Harry Potter el retorno del Rey @fxrobalino
Perder y ganar, ganar y perder

Aquí estoy nuevamente trayendo el próximo capítulo de otro de mis Fanfic, en estos días estaré actualizando todos y cada uno de ellos, por lo que en tres días todos tendrán un nuevo capítulo.

Sea como sea espero que este capítulo les agrade, a mí me gusto y aquí mostrare un poco de los problemas que se le vienen a Harry.

Respondiendo Reviews para Muggle Son gracias por tu comentario, me gustó mucho el nombre que me diste para Luna y planeo cambiarlo pronto, concuerdo con que tiene mucho sentido el llamarlo así, lo cual es una razón más para colocarlo, gracias.

Para Leonard Sharksun tendrás que seguir leyendo para saber si Neville tiene más de una chica o si Lavender y Hannah están con él, u otra chica también se une, jajaja por el momento les dejare romperse la cabeza intentando saber eso.

Por parte de si Ginny y Ron también aparecen, si, también lo hacen pero por el momento aún no, de todos modos en este capítulo Harry tendrá un encontrón con uno de sus supuestos "enemigos" y con otro más molesto, tiene toda la razón en que no solo las chicas del harem y amigos tienen que aparecer sino también los enemigos y los problemas.

Por ultimo en cuestión de lo de Remus, también tienes mucha razón en que en la mayoría sino en todos los fanfic en los que Sirius vive, o incluso en los que muere, Remus y Harry nunca congenian en verdad.

Como ya explique, me molesta que el licántropo no se haya tomado el tiempo para ver por Harry aunque solo sea un poco, por lo tanto planeo hacer que esos dos estén más unidos, tomara tiempo y no será de la noche a la mañana pero quiero unir a toda la familia.

Supongo que veremos a Remus mucho más en sus interacciones con Hestia pero también planeo hacer que ayude a su sobrino y empiecen a tener una verdadera relación familiar de tío/sobrino.

marcos. me alegra que te guste tanto el fic, no es para nada fácil y en especial cuando tienes que hacer que calcen algunas de las cosas del canon con lo nuevo de la historia, para no salirme demasiado de lo que es Harry Potter es en verdad pero dándole mis propias vueltas y callejones.

Pero se hace lo que se puede y uno siempre aprecia cuando reconocen el trabajo, tuve otro comentario en el que me corrigieron un par de fallas (que espero haberlo hecho) que también se aprecian siempre y cuando no sean groseros.

Por lo tanto gracias por tu comentario.

Para Anisabel a mi también me encanta cuando Luna aparece, es tan… rara y especial que a veces es incluso complicado escribir y darle ese toque estrafalario que tiene en el canon pero por el momento parce que voy por buen camino.

Fue muy graciosos escribir la parte en que se arma todo con relación a las citas, como ya dije antes Harry por ser un dragón esconde bastante bien sus problemas, veremos más de eso en adelante, pero aun siendo un dragón ningún hombre por más valiente que este sea podría contra la fuerza combinada de las mujeres.

También fue gracioso escribir a Blaise quien aún no tiene pareja, la verdad es que cuando pensé en unirlo iba a hacer que sea el gay del grupo pero a la final el fic se escribió como se escribió y fue otro heterosexual.

Hubiera sido gracioso escribirlo como el gay del grupo porque yo tengo un amigo gay y han pasado unas cuantas cosas sumamente graciosas que pensaba "contar" en el fic, cuando le conté que pondría sus penas y desgracias en una página de Internet me golpeo así que dejemos las cosas como están, fue bastante aterrador.

Como sea espero que te siga gustando el fic, les dejo con el cap.

Cap10.- Perder y ganar, ganar y perder.

Se quedaron allí medio vestidos, medio desnudos, respiraban con agitación, pero se reían contentos y satisfechos por el fabuloso, excitante y rápido momento que acababan de tener, Harry estaba acostado en el suelo boca arriba, Susan estaba en su brazo derecho, Charity en el izquierdo y Hermione estaba prácticamente encima del chico.

– Eso fue genial – susurró Susan.

– Fue alucinante – corrigió Charity riéndose un poco más – ¿no decías que no podías complacernos a nosotras tres juntas?

Harry se rió casi sin aliento – supongo que estaba un poco de más excitado – respondió bastante cansado y agotado – y ahora como voy a hacer para unirme a Penny – dijo con burla.

– Te repones rápido, estarás bien – murmuró Hermione divertida mientras dibujaba figuras en el estómago de Harry.

– Hablando de Penny creo que deberíamos irnos, deben estarse preguntando qué pasó – comentó Susan.

Suspiraron y se levantaron del frio suelo, se arreglaron las ropas, se limpiaron e intentaron acomodarse el cabello, el de Harry no tenía ningún arreglo aún ahora, así que no se preocupó por eso.

Salieron del baño más calmados y caminaron hasta el Gran Salón donde los ánimos ya estaban mucho más calmados aunque llamó la atención cuando entraron los cuatro, todo el mundo sabía que sea lo que sea que había ocurrido Harry lo había hecho y comenzó a disiparse cuando salió del Gran Salón.

Los profesores con hechizos habían logrado controlar todo y limpiar a las pobres chicas con las hormonas alborotadas, se sentaron dónde estaban antes de salir corriendo – ¿a dónde fueron? – preguntó Daphne.

– A calmar ansias – respondió Charity sonriendo mientras se despedía y caminaba de nuevo hacía la mesa de profesores.

– ¿Calmar… ansias? – preguntó Katie.

Suspiraron de nuevo mientras Charity se reía – el ambiente estaba… caliente así que necesitábamos despejarnos – respondió Hermione.

Asintieron acaloradas aún y continuaron cenando, Penny no podía dejar de sonreír, esa noche tendría a Harry de nuevo para ella sola y estaba completamente decidida no solo a besarlo sino a tener relaciones con él.

Sabía que tenía desventaja, tenía diecisiete años y estaba por salir de la escuela, así que tenía que aprovechar cualquier oportunidad que tenía, las otras chicas con la misma edad de Harry podían compartir más con él.

Unos minutos después Dumbledore dio permiso a todos para que se levantaran, Penny fue la primera en levantarse emocionada y excitada, caminaron hasta las escaleras y se separaron, cada uno dirigiéndose a su casa aunque algunas chicas miraban a Penny con envidia y celos.

Harry y la rubia en cambio se dirigieron hacia la habitación que viene y va – "te voy a extrañar en la noche" – comentó Hermione – "bueno te vamos a extrañar en la noche".

– "Si, es la segunda noche así" – dijo Charity con un suspiró.

– "Yo solo he dormido con él una noche y ya lo extraño" – mencionó Susan.

– "Bueno por lo menos no va a ser tan seguido" – dijo Harry – "espero, porque aún no puedo controlar esa cuestión de complacerlas a todas".

Las tres se rieron – ¿a dónde vamos? – preguntó Penny abrazando a Harry – supongo eso si me lo puedes decir.

Harry tragó saliva, Penny le hablaba con la voz ronca y que prometía un mundo de placer – no me provoques o no llegaremos a donde vamos – respondió con burla.

Penny hizo puchero pero se acercó aún más a Harry dejándolo sentir sus pechos, el resto del camino lo dejaron pasar en un agradable silencio, cuando llegaron al tapiz y se detuvieron, Penny estaba curiosa y extrañada.

Harry se separó y camino tres veces por en frente del tapiz dejando que apareciera una puerta, la abrió y dejo pasar a Penny que enseguida abrió la boca impresionada con lo que veía.

Frente a ella había una playa, si no fuera por la paredes lejanas juraría que estaba en una playa de verdad, podía sentir la arena bajo sus zapatos, podía sentir lo salado y caliente del ambiente, escuchaba las suaves olas golpear la arena y regresar hacía el mar.

– ¿Qué es este lugar? – preguntó adentrándose más, asombrada con las palmeras, uno que otro cangrejo ermitaño, a pesar de ser de noche gaviotas aún volaban en el cielo – no sabía que algo como esto podía existir en el castillo.

– Yo tampoco la verdad – respondió Harry – esta es la habitación que viene y va, si te imaginas algo en tu cabeza esta la reproduce aunque no me imagine que pudiera hacer algo como esto en serio.

– ¿Y si no podía? ¿qué hubieras hecho? – preguntó Penny divertida pero encantada.

– Supongo que pasar la mayor vergüenza de mi vida.

Se rieron ruidosamente antes de que Penny se diera la vuelta para verlo a los ojos y comenzara a desvestirse – bueno ya que es una playa, supongo estamos utilizando demasiada ropa no crees.

Se sacó los zapatos y las medias dejando que sus pies sientan la arena bajo ellos, se sentía tan real, luego se sacó la falda quedando solo con su calzón a rayas blanco y azul, luego su capa y su camisa, dejando ver su sujetador a juego, sonrió un poco más cuando lo vio mirándola atentamente y se encamino al agua.

Harry rápidamente se deprendió de su ropa y corrió al encuentro con Penny que ya estaba dentro del agua – esta deliciosa – dijo Harry mientras la alcanzaba – ¿así se siente el agua en la playa?

– ¿Nunca has estado en una? – preguntó Penny extrañada.

Harry negó con la cabeza mirando hacía el firmamento, o la pared del fondo más específico, Penny lo agarró de la mano y lo metió un poco más en el agua – está perfecto Harry, este lugar es hermoso a pesar de que estamos rodeados por paredes de piedra, gracias – se inclinó y capturo sus labios.

Harry estaba ligeramente sorprendido pero enseguida correspondió al beso – ¿y eso por qué fue? – preguntó cuándo se separaron.

– Por ser quien eres – dijo Penny sonriendo – ¿por qué siento que hay algo que quieres decirme?

Harry suspiró nuevamente, suponía que no podía esconderlo, había pasado el suficiente tiempo con todas como para que lo conozcan bien – hay algo que tengo que contarte – mencionó asintiendo con la cabeza – es bastante complicado y personal.

– Te escucharé sea lo que sea Harry, no te voy a juzgar y podemos hablarlo después si es lo que quieres.

Suspiró un poco más y procedió a contar la historia que ya se sabía de memoria por estar repitiéndola a cada rato, mientras hablaban nadaban o se quedaban flotando en el agua, luego salieron y se sentaron en la arena contra una de las palmeras para estar más cómodos.

Penny hizo silencio en todo momento dejando que Harry explique lo que necesitaba explicar, se desahogue y suelte todo lo que tenga que soltar – por eso Hermione y Susan no se quejaron, ellas ya están unidas a mi así que saben cómo son las cosas y lo aceptaron – suspiró un poco más y la miró – sorprendente, si, ni yo me creo que en verdad aceptaron algo así, pero lo hicieron.

– Vaya es… sorprendente y… abrumador – respondió Penny levantando la cabeza hacía el techo – entonces necesitas una corte formada por tus esposas para ser más fuerte, por ende derrotar a Voldemort que aún está vivo y a Dumbledore que ya descubrimos es pura farsa, si te quiero conmigo necesito compartirte con no se… quince, veinte chicas distintas.

Harry abrió la boca sorprendido – bueno, si, en resumen sí.

– Hermione acepto esto, pensé que se le complicaría un poco más por venir del mundo Muggle.

– Dijo que había estado conviviendo con ustedes lo suficiente para entender que me amaban de la misma manera y se alegraba que no lastimaría a ninguna.

Penny asintió, era mucha información, cierto que se alegraba de cierto modo por todas las demás y conocía lo suficiente a Harry para saber que las trataría a todas por igual y las amaría a todas por igual.

Pero otra parte de su ser no quería eso, quería a Harry solo para ella, estaba muy confundida y… si un poco aterrada también – así que con Hermione tuviste un bono de alma lo que se extendería a todas las demás, conocerías mis secretos más profundos.

– Bueno, solo tienes que ver que prácticamente estaríamos casados.

Eso también le preocupaba, solo sería Lady Potter para la magia, aún no estaría completamente casada, pero seguía siendo una romántica de primera y quería que el chico con él que se casara estuviera con ella durante unos años, que fuera a pedir su mano a su padre y se armara una elegante, hermosa y bastante discreta boda.

Tenía que pensar seriamente en eso, si decía que sí que ganaría, que perdería, si decía que no, de igual modo – es mucha información – susurró, lo regreso a ver, Harry le sonreía aunque sabía que notaba su incomodidad – tengo que pensar en esto.

Harry asintió – todo el tiempo que quieras Penny, ya te lo dije y se lo dije a las demás también, aún si no aceptas seguiremos siendo amigos.

Asintió lentamente – tengo que pensar, analizar todo lo que me dijiste y prometo darte una respuesta solo… es solo que en este… momento no sé qué… hacer yo…

Harry sonrió nuevamente y asintió – todo el tiempo que quieras Penny.

Se levantaron, Penny les hecho hechizos de secado y pudieron ponerse la ropa nuevamente, cuando estaban por salir de la habitación la rubia tomó del brazo a Harry y lo jaló para poder besarlo nuevamente, fue un beso desesperado, lleno de amor y cariño, pero tenía un matiz y sentimiento de despedida que los dos notaron claramente.

Cuando se separaron Harry levantó las manos para limpiar las lágrimas de Penny con sus pulgares y la beso una vez más igual de intensamente – lo… lo siento.

– No tengo nada que disculparte Penny – susurró Harry abrazándola con algo de fuerza – piénsalo, aún no sabes que hacer, abre la mente y si necesitas ayuda o quieres conversarlo, estoy disponible siempre, Hermione, Susan y Charity también lo están, Charity es mayor, con más experiencia y fue la primera en unirse si quieres hablarlo con ella estoy seguro que te sería de mucha ayuda.

Penny asintió y pudieron salir de la habitación, se separaron en las gradas, Penny se dirigía a la torre de Ravenclaw y Harry a la de Gryffindor.

Se sentía pesado y cansado, Penny era la primera que no aceptaba y de cierta forma era muy deprimente, más aún cuando sintió la despedida en ese beso, solo tendría que esperar y ver como resultaban las cosas.


La mañana siguiente, el día amaneció sombrío y lluvioso, parecía concordar con los sentimientos de Harry y por extensión de Hermione, Susan y Charity, las tres sintieron la angustia de Harry ni bien se despertaron y supieron que algo había ido mal.

El que no pudieran sentir a Penny les dio su respuesta, todos estaban ligeramente asombrados que Penny fuera a sentarse con Percy Weasley en lugar de con el grupo, pero no preguntaron nada porque Harry fruncía el ceño y apretaba las manos cuando veía a Percy muy cerca de la rubia.

Ese día la pasaron bastante taciturnos y la lluvia no ayudaba en nada, las clases parecieron más largas que nunca, pero pronto Harry comenzó a sentirse mejor, había acordado dejar que Penny pensara las cosas y si para ella tenía que alejarse del grupo que así sea, él la esperaría todo el tiempo que tuviera aunque no fuera mucho.

El resto de los días pasaron igual con lluvias constantes, encerrados en el castillo y buscando calor se metían en la biblioteca donde aprovechaban y hacían tareas o simplemente leían sobre algún tema que les interesarse, la biblioteca de Hogwarts no tenía mucho más que sobre los temas de estudio.

Harry hizo nota mental para arreglar eso también, había ido a las bibliotecas en Londres, no solo tenían cualquier cantidad de libros sobre distintos temas, sino que podías encontrar libros sobre lo que quisieras, lo que se te ocurriera, lo tenía.

Así mismo debía ser en Hogwarts, si querías leer sobre Transfiguraciones nivel Auror tenía que haberlo, si querías leer una historieta tenía que haber historietas, si querías novelas o historias de amor, historias fantásticas, lo que se te ocurriera debía haber libros sobre eso.

Hermione, Susan y Charity estaban bastante preocupadas, Harry parecía lastimado y deprimido, mejoraba con el paso de los días pero se notaba que había sido un duro golpe el que Penny no aceptara.

Así que aprovechaban cualquier momento que pudieran para hacerlo sentir mejor, en especial porque Penny aún estaba sumamente interesada en él, lo veía de lejos y suspiraba, se reía cuando hacía algo que le pareció gracioso aún si Percy que estaba a un lado suyo como sanguijuela le hubiera estado hablando de algo serio.

Charity le dijo que le diera espacio y tiempo y que aún si a la final no terminara uniéndoseles, Penny era lo suficiente madura y cariñosa para quedarse junto a ellos siendo amigos, no se alejaría demasiado.

Para la mañana del jueves parecía estar mucho mejor, el apoyo de sus tres novias había ayudado mucho y el que ese día fuera su cita con Selene también ayudo.

Estaba de más nervioso y preocupado porque algo parecido a lo que paso con Penny fuera a suceder, pero el recuerdo de que primero sería una cita común y corriente lo calmó, no tenía que confesar nada y no tenía que unirse a Selene por el momento.

Con algo de ayuda de Luna estaba listo para la cita y sabía qué hacer para que Selene disfrutara de su noche con él, la chica estaba bastante mejor acoplada al grupo, se reía y compartía con todos, en especial Harry, así mismo aportaba ideas para que hacer en sus momentos libres o solamente daba su perspectiva sobre algún tema.

Así que a eso de las seis y media iría a recoger a Selene a la sala común de Slytherin y la llevaría a la sala que viene y va para tener su primera cita con la otra chica de Slytherin y la ultima de diecisiete años.

También estaba más tranquilo porque hablando con Susan ahora sabia más o menos por qué las chicas sangre pura o más bien las educadas en un ambiente mágico serían más fáciles de convencer.

El mundo mágico como se sabía estaba muy retrasado socialmente y había algunas cosas que aún eran utilizadas que en el mundo Muggle no se habían utilizado en cientos de años, por ejemplo los contratos matrimoniales, muchas de las familias hoy en día estaban formadas por contratos matrimoniales acordados entre los padres de los novios ya sea por poder político, por aumentar su fortuna o cosas así.

Malfoy por ejemplo, en el exterior se mostraban como una orgullosa y unida familia sangre pura, pero por dentro las cosas no eran tan buenas, Narcissa Malfoy había sido obligada a casarse con Lucius cuando su hermana mayor Andrómeda se escapó con un hijo de Muggles.

Y por lo que Susan sabía Narcissa nunca amo y nunca amaría a su esposo, es más parecía odiarlo en verdad.

Como sea, otra de las cosas que se les enseña a los educados mágicamente es que podrían llegar a estar casadas con un hombre que ya tenía otra u otras mujeres, generalmente se hacía cuando un mago tenía más de un título, pero tampoco era extraño que uno de ellos se hubiera enamorado antes de cumplir un contrato y terminaba teniendo dos esposas.

Por ende las sangre pura no le harían tantos peros, lógicamente estarían decepcionadas de que tendrían que compartirlo pero por lo demás estarían bastante tranquilas.

Incluso una que otra estaría agradecida con lo que pasaría porque podrían mostrar afecto por otra chica.

No sabían si una de las chicas del grupo tenía gusto también por las mujeres pero eso era porque si en el mundo mágico era sumamente agresivos hacía los Muggle no se diga para la gente que gustara de su mismo sexo.

En ese tipo de convivencias inevitablemente llevaba a que las mujeres tuvieran relaciones entre ellas, ayudaba cuando el hombre de la casa no podía complacerlas por cualquier razón, pero también ayudaba a unir a las chicas y que no hubiera peleas.

Hermione había estado ligeramente aprensiva sobre ese tema, pero el que Charity le hubiera dicho que no tenía que hacerlo si no quería la había tranquilizado.

No es que odiara o pensara mal de las chicas con ese tipo de gustos, simplemente era muy reservada, le había costado mucho el acercarse a Harry de ese modo, tres años se podría decir, no se diga con otras chicas.

Harry terminó de prepararse para su cita con Selene y suspiró, aún tenía problemas con lo que había sucedido con Penny sentía su lado dragón rezumbar molestia cada que veía a la rubia con Percy y cada vez era más difícil controlarlo, parecía que al Zkrill no le gustaba en lo más mínimo que otro hombre se acercara a una de sus chicas no marcadas.

Había tenido que salir del lugar un par de veces cuando se encontraba con la rubia y el pelirrojo, porque le daban ganas de freír al chico y lanzar el cuerpo por una ventana hacía el lago negro.

Suponía que había más problemas siendo un dragón de los que había creído, solo esperaba tener la suficiente fuerza para no tener problemas.

– "¿Ya estás listo?" – preguntó Charity con burla.

Hermione bufó por lo infantil que era a veces su profesora – "lo has estado viendo mentalmente durante los últimos treinta minutos, sabes muy bien que está listo".

– "Y por lo que podemos ver tú también lo has estado viendo, ya que sabes exactamente cuánto tiempo lo ha hecho Charity" – se rió Susan divertida.

Hermione se sonrojo pero metió la cara aún más en el libro que estaba leyendo para que nadie en la sala común la viera y pensara que estaba loca, Susan no se preocupó y se rió suavemente en su propia sala común.

Hannah la regresó a ver extrañada pero no dijo nada y siguió haciendo su tarea o más bien pensar en cómo invitar a salir a Neville antes de que Lavender se le adelantara.

– "Solo estoy algo nervioso" – murmuró Harry.

– "No deberías preocuparte, Penny entrará en razón" – mencionó Charity – "es más hoy parecía que quería conversar conmigo".

Enseguida recibió el recuerdo, era como ver una película grabada por el mismo, pero al mismo tiempo, veía lo que sucedía como si no estuviera realmente allí. En el recuerdo Charity había terminado de dar clases y Penny se había quedado de pie allí dudando entre adelantarse y hablar con su profesora o simplemente salir del aula.

Después de dudar por todo un minuto simplemente salió del aula y se reunió con algunos amigos.

Eso logro levantarle el ánimo, parecía que Penny aún estaba algo dudosa pero al mismo tiempo parecía estar llegando a un acuerdo con sus ideas, lo suficiente para querer saber más sobre el bono y la unión que posiblemente podría tener.

Con un suspiró mucho más tranquilo salió de su cuarto y se dirigió a la sala común, donde había muy poca gente, nuevamente vio al par de Weasley conversando en una esquina lo que le daba un mal presentimiento. Lanzó una mirada hacía Hermione que asintió sonriendo y salió de la sala común sin llamar mucho la atención.

Caminó tranquilamente por los pasillos de la escuela a la que había considerado su casa desde hace tiempo, se preguntó si seguiría de ese modo una vez que tuviera una verdadera casa, a la cual llamar suya y solo suya.

Y no solo eso sino que allí también tendría a sus padres, o una parte de ellos, en forma de cuadros, tendría a los amigos de sus padres y por su puesto estaría sin preocupaciones con sus novias, solo esperaba que nada saliera mal, aunque considerando su vida hasta ese momento, los problemas lo seguirían a donde sea que fuera.

Y su estado de dragón solo parecía aumentar problemas a su ya complicada vida. Llegó en poco tiempo a la sala común de Slytherin y procuró mantenerse escondido.

Podía tener un par de amigas y parecía que la casa en si estaba mejorando y uniéndose con las otras tres, pero sabía muy bien que aún había chicos y chicas de esa casa que lo matarían si tuvieran la oportunidad.

Esperó por unos diez minutos antes de que la pared de la sala común desapareció por completo y dejo salir a una increíblemente diferente Selene, se había recogido el cabello negro en una coleta alta con algunos mechones cayendo por su rostro y se había puesto un par de jeans y una blusa que parecía ser demasiado chica para ella.

La ropa estaba tan apretada que dejaba ver su magnífico cuerpo de una forma casi sucia… pensaría que estaba pensando en violarlo si no fuera por lo rojo de su rostro y el que cada pocos segundos estirara la camisa como queriendo agrandarla.

Conociendo a Tracey ella fue la que ayudó a Selene con su vestimenta, podían estarse "peleando" por él en este momento pero eso no quitaba que ayudarían a uno de su grupo con lo que pudieran.

Salió de su escondite sonriendo haciendo que Selene se sonroje aún más – estas preciosa – dijo Harry viéndola en todo momento a los ojos para que no se avergonzara más de lo que ya lo estaba y claro está que no pensara que solo la estaba viendo por el magnífico cuerpo que sabía tenia.

– Ho… hola – susurró volviendo a jalar la blusa.

Le sonrió nuevamente para tranquilizarla y extendió su brazo para que lo tomara, cosa que hizo mirando todo el tiempo al suelo – tenemos un poco de viaje que hacer pero estoy seguro que te gustara lo que vamos a hacer.

Selene asintió mientras caminaban por los pasillos intentando mantenerse lo más cerca posible.

Después de unos quince minutos usando pasajes secretos que claramente Selene no había conocido aun habiendo estado en la escuela por siete años, llegaron al tapiz de Bárnabas el Chiflado para confusión de la chica.

Harry se acercó al tapiz y se paseó por al frente tres veces antes de que apareciera la puerta característica que abrió y se apartó para que Selene entrara primero.

Abrió la boca asombrada cuando puso sus ojos en el prado con una pequeña colina en la que se encontraba un telescopio que era muy diferente a los que había visto, pero lo más sorprendente era el techo completamente abierto, sin nubes mostrando el oscuro cielo con millones de estrellas iluminando el lugar.

– Esto… esto es… fantástico – comentó adelantándose con una sonrisa que pocas veces había mostrado por ser tan tímida – ¿cómo… cómo sabías que… me gusta la as… astronomía?

Harry sonrió recordando lo que le dijo Luna – digamos que un pequeño cuervo me lo dijo.

Asintió sin saber completamente a que se refería, se acercó a él y lo abrazó tan fuerte como uno de los abrazos de Hermione y eso era decir mucho – gracias – susurró mientras lo besaba en la comisura de la boca.

Harry sonrió, la tomó de la mano y la acercó al telescopio a un lado había una pequeña canasta con comida, nada muy pesado porque ese día si comieron, Selene comenzó a hablarle de todo lo referente a la astronomía y a pesar de que él nunca había puesto mucho interés en esa clase ahora notaba lo interesante que podía ser.

Las estrellas y la luna tenían mucha incidencia en la magia, por ejemplo en Halloween que se creía que era alguna clase de día de recarga mágica o algo por el estilo, tenía mucho que ver con ciertas estrellas que se alineaban con la tierra ayudando a que la magia que se contenía en el planeta fluya con mayor rapidez y sin tanta restricción, así mismo se necesitaban ciertas estrellas o incluso la luna para ciertos rituales.

También ayudaban para hacer crecer ciertos tipos de plantas, algunas solo podían crecer cuando la luna estaba en cierta posición con respecto a la ubicación en la que estaban pensando cultivarlas y ese tipo de cosas.

Selene claro está pertenecía a una familia neutra y por tanto tenía en su biblioteca algunos libros con referencia a las llamadas artes oscuras, había encontrado un ritual muy oscuro en el que se necesitaba luna llena con algunas otras estrellas rodeándola, algo que solo ocurría una vez al año, se creaba un circulo rúnico increíblemente complicado y se necesitaba sacrificar a siete niñas de no más de diez años vírgenes, todo eso para aumentar el poder neto mágico al doble.

Selene lo había regresado a ver alarmada cuando se dio cuenta lo que había estado contando pero para Harry eso ya no era relevante, después de todo el mismo era una de las criaturas más oscuras de mundo.

Lo que si se preguntó es si Voldemort había utilizado este tipo de rituales para aumentar su poder.

Sabiendo lo orgulloso que era no se rebajaría a obtener el poder de este tipo de maneras, pero también sabía lo rastrero que era y cabía la posibilidad de que si lo hiciera.

Después de eso Selene se tranquilizó y procedió a enseñar a Harry acerca de la astronomía desde el comienzo, le enseño sus constelaciones favoritas y la razón de su fascinación con las estrellas, estaba claramente fascinada con el telescopio que Harry le dijo había conseguido en el mundo Muggle.

Por si solo el telescopio era tan bueno como los mágicos ya colocados encantamientos necesarios para el estudio de las estrellas, pero una vez colocó los mismos en el nuevo, no era por presumir pero quizá ni la nasa tenía un telescopio tan bueno como el que le acababa de regalar a Selene.

Un poco más tarde se sentaron a comer aun conversando pero cambiando de tema a algo mucho más personal.

Sus gustos y disgustos, bandas de música mágicas que Harry seguía sin encontrarles el gusto y bandas de música Muggle que Harry prometía hacerles oír a todos cuando salieran a vacaciones de verano.

Al final de la cita sabían mucho más de cada uno y por las feromonas que Selene estaba exudando la chica estaba aún más atraída a él de lo que había estado hace solo unas horas. Salieron de la sala con una enorme caja protegiendo el telescopio y Harry acompaño a Selene hasta su Sala Común.

Sintiéndose mucho más seguro de sí mismo nuevamente Harry le dio un casto beso en los labios a la chica y se fue rápidamente.

Hermione, Susan y Charity lo felicitaban por la cita cada pocos minutos para ayudar a elevar la confianza que perdió cuando Penny lo rechazo, esos malditos familiares suyos lo había jodido de maneras impensables y estaban deseando encontrárselos para mostrarles porque deberían temer la magia.

De todas ellas lo más probable al final del año, las únicas con el permiso de poder hacer algo por el estilo serian, Penny, Selene y Charity, pero eso no evitaba que pudieran darles consejos para hacer de la vida del zoológico familiar de Harry imposible.

Al día siguiente todo el mundo se reunió y como en esta oportunidad Selene si se sentó con ellos pudieron preguntarle sobre la cita sin ningún problema.

Las chicas no unidas estaban entre fascinadas y celosas, claramente la mayoría de ellas no sabían sobre los telescopios del mundo Muggle porque aun si no eran sangre pura intolerantes el Ministerio había dado de comer mentiras a la población para que no salieran de su propio mundo.

Escuchar de las cosas que Hermione, Charity y Penny les habían contado era alucinante para ellas.

Claro está que pronto se decidió que al finalizar el año todos se reunirían para poder ir al mundo Muggle y experimentar por ellos mismos todo lo que este les podía ofrecer, Hermione ya estaba planeando hablar con sus padres para incluir a sus amigos en el viaje anual de vacaciones que tenían.

Les convenía también a ellos porque Harry tenía sus propias residencias en algunas partes del mundo que podían visitar sin ningún costo.

Sería otra sorpresa como la del dinero que les había mandado por la venta de uno de los diamantes de luz, que hasta ahora no podían creer que había conseguido, había mentido un poco diciéndoles que Harry se había encontrado el diamante y se lo había dado a ella pero como solo era mitad mentira no había problema.

Mientras las chicas conversaban sobre el viaje al mundo Muggle en el que Hermione les aseguro que les enseñaría la ropa, en especial, que era mucho más cómoda y… placentera.

Harry, Neville y Blaise comenzaron a conversar sobre la próxima salida a Hogsmeade y el próximo partido de Quidditch de Gryffindor contra Slytherin, Blaise a pesar de ser amigo de ambos no podía dejar de apoyar a su propia casa, por lo menos no parecía ser alguien demasiado aficionado al juego por lo que no hubo más que pequeñas bromas sobre eso.

El resto del día pasó sin ningún problema y el viernes fue bastante parecido, el sábado por otro lado por fin llegó la tan esperada salida a Hogsmeade la primera oficial de Harry y con todos sus amigos.

Tomaron el carruaje hacía el pequeño pueblo aunque tuvieron que separarse en varios para que todo el grupo entrara sin ningún problema.

Cuando llegaron al destartalado pueblo siguieron igual de emocionados porque a pesar de ser muy deprimente también estaban juntos fuera de Hogwarts por primera vez, eso sí Harry ya estaba pensando en tiendas y cosas que agregar al lugar.

Si iba a ser el dueño de Hogwarts suponía que debía ver por el castillo y Hogsmeade y buscar las maneras de que todo mejore, para que la experiencia de estudiar en ese castillo fuera aún mejor que antes.

Primero fueron a Honeydukes por unos cuantos dulces, que niño por más sexualmente activo que este fuera no disfrutaba de los dulces.

Incluso el Zkrill estaba disfrutando de ellos y eso que el dragón parecía ser tan viejo como Hogwarts mismo, eso sí evitó rotundamente los caramelos de limón o todo lo que se le parezca, no quería nada que tenga que ver con ese viejo hijo de… parpadeo sorprendido por las emociones que parecían apoderarse de su cuerpo.

Era algo que había notado le pasaba desde lo de Penny, era fácilmente influenciado por la furia, el enojo y los celos.

Su siguiente parada fue las tres escobas con la increíblemente hermosa dueña del local Madam Rosmerta, la mujer ignoraba o rechazaba a todos los chicos en el lugar pero con Harry parecía disfrutar de coquetearle y hacerlo sonrojar.

No entendía que es lo que le pasaba, ya había tenido relaciones sexuales con tres hermosas mujeres y gracias a Charity se estaba acostumbrando bastante rápido a los insinuaciones pervertidas, pero con Rosmerta era muy diferente quizá era porque no conocía a la mujer o quizá porque le estaba coqueteando descaradamente ignorando las miradas de furia y celos que le lanzaban todas las chicas con él, excepto por Lavender y Hannah que seguían peleando por llamar la atención de Neville.

Blaise por el contrario estaba coqueteando con una chica con la que encontraron en Zonko llamada Emily, era de Norte América y era pariente de una pareja dueña de uno de los locales en Hogsmeade.

Había venido de visita por el fin de semana con sus padres aunque tenía que regresar a su escuela en los Estados Unidos el domingo en la tarde.

Blaise había estado saltando en un pie al ver que la chica no tenía idea de quien era Harry Potter o por lo menos no lo ligó con el chico que estaba rodeado por mujeres hermosas.

Harry estaba evitando soltar feromonas con gran esfuerzo e intentaba no acercarse mucho a la chica para que su amigo tuviera una oportunidad y él no se esté preocupando por otra chica que caía por el solo gracias a las feromonas, Romilda ya había causado unos cuantos dolores de cabeza por eso.

Pero todo lo divertido que había pasado se perdió cuando entraron al local dos personas que todos reconocieron muy bien.

Penny y Percy entraron tranquilamente aunque el pelirrojo parecía estar babeando viéndola fijamente, la rubia notó enseguida al grupo y sonrió cuando los vio, se iba a acercar después de unos cuantos días para saludar cuando notó los ojos de Harry en ellos.

Eran blancos como sabia eran los del Zkrill y los veían asesinamente, incluso estaba exudando sed de sangre.

Todos en el local comenzaron a percibir ese aterrador sentimiento, Hermione y Susan se regresaron a ver y tomaron a Harry de las manos para sacarlo del lugar, por suerte nadie había notado aun que era Harry quien estaba causando el problema una vez más y pudieron sacarlo sin ningún problema.

Lo arrastraron hacía la casa de los gritos donde no habría nadie para que pudiera calmarse – ¿qué fue eso Harry? – preguntó Susan acariciándole la cabeza.

Negó con la cabeza sin saber que responder mientras respiraba hondo y dejaba que la furia que lo había envuelto se disipe – los vi entrar juntos y en lo único que podía pensar era en lanzar un rayo a Percy y freírlo allí donde estaba de pie.

– Harry no es bueno ser tan posesivo y celoso, puedes ahuyentar a las demás chicas – dijo Hermione con calma intentado hacerle ver lo mal que se vería si no se controlaba.

– Ya lo sé pero no es algo que pueda controlar exactamente.

– "Son los instintos" – dijo el Zkrill en la cabeza de los tres.

Se miraron confundidos – ¿instintos? – preguntó Susan.

– "Cuando fuimos a Londres con Susan le enseñe un poco de lo que puede hacer a Harry porque una vez te unieras Harry comenzaría a mostrar más rasgos animales" – dijo el Zkrill con calma – "es algo natural para nosotros marcar territorio, cuando vemos algo que consideramos nuestro peleamos con toda nuestra fuerza por protegerlo, con las mujeres es algo parecido por eso se crea una conexión entre nosotros aún sin el bono de alma".

– Como cuando los animales marcan a sus parejas – comentó Hermione entendiendo más o menos a donde iba.

– "Exactamente, algunos animales en especial los no mágicos muerden a sus parejas para marcarlas y que otros no las toquen, nosotros tenemos la conexión y se refuerza aún más con el bono de alma".

– Pero como Penny no está unida y se está manteniendo alejada y pasando con otro hombre que claramente esta atraído, los instintos de Harry toman el control – siguió Susan.

– "Parece que te gustan las mujeres inteligentes" – se burló el Zkrill.

Estaban por continuar con la conversación cuando escucharon a alguien acercarse –… en cualquier momento recibiré una carta de mi padre porque tengo que declarar en el juicio – reconocieron la voz de Malfoy – ya quiero oír a ese gigante imbécil 'es inofensivo' y bla, bla, bla.

Malfoy, Crabbe y Goyle se rieron al mismo tiempo hasta que vieron a Potter, la sangre sucia y una traidora a la sangre juntos – ¿qué haces aquí Potter? – preguntó el rubio con prepotencia – ¿no se supone que no tienes permiso para venir a Hogsmeade?

Harry lo miró con una expresión en blanco y dejo que siguiera hablando – estábamos hablando sobre tu amigo el gigante – se burló al ver que Harry no reaccionaba – crees que llorara cuando le corten la cabeza al hipogrifo ese…

Harry se levantó y caminó lentamente hacía Malfoy que lo miró confundido, se movía como una animal salvaje cazando, Crabbe y Goyle se adelantaron para proteger a Malfoy pero fueron fácilmente retenidos por Hermione y Susan que miraban a los tres idiotas con enojo.

– Cuando termine contigo no creo que te guste burlarte de alguien cercano a mi nuevamente – murmuró Harry con la voz muy parecida a la primera vez que habían escuchado a Snape, solo que detrás de esas palabras había veracidad en lugar de pura palabrería.

– Si me tocas mi padre…

No pudo terminar la frase cuando el puño de Harry conectó con su cara, sintió la rotura de la nariz e incluso sabía que algo le había pasado a su cuello porque se había ido hacia atrás demasiado rápido.

Luego tomó el brazo que Buckbeak había arañado y lo doblo hasta que Malfoy estaba de rodillas frente a él, Malfoy gritó cuando sintió como su brazo se descolocaba de su lugar.

– Ahora lárgate a la enfermería si no quieres más – dijo Harry aguantando como pudo los instintos del Zkrill para matar al rubio.

– Cuando mi padre se entere de esto… – dijo Malfoy levantándose.

– ¿Qué va a hacer? – preguntó divertido – intentar calumniar al jefe de seis casas, el ahijado del jefe de la casa Black que prácticamente es dueño de su asquerosa vida, o intentara expulsarme…. siendo el dueño de Hogwarts, te recuerdo que el consejo que lideraba el castillo ya no tiene ni voz ni voto porque ahora yo soy el que toma las decisiones.

El rubio se dio cuenta de lo que había hecho y salió corriendo dejando atrás a sus dos carga libros, Hermione y Susan los dejaron sueltos para que salieran corriendo detrás de Malfoy no querían verlos porque se habían dado cuenta del humo saliendo de la nieve bajo ellos y como sus pantalones parecían más negros.

– No debiste haberle hecho tanto daño Harry – reprendió Hermione aunque la verdad creía que Malfoy merecía algo aún peor, incluso ella estaba deseosa de darle un buen golpe en la cara.

– Pues yo creo que debió darle un par de golpes más – murmuró Susan, no conocía mucho a Hagrid pero de los recuerdos de Harry, Hermione y Charity podía decir que ya era su amigo.

– Me deje llevar un poco – comentó Harry mirando hacia donde se había ido el trío – estos malditos instintos son…

Negó con la cabeza y se sentó en la nieve, Hermione y Susan se acercaron rápidamente para abrazarlo y tranquilizarlo… nuevamente, maldito Malfoy, por lo menos estaban seguros que el juicio sería ganado por Hagrid y Malfoy no podría hacer nada, Harry había cerrado todas las puertas con unas cuantas palabras.

Se levantaron y se dirigieron de regresó a Hogwarts donde una sorpresa desagradable ya los estaba esperando.

Snape con la cara agria como siempre los estaba viendo atentamente, tenía el cabello revuelto, ojeras bajo los ojos y los mismos rojos, lo más probable por la falta de sueño o quizá simplemente por la furia de ver a Harry.

– ¿Qué crees que haces Potter? no tienes permiso para salir de la escuela y no solo rompes las reglas sino que agredes a un compañero…

– Tengo el permiso para salir de Hogwarts e ir a Hogsmeade, quizá si se limpiara la grasa escucharía las cosas mejor y no solo las partes que le convienen – sonrió con prepotencia cruzando los brazos – por parte de Malfoy, agradezca que solo le di un par de golpes por burlarse de mi amigo, si me hacía enojar más lo hubiera expulsado… después de todo yo soy el dueño de Hogwarts y puedo sacar de aquí a cualquiera, incluso el Director.

La amenaza velada no se pasó por alto por nadie en el sector, Snape se puso rojo como tomate mirando al azabache, sus ojos se inyectaron con sangre y temblaba mientras apretaba las manos como si quisiera tomar el cuello de Harry y apretarlo hasta que sus ojos se cayeran de sus cuencas.

– Potter – gruñó escupiendo incluso, se dio media vuelta y se marchó con su capa ondeando detrás de él y asustando a un grupo de primeros años que estaban cerca.

Al día siguiente en el desayuno Hermione sonriendo como el gato de Cheshire se lanzó a los brazos de Harry, algunos estaban confundidos, otros celosos y otros curiosos – ¿qué es lo que sucede Hermione? – preguntó Daphne aguantando con toda su fuerza de voluntad el tomar a la chica del brazo y alejarla de su… de Harry.

– Me llegó esto en la mañana – comentó la castaña sonriendo con lágrimas en sus ojos y le entrego la carta al azabache.

Querida Hermione.

Te mando esta carta para contarte sobre nuestra victoria en el juicio, la verdad fue un poco confuso, estaba muy nervioso y las notas se me caían, no podía formar dos palabras coherentes.

Después de unos cinco minutos de ese modo, Lucius Malfoy se levantó y dio un discurso, sorprendentemente los miembros de la comisión no le prestaron mucho atención y me comenzaron a hacer preguntas, estaba tan confundido, pero supongo que respondí porque después de eso me dijeron que ganaba el juicio y confirmaban que Buckbeak no era un peligro para nadie más que para los idiotas que no tenían tres dedos de frente, sea lo que sea que eso significa.

Estaremos llegando a la escuela el lunes en la tarde, te agradecemos a ti y a Harry por su ayuda.

Att. Hagrid y Buckbeak.

Harry saltó con una sonrisa como la de Hermione a quien abrazó, la levantó en el aire y comenzó a dar vueltas haciendo a la castaña reírse y abrazarse al chico con fuerza – ganamos – dijo Harry emocionado.

– Um… chicos lamento la ignorancia pero podían decirnos que sucede – pidió Padma confundida completamente.

– Hagrid y Buckbeak tuvieron su juicio ayer y ganaron – respondió Hermione respirando con dificultad pero aun así la sonrisa no se la quitaba nadie – parece que Hagrid siguió siendo Hagrid pero por suerte la pequeña ayuda que le dimos sirvió.

Astoria abrió la boca para preguntar a qué se refería cuando entró Malfoy furioso, tenía la nariz y el brazo enyesados en este momento – ¿qué es lo que hiciste? – preguntó furioso apuntando hacía Harry, su voz salía gangosa y aguda gracias al yeso de la nariz – es imposible que hayamos perdido con mi padre dan…

Abrió los ojos sabiendo muy bien que es lo que estaba a punto de decir y dio un par de pasos atrás – no sé cómo demonios quedo en Slytherin – dijo Tracey sorprendida.

– Nosotros no necesitamos hacer cualquier cosa para ganar Malfoy – respondió Harry sonriendo burlón – tampoco nos quejamos como niñas de tres años por un rasguño, ahora mejor lárgate antes de que haga coincidir el otro brazo.

Salió corriendo sin que le digan más, sabían que iría a llorarle a su padre nuevamente pero no les importaba mucho.

– Ahora solo tenemos que ganar por una gran margen a los de Slytherin y será una semana redonda – dijo Neville.

Blaise, Daphne, Tracey, Astoria y Selene se burlaron e iban a replicar cuando recordaron que su buscador estaba con una brazo enyesado y no podía competir – bueno quizá de ese modo si ganemos – comentó Astoria aunque sabía que no había mejor buscador que Harry.

– Mejor no digo nada porque vamos a perder – murmuró Selene tapando su cara con su cabello como era común.

– Por qué no quedaste en Slytherin Harry – se quejó Daphne haciendo puchero.

Se rieron al ver a la reina de hielo actuar como niña – se lo pedí al sombrero – respondió Harry como quien no quiere la cosa.

Lo regresaron a ver con sorpresa – ¿qué quieres decir? ¿cómo que se lo pediste al sombrero? – preguntó Parvati.

– Bueno solo había conocido a Malfoy que decía ser un Slytherin de pies a cabeza, luego conocí a Ron que me dijo que todos los magos oscuros salían de esa casa, así que cuando el sombrero me iba a calificar en Slytherin le pedí que me pusiera en Gryffindor.

Se quedaron callados completamente sorprendidos por lo que oían – pero… pero – tartamudeo Lavender, por primera vez no sabía que decir.

– Pensé que eras el niño de oro y rojo, el Gryffindor de pies a cabeza – mencionó Hannah apoyándose en la mesa – es lo que has parecido todo este tiempo.

– En su mayoría simplemente seguí a Ron para mantenerlo contento – comenzó colocando sus brazos sobre la mesa, se encogió de hombros – como sea el sombrero quería colocarme en Slytherin y lo hubiera dejado si hubiera conocido a Daphne por ejemplo o alguien me explicaba más de lo que trataba todo eso.

Asintieron porque sabían que Harry no había sido adentrado al mundo de la magia como normalmente lo hacían.

Hagrid podía ser un buen tipo pero seguida siendo Hagrid y con lo poco que les había contado, Harry solo hubiera comprado lo que necesitaba y no algo más para saber en lo que se estaba metiendo, así que lógicamente no sabía sobre las casas y siendo un niño pequeño con una inexistente confianza en él mismo no era de extrañar que tratara de encajar con quien conoció primero… es decir Ronald.

La semana pasó en un abrir y cerrar de ojos donde lo único remarcable era la cita de Harry con Astoria la cual fue muy divertida porque había hecho que la habitación se convirtiera en una feria de edad media.

Al parecer a la pequeña Astoria le encantaba la feria que sus padres realizaban cada navidad y como estaban tan retrasados socialmente la feria se parecía más a las de las épocas de los caballeros que a las de ahora donde había juegos mecánicos y cosas por el estilo.

De todas maneras fue sumamente interesante y Astoria lo jalaba de un lado para otro a una velocidad vertiginosa que si no fuera lo que era lo hubiera tenido jadeando y arrastrándose por el suelo.

Otro punto alto fue el ver llegar a Hagrid con Buckbeak muy contentos por su victoria y porque Buckbeak no sería asesinado.

Eso sí le habían prohibido enseñar la clase de animales que más le interesaban al medio gigante, algunas eran demasiado peligrosas para niños de trece años, así que le ordenaron comprar libros sobre criaturas mágicas y como enseñar sobre ellas dependiendo de la edad y la peligrosidad.

Incluso recomendaron un par de personas para que lo ayudaran a clasificar cada criatura por eso mismo.

Harry estaba completamente de acuerdo, Hagrid en su mayoría era un excelente profesor pero tenía que darse cuenta que no todas las criaturas que a él le parecían animalitos inofensivos eran tan inofensivos.

El sábado llegó nuevamente pero en este caso no había una salida a Hogsmeade sino que se realizaba el partido final Gryffindor contra Slytherin, claro que la competitividad se había vuelto mucho más amigable pero aun había algunos de ambos bandos que ponían en peligro al resto de alumnos por su fanatismo.

De todos modos la gente se estaba volviendo loca, si Gryffindor ganaba por doscientos puntos como mínimo se llevaba la copa que tan ansiada había sido para la casa del león.

No la habían ganado desde que uno de los hermanos mayores Weasley, Charlie si no mal recordaba, había sido el buscador.

El por supuesto había atrapado la Snitch en todos sus partidos excepto el que jugo contra Hufflepuff al inicio de la temporada y el partido que marco todo un nuevo año para él.

Pero aún si había atrapado la Snitch no habían ganado la copa por los puntos requeridos, eso y aumentando el que Oliver se estaba graduando y eran un obseso del Quidditch peor que Ron hacía difícil el calmar los nervios de todo el mundo.

Cuando salían de la carpa el estadio entero gritó ovaciones, parecía que Hufflepuff y Ravenclaw estaban de parte de Gryffindor o más bien la fans estaban de parte de Harry.

El azabache vio a Snape con la cara furiosa y a Malfoy que gritaba agitando su único brazo servible en la sección de Slytherin.

Sonrió completamente a gustó con las expresiones de ambos idiotas, no soportaba a ninguno y era una satisfacción cuando podía callarlos con el simple chasquido de sus dedos, en especial para Snape porque Malfoy era patético y casi ni lo tomaba en cuenta realmente.

– Aquí viene el equipo de Gryffindor – gritó Lee logrando por muy poco superar todo el ruido causado por las fans.

La casa de Slytherin abucheo lógicamente porque siempre serian rivales en el campo de juego, Lee comenzó a recitar los nombres de cada jugador y pronto McGonagall estaba reprendiéndolo por tener preferencias.

Claro está que no fue en lo más mínimo tan contundente como siempre ya que también creía que el equipo actual de Gryffindor era el mejor que podían haber en décadas, enseguida apareció el equipo de Slytherin encabezados por Flint y enseguida venia una manada de elefantes.

Los tipos eran tan grande que parecía habían cambiado de juego y estaban practicando fútbol americano.

Si Malfoy no hubiera estado con el brazo roto lo más seguro es que hubiera sido el miembro más pequeño del equipo… por lo que Harry podía decir era una pésima táctica porque eso los haría pesados y en su equipo se practicaba mucho la agilidad y velocidad.

Wood y Flint se dieron la mano intentando romper la del otro con su fuerza y luego retrocedieron para poder montar sus escobas.

Madam Hooch levantó tres dedos y se puso el silbato en los labios antes de marcar el inicio del partido, como ya lo había demostrado Harry salió disparado hacía el cielo mucho más rápido que cualquier otro de ambos equipos.

– Gryffindor tiene la Quaffle, Alicia la conduce evita una Bludger y pasa la bola hacía Katie, evita hábilmente a Montagne y… una Bludger aparece golpeado a la cazadora de Gryffindor que pierde la Quaffle y ahora la tiene Slytherin.

– Oye maldito – gritó Harry mientras miraba a Katie y al batidor de Slytherin.

Katie habían entrado a su vida de lleno hace poco pero ya la conocía de tiempo y la quería mucho no permitiría que ningún idiota la dañe, evitó una Bludger y siguió buscando la Snitch manteniendo siempre un ojo en Katie.

– Angelina recupera la Quaffle, cuidado con la Bludger… excelente finta para que la Bludger golpeara a Warrington, Angelina acelera y se acerca a la meta dispara y… anotación, diez puntos arriba para Gryffindor.

Angelina estaba festejando cuando Flint apareció y chocó contra ella casi haciéndola caer de la escoba – perdón – se disculpó el cazador sonriendo con esa boca chueca suya – no te vi… mi equivocación.

Harry voló rápidamente y tomó el brazo de Fred para evitar que lanzara el bate contra Flint – no tenemos que ser como ellos – comentó mirando a los ojos de Fred – si vas a golpearlo hazlo con la Bludger no con el bate – terminó soltándolo una vez lo notó más calmado.

– Gracias – gruñó Fred mientras veía a Flint nuevamente.

Hooch les dio un penalti y Flint comenzó a quejarse, el penalti los puso veinte a cero arriba.

Harry siguió buscando la Snitch ahora manteniendo bien abiertos los ojos y los sentidos para alguna de las trampas de los Slytherin, como esperaba no tardó en aparecer cuando uno de los cazadores tomó a Katie de la cabeza en lugar de la Quaffle y casi la hace perder el agarre en la escoba nuevamente.

Con un nuevo penalti que Katie cobró sin ningún problema y con un marcador de treinta sobre cero Harry decidió vengarse.

Culpaba a sus instintos posesivos y sobreprotectores pero sinceramente no le importaba un carajo, los Slytherin iban a pagar. Vio la Snitch cerca al poste de Gryffindor pero no podía agarrarla aún, así que dio la vuelta hacía el poste de Slytherin y se lanzó al ataque.

El buscador contrario lo siguió rápidamente y Harry comenzó con la caza de Trolls, primero iría por Flint, como esperaba los golpeadores de Slytherin comenzaron a apuntar contra él en un intento por evitar que tomará la Snitch, Harry se acercó a Flint y descendió bruscamente una vez la Bludger estaba cerca, no pudo verlo pero oyó claramente el crac indicando que algo se había roto, cuando pudo levantar la cabeza y vio a Flint este estaba prácticamente inconsciente y con la cara ensangrentada.

Madam Hooch se acercó a verlo pero parecía tener la cabeza bastante dura porque a pesar de que su mundo se le volvió negro por un par de segundos recobro la conciencia bastante rápido, de todos modos tenía la nariz rota y su cara estaba llena de sangre.

El Quidditch era un deporte increíblemente peligroso y ese tipo de accidentes pasaban así que el juego reinicio rápidamente.

Gryffindor llevaba la Quaffle con Angelina como su líder y se acercaban rápidamente hacía la meta verde y plata, los batidores de Slytherin lanzaron las Bludger al mismo tiempo hacía las chicas haciendo que Angelina y Alicia chocaran una contra la otra, la primera perdió el agarre en la pelota y Flint la recupero

A pesar de que no estaba al cien por ciento Flint seguía siendo un veterano del Quidditch y logró evitar a Katie, engañar a Wood y marcar la primera para las serpientes.

En las gradas los gritos de alegría de Slytherin se perdieron entre los abucheos del resto del estadio.

– Y Gryffindor tiene la Quaffle mientras el marcador se encuentra treinta a diez – dijo Jordán mirando atentamente lo que ocurría dentro del campo – Potter esta en movimiento nuevamente parece que ha visto la Snitch.

Eso volvió a alertar a los Slytherin que lo regresaron a ver rápidamente para evitar el que el niño de oro consiguiera la escurridiza pelota

En este caso Harry fue a por Warrington sabía que uno de los batidores de Slytherin lo seguía de cerca, como estaba siendo el partido más sucio de la historia con ambos equipos buscando la mejor manera de golpear al rival con lo que se encontraran sabía que el batidor intentaría pararlo así tuviera que hacerlo con el bate.

Evitó rápidamente a Flint que parecía haber obtenido un instinto de preservación cuando lo veía porque se agacho y se tapó la cara rápidamente ni bien estuvo cerca y siguió hacía el hombre que buscaba.

Estiró la mano para aparentar que estaba por atrapar la Snitch cuando cambio de dirección hacia la izquierda.

El giró fue tan brusco que Boyle terminó golpeando con el bate a su compañero y podía jurar que la quijada se le había roto al cazador, o por lo menos perdió un par de dientes, el estadio entero se quejó al unísono por el golpe que resonó por todo el campo.

– Boyle acaba de desfigurar a Warrington, eso tiene que doler – comentó Jordán agarrándose la mandíbula – como sea esto no es falta así que Angelina sigue directo hacía la meta y ¡anotación! Gryffindor gana por cuarenta a diez.

El buscador de Slytherin lo seguía de cerca para no dejarlo acercarse a la Snitch sin saber que Harry estaba en modo caza de Trolls y estaba en más peligro estando cerca que manteniéndose buscando en verdad la Snitch dorada.

Justamente por andar más interesado en Harry que en el juego o en el campo el azabache logro engañarlo para que volara de frente hacía uno de los postes de su propio equipo, el guardián intentaba alertarlo de lo que Harry estaba haciendo pero parecía que todos estos elefantes eran más tontos que caca de hipogrifo.

Terminó dando un par de vuelta por el aro antes de terminar colgado mientras veía su escoba caer hacía el suelo.

– Potter parece estar acabando con los jugadores de Slytherin – dijo Lee sonriendo – no quisiera estar en el lado malo del buscador estrella ya ha atacado a Flint, Warrington y ahora… ¿quién era ese de nuevo?

Nadie sabía en verdad porque Malfoy generalmente era el que ocupaba la posición del buscador en Slytherin – como sea allí va Katie al ataque se quita de encima a Derrick y es una nueva anotación para Gryffindor que ahora gana por cincuenta a diez.

Harry le sonrió a Malfoy mientras pasaba por al frente de él, lo que molestó aún más al albino y comenzó a gritar a sus compañeros para que hicieran algo con Potter.

Flint tomó la Quaffle y viendo rojo como toro enfurecido se quitó a todos de encima dirigiéndose directo hacía la meta de los leones, Boyle y Derrick lanzaron ambas Bludger hacía Wood que concentrado como estaba en Flint no se fijó y terminó siendo golpeando por ambas.

Flint por fin llego a la meta y anotó fácilmente, pero Hooch ya había marcado otro penalti para Gryffindor porque Flint aún no estaba dentro del área y no se permitía atacar con las Bludger al guardián si la Quaffle no se encontraba en el área.

Alicia anotó un nuevo punto y estaba sesenta a veinte, Harry aprovecho y golpeo en la cabeza a uno de los cazadores para llamar su atención.

El cazador lo miró furioso y comenzó a volar siguiéndolo para golpearlo, el que este mocoso se estuviera burlando de ellos no les agradaba, al parecer la caca de hipogrifo era más inteligente porque lo siguió hasta que Harry hizo otra finta para que cazador y guardián terminaran chocando con fuerza y luego se estamparan contra el aro del medio.

Angelina se aprovechó y marco un nuevo punto dejando a Gryffindor con setenta y a Slytherin con veinte.

Flint voló rápidamente hacía el suelo para recoger las escobas y entregárselas a los idiotas que estaban dejando en ridículo a su casa cayendo en los trucos de un mocoso, por su parte Harry comenzó a buscar la Snitch rápidamente aunque se estaba tentando en volver ese juego en algo un poco más sangriento… algo más parecido a un juego profesional.

Entonces Harry volvió a ver la Snitch y se lanzó a por ella, pero no había recorrido ni diez metros cuando su saeta de fuego se detuvo completamente.

Regresó a ver solo para abrir los ojos del asombro, Derrick estaba literalmente colgado de su escoba para que no se moviera, Harry se tentó a golpear al golpeador con toda su fuerza pero le sería imposible alcanzarlo a menos que hiciera algo demasiado arriesgado y por lo que terminaría siendo golpeado por las chicas lo más probable.

Eso logró persuadirlo – ¡ese tramposo hijo de… de Slytherin tenía que ser! – gritó Lee completamente furioso y McGonagall no le recriminó porque estaba gritando igual de fuerte sin necesidad del megáfono quejándose exactamente de lo mismo.

Hooch marcó otro penalti que Katie falló de la pura rabia, Flint envalentonado por la desconcentración de Gryffindor sonrió y lidero a sus puercos con la Quaffle en la mano, claro que no tomaron en cuenta la furia de Harry que era mucho más fría y calma que la de los demás por ser un Dragón.

Harry se lanzó hacía el frente a toda velocidad y mientras agarraba la Quaffle quitándose a un sorprendido Flint lo fue golpeando con el codo nuevamente en la nariz.

Su escoba era tan rápida que Hooch no vio más que el robo de la pelota – y Potter hace algo increíble, le paso la Quaffle a Angelina y marca nuevamente y estamos ochenta a veinte – gritó Jordán lleno de júbilo – si este chico no es el mejor buscador del mundo no se quien lo sea, les digo.

Volvió a ver la Snitch pero estaba demasiado lejos y la esfera dorada demasiado cerca al buscador de Slytherin.

Su expresión debió haber sido clara porque el Troll se dio la vuelta y sonrió cuando vio la Snitch, se lanzó enseguida a por ella y Harry tuvo que poner a prueba toda la velocidad de la saeta de fuego para poder ponerse al día, Boyle y Derrick le lanzaron las Bludgers intentando frenarlo pero sus sentidos aumentados por la adrenalina le permitieron evitarlas con una maniobra increíble que dejó jadeando a todo el estadio.

Llegó rápidamente hacía el buscador de Slytherin le puso todo el peso de su cuerpo y su velocidad encima para mandarlo lejos y tomó la Snitch al mismo tiempo.

El estadio se quedó en silencio un momento antes de que estallara en gritos de emoción y alegría, los Gryffindor en especial lloraban y gritaban más fuerte que nadie, McGonagall corría por el estadio como si fuera una adolescente nuevamente ondeando una de las banderas de Gryffindor que tenían los alumnos.

El equipo entero lo abrazó, Katie mucho más tiempo e íntimamente que los demás, sus amigos llegaron rápidamente para felicitarlo y en el caso de Hermione reprenderlo por las maniobras tan peligrosas que se le ocurrían.

Wood se acercó a donde estaba Albus para poder recibir la copa de Quidditch y se acercó a su equipo nuevamente para poder seguir festejando.


Como siempre al final las explicaciones para el capítulo, aquí está la primera que rechaza a Harry no es ni más ni menos que Penny.

Tenía que ser Penny porque por el momento es la única hija de Muggles que queda entre las amigas de Harry y por tanto a la única que podría parecerle malo y hasta repulsivo lo que está sucediendo con Harry.

Como ya explique en el capítulo e incluso en otras notas el mundo mágico tiene otro modo de ver las cosas y otras reglas completamente, se basan en la magia y la magia es como una criatura viva completamente impredecible, por lo que no puedes saber nunca que pasaría.

Por lo tanto las sangre pura entenderán mucho más que las hijas de Muggles, claro que pueden tener problemas por la cantidad de chicas que están en la corte pero en su mayoría entenderán mucho más fácilmente la difícil situación por la que está atravesando el azabache.

También tenía que ser Penny porque tres seguidas aceptaron y era momento de que alguna rechazara la oferta.

Eso si no se preocupen Penny aún está pensando en las cosas, no les voy a decir si en verdad se queda en la corte o no pero les puedo decir que lo está pensando jajaja.

En este capítulo también le doy un par de buenos golpes a Draco Malfoy y Severus Snape, a quienes no soporto en lo más mínimo, me dieron ganas de vomitar cuando el grasiento muere y lo hacen parecer el trágico, mártir y entregado héroe.

Por un par de cosas buenas que haya hecho, especialmente si solo lo hizo porque Dumbledore le dijo que tenía que, no lo hace un héroe o una buena persona.

No quita toda la estupidez que tiro no solo hacía el grupo, sino hacía todo aquel que no tuviera su forma de pensar o estuviera en Slytherin, y no quita que siendo un adulto sea más inmaduro que el hombre que lo torturaba en su adolescencia, porque el tortura a niños.

Por parte del alvino, sinceramente no entiendo cómo es que ese tipo termino en la casa de la astucia, muchos fics lo retratan igual y es porque el tipo no tiene ninguna astucia.

Es como decir que Ron en un Gryffindor de verdad y ver que en verdad solamente es un idiota con el cerebro del tamaño de una chinche, ron no es para nada valiente en especial cuando las cosas no se ven bien para él y por eso es que salió corriendo con el rabo entre las patas y traiciono dos veces a Harry.

Como plus Malfoy en verdad se merecía una buena paliza por hacer lo que hizo con Buckbeak, no solo un golpe aunque la derecha de Hermione definitivamente debe ser de miedo.

También empiezan a aparecer los problemas que tendrá que afrontar Harry como un dragón.

No todo sería chocolates y flores con este desarrollo, en algún punto tendría que aparecer complicaciones y los instintos de un dragón deben ser bastante complicados de controlar en especial en cuanto a furia se trata.

Ya saben todo esas leyendas sobre dragones robándose a las doncellas, me imagine que sería algo parecido, si los dragones por instinto se robaban a las mujeres, uno viendo que un chico intenta robar lo que él piensa que en suyo debe inmediatamente activar los celos y el deseo de desaparecer al que está osando en desafiarlo.

Más adelante comenzaremos a ver más problemas conforme más chicas se vallan uniendo.

Y como último comentario ¡Buckbeak es libre hurra!

Como sea, nos leemos pronto por favor espero sus Reviews, Favorites y Follows.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Accidente 8853 0 0 2. Despertando 8911 0 0 3. Una navidad especial 8965 0 0 4. Animagos, Animagos 8757 0 0 5. La primera vez 10727 0 0 6. Juicio justo 9753 0 0 7. Sirius Black 9199 0 0 8. Y ya somos cuatro 7944 0 0 9. Una fuerza muy importante 8382 0 0 10. Perder y ganar, ganar y perder 9873 0 0 11. Pociones de amor 8362 0 0 12. La verdad sale a la luz 8659 0 0 13. Magia antigua 8650 0 0 14. Li 8543 0 0 15. Un Dios serpiente 9363 0 0 16. Un nuevo escape 9447 0 0 17. Errores Weasley 9724 0 0 18. Cambios 12596 0 0 19. Dursley 9613 0 0 20. Problemas familiares 9537 0 0 21. Clanes 9023 0 0 22. Vacaciones 9612 0 0 23. De Veelas y Vampiros 9336 0 0