Naruto usuario Chiton el elemento sangre @fxrobalino
Comienzan las finales

¿Cómo están? Yo aquí trayéndoles el siguiente capítulo de este fic que parece me estaba retrasando un poco.

La historia comienza a acercarse al punto que todos quieren leer, la verdad sea dicha, la historia se alargó completamente sola hasta llegar a las finales, mientras más escribía más lejos me veía de comenzar con las peleas y todo eso, pero creo que está bien porque tenía que ir aclarando un par de cosas, hacer un par de cosas que tenían que pasar sí o sí.

Así como presentar solo un poco algunos personajes, pero por fin estoy llegando a la parte que nos interesa a todos.

Como sea respondiendo Reviews como siempre para la pelea de Gaara es con Naruto en mi historia no con el emo, aunque tengo un par de ideas para joderle la vida al idiota y de paso también a Kakashi.

Por parte de los elementos de Naruto, como tiene tres Kekkei Genkai le di tres elementos aleatorios, viento, fuego y rayo, eso tres elementos me parece que son si no mal recuerdo.

Por lo tanto no le voy a dar más Kekkei Genkai como lo es el elemento Quemar o Shakuton, al principio pensé en darle Kekkei Genkai de ese tipo justamente por las leyendas del Kyubi pero me pareció bastante excesivo darle más de tres y como los Kekkei Genkai que se me ocurrieron me gustaron más pues esos ganaron.

Para donkike07 pues allí esta Jiraiya, como explique en mi capitulo anterior hay cosas que me molestan de la relación de esos dos pero también estoy de acuerdo en que hubieron circunstancias con la que Jiraiya tuvo que tratar y evitaban que este con su ahijado como debía o complicaban las cosas para que se acercara a él, por lo tanto, si, le voy a dar una oportunidad y voy a tratar de acercarlo mucho más a Naruto en el futuro.

Por parte de la investigación, me parece que es algo bastante lógico a hacer dentro de ese mes, no solo refinar tus propias habilidades sino que como NINJA que soy tengo que tener en cuenta el poder espiarlos y de esa manera conseguir información que me facilite mi trabajo.

Generalmente veo solo las peleas del anime para saber más o menos como se mueven y atacan los personajes y que habilidades tienen pero como me parecía algo lógico revise los capítulos entre la segunda etapa y las finales para ver que conseguía.

No sé qué decir de esa… desgracia de anime, sinceramente fueron algunos de los minutos más mal gastados que he tenido en la vida, me pregunto ¿Cómo mierda se supone que Naruto es el héroe de la historia?

Como sea no voy a seguir acabando a un personaje que en Naruto shippuden me gustó mucho.

Para Zafir09 gracias por tu comentario primero que todo, después por parte de lo de Kakashi, si puede ser que el consejo haya sido el que lo obligo pero de lo que he visto en el anime el tipo es basura y punto, no dice absolutamente nada y se pasa leyendo su libro en las peleas de Naruto y Sakura, que tengo que reconocer son basura, pero en la pelea de Sasuke salta y patalea "quien no es rival para quien", no me jodas el tipo es desagradable y selectivo.

Por parte de lo de Jiraiya como ya dije el tipo debía haber tenido sus razones no digo que no, pero si te pones a ver, Naruto podía escabullirse con un traje naranja foco de un escuadrón AMBU cuando era un mocoso, no debía ser muy difícil de enseñarle a esconderse e infiltrarse, por lo demás sigue con lo básico que un ninja debía conocer, como dije Naruto ni siquiera sabía que afinidad tenía hasta más adelante en shippuden así que sigue sin parecerme suficiente para que Naruto se haya ido a entrenar con el supuesto más poderoso Sannin por tres años, regresó siendo prácticamente el mismo.

Cierto que Jiraiya no le dijo a Naruto que era su padrino, con qué cara voy y me paro al frente del chico que deje completamente solo por años y le digo que soy su padrino, no solo por salvar la cara sino por el bien de Naruto no podía decírselo, yo solo lo hice porque pensé que era la mejor forma que el nuevo Naruto aceptara ser entrenado por él.

En cuanto a lo de Sasuke, cierto es que al final los dos están parejos y no he visto nada sobre Kaguya, lo que sea, el problema aquí es que Naruto necesita ayuda externa como el Chakra de los Biju para ser el ninja que es, sin eso no es absolutamente nada, mientras Sasuke sigue siendo el gran rey marica que se comía a Orochimaru en más formas de las que podemos pensar.

Nada podría hacerme cambiar de idea en que Sasuke lo único que merece es la muerte más lenta y dolorosa que a alguien se le pueda ocurrir.

En cuanto a lo de Hinata, lo siento, la mujer no me agrada y nunca lo hará, por lo menos en su relación con el rubio, nunca escribiré algo que tenga que ver con ella y Naruto juntos.

En cuanto a lo de que Naruto no sabía que era el amor, te puedo creer que me digas eso en Harry Potter, ese chico fue abusado en todas las maneras posibles por su propia familia y nadie por más mínimo que sea lo ayudo o estuvo con él, y le enseño sobre lo que era el cariño.

Naruto por otro lado, tenía gente que lo apreciaba aunque era poca, allí estaba el Hokage que aunque podía no estar con él 24 horas al día, 7 días a la semana, estaba allí.

También estaban los Ichiraku, el viejo prácticamente era su figura paterna y Ayame una hermana, por eso puse en alguno de los capítulos algo con referencia al incesto.

Como plus él y Sakura fueron amigos en la infancia, que es de donde se baza y se cimienta el amor de Naruto por Sakura, es más creo que hay unos flashbacks si no mal recuerdo en el anime sobre eso justamente.

Sakura y Naruto tenían algo en común, Naruto era odiado y no tenía amigos y la peli rosa era molestada por todos por su frente enorme, eso fue lo que los unió de niños y por lo cual Naruto se enamora de ella, cuando está entrando en la edad en la que lo niños inmaduros dejamos de pensar en que las niñas son asquerosas y nos pasaran los piojos. Y por supuesto después están en el mismo equipo y empiezan a conocerse aún más, interactuar más y para cuando comienza shippuden ya tiene una personalidad bien arraigada y la suficiente madures para poder por fin comenzar con su relación, esta era la pareja que debió haber terminado siendo canon.

Con Hinata no hay base para nada, si, ella puede haberlo ayudado cuando está en peligro un par de veces, si, ella puede no ser una acosadora, pero eso no cambia que ellos dos no hayan hablado más de dos palabras el uno al otro, el amor no nace del polvo de hadas.

Sea como sea espero que este capítulo les agrade y espero poder terminar el siguiente más rápido para no tenerlos esperando mucho.

Cap7.- Comienzan las finales.

Los siguientes tres días fueron increíblemente complicados para Naruto por varias razones, la primera era la depresión de Yūgao, había tenido que crear un clon para estar con ella en todo momento y hablar con Sakura e Ino para que lo ayuden.

No quería dejarla sola para nada y si tenía que hacerlo por lo menos que alguien de su mismo sexo estuviera con ella.

Sabía muy bien que había cosas que a él no le diría por ser un hombre, charla de chicas y esas cosas que sinceramente no comprendía en lo más mínimo, sea como sea, con ayuda de las dos únicas chicas que estaban libres en ese punto era mucho más fácil, también ayudo que Hokage-sama le había dado la semana libre.

Conocía muy bien al viejo, no hacía nada por las puras, como el que lo llamara a una reunión en la que él no tenía nada que ver.

Sabía que era amigo de Yūgao por lo tanto haría lo que fuera para ayudarla y como su clan al ser nuevo tendría criptas para familiares, listo, con un solo movimiento había arreglado el problema del cuerpo de Hayate.

Ese viejo era demasiado inteligente, el que tuviera mucha más experiencia lo ayudaba aún más.

Sea como sea había logrado mantener a Yūgao lo más entretenida posible para que no se deprimiera a un extremo nada saludable. Las tres chicas había llevado a su clon de compras más veces de las que él creía necesarias… ¿cómo es que las chicas podían comprar tanto en unas cuantas horas? y ¿cómo demonios es que se agotaba más con eso que entrenando varias horas? era un completo misterio.

La segunda cosa que lo mantenía ocupado era su entrenamiento con su padrino sobre sellos y algún que otro Ninjutsu interesante.

Se enfocó mucho más en sellos porque es lo que más le importaba, según Jiraiya él siendo un Uzumaki tenía una afinidad altísima al arte del sellado, no era solo porque su clan en si había sido muy curioso e inventivo y por eso habían inventado una infinidad de sellos increíbles… los cuales estaba perdidos o destruidos junto con su pueblo.

El arte estaba en su sangre literalmente, era algo parecido a un Kekkei Genkai, pero sin ser uno realmente.

Los sellos eran tan variables y expansivos que literalmente podías hacer lo que sea con ellos, desde resguardar algo como él ya lo había hecho con su campo de entrenamiento, hasta, quizá, detener el envejecimiento o por lo menos retrasarlo.

Naruto sabía que ese tipo de sellos serían muy riesgosos y algo muy oscuro, ya se había topado con sellos de esa clase, primero estaba el sello de maldición que la serpiente pedófila le había dado a Anko y el gay de Sasuke, pero también estaba el sello que el mismo había cambiado para poder salvar a Kin.

Modifícalos casi lo habían matado aun con sus reservas increíblemente altas de Chakra, así que sabía que no estaba listo para cambiar algo como la marca de Anko, no se diga eliminar uno sello como ese o peor aún inventar algo como eso.

Por lo menos estaba avanzando en el arte muy rápido y había logrado mejorar sus sellos de tal manera que Jiraiya había intentado entrar a su campo de entrenamiento con su permiso y no lo había logrado, el viejo estaba muy sorprendido de lo que había hecho.

No había tenido tiempo para hablar del tema de él siendo su padrino, pero por el momento no le dio mucha importancia porque sabía que Naruto estaba más interesado en el examen Chūnin.

Sabía muy bien que Naruto estaba en el nivel de un Chūnin élite o un Jōnin de bajo nivel, muchos quisieran tener el poder que el pelirrojo ostentaba en ese momento.

Y sabía que su poder solo aumentaría con el entrenamiento correcto, un entrenamiento que él podía ofrecer pero que no estaba seguro aceptaría, había visto su interacción con algunas chicas y sabía que sería difícil para él y para ellas alejarse por un tiempo prolongado.

De todos modos se lo ofrecería cuando el examen terminara, Naruto necesitaba un maestro que pueda impulsarlo y perfeccionar sus habilidades y por lo que sabía el único mejor que él para ese trabajo seria Sarutobi-sensei.

El plus que él tenía era su conocimiento en sellos, Naruto estaba claramente interesado y no había nadie en la aldea que pueda enseñarle sobre sellos mejor que él.

Ni siquiera su sensei sabía sobre sellos así que era la única ventaja que podía ver y lo único por lo que estaba casi seguro que Naruto iría a un viaje de entrenamiento como él había planeado, como plus obtendría una experiencia muy diferente que solo luchando, vería de primera mano el trabajo de un ninja de verdad.

Le enseñaría a infiltrarse en los lugares más seguros del mundo, le enseñaría como obtener información que ningún otro podría conseguir.

No era una seguridad pero esperaba que esas cosas lo convenzan para ser su estudiante, tenía pensado llevárselo tres años pero si Naruto avanzaba tan rápido como lo había visto en este poco tiempo quizá solo necesitarían dos años o incluso, tal vez menos.

De todo eso lo que más le complico la vida a Naruto era encontrar al nuevo portador del sello de Orochimaru, le importaba muy poco lo que sucedió con Dosu pero le complicaba la vida el que hubiera muerto y ahora tenía que encontrar al nuevo sacrificio, un sacrificio que lo más probable estaba en la aldea del sonido.

Cerca de la aldea no había olfateado a nadie con el olor a muerte que desprendía el sello, también podía ser porque había demasiados olores arremolinándose en la aldea, más ahora que todo el mundo llegaba para ver la final.

Había visitado a Kin por ayuda, la chica aún estaba en cama pero por lo menos podía decir que se estaba recuperando satisfactoriamente.

Le había dicho que el ejército de Orochimaru debería estarse escondiendo cerca, ya que faltaba poco para la final, no sabía el lugar exacto donde estaba el campamento pero concordaba con ella y debería estar cerca, así que allí estaba en ese momento buscando en los alrededores de la aldea después de haber perdido nuevamente a uno de esos AMBU extraños.

Cada vez lo seguían más y con más insistencia, no los reconocía, no los había visto nunca pero sabía que no eran los mismos AMBU que estaban bajo las órdenes de su Jiji.

Por lo menos era bastante sencillo perderlos con la ayuda de sus clones de sombra – ahora bien dónde demonios podría estarse escondiendo el rey gay serpiente – susurró Naruto olfateando el aire, gruñó cuando no captó absolutamente nada.

Intento oír algo pero solo escuchaba los sonidos de los animales, un río cercano pero nada que se parezca a un campamento militar.

– Es bastante hábil con los sellos por lo que puedo decir, así que lo más seguro es que este escondiendo el campamento como yo lo hago con mi campo de entrenamiento – lo pensó un momento y decidió intentarlo.

Extendió su… sentido sensor, no sabía cómo llamarlo exactamente, tenía un rango pequeño relativamente hablando teniendo en cuenta que había leído en la biblioteca que Hashirama Senju podía cubrir un rango aún más grande de lo que media la aldea de la hoja.

El solo podía hacerlo por unos seiscientos metros, si se esforzaba hasta el límite quizá llegara a los setecientos metros.

No era algo que se había puesto a entrenar así que no podía quejarse pero en este momento quisiera haberlo hecho para poder sentir al pedófilo y donde escondía su asqueroso trasero.

No sintió nada pero siguió intentando mientras caminaba lentamente por el lugar, paso así unos buenos treinta minutos y estaba por desistir y marcharse cuando sintió como rosó algo, con cuidado dio un paso en la dirección que sintió el Chakra, enseguida lo sintió más fuerte y como pensó era una clase de barrera.

Rápidamente comenzó a saltar entre los arboles acercándose a la barrera pero siempre manteniéndose lo más callado posible y escondiendo su presencia lo mejor que podía.

Llegó a la barrera en unos cuantos minutos y comenzó a estudiarla, sorprendentemente su sentido sensor no podía pasarla, lo que aumentaba la idea de que estaba formada por sellos y no por un Jutsu, así mismo sus sentidos no podían captar nada de lo que ocurría dentro.

Eso quería decir que era muy peligroso simplemente pasarla, de seguro Orochimaru había puesto un sello para alertarlo de una presencia extranjera pasando la barrera.

Por otro lado también podía entrar con soldados de Oto cerca o incluso podía entrar con ellos comiendo, quien sabía, no, su mejor oportunidad era buscar el sello y revisarlo, estaba seguro que podía pasarlo sin problemas con su nuevo conocimiento, menos mal había aceptado la ayuda de Jiraiya.

Se acuclilló y puso su mano sobre la tierra lo más cerca de la barrera que pudo sin tocarla, respiró lentamente y realizó lo mismo que había hecho con Kin cuando la encontró en el hospital.

El pulso de Chakra se esparció rápidamente por la tierra tocando la barrera sin pasarla o intentar romperla, cuando el pulso regresó hacía él como un eco sabía dónde estaba el sello, definitivamente era un genio, pensar que inventaría algo como esto sin ninguna razón más que intentar comprender un sello y ahora le encontraba otra utilidad.

Caminó rápidamente hacía el sello que estaba escondido perfectamente debajo de unas cuantas rocas que no llamarían la atención de nadie si llegaba a pasar por allí.

Claramente el sello no se mostraría solo por eso así que mando un nuevo pulso de Chakra al suelo que lo hizo brillar ligeramente mostrándose claramente, lo estudió rápidamente antes de que el brillo desapareciera y luego sacó pergamino y un pincel.

Dibujo el sello tal como estaba pintado en el suelo y luego comenzó a cambiarlo, reconocía los trazos, algunos que Jiraiya le había indicado también, sabía que si llegaba a equivocarse alertaría a Orochimaru enseguida por lo que tenía que tener cuidado, comenzó a cambiarlo un poco, solo para que la barrera lo dejara pasar sin ningún problema.

Una vez hecho eso coloco el pergamino en el suelo tocando a duras penas el sello original y luego aplico Chakra.

El pergamino y el sello volvieron a iluminarse antes de fisionarse y desaparecer nuevamente, se quedó quieto por si acaso y cuando estuvo seguro que no alertó al pedófilo se levantó y lentamente traspasó la barrera.

Los sonidos y olores lo atacaron enseguida, claramente un campamento militar ninja enorme, saltó rápidamente hacía un árbol porque captó el sonido de pasos acercándose, aunque no parecía que había sido descubierto. Efectivamente cuando el ninja paso por debajo de la rama en la que estaba no lo buscaba, más bien parecía aburrido, estaba haciendo la guardia lo más seguro.

Con rapidez se dejó caer encima y lo asesino haciendo el mínimo ruido requerido, lo reviso rápidamente antes de desnudarlo, se cambió rápidamente de ropa, por suerte su complexión no era demasiado diferente.

Luego tomó un royo de contención donde metió el cuerpo del ninja, no podía usar esos royos para meter a alguien vivo, pero como estaba muerto el royo lo tomaba como carne solamente y podía esconder el cuerpo sin ningún problema, luego de eso aplicó un Henge en su cara y cabello para que no se viera igual y comenzó su caminó por el campamento.

Por el momento todos estaban relajados seguros de que no serían descubiertos, por lo tanto pudo con facilidad pasearse por el lugar olfateando en todo momento para reconocer al sacrificio.

Había estado paseándose por al menos una hora cuando logró encontrar al tipo, ahora solo necesitaba encontrar la forma de emboscarlo y necesitaba un lugar apartado donde no hubiera gente para poder cambiar el sello que demoraría algo de tiempo.

Siguió al hombre que estaba presumiendo del sello sin saber lo que hacía claramente, no le sorprendería si Orochimaru le dijo que lo haría más fuerte.

Estaba por actuar cuando vio que se acercaba un tipo extraño con seis brazos, demonios Orochimaru sí que se rodeaba por fenómenos aún peores que él, sabía que este tipo no era igual a los otros ninjas y percibía el mismo asqueroso aroma de la marca de maldición en él.

No, no podía enfrentarse a este tipo, no sería sencillo de asesinar y alertaría a todo el campamento.

Comenzó a caminar nuevamente para no llamar la atención y rápidamente se escondió en un lugar desde el que podía estarlos viendo para poder seguir al tipo nuevamente, gruñó con desesperación cuando el sacrificio y ese tipo extraño comenzaron a caminar juntos hacia un lugar más apartado.

Después de unos minutos caminando decidió que pelearía con ambos si era necesario, pero por suerte el tipo araña se despidió dejando a su presa sola que comenzó a hacer el baño, escondió completamente su presencia y se movió sigilosamente hacía el hombre.

Apareció rápidamente detrás del tipo y lo golpeó en la nuca, el cuerpo cayó con un ruido sordo en el suelo.

Sabiendo que no tenía todo el tiempo del mundo subió la camisa que estaba ocupando dejando ver el sello, sacó el pincel que Jiraiya le había dado y comenzó con su trabajo, gruñó cuando se dio cuenta que se había equivoca en una sección por estar apurado, la borró rápidamente asegurándose de que solo borró la equivocación.

Comenzó nuevamente concentrándose aún más, mientras ponían también atención a su alrededor por si alguien más venia.

Levantó la cabeza rápidamente cuando escucho una rama rompiéndose cerca, tomó el cuerpo y saltó rápidamente hacía un árbol, otro ninja de guardia se acercó justo por un donde había escuchado la rama.

Lo vio caminar lentamente y suspiró cuando por fin se marchó, bajó del árbol nuevamente y recostó al sacrificio en el suelo, revisó el sello para asegurarse que no se había dañado nada, la tinta que había agregado aún estaba fresca por lo que debía ser cuidadoso.

Suspiró cuando no vio ningún problema y continuó, después de un par de minutos por fin pudo descansar al saber que el sello estaba bien, con un Jutsu que Jiraiya le había enseñado seco la tinta fresca y bajo la camisa nuevamente.

– ¿Qué ocurre aquí? – preguntó alguien muy cerca, se maldijo por que no se había dado cuenta, pero cuando se dio la vuelta sabia porque no lo había hecho, era el mismo tipo de antes – ¿qué haces?

Regresó a ver hacía el cuerpo en el suelo y luego miró una vez a la araña – estaba de guardia cuando lo encontré aquí tirado – respondió intentando parecer lo más sincero posible.

– ¿Tirado? – preguntó el hombre frunciendo el ceño – ¿solo así, sin nadie cerca?

Asintió mirando hacia los lados lentamente para aparentar que estaba en guardia – sí, solo así – respondió – ¿cree que haya un infiltrado?

El tipo de los seis brazos lo estudió un momento antes de mirar el cuerpo y luego estudió su entorno – no parece que sea eso – comentó acercándose – quizá solo resbalo con algo… lo llevare a su tienda.

Asintió rápidamente mientras se levantaba y comenzaba a caminar alejándose, pero el tipo lo agarró del brazo, regresó a ver confundido, pero se maldecía en la cabeza preguntándose si lo había descubierto – ¿sí?

– Revisa el lugar y avísame de cualquier cosa extraña que hayas encontrado.

Se rascó la nuca aparentando confusión y también algo de respeto, sabía que este tipo estaba más alto en la jerarquía – lo único que me pareció extraño era ese charco de allí – apuntó a donde había estado orinando el ninja.

La araña vio el charco luego al ninja en el suelo y negó con la cabeza – de seguro término golpeándose contra el árbol o algo así – murmuró – esto de estar aquí sin hacer nada y con ganas de comenzar la batalla contra Konoha debe estarme volviendo paranoico… más aún si estamos acampando tan cerca.

Se felicitó mentalmente mientras asentía – claro, lo entiendo.

– Sigue con tu guardia – ordenó el tipo mientras recogía al ninja inconsciente y comenzaba a marcharse.

Suspiró imperceptiblemente antes de comenzar a saltar por los arboles alejándose rápidamente del lugar, cambió el Henge por si acaso lo encontraba para no ser reconocido.

Llego al mismo punto por el que entro y salió de la barrera, suspiró una vez más y deshizo el Henge, se cambió rápidamente y se marchó lo más rápido que pudo de vuelta hacía Konoha, por lo menos estaba seguro que había hecho el trabajo sea lo que sea que Orochimaru planeaba ahora estaba completamente deshecho.

Se relajó completamente una vez que estaba dentro de las paredes de Konoha, aún tenía que ver qué hacer con el cuerpo del ninja pero suponía que podía quemar el royo con el adentro y listo.

Decidió pasarse por Ichiraku para comer algo, le había dado hambre después de su pequeña aventura, había sido relativamente rápido pero había sido bastante estresante en especial al final.

Llegó al restaurante donde se encontró con algunas de las chicas conversando, le sonrieron cuando lo vieron y lo invitaron a sentarse con ellas – así que ¿dónde estabas? – preguntó Ayame colocando el plato de Naruto frente a él, había cambiado de muchas maneras pero su apetito por ramen no era una de ellas.

– Me fui a buscar al otro sacrificio – respondió Naruto, le habían contado a la cocinera lo que había sucedido así que sabía que había tres personas con ese sello.

– ¿Por fin lo encontraste? – preguntó Sakura acercándose un poco, Naruto se puso nervioso instantáneamente el que Yūgao le hubiera dicho lo que ocurría cuando salían los dos solos había hecho que se pusiera nervioso con algunas de las acciones de las chicas, ni siquiera era solo con Sakura sino con todas las chicas a las que él llamaba amigas.

Asintió rápidamente – si, por fin lo encontré… también encontré el campamento de Oto.

Se quedaron callados un minutos entero antes de que Kurenai lo regresara a ver molesta – te infiltraste en un campamento enemigo completamente solo – comentó con enojo – eso es muy peligroso y muy irresponsable…

– Pero todo salió bien – la cortó Naruto esperando que no se molestaran con el demasiado, en especial ahora que estaba bastante cansado – entre, busque al tipo, cambie el sello y salí sin ningún problema – evitó decirles los pequeños problemas que tuvo y su interacción con ese tipo extraño.

– Bueno, si estás bien eso es lo que cuenta – dijo Hana sonriendo y evitando que Kurenai siguiera reprendiendo al chico – eso sí, si vas a hacer algo como eso nuevamente avisa a alguien y lleva a alguien que pueda verte la espalda.

Asintió rápidamente, no le convenía estar en desacuerdo porque las chicas lo caerían todas encima y no quería estar en el extremo receptor de su ira, aún si fueran civiles, no se diga como ninjas – entonces estamos seguros que los planes de la serpiente están acabados – dijo Ino bebiendo un poco de su jugo.

– Sí, completamente – respondió sonriendo – sea lo que sea que busca, no lo conseguirá.

– Orochimaru es un sádico de primera pero no entiendo que quiere traer con esos sellos de sacrificio – murmuró Anko, siempre que hablaban de la mierda de su ex-maestro su temperamento explotaba – ¿qué puede traer con algo así?

– Muchas cosas – respondió Naruto pensando un momento – de lo que Ero-sennin me ha estado enseñando…

Se calló cuando las risas lo interrumpieron, todos divertidos por el apodo que Naruto le había dado a su maestro, Ino, Sakura y Ayame no conocían al tipo pero de lo que las mayores les había contado el tipo era un pervertido de cabo a rabo, así que lógicamente el apodo le quedaba como anillo al dedo.

– Ero-sennin – murmuró Sakura divertida mirando al pelirrojo – no debe estar muy contento con el apodo.

– No debe saberlo porque osino estaría aquí quejándose – murmuró Ayame imaginándose de la reacción del viejo.

Naruto les sonrió con cariño – como sea, continuando – dijo suavemente para que las chicas dejaran de reírse – el arte del sellado es muy variado y… abierto, literalmente se puede hacer lo que sea… por lo tanto Orochimaru puede traer lo que se le ocurra, con un sacrificio humano yo diría que nuestro único impedimento es la moral.

Se quedaron en silencio comiendo por un momento sabiendo que Naruto decía la verdad, ellos no podían imaginarse lo que Orochimaru querría traer con ese sello porque tenían, aun siendo ninja, moral, mientras que el pedófilo con su mente retorcida y macabra podía hacer lo que se le venga a la cabeza y sin ninguna barrera que lo detengo, bien podía estar intentando abrir una puerta al mismísimo infierno para sacar a todos esos demonios y desatarlos en la tierra.

– Pasando a otros menesteres – murmuró Hana divertida mirando a Naruto – ¿estás listo para el examen?

– Completamente – dijo Naruto casi gritando – Gaara no sabrá que lo golpeo, cuando termine con él deseara no haber hecho lo que hizo con Lee – miró a la mesa oscuramente haciendo que un escalofrió recorra el lugar – le pateare el trasero tan fuerte que esas dos presencias dentro de él estarán aterradas ante la idea de dejarse sentir.

– Escuche que Gaara es muy peligroso – dijo Anko bastante preocupada – no sé exactamente porque… lo que vi en el vídeo del bosque de la muerte… – negó con la cabeza – solo ten cuidado y no te confiéis.

Naruto asintió sonriéndoles, el mejor que nadie sabía que tan peligroso era en verdad Gaara, teniendo en cuenta que también tenía un demonio dentro suyo no era de sorprenderse, pero aún más que eso era esa extraña energía casi imperceptible que no correspondía ni al ninja ni al demonio.

Estaba tan bien camuflada que si no fuera por todas sus habilidades no lo habría reconocido, decidió cambiar de rumbo la conversación y por lo tanto comenzó a lanzar un par de bromas.

Las chicas disfrutaban mucho de las historias y bromas que el pelirrojo había hecho a lo largo de su vida, en especial teniendo en cuenta que la mayoría era para gente que había sido en extremo cruel con él, que en ese tiempo no era más que un niño completamente solo.

Anko ya había tomado un par de… represalias contra esos mismos comerciantes y podía casi asegurar que no volverían a comportarse del mismo modo con nadie.

Aunque teniendo en cuenta lo cerrados de mente y el cerebro del tamaño de un maní que tenía algunos quizá haría falta más que solo eso para que cambiaran su forma de pensar.


Sonrió mientras caminaba lenta y deliberadamente evitando a cualquier ninja que pudiera llegar a descubrirlo, la verdad es que su madre estaba impresionada con la arrogancia de esta aldea.

O quizá eran simplemente estúpidos y por eso no reconocían el peligro cuando estaba en sus narices, había escuchado recientemente que una de los suyos no solo había desertado convirtiéndose en un ninja renegado, sino que también se fue asesinando a uno de sus Jōnin.

Lo más gracioso es que los demás ninja no había llegado hasta que era demasiado tarde dejando huir al ninja traidor.

Ahora del mismo modo, él estaba entrando hasta el hospital sin ninguna clase de impedimento, sin ningún problema o verdadero peligro para su persona, la seguridad de la aldea de la hoja era pésima.

Tenían ninjas fuertes eso no podía negarlo ya que a la gran mayoría tenía que bordearlos para poder continuar con su camino, pero así como hábiles, eran tan descuidados que cualquier ninja enemigo infiltrado podía caminar campante hasta uno de los edificios que tendrían que estar mejor resguardados sin ningún problema real.

Se estremeció al sentir las ganas de matar de su madre, había querido hacer esto desde hace mucho gracias a la insistencia de su madre por tener la sangre de ese ninja que se había atrevido a hacerle daño.

Pero no había tenido oportunidad hasta ese momento, había podido sentir un ninja siguiéndolo en cada momento, no sabía quién era porque se escondía demasiado bien, tan bien como ese pelirrojo contra el que competiría, no había podido aprender nada de él aunque sabía que no importaría porque a la final él tendría su cuerpo sin vida en sus manos.

De todos modos por fin estaba completamente solo y podía hacer lo que tenía que hacer, asesinar a ese extraño y perturbador ninja.

Sonrió un poco más cuando por fin paso las puertas de entrada del hospital asegurándose de que nadie lo veía entrar, revisó su entorno pero estaba completamente seguro que estaba solo sin un ninja lo suficientemente potente para detenerlo cerca.

Se acercó a la recepción con un Henge bien colocado sobre él y pregunto por el cuarto en el que estaba el chico que quería asesinar.

Se lo dieron fácilmente una prueba más de que la seguridad parecía estar sobrevalorada en la aldea de la hoja, entró por el pasillo cambiando el Henge una vez más.

Había poca gente en el hospital lo más probable por que las finales estaban tan cerca y la gente estaba más interesada en eso, solo podía ver unos cuantos médicos caminando por los pasillos y aún menos civiles en su mayoría niños enfermos o con alguna dolencia, nada importante.

Llegó al cuarto y comenzó a sentir aún más las ganas de asesinar de su madre, plagando su cuerpo con una toxina y haciendo que su corazón latiera rápidamente.

Esto era lo que era estar vivo, era demostrar su existencia, vivía para asesinar a otras personas ya que terminando con sus vidas es como se demostraba él mismo que estaba vivo.

Abrió la puerta que sonó suavemente y entró a la habitación donde estaba dormido el chico que buscaba, por lo que sabía, había salido del coma hace un tiempo pero el daño hecho a su cuerpo era demasiado para dejarlo salir del hospital, lo peor de todo es que no era el daño hecho por él el que había hecho todo eso, sino el daño hecho por ese extraño Jutsu que había utilizado para casi derrotarlo.

Dio un par de pasos cerca cada vez más emocionado con lo que estaba por hacer dejando que la arena se arremolinara a su alrededor.

Estaba tan distraídos y concentrado en el chico que lo había herido que no notó como la puerta se abría lentamente dejando entrar a dos chicos más que lo más seguro venían a visitar al herido.

– ¿Qué haces aquí? – preguntó una voz oscura y peligrosa.

Se dio la vuelta rápidamente y sonrió al ver a dos de los chicos contra los que competiría en las finales – mi madre pide su sangre – respondió sonriendo maniacamente.

Shikamaru sintió los vellos de la nuca levantarse no solo por la oscuridad que destilaba la voz de Gaara sino también por el instinto asesino emanado por Naruto a su lado, aún recordaba lo que había ocurrido en ese campo de entrenamiento hace un mes, ahora no era tan potente como esa vez, lo más seguro porque este era un clon de sombra, pero de todos modos era tan palpable que aterraba.

– Bueno puedes decirle a tu madre que no es bienvenida aquí así que se mantenga callada si no quiere que la golpee de regresó al hueco del que salió en primer lugar – dijo Naruto dando un paso cerca de Gaara.

El Suna-nin solo sonrió un poco más había algo en este chico que le ponía los pelos de punta, era tan emocionante como cuando sentía la sangre escurrirse por sus dedos después de una buena matanza.

Se preparó para la pelea que estaba por comenzar pero justo en ese momento apareció un nuevo ninja – no deberían pelear aquí – dijo Gay colocándose entre Gaara y Lee.

El hombre que miraba a Gaara de una forma más que amenazadora también mando una mirada de advertencia hacía los dos ninjas de la hoja para que se comportaran.

El Suna-nin lo miró sabiendo muy bien que ahora estaba en desventaja, una cosa era enfrentarse a estos chicos que en verdad no eran ninjas… bueno quizá el pelirrojo si lo era, pero en cambio este Jōnin era más peligroso y mientras estuviera concentrado en él los otros dos podían hacerle daño.

No es que le importara destruir todo el hospital si era necesario pero no quería ocupar sus energías en estas basuras cuando faltaba tan poco tiempo para que comenzaran las finales y pueda matar a más personas.

Miró al mayor antes de darse la vuelta para ver a los dos chicos, les sonrió sádicamente antes de que su cuerpo comenzara a convertirse en arena que fue dispersada rápidamente por el aire y salió del lugar esperando que en algún momento pronto pueda matar al único chico que le había hecho daño.

Naruto se relajó cuando Gaara desapareció aunque aún estaba utilizando todas sus habilidades por si el chico estaba cerca.

Nunca espero encontrárselo en el hospital y sabía que las cosas se hubieran puesto muy feas si Gay no hubiera llegado, era después de todo, solo un clon y no podía competir de igual a igual con Gaara.

El Jōnin regresó a ver a su alumno antes de mirar nuevamente a los dos Genin frente a él – fue bastante irresponsable el casi crear una pelea en medio del hospital – comenzó con el ceño fruncido – más aun teniendo en cuenta que uno de sus compañeros está en el mismo cuarto en una cama y con sus situación aún… sin esclarecerse.

Ambos asintieron sabiendo que no había sido lo más inteligente pero conociendo solo un poco a Gaara, no había más remedio que hacerlo, no lo hubieran detenido solamente hablando con él.

Si estaba allí era para asesinar a Lee y no se detendría hasta hacerlo – lo sentimos – dijo Shikamaru – pero no había mucho margen para actuar, literalmente nos lo encontramos aquí.

– Sea como sea – siguió el mayor aunque estaba preocupado por lo que eso quería decir, quizá tendría a un chico completamente loco intentando asesinar a su alumno por cualquier medio posible de aquí en adelante – tienen que tener más cuidado en este tipo de áreas, pero… gracias por ayudar a mi alumno.

Naruto y Shikamaru asintieron dejaron algunas de las cosas que sus amigos les había mandado y salieron del cuarto dejando a maestro y alumno volver a relajarse.


Estaba completamente relajado pero también excitado por los próximos eventos, se moría porque su pequeño juego comenzara y deshacerse de la aldea que odiaba y también de su débil y patético maestro.

Solo tenía que esperar un poco más, cuando más relajados estuviera el aparecería para destrozar sus patéticas y asquerosas vidas, tomaría a Sasuke-kun para hacerlo el ninja perfecto… perfecto para ser su nuevo cuerpo, quizá también tomaría a Naruto-kun ya que había demostrado ser no solo el Jinchūriki del Kyubi sino también ser el usuario de un increíble Kekkei Genkai.

Aunque con lo que había visto Naruto no era alguien que podría sobornar y usar como con otros, o no, era demasiado leal, tenía una idea para atraerlo a su lado pero si eso no funcionaba lo mataría, mientras menos estorbos tuviera en su camino mejor.

Además matándolo retrasaba o por lo menos complicaba los planes de ese llamado "dios", o como disfrutaría viendo la furia e indignación en el rostro de ese molesto y desagradable hombre, por el momento no tenía posibilidades de derrotarlo pero con el cuerpo de Sasuke seria invencible.

Claro que tenía que asegurarse de que todo saliera como lo había planeado, por lo tanto había infiltrado en Konoha a cuatro de sus pequeños y lindos juguetes.

Habían recogido información muy importante en especial sobre Sasuke y su maestro Kakashi, aunque extrañamente la más útil y productiva había sido la que más se había demorado y la que había mandado información menos… importante.

Era útil pero no tan importante como la información que le trajeron sus otros tres juguetes, por lo menos ahora sabia como estarían ubicados todos los ninjas importantes y por tanto podía eliminarlos o contrarrestarlos más fácilmente… de todos modos le parecía extraño que Tayuya no hubiera conseguido más información y mucho más útil que solo lo que le había dado.

De todos modos había estado más interesado en sus importantes sacrificios, lastimas que Dosu no pudo seguir con su labor como lo había estado haciendo, pero bueno Kabuto por lo menos le había dicho lo que paso y pudo conseguir uno nuevo.

Solo esperaba que este nuevo sacrificio no terminara muerto en la batalla, le había dicho que el sello que le estaba dando lo haría más poderoso pero esa era un arma de doble filo porque el tonto podía confiarse y terminar siendo asesinado antes de que pudiera servirle.

Por lo tanto Kabuto estaría cerca para mantenerlo vivo todo el tiempo hasta que él activara el llamado, o como disfrutaría eliminando Konoha usando a los tres grandes hombres que la habían llevado hasta ese tiempo en el que se hacían llamar la mejor y más poderosa aldea ninja de las naciones elementales… él les mostraría lo que significaba el verdadero poder.

Por su puesto sus otros dos sacrificios estaban en Konoha bien resguardados y se mantendría escondidos como se los había ordenado.

Así mismo el poder militar de Suna ya estaba en sus posiciones excepto por los que estarían dentro de la aldea junto con el "Kazekage", se rió al pensar en esos tontos siguiendo a alguien que ni siquiera les había mostrado el rostro por mucho, mucho tiempo.

De todos modos todo su plan estaba listo y preparado para comenzar ni bien él les dé la orden.

Menos mal Gaara no estaba emparejado con Sasuke en las finales, el chico estaba completamente loco, lo que le resultaba divertido y emocionante, pero también sabía lo condenadamente fuerte que era, Sasuke aunque con todo el entrenamiento que había estado recibiendo de Kakashi no estaría listo para enfrentar el poder que cargaba consigo el mocoso de Suna.

Kabuto entró en ese momento inclinándose un poco como saludo para Orochimaru, era el único con el valor o la confianza para hacer eso en lugar de prácticamente arrodillarse en el suelo – Orochimaru-sama los ninjas de Suna quieren hablar con el Kazekage – levantó sus lentes solo un poco y sonrió – les dije que estaba hablando con usted…

El Sannin se rió ligeramente mientras se levantaba e iba a tomar la ropa del Kazekage para poder ver a sus leales esclavos y tranquilizarlos para la próxima batalla.

– Ve y diles que estoy terminando con el Kazekage, si es necesario recuérdales lo que le hice al idiota que intento darme ordenes en nuestra última… reunión.

El peli blanco asintió tan divertido como su maestro, los ninjas de Suna eran leales a su aldea pero también podían ser tan tontos y arrogantes que no veían lo que tenían al frente.

No se daban cuenta de que estaban siendo manipulados completamente y serían utilizados de carne de cañón en la batalla contra Konoha, solo servirían para distraer a los ninjas de Konoha ya que no estarían al mismo nivel si la fuerza del Jōnin que había asesinado era solo una muestra.

Pero tenían la ventaja numérica, con eso y con Orochimaru peleando contra el más peligroso de todos los ninjas en esa aldea, estaban completamente seguros que Konoha no existiría más en un par de días.

Teniendo en cuenta que planeaban desatar una bestia con cola en medio de la aldea no estaban siendo arrogantes al decir que toda la aldea desaparecería del mapa.

Terminó de vestirse y se colocó el sombrero de Kazekage tapando completamente su rostro, hizo un par de muestras de mano para que su voz se pareciera a la que había tenido el arrogante líder de la aldea de la arena y salió de la carpa.

Generalmente era un clon de tierra el que estaba a su lado caminando por su campamento militar bien escondido por sus perfectos sellos, pero en momentos como estos era mucho más sencillo simplemente vestirse el mismo y darles una pequeña charla a todos estos hijos de puta que se hacían llamar ninjas.

La verdad estaba cansado con todas las reuniones que pedían estos inútiles, si no fuera porque los necesitaba para poder deshacerse de la maldita aldea de la hoja los abría asesinado a todos de una vez por todas.

Por lo menos ya faltaba poco y después de todo podría relajarse viendo entrenar a su precioso Sasuke-kun, viéndolo convertirse en el cuerpo perfecto para ser suyo y solamente suyo, después de eso levantaría su aldea hasta lo más alto y reclamaría las naciones elementales como suyas, este era solo el comienzo de todos sus planes.

Saludó con un par de ninjas que se le acercaron soportando las ganas de retorcer sus cuellos y entró en la carpa más grande del campamento donde ya estaban los líderes de clanes de Suna.

– Kazekage-sama – saludó uno de ellos sonriendo – que bueno que se reúne con nosotros por última vez antes de la guerra.

Casi le rompe el cuello al considerar esta pequeña batalla entre dos aldeas ninja una guerra, pero considerando que Suna era la más chica no debía sorprenderlo – tengo que mantener a mis ninjas lo más complacidos posible ¿no es cierto?

Los tontos asintieron inconscientes completamente, no sabía si lo que hablaba era lo que diría el verdadero Kazekage pero estos tontos no podría reconocer un infiltrado ni aunque tuviera tatuada la palabra en su frente.

– Entonces díganos Kazekage-sama – murmuró otro sentado en una de las sillas alrededor de la mesa con una sonrisa arrogante – que es lo que ha estado hablando con Orochimaru – se recargo en la mesa y frunció el ceño – no sé si deberíamos confiar en ese hombre.

Se sentó en la cabecera de la mesa y suspiró – no deberíamos preocuparnos por Orochimaru – respondió aunque se grabó bien la cara de este hombre por si tenía que matarlo antes de que comience la batalla – es quien nos advirtió de los planes de Konoha después de todo y gracia a su ayuda es que tenemos los números para poder atacar a la aldea traidora sin preocuparnos mucho por nuestras perdidas…

Siguió hablando, había perfeccionado el arte de hablar mucho sin revelar nada en verdad y los tontos de Suna solo parecían asentir y verlo como si su palabra fuera todo lo que necesitaran.

Si, después de todo los mataría solo por el placer de hacerlo y porque eran un montón de idiotas sin cerebro, aunque quizá era porque él era demasiado bueno engañando a la gente… bueno, sea como sea, no le servían unos idiotas que se dejaban engañar así que los mataría lenta y dolorosamente, claro que primero les sacaría toda la información sobre los mejores Jutsus de su aldea.


Naruto sonrió mientras caminaba por las calles de Konoha, era un día soleado y como venía siendo usual estaba relajado y tranquilo a pesar de que un par de pelas importantes se venían.

Las calles estaban vaciándose rápidamente ya que la gente estaba casi tan interesada como él por ir al estadio enorme donde se realizarían las finales.

Por supuesto que él estaba más interesado por otras razones, había entrenado duro para este día, demostraría lo poderoso que sería el clan Uzumaki que renacería imponente en Konoha y se aseguraría de que está vez nadie se atreviera a atacar a su clan.

Y claro, este sería el comienzo de todo eso, había entrenado para que los viejos desgraciados de los consejos no tuvieran más remedio que hacerlo un Chūnin y con eso podía formar su clan sin ningún problema.

Disfrutaría mucho viendo sus caras de indignación cuando se dieran cuenta que no solo tenía uno sino tres Kekkei Genkai.

Pero primero tenía que deshacerse de un par de rivales molestos, Sasuke y Neji en especial, o como le molestaban ese par, el castaño si lograba pasar de etapa estaría luchando contra él por qué se aseguraría de ganar su propia lucha.

Por lo que entendía de este torneo no necesitabas ganarlo todo para poder convertirte en Chūnin pero de todos modos se aseguraría de que Gaara entienda el significado del miedo y Neji aprendería a no ser tan arrogante y que los que no nacieron como prodigios también podían llegar a ser buenos ninjas.

Disfrutaría mucho destrozando a Neji y más aún disfrutaría destrozando al clan que supuestamente era el más poderoso de la aldea gracias a un Dōjutsu.

Neji sufriría por lo que le había hecho a su prima, no conocía mucho a Hinata, no había hablado nunca con ella porque la chica era sumamente tímida, pero por lo que sabía Hinata no era una chica mala y en esa lucha Neji no necesitaba humillarla como lo hizo, diablos no necesitaba casi matarla.

Si hubiera cerrado todos sus puntos Tenketsu la chica no hubiera tenido como usar Chakra y por ende perdía la pelea.

Pero el arrogante de Neji prefirió hacer sufrir a la chica hasta casi asesinarla, por lo tanto haría lo mismo y lo haría sufrir como el hizo sufrir a la chica, esperaba que no lo detengan porque había tenido muchas ganas de destrozar a ese arrogante Hyūga por todo un mes y no se detendría solo porque así lo dijo un tipo que no conocía.

Sintió un mal presentimiento mientras más se acercaba al estadio y sabía que algo malo iba a pasar, por lo que le dijo Temari no le sorprendía que se sintiera de ese modo.

La última vez que lo había hecho era cuando Hayate había muerto, pero ahora estaba listo y sabía que significaba ese sentimiento, no lo volvería a ignorar nunca, en especial cuando el resultado podía ser una de sus amigas llorando y gritando hasta que se le desgarraran las cuerdas bucales.

También se moría de ganas por saber qué es lo que había terminado haciendo con los sellos de Orochimaru, como no sabía la finalidad completa del Jutsu no podía saber que había hecho él mismo.

Lo único que sabía es que sea lo que sea que Orochimaru planeaba estaba completamente destrozado.

Traería algo pero no sería lo que el pedófilo esperaba, solo esperaba que no termine abriendo las puertas del infierno porque estaría muerto si eso ocurría, los demonios no le preocupaban, no, le preocupaban las chicas de las que estaba rodeado que estaba seguro lo molerían a golpes si llegaba a desatar el Apocalipsis justo en medio de su aldea.

Tragó saliva aterrado, en especial imaginándose a cierta peli rosa con un genio que según Ero-sennin rivalizaría con el de su compañera y también una Sannin Tsunade Senju.

Todas eran peligrosas en especial habiendo entrenado un mes entero juntos, pero Sakura tenía una vena sádica en ella que había despertado gracias a Anko y Yūgao, o la peli rosa lo torturaría lenta y dolorosamente, ni siquiera utilizaría herramientas ninja, no, solamente ocupando sus manos le causaría un dolor inimaginable.

No sabía cómo pero Sakura tenía una fuerza física aterradora, según Kurenai era una reacción normal para alguien que podía controlar tan bien como Sakura su Chakra, en especial para momentos de furia o tensión.

Hasta Jiraiya había sufrido su furia y estaba aterrado, aunque siendo sinceros, el viejo se lo merecía, en especial cuando había intentado espiarlas en las aguas termales.

Sea como sea, esperaba no tener que sufrir ese destino por lo que esperaba que el cambio que le hizo al sello sea algo bueno y no perjudicial, en especial para él, Jiraiya dijo que no podía traer algo peor de lo que sea que querría traer Orochimaru pero siempre había un margen de error que no había visto y las cosas podían ir bastante mal.

Llegó al estadio con solo un par de minutos de espera, las calles ya estaban completamente vacías y conociendo como conocía a Kakashi, lo más probable es que Sasuke sea el único que llegaría después de él.

Los pasillos del estadio eran oscuros y tenían un aire amenazador, podía sentir el instinto asesino de Gaara por lo que sabía que era eso lo que causaba que el pasillo se viera tan tétrico. Comenzó a sentir la emoción y la adrenalina llenándolo de pies a cabeza, quería pelear y quería demostrar que era el mejor ninja en esa aldea.

Comenzó a exudar instinto asesino como su rival y sonrió de lado, saboreando y esperando las reacciones que tendrían todos.

Salió al terreno entrecerrando los ojos un poco el intenso sol de la mañana y sonrió un poco más mientras veía a todos los Genin que esperaban convertirse en Chūnin ese día, miró especialmente hacía el pelirrojo y el castaño.

Le mando una mirada cálida a Temari que se sonrojo solo un poco y le asintió tan imperceptiblemente como él la había mirado.

Se colocó a un lado de Gaara sin importarle la sonrisa sádica que este le estaba dando y miró hacia las gradas, sabía que toda la aldea estaba allí, con sus excepciones, pero de todos modos era una vista bastante impresionante.

Las paredes del estadio eran increíblemente altas para asegurar la seguridad del público, había una especie de segunda planta en uno de los edificios que bordeaban el estadio, justo el que estaba por encima de las puertas que ellos mismo ocuparon para entrar a la arena, podía ver sentado a su Jiji con su ropa de Hokage, a su lado había otro hombre con la ropa parecida pero de otro color.

Sarutobi justamente en el punto más alto del estadio serió cuando vio a su nieto llegar al estadio con ese cabello tan llamativo suyo ondeando con el viento.

Podía sentir lo poderoso que se había vuelto solamente en ese mes, Jiraiya le había contado lo que había estado entrenando con su ahijado y ambos estaban muy impresionados.

Podían decir sin lugar a dudas que después de haber estudiado con Jiraiya estaba al nivel de un Jōnin, pero su preocupación era el grupo de ninjas renegados, todos ninjas clasificados en el libro bingo con rango S, si Naruto quería enfrentarse a esos ninjas tenía que estar a un nivel superior al de un Hokage.

Por lo menos estaba seguro que ahora cuando se enfrente a esos ninjas estaría mejor preparado.

Si era sincero consigo mismo no había querido que Naruto se convierta en ninja cuando aún era… rubio, había sido un chico demasiado hiperactivo, no había demostrado habilidades acordes con su carrera, ahora, suponía que había sido gracias al sello de Minato que según Jiraiya el pelirrojo no había querido que arreglara.

En este momento estaba mucho más relajado sabiendo que Naruto podría defenderse con tranquilidad, si bien no podía enfrentarse de igual a igual a un ninja rango S, por lo menos podía defenderse hasta que alguien con el nivel necesario apareciera para ayudarlo.

– Parece que Sasuke Uchiha no ha llegado aún – comentó el Kazekage.

Sarutobi asintió frunciendo el ceño, le había advertido a Kakashi que llegara a tiempo, era después de todo un evento importante, había tenido sus problemas con la seguridad de la aldea y otro tipo de cosas por las que Konoha ya estaba siendo… burlada, molía los dientes cada que los tontos del consejo ninja decían algo sobre el asesinato de Hayate.

Les había advertido que necesitaba a todos los ninjas posibles patrullando las calles en especial en las noches, pero los tontos se había quejado diciendo que como clanes tenían que tener sus propios ninjas resguardando sus lugares de residencia.

Konoha prácticamente había estado siendo resguardada con la mitad de la mitad de los ninjas solo por el capricho de los líderes de los clanes.

Ahora Kakashi lo más seguro llegaría tarde con Sasuke Uchiha ni más ni menos y solo quedarían mal nuevamente, las burlas no pararían si uno de sus ninjas no puede llegar a tiempo a un evento como ese y con el supuesto Genin prodigio, ultimo Uchiha leal a Konoha y por supuesto, el plato principal de la tarde.

Solo esperaba que no llegara tan tarde como para tener que descalificar al mocoso – su lucha es la segunda, tiene tiempo de llegar hasta cinco minutos tarde para su propia pelea pero si no lo hace no tendré más remedio que descalificarlo.

El Kazekage lo regresó a ver rápidamente – creo que se puede hacer una excepción no le parece Hokage-sama estamos hablando del Uchiha, vine especialmente para verlo luchar contra mi muchacho… Gaara es sumamente poderoso, estoy seguro que todo el mundo disfrutaría de esa lucha.

Hiruzen lo regresó a ver también – primero, Gaara tendría que pasar por sobre Naruto, no sé completamente el nivel de Gaara pero conozco el de Naruto y su muchacho no tendrá una lucha sencilla, segundo, Sasuke puede ser un Uchiha pero sigue siendo un simple Genin no voy a darle privilegios solo por su apellido y tercero, deja mal el nombre de mi aldea al llegar tarde para su pelea, si llega tarde para esto que me asegura que no llegará tarde para una misión, será descalificado y eso es definitivo.

El Kazekage asintió y regresó a ver hacía la arena donde el Jōnin ya les estaba dando las indicaciones a los Genin.

Claro que estaba gruñendo imperceptiblemente, molesto con que de repente a su maestro se le ocurriera ponerse los pantalones y no dejar que el deseo de otros nublara sus decisiones.

Sakura, Ino y las demás estaban en las gradas del estadio emocionadas y esperando con anticipación el inicio de las finales, estaban seguras que Naruto conseguiría convertirse en un Chūnin, aunque esperaban que la batalla que sabían comenzaría en cualquier momento no haga que pierda esa oportunidad.

Sakura e Ino en especial estaba nerviosas, ambas sabían que tan poderoso y peligroso era Gaara y aunque tenían plena confianza en las habilidades de Naruto, en su carrera siempre habría un margen de error que no podías anticipar.

Podía ocurrir cualquier cosa y Naruto podía terminar herido de gravedad o peor completamente muerto.

– Parece que el Uchiha aún no llega – murmuró Hana a su lado acariciando a uno de los trillizos, estaba puesta su ropa Jōnin sabiendo que tendría que luchar – conociendo a Kakashi llegara hasta casi el final del torneo y exigirá que se deje que el Uchiha pelee contra el que prácticamente ya es campeón.

– No creo que Hokage-sama deje que eso pase – dijo Sakura mirando hacia donde estaban los Kages – las reglas son claras si alguien no llega cinco minutos después de que fueron llamados son descalificados.

– ¿No tienes idea del poder que trae consigo el apellido Uchiha cierto? – preguntó Anko recargándose en su asiento.

– ¿A qué te refieres? – cuestionó Ayame, era la que menos sabia sobre el mundo ninja a pesar de que iba aprendiendo muy rápido.

Kurenai le dio un golpe a su amiga porque sabía que diría algo sarcástico y completamente sesgado – el clan Uchiha es un clan Mayor, tiene mucha fuerza dentro de la política de la aldea, el que Sasuke sea el último del clan quiere decir que en especial el consejo civil hará todo lo posible para estar de su lado bueno…

El Hokage antes de que el cuarto muriera prácticamente era quien lideraba completamente la aldea, pero con todo el desorden y problemas que hubieron después del ataque del Kyubi, los consejos terminaron agarrando más poder del que necesitaban, Hokage-sama no tomó el puesto enseguida a pesar de que empezó a ejercer al mismo segundo de la muerte del cuarto, se tenía que actualizar y arreglar los papeles para que todo sea legal…

Sakura levantó la mano deteniendo a Kurenai – así que los consejos tomaron provecho de ese tiempo para promover leyes que les daban más poder y ahora Hokage-sama no tiene el mismo poder que antes del ataque del Kyubi y es posible que los consejos hagan algo para que Sasuke tenga su oportunidad de ser campeón de este torneo aún si llega tarde.

Yūgao se rió de la cara de Kurenai y le palmeó la cabeza a Sakura – eso es exactamente lo que pasa, pero a Kurenai le encanta alargarse.

Volvieron a reírse mientras veían la indignación de Kurenai – está por comenzar – susurró Kin que estaba prácticamente escondida, vestida como civil e intentando que su rostro no se vea.

Efectivamente en la arena el Jōnin había terminado de explicar las reglas del torneo – los primeros en competir por favor quédense en la arena mientras los demás pueden ir al área de espera y ver las peleas desde allí hasta que sea su turno.

Temari y Shino se quedaron en la arena viéndose atentamente y estudiándose mutuamente, había visto más o menos cuales eran su habilidades en la fase previa del examen pero se habían enfocado más en su entrenamiento personal que en buscar más información relevante.

Por lo menos la rubia había entrenado con Naruto, su entrenamiento nunca había sido sencillo, pero diablos tenía que reconocer que entrenar con Naruto estaba a otro nivel.

Los entrenamientos del rubio eran asesinos y más aún cuando comenzó a entrenar con Jiraiya, al principio había pensado que solo era una pérdida de tiempo ya que el tipo era simplemente un pervertido, pero la verdad es que había hecho que las habilidades de Naruto aumentaran aún más rápido, sea lo que sea que estaba haciendo para entrenar a su pelirrojo amigo estaba funcionando muy bien.

Aunque había sido de lo más gracioso cuando Jiraiya le había ofrecido el contrato de invocación de los sapos, algo que había tenido a la mayoría de ellas completamente sorprendidas y salivando antes la posibilidad de ese tipo de poder.

Pero el pelirrojo se negó a aceptarlo diciendo que conseguiría su propio contrato por el mismo, conociéndolo como lo hacía, ya tenía un contrato.

Sea como sea su entrenamiento había sido mucho más duro estaba segura, era mucho más fuerte pero el problema es que con este chico eso no importaba mucho, esos insectos sería una molestia y ella no tenía muchos Jutsus de fuego, sabia un par pero no era muy fuertes, tendría que pensar rápido si quería vencer.


Y aquí está el capítulo, espero que haya sido de su agrado.

Aquí pongo un poco de infiltración a la base de Orochimaru que no es tan inteligente como el pedófilo se quiere creer y tampoco es tan hábil con los sellos.

Esto era algo que tenía que poner porque Dosu murió en el capítulo anterior y todos queremos que el plan de la serpiente se vaya al caño, por lo tanto Naruto cambio el nuevo sello que necesitaba ser modificado.

Después está el POV, aunque no del todo, de Gaara que también me pareció importante porque es un pequeño enfrentamiento entre los dos pelirrojos, aunque bastante diferente a lo poco que recuerdo del anime, casi como en todo lo que hace el rubio solo se humillo él solo, por lo tanto tenía que ser diferente pero tener la misma esencia más o menos.

Gay lógicamente no dejaría que su alumno corra peligro así que apareció para poder detener a Gaara sin causar problemas en el hospital.

También puse un POV de Orochimaru que si les soy sincero fue bastante… interesante de escribir, la mentalidad de Orochimaru es como la de un niño sádico, por lo menos eso me parece, siempre jugando con los demás, utilizándolos para que hagan lo que él quiere cuando y como lo quiere.

Aunque reconozco que la parte sádica fue muy complicada de plasmar correctamente, tuve que corregir un par de veces las cosas porque me parecía muy forzado al intentar que Orochimaru se viera como el desgraciado que es.

Y también había veces que ni siquiera parecía un malo, sino simplemente un idiota, fue bastante complicado.

Como parte final, el comienzo o preludio de las finales, querían poner aquí la pelea entre Temari y Shino pero ya me estaba alargando nuevamente y preferí cortarlo donde lo corte, así que esperen para el siguiente capítulo las peleas y en especial una nueva aparición de Naruto demostrando su verdadero poder.

También le agregue un poco de un Sarutobi más firme, me pareció bastante extraño que decidiera así como así que Sasuke tenía permitido llegar tarde, solo por un comentario del Kazekage.

Por dios se supone que eres el profesor Shinobi, ten un poco de huevos y manda a callar al idiota.

Así mismo también le agregue un poco de como pienso que pudieron ser las cosas para que Sarutobi no tuviera tanto poder dentro de su aldea y los consejos tuvieran tanto aunque no lo necesitaran en verdad.

Claro que nuevamente Hiruzen no tuvo los suficientes pantalones para mandarles al carajo y tomar completamente las riendas del lugar como debía haber hecho, pero lo veo como algo bastante lógico si tomamos en cuenta la edad que tiene el pobre hombre.

Puede ser un Shinobi y aún con su edad haber luchado de igual a igual con Orochimaru pero supongo que la vejes de todos modos te pasa factura.

Para los que preguntaron sobre la mala calidad de la seguridad de Konoha y porque Sarutobi necesitaba a Naruto en esa reunión allí tienen la explicación que espero sea suficiente.

Con todo espero les haya gustado el capítulo y como siempre espero sus Reviews, Follows y Favorites. Nos leemos mas adelante.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Kekkei Genkai 8594 0 0 2. Peleas uno a uno 8699 0 0 3. Terminan las preliminares 8582 0 0 4. Entrenamiento para las finales 9459 0 0 5. Un sello muy peligroso 9470 0 0 6. Creando un Réquiem 9436 0 0 7. Comienzan las finales 8988 0 0 8. La capacidad de controlar la sangre 9194 0 0 9. La ira del Ichibi 11772 0 0 10. Termina el Réquiem 8473 0 0 11. Akatsuki 8845 0 0 12. El legado del Yondaime 8811 0 0 13. ¿Una mujer legendaria? 9000 0 0 14. Reunión entre Sannin 10056 0 0 15. Matrimonio 9200 0 0 16. Medicina y sellos 8662 0 0 17. Una princesa de hielo 8656 0 0 18. el tesoro de Yuki no Kuni 8047 0 0 19. Medicina milagrosa 8640 0 0 20. Naruto vs Sasuke 9201 0 0