enseñanza más moderada, no tan acelerada, pero su madre siempre había sido de mano dura.

La menor no había sido la niña más tranquila de la historia por lo que generalmente ignoraba cualquiera cosa que tuviera que estudiar y simplemente corría a donde el viento la llevara.

Se había metido en más problemas de lo que podía contar, su madre lógicamente había mandado libros que Astoria debería haber leído mientras estaban en clases y parecía que no lo había estado haciendo, lo que no era una sorpresa en lo más mínimo pero que no ayudaba en ese momento.

– Somos Náyades, como tales somos seres sexuales generalmente, pero no lo somos por el gusto del sexo en si, como generalmente son las criaturas ligadas al fuego, nosotros somos seres sexuales porque es nuestra forma de buscar a nuestro compañero, es decir la persona que mejor se acople a nosotros, el que mejor química tenga con nosotros.

Una vez encontrado somos fieles, posesivas y territoriales con él y solo él, o ella, lógicamente nuestros instintos no son tan… explosivos y agresivos como los de Harry siendo un Dragón, pero eso no quiere decir que no nos afecten tan fuerte como a él, el que nuestro compañero elegido sea un ser polígamo y el que haya tenido un bono de alma con otra persona hace que nuestros instintos salten y rujan.

Astoria asintió comprendiendo, estaba un poco confundida y se lamentaba no haber leído esos libros polvorientos que le dio su madre, pero ahora entendía porque ella y su hermana estaban tan molestas.

Más Daphne ya que siempre había tenido un temperamento fuerte, pero eso no quitaba que ella también estaba sintiéndose extraño con lo sucedido.

– ¿Nosotras también somos polígamos entonces? – preguntó Astoria confundida pero interesada.

– No necesariamente, no es como que estamos con más de una persona al mismo tiempo como Harry, y ciertamente ninguna de las dos ha comenzado a buscar pareja, por lo que no hemos estado con nadie, nosotros tenemos sexo con varias personas, pero no al mismo tiempo, solo con una y es para buscar a esa persona especial.

Pero supongo que podríamos… relajarnos en cuanto a compartir a nuestra pareja una vez estemos con Harry, de lo que si tenemos que cuidarnos es de tener cuidado con como tratamos a las demás, al ser seres que buscan una sola pareja lo más probable es que en algún momento nuestro instinto nos pida someter a las demás.

– Lo que lógicamente no le gustaría nada a Harry – terminó Astoria conociendo muy bien la naturaleza del azabache.

Daphne estuvo de acuerdo – además también hay que tener cuidado ya que nosotros somos algo parecido a un elemental de agua, mientras Harry es un elemental de rayo, si no tenernos cuidado podemos electrocutarnos o electrocutar a los demás.

La menor asintió y se relajó aún más en el agua, en teoría a ella no debería importarles si el agua estaba caliente o fría, podían estar tan tranquilas completamente desnudas allí como en el lago negro en pleno invierno, pero siempre había habido algo en el castillo que las mantenía tranquilas relajadas y por extraño que pareciera, podían sentir el agua caliente en sus cuerpos.

Mientras se estaban relajando se perdieron en sus pensamientos, principalmente en los que hacían referencia a cierto azabache que hacía que sus emociones bajen y suban con una simple acción.


Se paseaba de un lado para otro en su tranquilo y relajante despacho, su capa negra ondeando detrás de él como si tuviera vida propia, los únicos sonidos en el lugar eran las burbujas reventando en un caldero caliente a fuego lento y su voz mientras susurraba y enlistaba cada uno de los problemas que tenía.

Principalmente el mocoso desgraciado ese que ahora campaba a sus anchas en un lugar donde él era amo y señor.

El muy desgraciado se había atrevido a amenazarlo ¡a él! Severus Snape, el mejor y más joven maestro en pociones de la historia, un maestro en las artes oscuras, el creador de un par de hechizos que harían que el mocoso se retorciera como había sido su sueño desde el momento en que supo que esa asquerosa sustancia llamada James Potter había engendrado algo tan repulsivo.

Él que había sido entrenado por el mismísimo Lord Voldemort y que había demostrado su valía y poder en el campo de batalla.

Se suponía que la estancia del mocoso en ese castillo, sería su satisfacción al estarlo acosando y atormentando, no podía matarlo ya que Dumbledore no lo permitiría hasta que llegara el momento propicio, pero todo lo demás era juego justo.

¡Y ahora! ¡ahora el mocoso insolente era el dueño del castillo y se creía con el poder de amenazarlo con sacarlo a patadas! ¡a él! ¡Severus Snape! quien debería ser el único que lance amenazas, el único con el poder de sacar al costal de huesos cuando quisiera y con él a todos sus pestilentes y asquerosos amigos.

Le había advertido a Albus sobre los problemas que traería el mocoso, le había advertido de su arrogancia, sabia sin tela de duda, en el momento en que puso sus ojos en esa alimaña, que solo traería problemas para su santuario, solo venía a destrozar todo lo que había construido con esfuerzo y sudor. Ahora el trono en el que había estado sentado por años estaba completamente destruido.

Los malditos Gryffindor y Hufflepuff creían que podían ir por ahí con sus sonrisas asquerosas, riendo y divirtiéndose.

¡Burlándose de él! por culpa de ese maldito Potter que creía que podía decir unas cuantas palabras y todos harían como él decía ¡lo peor de todo es que algunas de las serpientes hacían lo mismo!

Ahora no podía ni siquiera intentar algo porque el escuincle era poseedor de seis títulos de gran importancia.

Mientras no reconociera su herencia podía hacer lo que quisiera con él, tortúralo de la peor manera que se pudiera imaginar, ahora con ese reconocimiento si llegaba a tocarlo Amelia estaría allí en unas horas para llevárselo por intento de robo de título o por atentar contra un Lord de Casas tan poderosas que Azkaban sería el menor de sus problemas.

Se detuvo y se quedó mirando la pared mientras recordaba lo que había ocurrido en su enfrentamiento con la pequeña mierda, sus ojos, habían brillado como cuando Lily estaba furiosa, pero eso no era lo extraño, podía jurar que la pupila había cambiado de forma por un momento.

Miró rápidamente la poción que estaba haciendo y al verla en buen estado salió corriendo hacia su cuarto, no lo usaba mucho, principalmente por qué no lo necesitaba en verdad.

Pero había guardado un Pensadero que se había robado en su época como Mortífago por si en algún momento necesitaba revisar un recuerdo.

Hasta ahora lógicamente no lo había necesitado, quien en su sano juicio querría revivir esas molestas clases que tenía que dar a un montón de mocosos ignorantes y estúpidos. Sonrió cuando encontró el artefacto mágico de gran valor y se lo llevo rápidamente hacia su despacho.

Volvió a revisar la poción y luego tomó su varita y la llevó a su cien, pensó lo más claro que pudo en la memoria y comenzó la extracción.

Cuando la hebra plata que representaba un recuerdo se desprendió de su cabeza llevo la varita hacia el Pensadero y la dejo suelta, descendió rápidamente y se introdujo en la memoria, sintió como caía a gran velocidad antes de detenerse a un lado de su yo del pasado.

Sonrió siniestramente cuando vio a Potter caminar con Granger y Bones, no le prestó atención a las palabras que se estaban diciendo y más bien se acercó hacia el rostro del mocoso mirando con atención sus ojos.

No tuvo que esperar mucho para ver lo que necesitaba, sus pupilas se habían alargado, casi parecían los ojos de un reptil, si no fuera porque sus ojos seguían siendo del mismo color hubiera jurado que parecían los ojos de una serpiente, sea lo que sea que estuviera pasando, estaba claro que Potter no era completamente humano.

Salió del recuerdo riéndose maniáticamente y pensando en cómo conseguir que metan a Potter en Azkaban.

O, antes de eso lo amenazaría con decir a todos sobre su pequeño secreto, y una vez tuviera en sus manos al engendro de Potter, violaría a todas las chicas que estaban con él, sería tan dulce de ver la desesperación e impotencia grabados en ese rostro, volvería a tener todo el poder y una vez que tuviera en sus manos al mocoso, ni siquiera Albus podría detenerlo.

Y una vez que su maestro regresará a la vida sería recompensado con lo que más quería al entregarle no solo a Potter sino a todas esas perras.

Con eso él tendría nuevamente a Lily, Voldemort la reviviría solo para él, con eso habría ganado y ese maldito desperdicio de espacio se revolcaría en su tumba, mataría a Black y Lupin y con eso el mundo sería un lugar mucho mejor.

Una vez que Voldemort conquistara el mundo entero el pediría gobernar en Inglaterra junto a su Lily, vivirían completamente felices y verían a sus hijos crecer para gobernar desde su trono en Hogwarts. Comenzó a reírse con fuerza mientras saliva salía volando de su boca, sus ojos desenfocados y sus parpados temblando del puro éxtasis.

Abrió los brazos y levantó la cabeza hacia el techo de su despacho mientras su risa subía de volumen, amaba cuando los planes iban según lo acordado.

De repente hubo un silbido llamó su atención hacia el caldero, su risa quedo en la garganta y sus ojos se abrieron hasta casi hacer desaparecer sus parpados, un segundo después se lanzó detrás de su escritorio con lo justo para no recibir cualquier daño.

El caldero explotó con fuerza lanzando la poción de color verde enfermo por todos lados y trozos del caldero salieron disparados como torpedos. Snape abrió los ojos aún más cuando un trozo se clavó en la madera de su escritorio justo a un lado de su cabeza, para hacer eso tendría que haber atravesado casi todo el escritorio y un cajón bastante grande con varios pergaminos dentro.

Una vez dejó de escuchar cualquier clase de ruido se levantó y miró su despacho que ahora parecía una zona de guerra.

Gruñó con furia y pateó un trozo del caldero mientras gritaba de rabia – maldito Potter esto es tu culpa – mencionó antes de darse la vuelta haciendo ondear su capa, agitó su varita para arreglar todo lo que podía y entro en su cuarto dispuesto a dormirse – solo espera mocoso estúpido, me las pagaras, por esto y por todo lo demás, encontrare tu secreto y cuando lo haga todo lo que te hace feliz estará destrozado.


El día siguiente fue una verdadera tortura para todos, pero en especial para Harry, no podía concentrarse en nada y sentía que los segundos eran horas de la pura desesperación.

Gracias a los Dursley se había criado para ser nervioso y ver fantasmas donde no había nada, ahora con algo tan importante como el que él era un Dragón en las mentes de sus amigos, algunos de los cuales no tenían la más mínima protección, podía jurar que había visto a Dumbledore o el par de Weasley acechando en cada esquina.

Según Hermione y Susan no había nada en verdad, pero el veía blanco, negro o rojo mirara donde mirara.

Incluso parecía Hermione el día antes de una prueba importante, lo que le gano un buen golpe en la cabeza por parte de la castaña por su puesto, estaba tan psicociado que había pensado que Snape lo estaba acechando en una esquina oscura del castillo.

En su defensa la esquina no estaba en lo más mínimo iluminada y había una mancha de grasa o alguna sustancia extraña, cualquiera podía equivocarse y pensar que era la cabeza grasienta de Snivellus, incluso tenía un espacio limpio que hacía referencia a la nariz ganchuda y horrenda.

Susan, Hermione y Charity intentaban por todos los medios tranquilizar a su novio, pero era bastante difícil cuando ellas mismas estaban estresadas.

No ayudaba que las demás chicas les estaban dando el ojo del hedor cada que podían, podían sentir sus celos saliendo de ellas en olas, no es como si pudieran culparlas ellas también estarían celosas si descubrieran lo que habían descubierto de la manera en que lo hicieron.

Pero por lo menos su furia era mucho menor a la mañana anterior cuando habían intentado drogarlos.

Ahora por lo menos las chicas comprendían lo que estaba pasando y estaban pensando en lo que se estaban metiendo, algunas incluso se habían reunido para poder conversar sobre lo que pasaba.

En la tarde cuando antes de la cena Penny decidió ir a hablar con Charity sobre todo esto, era momento de arreglar todo y tomar una decisión ya sea unirse o no a Harry, aunque la ponía un poco nerviosa porque para unirse tenía que tener relaciones sexuales con Harry.

No era ese exactamente el problema, sino que ahora que sabía un poco más sobre todo estaba ligeramente asustada por el Dragón.

Por lo que sabía no saldría para nada, pero ya podían ver signos de que estaba más cerca gracias a que Harry tenía tres novias, en teoría al unirse a ella bien podría causar el cambio y hacer que el Dragón saliera a jugar. Sabía que estaba siendo exagerada y toda era imaginaciones suyas, pero después de haber leído historias sobre dragones raptando chicas hermosas y saber que había sido cierto la ponía… aprensiva.

Tocó la puerta y se limpió las manos en sus pantalones, por alguna razón estaba muy nerviosa – vamos Penny no es como si estuvieras a punto de entrar desnuda en un bar Muggle, solo vamos a hablar, van a aclararte las cosas y después puedes decidir qué mismo hacer…

– Ya terminaste tu monologo – dijo Charity divertida viendo a la rubia frente a ella, ni siquiera se había dado cuenta que había abierto la puerta.

Penny saltó asustada y miró a su profesora con los ojos abiertos como un búho, suspiró para relajarse y colocó una de sus manos en su pecho – no vuelvas a hacer eso.

– Sacarte de tu propio mundo pervertido donde estas desnuda en un bar – se encogió de hombros sonriendo mientras la rubia se sonrojaba – tengo que decir que ese es uno de los fetiches más extraños que pude haber escuchado o presenciado.

La Ravenclaw solo pudo sonrojarse aún más y tartamudear – no… no es un fetiche.

Charity se rió mientras le hacia un gesto para que entrara, Penny siguió a su profesora algo molesta y cerró la puerta detrás de ella, la cobriza agitó su varita sellando efectivamente cualquier lugar por el que podían ser espiadas, por si acaso lanzó un par más de hechizos para asegurarse de que no podían ser escuchados o grabados, siempre había sido sospechosa de esos cuadros en todos lados.

Se sentó en su cómoda silla mientras Penny hacia lo mismo en una de las incomodas sillas de madera, sonrió ligeramente ante eso, no podía dejar que los alumnos estuvieran demasiado cómodos en su despacho por su puesto.

– Entonces… – murmuró Penny removiéndose en la silla.

– Querías hablar de lo que ocurre entre nosotras y Harry – sonrió cuando vio los celos y envidia en los ojos de su amiga – o prefieres hablar de cómo Harry te puede llevar al cielo completamente desnuda.

Se sonrojó nuevamente de solo imaginar a Harry y ella desnudos, tenía que admitir que sería una muy buena manera de irse, se aclaró la garganta y mandó una mirada seria a su profesora – no… no quería hablar sobre Harry desnudo… digo, sobre el cuerpo de Harry… – se aclaró la garganta nuevamente ignorando las risas de Charity y golpeó suavemente el escritorio – quería hablar sobre los pros y contras de este… enlace.

La castaña rojiza dejó de reírse y se limpió un par de lágrimas que se le habían salido antes de volver a mirar a su compañera y suspirar – bueno entonces has tus preguntas.

Penny asintió y se quedó callada un minuto ordenando sus pensamientos – ¿qué se siente… ¿cómo es esto del bono de almas? – cuestionó algo dubitativa – Harry me dijo que prácticamente compartiríamos todo.

Asintió ligeramente con una sonrisa suave, sabía que esto de compartir prácticamente todo era un poco… fuerte para las chicas – al momento de formarse el enlace comienzas a recibir recuerdos, posiblemente los más importantes sobre la otra persona, por ejemplo, el momento en que fui seleccionada para ser tu profesora.

Con el tiempo si tienes paciencia puedes ir viendo… la vida entera del otro, lo que lógicamente hace que te unas de una manera… no puedo ni siquiera describirla correctamente, es intenso, es duro, como su nombre lo dice es como si dejaras de ser una persona completamente separada, es como si tu propia alma residiera en dos cuerpos.

Pero no es todo rosas y chocolates, no solo recibes los recuerdos felices o no solo ves las características buenas de la otra persona, también ves lo más bajo de, en este caso, Harry, ves sus defectos, cuando actuó o pensó mal, ves cuando estuvo en problemas o cuando estuvo a punto de morir y sientes ese dolor como propio.

Penny podía sentir la intensidad y pasión de Charity en cada palabra y también sabía que lo que le estaba diciendo ni siquiera se podía comparar con lo que se sentía en verdad.

– Entonces ¿nunca tienes un momento de privacidad?

Charity se rió negando con la cabeza – ves todo de la otra persona y te preocupa no tener un poco de privacidad – murmuró divertida – no tienes que tener tu mente y sentimientos abiertos al grupo en cada momento, puedes poner… – se calló pensando un momento – es como colocar una puerta en una habitación, tú tienes tu propia habitación por lo tanto cierras la puerta y estas sola, pero puedes abrirla y dejar que los demás entren y vean todo de ti, cuando está abierta no puedes mentirles y no puedes mentirte, pero cuando está cerrada tienes toda la privacidad que deseas.

Se quedaron calladas un minuto antes de que Penny volviera a hablar – ¿cuándo um… tienen intimidad ha sido brusco? – preguntó en un susurró que casi no se escuchó.

Eso era algo que le asustaba, sabía que la primera vez de una chica dolía, pero estaba nerviosa que el ser un Dragón haría que Harry fuera más… violento y terminará haciendo más doloroso de lo que debería ser.

Charity entendió cuál era el problema enseguida, después de todos había tenido las mismas, o por lo menos parecidas, preocupaciones con su antiguo novio – Penny, Harry sigue siendo Harry – susurró – no te voy a mentir y decir que siempre es suave, hay momentos en que lo tentamos y seducimos tanto que cuando hacemos el amor es más brusco, más pasional, pero te aseguro que tu primera vez será tal como los decidan que sea, el Dragón no solo es… una bestia, también puede recoger ciertos… pulsos digamos así, como pulsos eléctricos, lo alertan de lo que su pareja quiere, si estas incomoda con algo por más mínimo que sea el Dragón lo sabrá antes que tú y cambiara el ritmo de las cosas.

De todos modos Harry sigue allí, esta algo cambiado, todos esos músculos sexys y el porte, ya sabes – ambas se rieron suavemente – pero sigue siendo el Harry asustado y temeroso que conociste y viste de lejos… aún tiene fantasmas de… aún tiene pesadillas sobre la Cámara de los Secretos, aun piensa que lo dejaremos en algún momento, que nos cansaremos de él y huiremos o algo así, Harry necesita y necesitara mucha ayuda y para eso estamos nosotras, todas las chicas que en verdad tengan sentimientos sinceros para él y te aseguro sabe muy bien quien tiene sentimientos honestos por él.

La rubia asintió mucho más tranquila pero el mismo tiempo mucho más nerviosa, de cierto modo sentía que había traicionado la confianza de Harry al pensar en que podía hacerle daño cuando tuvieran intimidad.

Tendría que disculparse por eso. La conversación siguió el mismo curso, cada vez los temas se abrían más y pronto estaban metidas en el factor de que Harry fuera un Animago o algo parecido que se trasformara en un ser mágico, lo que se creía imposible según los registros.

También hablaron en lo que se refería a ellas siendo sus parejas, que consecuencias tendría ¿Hermione también se convertiría en un Dragón ya que era la que había comenzado el bono de almas?

Charity llamó a Dobby para que les trajera algo de comida y se quedaron allí aun conversando, de vez en cuando la castaña rojiza abría el enlace para que los demás escucharan un punto de la conversación que le parecía particularmente interesante, Hermione por su puesto era la primera en aportar algún comentario de carácter científico.

Después de cenar se levantaron y comenzaron su camino hacia la habitación que viene y va donde realizarían el ritual.

En lugar del tapiz había una puerta así que sabían que por lo menos Harry, Hermione y Susan ya estaban dentro, abrieron la puerta y efectivamente se encontraron con una habitación con solo una puerta lateral, Harry y algunos de los chicos ya estaban allí, Remus veía a todos a un lado.

Se acercaron rápidamente y esperaron un momento a que llegaran todos, los últimos por su puesto fueron los Slytherin ya que su Sala Común estaba mucho más lejos.

El cuarto en el que estaban se sentía extraño, no podían poner el dedo en la llaga, pero claramente todo el mundo sabía que ese cuarto era muy diferente a cualquiera que habían utilizado con anterioridad.

Una vez estaban todo reunidos Harry se adelantó y les sonrió a todos – primero lo primero, el Zkrill me dijo que no podemos usar nada metálico y nada mágico que pueda intervenir con la magia del ritual, por lo tanto, al otro lado de esa puerta pueden dejar cualquier anillo o sus varitas por favor.

Todo el mundo le hizo caso rápidamente y fueron entrando para dejar cualquier objeto metálico o mágico que pudieran tener con ellos.

Mientras tanto el Zkrill tomó posesión del cuerpo de Harry, sus ojos se pusieron blancos, su cabello creció anormalmente rápido llegando a la baja espalda, y sus uñas también crecieron mostrando en su lugar garras.

El Zkrill se movió rápidamente por la habitación escribiendo unas cuantas runas por todos lados, se cortó la mano para dejar que la sangre de Harry se untara en algunas y luego se paró en el centro de la habitación y hablo para todos – no se muevan de sus sitios, eviten cualquier uso de magia por más leve que sea y no se sorprendan si les empieza a doler la cabeza.

Su voz salía mucho más ronca, como si Harry hubiera sido un fumador compulsivo y tuviera cuarenta años, pero al mismo tiempo tenía una cualidad salvaje que les puso la piel de gallina.

Remus mientras tanto estudio las runas que tenía cerca y no pudo entender cualquiera, nunca había visto esa clase de runas en cualquier libro tampoco.

– Bueno estoy por comenzar pónganse cómodos porque no podrán moverse – comentó el Zkrill mientras respiraba hondo antes de comenzar a cantar, de cierta forma, estaba solo hablando, pero las palabras que estaba diciendo parecían reverberar y estaban plagadas de magia, tanta magia como nadie en la habitación había sentido antes de ese día.

La magia siguió aumentando mientras más el Zkrill hablaba en esa lengua antigua y perdida, las runas a su alrededor comenzaron a brillar intensamente y luces de todos los colores comenzaron a parpadear en toda la habitación.

Se asombraron al ver la magia en forma física la habitación vibraba por el poder que se estaba utilizando.

Unos cuantos minutos y comenzaron a sentir algo, como si una presencia estuviera envolviéndolos y estudiándolos, se sentía casi como el viento acariciando suavemente su cuerpo.

Eso hasta que el dolor comenzó, inicio lentamente, solo era una ligera molestia en la cabeza antes de que aumentara poco a poco, intentaron no moverse y no quejarse, pero el dolor solo aumentaba y era como si les estuvieran exprimiendo la cabeza con una fuerza aterradora.

Los minutos seguían pasando y todos en el lugar estaban jadeando de dolor, incluso Remus no había sentido algo tan doloroso en su vida.

De repente un pico de magia hizo temblar todo el lugar, las luces parpadearon antes de apagarse y las runas en las paredes comenzaron a deshacerse, todos dejaron de quejarse mientras el dolor demitía rápidamente.

Se quedaron en completo silencio a oscuras por un par de minutos, todos intentando recobrar el aire.

Se escuchó un golpe seco y las luces aparecieron cuando Charity y Remus echaron un par de Lumos sin varita, jadearon cuando vieron a Harry desmayado en el centro de la habitación, sus tres novias corrieron a verlo, siendo seguidas con solo un poco de vacilación por la demás.

– ¿Qué le paso? – preguntó Lavender preocupada por su amigo.

– El Zkrill lo dijo, esta cantidad de magia, y al tener que posesionarse de su cuerpo iban a pasarle factura, estará dormido todo el fin de semana – respondió Remus pasando su mano por entre su cabello como si aún le doliera la cabeza.

– Esa fue más magia de la que creía que alguien podía manejar – murmuró Blaise asombrado y revisando su entorno.

– Todas las runas desaparecieron – comentó con asombro Hannah – ni siquiera hay resto de que algo paso o estaba aquí – cuando intento caminar trastabillo y se recargo en Neville – Harry no es el único con problemas al parecer – dijo con cansancio, los ojos se le cerraban del agotamiento.

– No crees que toda esa magia será sentida por Dumbledore o Voldemort – dijo Blaise mirando a Remus, el hombre mismo había dicho que le trataran como a un igual mientras no estuvieran en clase, lo que no era sencillo.

El Hombre Lobo asintió algo preocupado por eso mismo – puede ser posible, se supone que esta habitación está protegida para eso, de lo que me explico Harry estamos aislados justamente para que ninguna magia exterior pueda influir en la magia del ritual, pero puede ser posible que magos tan poderosos como Dumbledore lo hubieran sentido aún si no saben en donde sucedió el fenómeno.

– Será mejor dejarlo descansar – dijo Charity levantándose – está bastante bien, su respiración es estable, pero sufre de agotamiento mágico y de seguro hay alguna tención mental por la posesión del Zkrill.

– No puedes saberlo con el bono – preguntó Padma mientras acariciaba la cabeza de Harry, había sido de las primeras en llegar así que tenía el privilegio de poder hacer eso – según tengo entendido el bono de alma les permite saber ese tipo de cosas a menos que este a una distancia demasiado pronunciada.

Las tres chicas regresaron a ver a las demás algo asombradas, aunque no debería ser muy extraño, cualquiera querría averiguar qué es lo que hacía un bono de alma, por lo menos lo poco que podían averiguar, para que supieran en que se estaban metiendo.

– Pues sí, podemos saber más o menos que es lo que pasa, pero desde que el Zkrill tomó posesión del cuerpo de Harry su mente se bloqueó para nosotras, supongo que es una necesidad – respondió Hermione apretando la mano derecha de Harry – esto quiere decir que podemos saber el estado físico y mágico de Harry, pero no mental hasta que vuelva a despertar y nuestras mentes estén conectadas completamente una vez más.

– ¿No debería ser imposible que las bloquee de ese modo? – preguntó Katie algo confundida.

Se encogieron de hombros, la verdad, no sabían todo lo concerniente al bono del alma, no sabían que era posible, que no, apenas estaban rosando el alcance del bono por lo que lógicamente no sabían si era peligroso que pudiera bloquearlas de esa manera o no.

Tampoco sabían que cambios habría con el bono gracias a la unión que tenían los Dragones.

Por lo que sabían eran muy parecidos, pero tenían ciertas diferencias, de lo que sabían el bono de almas se había extendido a las tres chicas gracias al bono dragón, podía haber ciertas cosas que ese bono podía hacer que chocaran con lo que podía hacer el bono de almas.

Eran como niños intentando aprender un nuevo idioma, no tenían más remedio que ir con la corriente y estudiar los bonos conforme las cosas se presentaran.

Entendieron lo que las tres chicas estaban diciendo. Pronto todos estaban de acuerdo en que tenían que terminar por el día así que comenzaron a salir de la habitación, por su puesto a pesar de estar algo molestas aún, ninguna quería separarse de Harry.

Por lo tanto, Charity, Hermione y Susan estuvieron de acuerdo en que podían quedarse por la noche.

Las tres aún estaban reticentes en dejar que estén en la misma cama, no porque no crean que ninguna de ella se iba a unir en algún punto, sino como una muestra de que no podían estar con Harry sino estaban de acuerdo con lo que iban a tener.

De ese modo salieron de la habitación con el cuerpo de Harry flotando detrás de ellas y pidieron una habitación con una cama grande para los cuatro y otras camas más pequeñas para las demás, era el mismo cuarto que habían estado ocupando prácticamente todos los días, pero algo más grande para que entraran todas las camas extra.

Se dieron sus buenas noches la mayoría de ellas celosas por las tres chicas acostadas y acurrucadas con Harry y una a una fueron durmiéndose.


Sus ojos se abrieron mostrando un rojo carmesí con tanto poder que parecían iluminar el oscuro lugar en el que se había mantenido durmiendo, olfateo rápidamente el lugar dándose cuenta que olía ha guardado, humedad y al paso del tiempo.

No sabía cuánto había estado allí, pero lo que si podía decir es que había sido un largo, largo tiempo.

Intento levantarse, pero se dio cuenta enseguida que sus brazos se sentían extremadamente débiles, paso su lengua por sus labios dándose cuenta que su piel estaba arrugada, seca y con varias grietas como si fuera una piedra resquebrajada, movió lentamente los dedos y escuchó sus huesos crujir.

Gruñó con desagrado frente a su estado, esto era solo una muestra más del mucho tiempo que había estado descansando.

De repente jadeó al darse cuenta de la magia arremolinándose, no sabía en donde estaba, donde se originaba, pero sabía a quién pertenecía esa cantidad de magia extrema, no sabía cómo es que esa cantidad de poder no estaba alterando y haciendo temblar la tierra, pero suponía que tenía que ver con el que no pudiera saber dónde estaba el Rey.

Sonrió depredadoramente y volvió a lamerse los labios – o esto va a ser divertido – susurró con una voz sensual a pesar de estar muy… dañada por el paso del tiempo.

Nuevamente comenzó a mover sus dedos, una vez que estaba segura que podía moverlos correctamente siguió con las muñecas al mismo tiempo, una vez comenzó a sentir nuevamente sus brazos logró doblar sus codos, colocó sus manos en sus pechos y soltó un jadeo de horror – están flácidos como los de una anciana – gruñó molesta.

Subió más las manos y comenzó a darse masajes en los hombros y el cuello, odiaba cuando se secaba de ese modo y por lo deteriorado que estaba su cuerpo, sabía que sus primeras estimaciones del tiempo que paso durmiendo estaban muy equivocadas.

Sintió como sus huesos crujían mientras iba recuperando nuevamente la movilidad de sus extremidades.

Cuando estaba segura que podía sentir y mover con algo de facilidad la parte superior del cuerpo, colocó sus manos en sea lo que sea que la estaba cubriendo y comenzó a empujar.

Sorprendentemente no sirvió de nada, se recostó nuevamente cansada por el esfuerzo y un poco adolorida.

Cuando estaba recobrada volvió a empujar intentando poner la mayor cantidad de fuerza que pudiera para mover lo que la estaba privando de su libertad y de buscar al Rey, tenía cuentas pendientes.

Con un gemido lo que parecía ser una tapa de alguna clase se movió ligeramente hacia arriba y polvo fino se escurrió por los lados.

Estornudó ligeramente y dejo de empujar para poder rascarse la nariz – lo más probable estoy enterrada y a pesar de mi fuerza no puedo mover la tierra, lo más probable por el tiempo que no se ha movido está prácticamente solidificada.

Volvió a descansar por un momento antes de intentarlo una vez más, esta vez logró mover más la tapa hacia arriba antes de tener que detenerse.

Por lo menos conforme los segundos pasaban su magia innata estaba ayudándola a recuperarse, no serviría de mucho a la larga, necesitaba alimentarse definitivamente, pero por lo menos sabía que estaría fuera de ese lugar de cualquier manera.

Siguió intentando levantar la tapa que la retenía, deteniéndose a descansar por unos cuantos minutos, pero llegó un punto en el que se rompió.

La madera era vieja pero robusta así que no se sorprendió lo mucho que resistió, logró mover a un lado el pedazo roto y comenzó a escarbar en la tierra que era mucho más fácil de desprender de ese modo así que en unos cuantos minutos, aunque no estaba exactamente segura, ya podía pararse en la caja de madera que la había estado reteniendo.

Siguió escarbando su camino hacia la superficie, por suerte se topó con pocas rocas lo suficientemente grandes para que no pudiera hacerlas pedazos, podía estar debilitada al extremo, pero aún era más fuerte y resistente que una piedra.

Decidió no malgastar la poca fuerza que tenía por el momento así que tomó las grandes y las movió hacia sus pies.

Mientras más subía más suave se hacia la tierra lo que le facilito aún más el trabajo, lo que si la sorprendió fue la profundidad en la que se encontraba, lo que asentaba más sus sospechas de que habían pasado tantos años que el mundo al que entraría estaría extremadamente cambiado.

Se preguntó ¿cómo estaba su gente? ¿ese tonto de Vlad habría logrado algo o seguiría siendo el mismo idiota con un palo metido en el culo?

¿Cómo estarían los humanos? era la pregunta más recurrente en su cabeza, la última vez que los había visto era más unos simios con algo de inteligencia, tenían unas estructuras de vivienda bastante interesantes hechas de agua y arcilla, pero se enfrascaban en batallas por cualquier estupidez.

No es que se quejara ella había aprovechado los campos de guerra mucho, pero le era divertido que se congregaran tantos humanos por que uno había acariciado a su pavo con demasiada fuerza y le sacó una pluma.

También había escuchado que habían creado unas estructuras donde metían a algunos de los suyos para que se mataran por diversión.

Los humanos tenían una tasa de natalidad tan alta que lo más probable es que los hiciera idiotas con deseos de autodestrucción, los había visto proliferar y comenzar a poblar el mundo a una velocidad de locura.

Pero cuando habían demasiados de ellos los problemas comenzaban y de repente estaban unos contra los otros sacándose los ojos y bañándose en sus viseras, o podía concordar que era muy divertido bañarse en la sangre de tus enemigos, pero sinceramente no comprendía como podían ser tan idiotas.

Como había disfrutado sus ideas locas de que había parecido un mecías enviado por algún ser todo poderoso que curaba cualquier enfermedad y otras cosas más.

Si le preguntaran a ella diría enseguida que era un mago o posiblemente alguna raza mágica como ellos, la sangre de Vampiro podía curar todo, pero más de unas gotas y causaba una especie de sobredosis que mataba al humano y lo convertía en un Vampiro.

Un Vampiro que nada tenía que ver con ella, por ejemplo, pero un Vampiro, al fin y al cabo.

Claro que cada clan Vampiro tiene una manera de… reproducirse, esa era una de las cosas que habían comenzado las guerras entre clanes, Vlad era un estúpido que creía que siempre tenía la razón, si aún estaba vivo lo mataría de una vez por todas.

Cuando removió un poco de tierra y tocó algo como madera sabía que estaba en la superficie por fin. Con un golpe fuerte la madera se hizo pedazos y el olor de un bosque le llego con claridad, también había un olor extraño, como a madera vieja y podrida.

Siguió rompiendo la madera sobre ella hasta que se logró abrirse paso y se encontró en una especie de salón.

Muy pequeño para ser un salón de baile, miró a su alrededor y sabía que el lugar había estado abandonado por tanto tiempo que era una sorpresa aún estaba en pie, olfateó el aire y efectivamente lo único que lograba captar era la vejes, el aire rancio, capto varios olores de animales que lo más probable usaban el lugar como refugio, pero claramente un humano no había estado allí en mucho, mucho tiempo.

Al captar los olores de los animales su garganta comenzó a arder y el hambre por fin se hizo presente, así que salió de la extraña estructura de madera y comenzó a cazar.

No le gustaba en lo más mínimo el sabor de la sangre de animales, ni siquiera le gustaba el sabor de la sangre de los humanos, ella se había vuelto esclava de un tipo de sangre y no había nada más que su sistema aceptara correctamente.

Encontró un par de venados, tomó el primero y comenzó a beber rápidamente, dejo que el segundo se marchara porque sería más divertido de cazar.

Una vez terminó cargó el cuerpo y corrió en busca del segundo mucho más rápido que antes, no la satisfacía y definitivamente no la ayudaba correctamente a su recuperación, pero algo era algo, llego hasta el segundo venado que aún estaba huyendo y se abalanzo hacia su garganta con facilidad.

El venado peleó por unos momentos antes de que la sangre no fuera suficiente para mantenerlo vivo y pereciera en sus brazos.

Una vez con dos cuerpos de carne deliciosa, hizo una fogata y puso a cocinar la carne. Estaba lo suficientemente fuerte para que su presencia asustara a cualquier depredador que tuviera la más mínima idea de acercársele, también estaba lo suficientemente fuerte para matar a cualquiera que ignorara ese aspecto.

Cuando la carne estaba a término medio comenzó a desgarrarla y a comer, no le importo en lo más mínimo que sus manos estaban sucias.

No había comido en quien sabe cuánto tiempo, quería disfrutar de su almuerzo, o, todo estaría más delicioso con una buena copa de sangre, a, recordaba el sabor de su sangre como si fuera hace unas horas que la había probado, sí, la comida sabría mejor con una copa de su sangre, o de un buen vino, aunque prefería la sangre.

Estaba tan hambrienta que ni siquiera se dio cuenta de que ambos venados se habían ido hasta que recobro su cordura.

No había perdido el sentido desde que era una pequeña Vampiresa hormonal, o, esos habían sido años locos, aún recordaba emborracharse con sangre humana y despertar rodeado de cuerpos desnudos, tanto masculinos como femeninos, de otros vampiros y de humanos por igual, sí, definitivamente esos habían sido años de locura, locura y descontrol total.

De todos modos, ahora estaba alimentada, o por lo menos no se estaba volviendo loca por el hambre, así que decidió que era momento de buscar donde darse un baño y después podía comenzar con su segunda cacería, una cacería mucho más importante y mucho más satisfactoria.

– Espero que estés preparado Rey – murmuró con la voz oscura – no hay lugar en el mundo en el que te puedas esconder.


Comenzando con las explicaciones, aquí explico un poco más profundamente sobre el Harry más canon, es decir ese chico con problemas y pesadillas, como ya dije antes al convertirse escondió un poco mejor esos problemas, pero las chicas que vallan uniéndose lógicamente comenzaran a entender que aún tiene esos problemas a pesar de que los está solucionando en lugar de ignorarlos.

También, hay algunas personas que creían que Daphne y Astoria no eran completamente humanas, me hicieron reír cuando lo dijeron porque el inicio de este capítulo ya estaba planeado, y ciertamente la hermanas Greengrass no soy humanas completas.

Quería que fueran criaturas de agua, por lo tanto, tuve que hacer mi investigación, al principio pensé en hacerlas Selkies, pero se supone que las personas del agua del lago negro son Selkies, estaba por rendirme e irme por lo típico y hacerlas Sirenas, cuando encontré a las Náyades me decidí por ellas porque son la representación física del lugar en el que habitan, son ninfas marinas que supuestamente son la divinidad física del agua.

Espero poder mandar Povs de las demás chicas también, en este caso por supuesto fueron las Greengrass, después serán otras dos, espero poder hacer de dos en dos, pero ya veré.

Aquí también incluyo un pov de Snape, como ya expliqué este tipo es en extremo desagradable.

Rowling pudo haberlo convertido en un héroe mártir al final, pero para mí sigue siendo el mismo desperdicio de espacio, lógicamente es otro de los tantos villanos y planeo profundizas en eso después, también planeo profundizar en la historia de los merodeadores con el grasiento idiota.

Siempre me pareció un niño pequeño, escupiendo de un lado para otro siempre, Potter esto Potter aquello, según el todo tiene que ser por Harry.

Es un hombre patético, pero hay que reconocer que sabe su trabajo, ya sea en pociones o maldiciones, por lo tanto, se convierte en un rival de temer, tampoco creí que hubiera desertado de Voldemort en lo más mínimo.

Si no fuera porque Rowling lo hizo el héroe trágico yo seguiría apostando porque el estúpido está de parte del idiota oscuro.

Después esta la conversación entre Penny y Charity, como yo veo el bono de almas es muy parecida a otros fics, en decir un alma en dos cuerpos distintos, pero no creo que sea del todo acertado, más bien es una unión de almas, una mescla de ambas en dos cuerpos.

Por lo tanto, aunque sepan todo del otro, también pueden tener su privacidad, hay cosas que ciertamente un hombre no quiere y no puede saber sobre una mujer y lo mismo del otro lado.

Seguiré profundizando en el bono más adelante, pero creo que iré dando pequeños destellos de la profundidad del mismo, también explico un poco sobre la unión de las chicas con Harry y el efecto que tiene esto en las dos partes, además como ya dije, también doy a entender que Harry aún tiene problemas que acarrear desde su estancia con los Dursley y con sus anteriores enfrentamientos con Voldemort.

Dudo mucho que Harry hubiera salido tan… entero de la Cámara de los Secretos, después de haberse enfrentado a una serpiente gigante cualquiera tendría como mínimo pesadillas.

Por último, aparece alguien misterioso y nuevo en la historia, por el momento no diré mucho sobre esta persona, solamente lo que ya di a entender es un vampiro.

Un vampiro que conoció al anterior Rey, será un problema, un nuevo enemigo, será un aliado, eso tendrán que leerlo más adelante MUAJAJAJAJA. Como sea espero que les haya gustado el capítulo y nos leemos pronto.

Como siempre manden sus Reviews, Follows y Favorites.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Accidente 8853 0 0 2. Despertando 8911 0 0 3. Una navidad especial 8965 0 0 4. Animagos, Animagos 8757 0 0 5. La primera vez 10727 0 0 6. Juicio justo 9753 0 0 7. Sirius Black 9199 0 0 8. Y ya somos cuatro 7944 0 0 9. Una fuerza muy importante 8382 0 0 10. Perder y ganar, ganar y perder 9873 0 0 11. Pociones de amor 8362 0 0 12. La verdad sale a la luz 8659 0 0 13. Magia antigua 8650 0 0 14. Li 8543 0 0 15. Un Dios serpiente 9363 0 0 16. Un nuevo escape 9447 0 0 17. Errores Weasley 9724 0 0 18. Cambios 12596 0 0 19. Dursley 9613 0 0 20. Problemas familiares 9537 0 0 21. Clanes 9023 0 0 22. Vacaciones 9612 0 0 23. De Veelas y Vampiros 9336 0 0