Naruto usuario Chiton el elemento sangre @fxrobalino
Un sello muy peligroso

Capitulo cinco, como ya dije en mi fanfic de Harry Potter, solo puedo publicar este capítulo porque se lo había dado a un primo para que lo lea, al no tener computadora me será imposible publicar el próximo mes, no he escrito absolutamente nada.

Respondiendo Reviews donkike07 para las chicas que recomendaste, Karin ya lo estaba pensando tendré en cuenta tu consejo sobre el modo en que se encuentra me parece buena idea, tienes toda la razón en que Kishimoto la hizo igual de patética que a Sakura e Ino.

Y también tienes razón en que es muy lamentable teniendo en cuenta el fantástico potencial que tenía con su línea de sangre y aún más siendo una Uzumaki.

En cuanto a Moegi la tendré en cuenta junto con Hanabi como ya dije podría ser y es muy cierto que ella ya lo respeta y podría ser muy buena para el grupo, ya se verá, pero no ofrezco nada por ahora.

Leknyn concuerdo completamente contigo, el final fue solo una forma de continuar el legado de la aldea porque no tuvo ningún fundamente real en las parejas, excepto tal vez Shikamaru/Temari aunque la pareja no termina de gustarme de todos modos.

Shinigami DXD ciertamente estoy usando este tiempo para atar algunos cabos sueltos y desarrollar los personajes, Hinata tenía que tener ese cambio necesario, aunque solo es el comienzo y definitivamente Tayuya tiene mucho que ver, su forma de ser ruda le da ese cambio necesario a Hinata en su vida.

Los problemas para cuando invada Oto definitivamente son algo complicado pero también algo mucho más profundo y traerá consecuencias a la batalla que no solo las incumbirá a ambas.

Master godragon siempre leo los comentarios de todos aun si respondo solo los más largos porque si respondiera a todos necesitaría un capítulo entero solo para eso, además de que algunos dicen lo mismo y no tengo porque responder repitiéndome una y otra vez.

Tu castigo para Sasugay me parece muy buena idea, aunque el único pero que le tendría seria que no me gusta mesclar en un mundo donde claramente seres míticos como Dragones no existen, de repente aparezca, no digo que no he leído un par muy buenos con la idea.

Pero simplemente me parece que no termina de encajar, por lo menos no del modo que piensas, aun así tengo una idea para complacerte de cierto modo y estoy esperando sea de tu agrado.

Por parte de las chicas que propusiste, Temari definitivamente está dentro, es una de las chicas que más me gustan de Naruto y aunque me cae muy bien Shikamaru prefiero que la hermosa flor del desierto termine con el rubio/pelirrojo.

Tayuya, se me han ocurrido algunas ideas para ella y no creo que termine como pareja de Naruto.

Y Kurotsuchi de igual modo, tengo ideas para la chica que la alejarían de un posible romance con nuestro héroe, pero puede ser posible tendré que ver a donde me lleva la misma historia, como ya dije en anteriores veces es como si se escribieran por ellas mismas.

Como sea les dejo el capítulo.

Cap5.- Un sello muy peligroso.

Miraba hacía la aldea desde la ventana de su oficina, preguntándose ¿qué tan mal estaba en verdad Konoha? principalmente porque aún con el cambio de apariencia y su forma de ser mucho más medida, todo el mundo odiaba a Naruto.

Es más había escuchado que decían que ahora si el zorro se había apoderado del cuerpo de su nieto, solo algunas de las personas se habían lamentado por el trato que habían dado a un chico claramente inocente aún si en verdad ahora Naruto fuera el Kyubi.

Mientras la mayoría ya había pedido una audiencia pidiendo el exterminio de la criatura antes de que cause problemas como la última vez.

Malditos idiotas cerrados de mente y lo peor de todo es que sabía los consejos tenían que ver con que el trato a Naruto fuera tan malo, en especial una mujer del consejo civil.

No la entendía en lo más mínimo después de todo Naruto era compañero de su hija, y la había salvado en varias ocasiones de morir ¿cómo es que Mebuki tenía tanto odio por el chico? ¿cómo es que ese odio se había multiplicado ahora que al parecer su hija comenzaba a tratar a Naruto mucho mejor que antes? incluso podía decir que empezaba a tener un buen y sano flechazo con el chico.

Mucho más saludable que su obsesión con el Uchiha, porque estaba conociendo prácticamente desde cero a Naruto y porque estaba mostrando todos su potencial, había observado levemente a Sakura Haruno.

Antes de los exámenes Chūnin era una simple chica con ganas de atención pero que no ponía de su parte para poder sobresalir.

Ahora junto con Ino Yamanaka podía ver un cambio, dos semanas había pasado desde el término de las preliminares y con solo verlas caminar podía decir que estaban mejorando.

No era muy obvio lógicamente porque recién estaban comenzando a entrenar, pero era un gran cambio a lo que había sido de recién graduadas.

Incluso su Chakra había aumentado exponencialmente y podía decir que al término de este mes que estaban entrenando con Naruto podrían empezar a pensar en utilizar Ninjutsu elemental, categoría D, pero algo era algo.

Pero no eran las únicas, al parecer ese examen había sido bueno no solo para Naruto, Sakura e Ino, sino también para los otros novatos, excluyendo a Sasuke que se había recuperado muy rápido y Kakashi ya había comenzado a entrenarlo hace una semana.

Kiba Inuzuka pidió ser entrenado por su madre de lo que pudo enterarse, y al parecer la humillación que había recibido había logrado bajarle un poco el ego pero inflar su determinación para mejorar.

Con Shino Aburame había sido parecido pero en cambio había estado entrenando con Gay para mejorar su Taijutsu, algo que Naruto también había hecho en mucha menor medida, de lo que Gay le comentó Naruto solo había pedido instrucciones y se había ido.

Shikamaru aunque no entrenaba mucho físicamente, había estado pidiendo que jugaran con él al Shogi toda clase de ninjas, estaba contento porque el juego mejoraba mucho la idea táctica, tanto para defensa como para ataque, donde los Nara eran muy fuertes pero no estaba de más mejorarlo y perfeccionarlo.

Chōji Akimichi estaba por el mismo rumbo, aunque de una manera muy… insólita y singular, había comenzado a comer más de lo que ya lo hacía y meditaba con su padre todas las tardes.

Era bueno porque el Jutsu característico del clan Akimichi necesitaba mucha concentración a la hora de expandir el cuerpo y aunque Chōji podía hacerlo fácilmente, para llegar al mismo nivel que su padre le tomaría tiempo, más aún si seguía por donde antes iba que no era a ningún lado.

Pero quizá la más sorprendente había sido Hinata Hyūga y no porque estuviera entrenando o algo parecido.

La mayor parte del tiempo que había estado fuera del hospital, se la había pasado con una chica que no reconocía, así que definitivamente era extranjera y estaba de paseo en la aldea.

Se veía a Hinata mucho más segura de sí misma, sonreía muchísimo más y parecía estar disfrutando de la vida por primera vez en su corta existencia.

La chica extraña le había hecho bien a pesar de que por el momento a solo una semana de haberla conocido, con la única que podía ser así de alegre, risueña y luminosa era con ella y nadie más.

Se las veía de arriba para abajo todo el tiempo, iban a comer, paseaban por los parques o iban al cine.

Podía ser que no estuviera mejorando en el ámbito ninja, pero el personal que para Hinata era mucho más importante, en ese estaba creciendo alarmantemente rápido, lo que alegraba mucho a Hiruzen, la chica era dulce aunque algo extraña y su forma de ser hacia que las demás personas obtuvieran un poco de ese optimismo aunque ella no se diera cuenta porque los que lo hacían solamente la había visto de lejos.

Por otro lado parecía que uno de los escuadrones más unidos de Genin que tenía la aldea se había separado.

Lee Rock había estado hospitalizado por dos semanas de las cuales solo dos días había pasado consiente al fin, pero el daño hecho a sus extremidades era muy preocupante, y casi estaba seguro que solo había una persona que podía curarlo por lo menos para que pueda volver a caminar sin una silla de ruedas y pueda comer por sí mismo.

Pero esa misma mujer no quería ver la aldea ni en pintura. La chica del grupo que hace un par de semanas hubiera jurado que estaba interesada románticamente a su último compañero ahora parecía preferir estar sola.

Ten-ten entrenaba sola y pasaba sola la mayor parte de su tiempo, con el único de su grupo que había tenido contacto era Lee que estaba hospitalizado.

Parecía que lo vivido en el examen, no solo lo que le sucedió a su compañero sino lo que el otro le hizo a su familia la habían retraído y alejado de este mismo.

Mientras Neji Hyūga, el ultimo del equipo Gay, ya era un solitario desde mucho antes de graduarse de la academia, tenía la misma preocupación con él que la que tenía con Sasuke Uchiha, que se conviertan en ninjas renegados a la menor posibilidad de cumplir sus venganzas.

El Uchiha era más preocupante pero Neji no se quedaba muy atrás, no podía culpar mucho al muchacho solamente, Hiashi Hyūga era un Kunai en el trasero cada que abría la boca en las reuniones de consejos.

No quería imaginarse lo que era vivir con ese hombre todo los días unas quince horas al día.

Suspiró cansado, esas dos semanas había sido muy duras, en tiempos como esos se preguntaba porque demonios volvió a tomar el cargo, había estado tan feliz de retirarse y dejar todo ese papeleo y estrés atrás, debería haber estado borracho cuando decidió reintegrarse.

Los examinen Chūnin en especial siempre eran un problema, porque tenía que arreglar todo para que los exámenes se lleven de manera correcta y terminen de la misma forma.

También tenía que encargarse de arreglar todo para que los visitantes que se hacían presentes para ver las finales, estuvieran cómodos, no tanto los civiles sino el Kazekage y los pocos miembros del consejo de Suna que se congregaban.

Ese trabajo era muy complicado porque todo hotel cinco estrellas en Konoha quería que se hospedaran con ellos, recibía folletos y documentos de los hoteles a diario intentando mejorar lo que el rival proponía.

Pero quizá lo más difícil y complicado que había hecho durante ese tiempo debía ser la investigación a la academia ninja.

Naruto le había dicho de los problemas que tenía, así que enseguida reunió información, casi todos los profesores que un año u otro habían enseñado a Naruto ahora eran Jōnin.

Y todos exceptuando a Iruka, habían entregado reportes confusos e incompletos sobre Naruto, Iruka era el único que no había saboteado a Naruto, porque sus reportes eran extensos bordeando la redundancia, pero muy completos que explicaba las fallas y problemas que veía en su alumno.

Suponía que después de ser saboteado tanto Naruto simplemente dejo de intentarlo aún si después obtuvo un profesor competente.

Lo raro de todo eso es que Hiashi no movió un dedo para arreglar todo este problema, también debió haber notado las incongruencias en la educación de Naruto, pero no hizo nada para remediarlo y no le dijo nada para quitarles todo rango ninja que tuvieron los culpables.

Como sea estaba cansado y los exámenes aún no terminaban, incluso estaba esperando a que comenzara la reunión con los consejos, ya veía lo que querían, primero se quejarían sobre Naruto como siempre.

Después pedirían matarlo o apresarlo, ahora con una línea de sangre de seguro querían que lo convierta en una máquina de cría.

Solo esperaba en la noche poder dormir más de dos horas, se merecía un descanso después de todo ya no estaba en edad para andar con tanto estrés arreglando los problemas de inútiles que no podían ver más allá de su nariz.

– Maldito el día en que acepte este trabajo – miró hacia la montaña Hokage donde se presentaban imponentes los rostros de los Kages de Konoha – maldito el día en que me deje convencer por ustedes Hashirama-sensei, Tobirama-sensei.


Habían pasado dos semanas desde el inicio de su entrenamiento y todo parecía ir de forma excepcional, en especial sus líneas de sangre que cada vez podía usar con mayor comodidad y soltura.

En especial su guadaña, las cadenas eran más fáciles de manejar ya que eran más dedicadas a la defensa, lógicamente tenía que entrenar para poder manejarlas correctamente y no terminar rompiendo los huesos de un aliado por equivocación, pero no eran tan complicadas como la guadaña, al ser un arma grande y en especial porque cada parte de la misma era un arma por sí sola, tenía que saber cómo moverse correctamente sin causar un daño que no quería hacer.

El segundo Kekkei Genkai era muy peligroso en especial si lo utilizaba en él mismo, y era complicado de manejar correctamente si su Chakra era muy poco o estaba descontrolado por no poder controlar sus sentimientos o cosas así.

El tercero por otro lado era el más peligroso de los tres, si bien era extremadamente útil también era muy riesgoso si no lo controlaba correctamente, lo que era la mayor parte del tiempo, solo había podido utilizarlo por máximo un periodo de veinte minutos sin volverse completamente loco.

Era un Kekkei Genkai demasiado poderoso, algo demasiado pesado para poder utilizarlo con soltura con rapidez.

Con todo el entrenamiento avanzaba a pasos agigantados y podía estar muy bien pensando en destrozar a Gaara de una forma que lo partiría, incluso a las otras dos presencias de Chakra dentro de él.

Haría que pague por lo que le hizo a Lee y haría que esas otras dos presencias que parecían controlar al chico en cierta medida se replieguen a los profundo del subconsciente por el miedo que les causaría al enfrentarse a él.

En otras noticias completamente, Sakura e Ino parecían estarce acostumbrando al entrenamiento muy bien.

Lo había ayudado tanto con su propia formación que sentía que les debía algo, así que les llevo al extremo para que demostrara su máximo potencial y ahora podían ver los resultados, estaban mucho más felices y mucho más confiadas en ellas mismas.

Al principio fue duro porque ninguna había comido correctamente desde incluso antes que se graduaran, lo que disminuía mucho su rendimiento como Kunoichis, así que comenzaron por eso y poco a poco fueron llegando al nivel necesario, era sorprendente lo flexibles que eran ambas, el magnífico control de Chakra que poseían y como podían controlarlo tan bien aún si estaba aumentando con rapidez.

Habían intentado hacer uno que otro Ninjutsu elemental, pero aún no estaban listas para ello, pero su velocidad, sus reflejos, su Taijutsu estaban en óptimas condiciones y podían llevar una pelea entre ellas por lo menos que ponía a la que tuvieron en el examen como un juego de niños.

Pero entrenar no era lo único que había hecho, habían tenido un par de salidas entre amigos, al cine o a comer, incluso Ino lo había convencido de ir a bailar.

Al principio estaba completamente reacio, pero cuando llego se dio cuenta que no era diferente a Taijutsu, una clase de Taijutsu mucho más fluido mucho más en sintonía con su cuerpo mismo y con su entorno.

Además el sentir la música corriendo por su sistema, llenando su sangre de adrenalina y energizando sus músculos para que se muevan, fue una experiencia increíble.

Pero Sakura e Ino no eran las únicas chicas que lo habían sacado de su rutina de entrenamiento, Kurenai, Anko, Hana, Yūgao, Temari, Kin y Ayame, todas lo había obligado a ir a algún lugar diferente, solo como par o incluso todas juntas para divertirse.

Era algo que nunca había tenido, generalmente tendía a alejarse de los grupos grandes, más aún de chicas porque lo golpeaban, lo insultaban y lo humillaban, pero esto había sido toda una experiencia diferente y algo que apreciaba mucho.

Además como todas eran chicas había podido apreciar otra clase de entrenamiento, la interacción con una chica que le gustara.

Se podría decir que ya lo había hecho con Sakura, pero decidió mejor olvidarse de todo eso porque solo había hecho el ridículo de él mismo, no hubiera podido impresionar a la peli rosa con esa forma de ser ni en cien años.

Por tanto tuvo que practicar, aprendió que les gustaba ser alagadas con naturalidad, pero que no sean obscenos.

Les gustaba que las vean, que las aprecien, que noten sus características y atributos, pero no haciendo el tonto, no de forma pervertida y no por largos periodos de tiempo que hacían ver la apreciación obscena.

Nunca sobrepasarse, tuvo que aprender donde estaba permitido tocar y donde no, aunque lo haya hecho por puro accidente.

Aprendió por ejemplo, que si tocaba a una chica en la espalda alta, a la altura de los omóplatos estaba siendo no solo un caballero sino también un buen amigo, pero si colocaba su mano en la espalda bajo, no tan abajo tampoco, estaba siendo un caballero y estaba demostrando atracción por la chica en cuestión, estaba demostrando su interés.

Pero en una semana de salir con tanta chica se podía decir que no solo él con ellas, sino entre todas se estaban volviendo muy buenas amigas, lógicamente cada una tenía sus gustos y disgustos, sus edades también.

Por lo que tenían que ir aprendiendo entre ellas en que encajaban con cada una, pero parecía ir muy bien.

Su vida por fin tenia color, por fin era una vida y no quería que nada lo aleje de esa felicidad que tanto había añorado y solo estaba arañando, como tal se había puesto a investigar sobre Fūinjutsu.

Con la intensión de aprender no solo sobre el catastrófico sello de su padre sino también sobre el sello que Orochimaru le había colocado a Kin, iban lento pero seguro y cada día que pasaba aprendían un poco más del sello.

Ayudaban también que las demás estaban metidas en eso también a pesar de que no entendían nada y siempre llevaban la información a Naruto.

– Déjame ver si entendí – suspiró Kin rascándose el estómago – esta cosa me va a chupar el Chakra y la energía vital para invocar algo.

Naruto asintió, de todo lo que les había explicado era eso pero muchísimo más resumido – no sé exactamente como se llama el Ninjutsu – comenzó Naruto leyendo el papel con todo lo que había escrito – pero si, es justamente eso, como dije antes, te va a utilizar como sacrificio para traer algo, algo que no debería traer, que no debería estar en este plano.

Todos estaban reunidos en la piscina de aguan termales, Naruto había aprendido a confiar en todas las chicas reunidas para que no revelaran el lugar a nadie, además de que había encontrado un par de sellos que le permitían hacer del lugar mucho más seguro y privado que cualquier sitio en la aldea.

Todas lo habían ayudado con eso, así que todas estaban presentes – ¿pero hay alguna forma de quitar este sello? – preguntó Kurenai con la mano en la quijada pensando, no sabía mucho sobre ellos pero lo que si sabía es que siempre había como deshacer algo así como se podía hacer – tiene que haber una forma.

– El sello es una clase de parásito – murmuró Naruto viendo los papeles – mientras más tiempo este en huésped más arraigado esta y por ende más difícil separarlo… – miró a los ojos de Kin sonriendo – estuve estudiando mucho sobre Fūinjutsu y creo que puedo cambiar ciertas runas para hacer que deje de estar ligado a Orochimaru.

– ¿A qué te refieres? – preguntó Ino confundida.

Pensó un poco para saber cómo explicarlo – como dije el sello es una clase de ritual de sacrificio, Orochimaru está conectado al sello y es el que va a activarlo para iniciar el llamado, aún no estoy del todo seguro pero puedo cambiarlo para que esté ligado a mí.

– Pero eso no significa que el llamado chuparía también parte de tu Chakra – dijo Sakura no contenta con que Naruto se pusiera en peligro de ese modo más aún cuando no sabían que quería traer la serpiente – eso sería muy peligroso.

– Pero si no lo hago Orochimaru hará lo que quiere, si logramos pasar el sello a alguien más, de todas formas esa persona moriría por la ambición de la serpiente no cambiaría nada solo que salvamos a Kin.

– Lo que quieres hacer es frustrar aún más los planes del desgraciado me gusta – comentó Anko lamiéndose los labios, algunas de las chicas tuvieron un estremecimiento de miedo.

Naruto asintió – mi idea es cambiar un poco el sello, no solo para que esté ligado a mí, sino también para que cambie lo que quiere invocar, lo más seguro es que no sepamos que reacción tuvo el cambio hasta que este hecho, pero frustraría sus planes completamente.

– Pero para eso también necesitarías cambiar los sellos de Dosu y Zaku – dijo Kin.

– ¿Estas preocupada por ellos? – preguntó Naruto.

Negó rápidamente con la cabeza como si dijera que 'si' sería malo y no sabía el motivo de eso pero tenía que ver más con Naruto que sus compañeros – no, siempre fueron unos idiotas, han intentado violarme más de una vez y ya perdí la cuenta de cuantas veces intentaron asesinarme.

Todo el mundo frunció el ceño molestos y asqueados, ahora con más razón querían a esos dos muertos.

– Entonces no hay problema, solo tengo que escabullirme a su dormitorio y cambiar las runas necesarias – comentó Naruto – pero tengo que practicar porque no sé cómo reaccionaría el sello si me equivoco, como dije es un parásito.

Asintieron entendiendo lo peligroso que podía ser, el Fūinjutsu era un arte demasiado complicado y temperamental, una sola línea ligeramente chueca y cambiaste todo lo que querías hacer – ¿y ya tienes alguna idea para hacer el cambio de cuerpo? – preguntó Hana – eso debe ser aún más complicado.

El peli rojo miro a de Kin a Hana y suspiró – tengo una ligera idea pero…

– ¿Pero? – preguntó Yūgao, ella era las más letal en el lugar, había estado enseñando Kenjutsu a Naruto para que pudiera manejar correctamente su guadaña y era un AMBU.

– Si el modificar el sello es peligroso cambiarlo de cuerpo lo es aún más – suspiró levemente y se removió en su lugar para acomodarse mejor – no solo es peligroso para la poseedora, en este caso Kin, sino también para mí, para el próximo contenedor y la única forma que veo para que se desprenda del cuerpo de Kin es darle de comer…

Lo vieron confundidas sin entender en lo más mínimo a que se refería – como dije el sello es un parásito, como un animal rabioso y ahora mismo está comiéndose a Kin, absorbiendo su Chakra y su energía vital y mientras más lo tenga en ella querrá más, querrá no solo el Chakra sino también la carne.

Kin abrió los ojos asombrada y asustada mientras las demás jadeaban y miraban a su nueva amiga – me va a comer – susurró aterrada.

– Aún no, pero puede llegar a hacerlo, principalmente si Orochimaru se demora demasiado en inicia el llamado – respondió Naruto para calmar a la chica – por ende no va a querer separarse de ti, se va a aferrar a tu cuerpo con todo lo que tiene.

– ¿Cómo lo hacemos entonces? – preguntó Temari, estaba un poco nerviosa, cuando se había enterado de lo que pasaba al principio no lo podía creer, pero viendo todo lo que había visto, el comportamiento errático de su 'padre', no había mejor prueba, los habían engañado, pero era una simple Genin a la que no harían el menor caso, esa fue la razón por la que termino uniéndose al grupo en primer lugar, para hacer algo contra el hombre que los había engañado.

Naruto se pasó la mano por el pelo – tentarlo, darle algo más grande, con más Chakra, con más energía vital, con más carne para que devore mientras se separa del cuerpo de Kin y le damos el nuevo huésped.

– Entonces tendríamos que sacrificar dos vidas – murmuró Anko asintiendo al comprender más o menos lo que planeaba Naruto – ¿cómo?

– De nuevo tengo que hacer un par de pruebas, pero cree este sello – les mostró el dibujo en un pergamino que mostraba un sello casi parecido al que Kin tenía en el ombligo – este es el sello que pondríamos en el sacrificio para que el parásito se despegue de Kin y este… – cambio el pergamino mostrando otro sello – es el sello que lo atraerá al nuevo contenedor.

Se veía muy complicado, con muchas runas y Kanjis de los que ellas no entendían nada, pero a pesar de eso no era muy grandes – pero estaríamos matando a dos personas inocentes – dijo Hana un poco nerviosa, podía ser una ninja, pero era un veterinaria ninja, justamente porque no quería terminar metiéndose en una pelea a muerte.

– En verdad solo una – respondió Naruto – el contenedor definitivamente tiene que ser humano, pero la carnada estaba pensando en uno de los tigres de bosque de la muerte o aún mejor un oso.

Todos habían visto los animales en ese bosque y si el tigre parado en cuatro patas era más grande que un humano de pie, no querían imaginarse un oso, además eran poderosos y podían utilizar el Chakra de una manera muy… animal.

– ¿Bien entonces cuando comenzamos las pruebas? – preguntó Kin algo desesperada por deshacerse de ese maldito sello.

– Ahora mismo – respondió Naruto poniéndose de pie.


La reunión había comenzado tan aburrida como comúnmente lo hacía, en especial con los idiotas de consejo civil intentando tener más poder del que necesitaban dentro de la aldea, una aldea ninja, pero el consejo Shinobi no se quedaba atrás con excepción de un par de clanes.

Se discutió un poco sobre la economía de la aldea y como se podía mejorar con las finales del examen Chūnin tan cerca.

Después se habló sobre el trasporte y vías de comercio más rentables y más rápidas tanto para exportar como para importar, pero era complicado porque significaba talar árboles del bosque por varios kilómetros en distintas dirección.

Lo que esperaba que discutieran comenzó como siempre con Sasuke Uchiha como foco de discusión.

El consejo civil y en especial Mebuki Haruno lo alababan como si fuera alguna clase de dios todopoderoso, se preguntó levemente si la obsesión que había tenido Sakura no había sido influenciada por su madre también.

Estaba segura que eso le convendría porque pasaban a ser miembros de un clan ninja, y no solo eso sino un clan que había prácticamente creado la aldea.

Por parte del consejo Shinobi en cambio no estaban muy contentos con el chico, los clanes Mayores lo despreciaban porque pertenecía no solo a su competencia sino también a un clan lleno de cucarachas pestilentes y desleales con una obsesión desmedida por el poder.

Pero así como con el consejo civil, muchos de los clanes Medios o Menores lo alababan como a dios.

– La marca de maldición es peligrosa, deberíamos matar al mocoso y nos ahorraríamos muchos problemas – comentó Hiashi con el palo en culo llegándole hasta el estómago porque su cara era aún más desagradable que anteriores veces.

El consejo civil y algunos de los líderes de clan se burlaron – es el único Uchiha leal a la aldea que queda, y por ende el único con el Sharingan el Dōjutsu más poderoso de todos, sería un desperdicio matarlo, además estamos en las finales del examen Chūnin con muchas personas importante y principalmente el Kazekage dirigiéndose en este momento hacia la aldea para verlo luchar, seriamos el hazmerreír de todas las cinco naciones elementales si lo matamos – respondió el líder de un clan Medio con molestia, nunca le había agradado el Hyūga.

– Podríamos sacar el semen directamente de su sistema antes de matarlo por lo que eso no es un problema – dijo Tsume Inuzuka aburrida, estas sesiones eran inútiles a su modo de ver, nunca estaban de acuerdo en nada.

– Como pueden pensar en matar a un miembro tan respetable de nuestra aldea – se quejó Mebuki aireada como si fuera a ella misma a quien habían intentado matar – es imperativo que Sasuke Uchiha sea un miembro de esta aldea, es el ninja más capacitado de la nueva generación y la inseminación es prácticamente una ruleta de la serte.

Todo el mundo giro los ojos porque Mebuki siempre buscaba la manera de alagar al mocoso de cualquier forma posible, diablos estaban seguros que si pudiera ella misma se casaría con el Uchiha pero si se divorciaba perdía su poder en el consejo porque era su esposo quien tenía el puesto en verdad.

– Sea lo que sea – murmuró el líder de un clan Menor, de aspecto tosco y con el cabello castaño sucio, su voz era ronca y raposa – Kakashi-san lo está entrenando, es el único que puede enseñar al Uchiha a utilizas su Dōjutsu, dudo mucho que se marche con esa oportunidad como sugiere Hiashi… además según las grabaciones el Uchiha muy bien puede controlar la marca de maldición.

– Por cuanto tiempo – murmuró Shikaku Nara molesto y casi tan aburrido como Tsume – la marca de maldición te tienta, te atrae a la red, Sasuke Uchiha es una bomba de tiempo que puede explotar en nuestra narices si no la desarmamos.

El consejo civil nuevamente se burló no podían ver la gravedad del asunto, no podían ver que Sasuke podía matarlos y lo iba a hacer si se la daba la oportunidad o si era para conseguir más poder – porque se iría – se burló con vos chillona una de las civiles – aquí tiene un grupo de fans que muy probablemente puede tener para que sean sus parejas, tiene a uno de los mejores Jōnin de la aldea como su profesor y dentro de unos años puede bien convertirse en el Hokage.

Sarutobi enseguida la regreso a ver con cara de pocos amigos, odiaba el trabajo pero no se lo daría a una peste Uchiha por nada del mundo.

– Por lo que se vio en las grabaciones Naruto Uzumaki tiene mucho más potencial que el Uchiha – murmuró Inoichi Yamanaka, odiaba al Uchiha y Naruto le agradaba, además por la forma en que su hija había estado hablando de él y por como la había ayudado no podía ver a otro chico como su yerno – y eso que no estaba muy bien entrenado en el uso de su Kekkei Genkai.

El consejo civil enseguida exploto junto con la gran mayoría del consejo Shinobi, si había algo en lo que casi todos estaban de acuerdo es que Naruto tenía que desaparecer de Konoha ya sea muerto o encarcelado cien metros bajo el suelo.

– Ese demonio tuvo solo suerte… además deberíamos obligarlo a entregar la técnica a Sasuke Uchiha que la utilizaría mucho mejor – comentó Mebuki con aire de grandeza.

Todo el mundo se le quedo viendo, los civiles sonriendo, mientras los Shinobis como si le hubiera salido una segunda cabeza – es muy buena idea, estoy seguro que conseguiríamos el ninja más poderoso de todas las cinco naciones elementales si le entregamos ese poder – secundó otro de los civiles.

– Son tan estúpidos – comentó Chōza Akimichi negando con la cabeza, los civiles lo miraron furiosos y listos para lanzar gritos – ¿entienden siquiera lo que es una línea de sangre?

El lugar se quedó en silencio completo un momento mientras los civiles se veían entre si y luego dejaron que Mebuki hablara ya que de ella fue la idea – ¿algo que se puede traspasar por una transfusión de sangre? – aunque su respuesta salió más como una pregunta.

Incluso los miembros de clanes Menores que generalmente la apoyaban se golpearon las frentes con las manos por lo estúpido de la idea – una línea de sangre quiere decir que es únicamente utilizable por el usuario – comenzó Hiruzen mirando con molestia a todos los civiles – y solo se puede traspasar de padres a hijos sanguíneos, no por medio de una transfusión, no por medio de cualquier truco, ni siquiera el Sharingan puede copiar un Kekkei Genkai.

Los civiles siguieron viéndolo como si no entendieran lo que se les dijo por lo que decidieron continuar con la reunión – como sea – murmuró Tsume cansada de la idiotez que había presenciado en esa sala – ¿el chico Uzumaki ha pensado en recrear su clan aquí en la aldea?

Hiruzen sonrió porque al fin alguien sacaba el tema – se lo comente pero aún no está seguro – sonrió un poco más mirando de reojo la reacción de Danzō – primero quiere convertirse en Chūnin antes de decidir y creo que lo va a conseguir.

Como esperaba el viejo halcón de guerra se lo quedo mirando atentamente y por el ceño fruncido la idea de que Naruto se convierta en Chūnin no le convenía – que su clan vuelva a la vida aquí en Konoha sería muy bueno – dijo Inoichi ya pensando en cómo entablar esa conversación con su hija.

– El clan Uzumaki es uno de los más poderosos clanes, el tenerlo en Konoha solo aumentaría nuestro prestigio y ayudaría a mantener la paz que hemos tenido por un buen tiempo – siguió Chōza.

Shikaku estuvo de acuerdo asintiendo – además de que este extraño cambio que sufrió al parecer lo hizo un imán para las mujeres, no creo que sea tan difícil que consiga un par de esposa amorosas – lo dijo con tanta burla que Tsume lo golpeo, igual a su mujer e igual a las mujeres de sus amigos.

Pobre de Naruto que no tendría más remedio que aguantar eso con más de una – como pueden hablar de darle tal poder a un monstruo a una… abominación – se quejó Mebuki roja de lo furiosa que estaba.

– Bueno si te lo dimos a ti no le veo el problema en un buen muchacho como Naruto – se burló Tsume haciendo a los otros cinco líderes que apoyaban a Naruto reír.

Mebuki se quedó allí sin comprender porque se reían – ciertamente es un peligro para la aldea – murmuró Hiashi tomando la taza de té que él mismo había traído de su casa y bebiendo con tranquilidad – el cambio pudo haber sido causado por el Kyubi y quien sabe qué consecuencias a la larga traiga, no podemos arriesgarnos a que el demonio se libere.

Hiruzen entrecerró los ojos mirando a Hiashi y estudiándolo – creo que lo mejor como ya lo he dicho en anteriores reuniones es que me dejen entrenarlo y meterlo en el programa de AMBU raíz – mencionó Danzō con una pequeña sonrisa.

Hiruzen lo regreso a ver suspirando cansado por la insistencia de Danzō sobre el entrenamiento de Naruto y la incapacidad del hombre para aceptar un simple no.

– Creo que es la mejor idea – se adelantó uno de los líderes de clan Medio – nos aseguramos de que el demonio sea un arma para Konoha y seguimos manteniéndolo en la aldea para cuando sea necesario que el clan Uzumaki se recree como arma.

El instinto asesino plago la oficina haciendo que los civiles y ninjas débiles como el que acababa de hablar empezaran a asfixiarse – me he cansado de repetir lo mismo, Naruto no va a ser entrenado por raíz, Naruto no es un arma y en especial el clan Uzumaki no va a ser un arma – miró con ojos asesinos a todos – quien vuelva a hablar sobre este tema de ese modo va a ser llevado a los calabozos para ser torturado y después será ejecutado públicamente por motivo de traición.

El lugar volvió a quedarse en silencio pero el instinto asesino se hizo más pesado, esto era algo normal en esas reuniones, generalmente era uno de los civiles quien abría la boca y hacia a Hiruzen plagar el lugar con instinto asesino, pero los líderes de clanes Menores, Medios y en menor medida Mayores también lo había hecho de vez en cuando.

Y comúnmente era siempre por una persona, Naruto, desde que era un bebé los consejos habían intentado matarlo, desterrarlo, apresarlo y ya no se acordaba de que más.

Incluso ya había hecho realidad sus amenazas con un par de civiles que incluso con una ley de restricción para hablar del tema desobedecieron sus órdenes.

Ahora descansaban seis metros bajo tierra y al parecer había muchos más que deseaban seguir sus pasos y descansar eternamente junto a ellos pudriéndose en la miseria.

El instinto asesino desapareció y dejo respirar correctamente a todos nuevamente – bien una vez dicho esto, espero que nadie intente meter a mi nieto en un matrimonio arreglado, como dije no está pensando en eso en este momento, está entrenando y preparándose para la final en la que peleara contra un ninja muy fuerte, se planteara este tema solo si Naruto y la chica en cuestión están de acuerdo y ambos tiene sentimientos por el otro – volvió a mirar asesinamente a todos asiendo que los civiles casi se orinaran – la reunión termino, lárguense de aquí.

El consejo civil salió corriendo como siempre, mientras el consejo Shinobi intentaba por lo menos aparentar que no les temblaban las rodillas.


Un par de días habían pasado desde que comenzaron con las pruebas de ambos sellos, habían terminado matando más animales de los que esperaban, lógicamente con su debido entierro.

Pero por fin parecían tener listo todo, Naruto tuvo que corregir una que otra cosa, con un par de libros que le había pedido a Hiruzen sobre Fūinjutsu, pero lo había logrado, estaba muy agradecido con el hombre porque definitivamente sin los libros no hubiera podido completar los sellos.

Podía tener una afinidad muy fuerte al arte de hacer sellos pero aún era un principiante y tenía que basarse casi completamente en los libros que poseía.

Como sea ambos sellos estaban listos y las pruebas dieron los resultados esperados, ahora solo tenían un problema… cazar un oso del tamaño de una casa, resistente a los ataque elementales creados por Chakra y muy, muy cabreado.

– ¡Agáchense! – gritó Naruto mientras veían volar el árbol hacia ellos.

Temari logro salir del camino mientras Sakura e Ino se arrastraban por el suelo maldiciendo el día en que dejaron que Anko las convenza de entrar nuevamente a ese campo de entrenamiento.

Mientras Anko, Kurenai, Hana y los trillizos subieron a las ramas de uno de los arboles – Naruto aprésalo con esas malditas cadenas – gritó Yūgao furiosa y en toples gracias a un zarpazo del oso – y luego voy a quitarle toda la piel a ese maldito animal.

El peli rojo se estremeció de miedo al oír a la cariñosa y hasta casi un poco maternal Yūgao hablar como si fuera alguna asesina sin compasión – creo que mi fuerza física es mucho menor a la del oso – comentó Naruto con suavidad para no ganarse el enojo de la mujer – si lo apreso con las cadenas me mandara a volar.

Después de todo el oso media unos seis o siete metros de alto y unos tres o cuatro de ancho, parado debía medir unos doce metros de alto, como cualquier oso era condenadamente poderoso físicamente y si tenían en cuenta que cualquier animal del bosque de la muerte podía alimentarse y usar Chakra era un completo suicidio lo que estaban haciendo.

– ¿Entonces cómo hacemos para apresarlo sin matarlo? – preguntó Anko, había estado viviendo prácticamente en el bosque pero ni en sueños se le hubiera ocurrido ir a meterse en la cueva de uno de los osos del lugar – ¿es más lo necesitamos vivo?

– Definitivamente – respondió Naruto cortado una rama con su guadaña – si no está vivo no tendrá el Chakra y la energía vital que el parásito necesita comer.

Evitaron un nuevo árbol antes de tener que saltar por que un oso de 300 toneladas los embestía con una fila de enormes y filosos dientes por delante queriendo masticarlos como a un aperitivo – entonces empiecen a dar ideas – gruñó Yūgao volviendo a saltar evitando el zarpazo – y denlas ya.

– Esta cabreada enserio – comentó Sakura sin saber si tener más miedo del oso o de Yūgao.

– Si me hubieran roto esa camisa yo también estaría furiosa – siguió Ino, por lo menos ahora estaban en mucho mejor estado físico, no tenían la fuerza para pelear contra el oso pero podían esquivarlo sin problemas, era un buen entrenamiento para todos.

Los cercanos regresaron a ver a la rubia como si estuviera loca – estamos en medio del campo de entrenamiento más peligroso de la aldea y tú y Yūgao solo están pensando en moda – gritó Kurenai sin poder creerlo.

– Era un original de Shōri Hiketsu tuve que ahorra cinco meses para poder comprarla – gruñó Yūgao haciendo que Kurenai levantara las manos como defensa.

Ino se quedó sin aire al pensar en que esa camisa había sido creada por la mejor diseñadora de moda de las naciones elementales – ¿y entonces para que viniste con ella? – preguntó Hana escondida entre una rama junto con los trillizos.

Yūgao se sonrojo mientras se rascaba el brazo izquierdo – me llamaron cuando estaba con Hayate y me olvide de ir a cambiarme.

Naruto negó con la cabeza y miro a su alrededor, sentía al oso cerca pero no sabía dónde demonios estaba, ese era uno de los modos de utilizar el Chakra para los animales, era como si estuviera en todos lados y no podía detectarlo con su habilidad – ¿Hana no tienes algún tranquilizante o algo así? – pidió mirando a la castaña.

– No tengo algo para dormir a esa clase de bestia – respondió disculpándose con la mirada.

– ¿No hay plantas somníferas por aquí? – preguntó Temari – Naruto y yo podemos usar ataques de viento que lleven el polvo al oso y lo duerman.

El lugar se quedó en silencio excepto por los sonidos del bosque – como no se nos ocurrió antes – dijo Kin molesta por haber perdido tanto tiempo.

– Tenemos un plan, vamos – ordenó Anko saltando hacia otro árbol – el oso nos va a seguir definitivamente y solo tendremos una oportunidad tienden a aprender de sus errores.

– Nos adelantamos dirijan al oso hacia el lugar – comentó Naruto – es delante solamente ¿cierto?

Anko asintió mientras veía hacia atrás donde las otras los seguían de cerca – son unas flores amarillas enorme, a penas las veas dejen de respirar o quedaran dormidos antes de parpadear.

– Cuando estén a unos cinco minutos de las plantas dejen de respirar e intenten subir lo más que puedan – terminó Naruto antes de saltar más rápido siendo acompañado por Temari.

Ambos eran afines al elemento viento así que su ataque llevaría el polen muy rápido hacía el oso y Naruto con su habilidad sensorial podría detectar fácilmente cuando estuvieran en la posición para lanzar los ataques, el problema era ¿podían aguantar tanto tiempo la respiración?

– ¿Qué tan buena eres aguantando la respiración? – preguntó Naruto.

Temari lo regreso a ver, se extrañó un poco porque no hiciera el más mínimo sonido mientras viajaban a esa velocidad, además se veía condenadamente caliente con el cabello rojo sangre hondeando al viento, con la cara y la ropa un poco sucias pero la determinación marcándose claramente en sus facciones.

– Muy buena.

Enseguida se le vino a la cabeza algo que podían hacer aguantando la reparación que sería al mismo tiempo my satisfactorio, se sonrojo y regreso a ver hacia el frente – bien porque tendremos que esperar un poco antes de que ellas lleguen.

A penas vieron las flores amarillas abriéndose y lanzando un extraño polen naranja aspiraron aire y se metieron en la nube, los ojos les picaron un poco pero por lo demás estaban bien, llegaron al nivel de las flores y se detuvieron regresando a ver por donde habían llegado.

Naruto comenzó a expandir su habilidad, otra cosa que había entrenado muy bien y esperaron.

Unos tres minutos después Naruto miró a Temari y asintió, enseguida comenzaron a hacer posiciones de manos rápidamente y lanzaron los ataques que se llevaron el polen y abrieron el panorama como si hubieran retirado un mantel de una mesa sin hacer caer nada.

Sus sentidos les alertaron del peligro y enseguida saltaron lejos, mientras respiraban con tranquilidad, cuando regresaron a ver notaron una especie de tentáculos verdes que se retorcían de lado a lado intentando atrapar a su presa y las flores estaban abiertas como si fueran bocas con una liquido viscoso morado chorreando de cada pétalo – eso es asqueroso y aterrador al mismo tiempo – dijo Temari.

Naruto la secundo suspirando, se demoraban un poco más y eran abono para planta y las demás comida de oso gigante.

Se encogieron de hombros y comenzaron a saltar de regreso, tuvieron que subir mucho más alto para evitar cualquier residuo de polen pero en un par de minutos estaban reunidos con las demás chicas – ¿cómo fue el plan? – preguntó el pelirrojo.

– No estamos seguras porque tenemos que esperar un poco para bajar pero dejamos de escuchar los gruñidos y dejo de golpear contra el árbol – respondió Kin.

Se quedaron en silencio esperando algo mientras Yūgao y Anko se quedaron viendo hacía el suelo o lo que podían ver del suelo con tanta rama y hoja, verificando que el polen estuviera desapareciendo – deberíamos estar bien ahora – comentó la princesa serpiente asintiendo.

– Parece que el polen ya se dispersó – estuvo de acuerdo la otra peli morada.

– Bien entonces será mejor apresurarnos – murmuró Naruto mirando a todas – esto va a ser un poco… perturbador y muy doloroso así que lo mejor sería que estuvieras dormida – terminó mirando a Kin que claramente estaba demasiado nerviosa.

– ¿Por qué no lo dijiste antes? – preguntó Kurenai – la hubiéramos dormido con el polen, eso la dejaría en un estado de inconsciencia por unas doce horas sin poder sentir nada.

Naruto se encogió de hombros un poco avergonzado – se me acaba de ocurrir.

Se quedaron en silencio un momento antes de negar con la cabeza, tampoco es que podían culparlo de todos ellos era el que más trabajo había tenido, investigando todo lo referente al sello, intentando aprender lo más que podía sobre Fūinjutsu un arte ninja increíblemente complicado y además entrenar para las finales.

– Bien prepara todo mientras yo y Kin vamos a las flores nuevamente y la dormimos – mencionó Anko asintiendo – no debe ser mucho problema.

– Tengan cuidado esas cosas tienen unos tentáculos asquerosos para atrapar a su presa – dijo Temari asqueada.

Anko asintió mientras Kin solo podía ponerse más nerviosa, Sakura e Ino miraron a todas sin saber qué hacer, la verdad es que esto había sido más un entrenamiento para ellas que cualquier otra cosa, no es como si pudieran ayudar mucho en lo que estaban realizando.

Una vez perdieron de vista a ambas descendieron del árbol con cuidado, Naruto fue el primero en aterrizar y ver al gigantes oso durmiendo como si estuviera en época de hibernación.

Aún estaba sorprendido por el enorme tamaño que tenía, sabía que en ese bosque las cosas eran grandes, feas y letales pero no espero tremendo monstruo.

– ¿Entonces cómo hacemos esto? – preguntó Hana junto con los trillizos que aun viendo al oso dormido estaban un poco tensos.

Naruto suspiró ya sintiendo la tensión de lo que estaban por hacer – hay que pelar su espalda para que pueda dibujar el sello.

– ¿Toda la espalda? – preguntó Ino.

– Toda la espalda – susurró Naruto – el sello va a ocupar todo el espacio, como dije esto no va ser bonito.

Con eso todos empezaron a trabajar, el pelaje del oso era grueso, fuerte y parecía casi imperceptiblemente comerse su Chakra mientras lo tocaban, esos animales eran todo un experimento, toda una rareza de la naturaleza, parecían incluso bastante parecidos a las invocaciones solo que sin poder hablar.

Para cuando Anko regreso con Kin dormida en su hombro ya estaban a medio camino, pero la princesa serpiente conocía un par de trucos, después de todo había vivido en ese bosque por mucho tiempo, alejada de toda la aldea que la trataba casi tan mal como trataban a Naruto, algo debía aprender con tanta experiencia, un par de minutos después la espalda del oso estaba completamente pelada y Naruto pudo comenzar a trazar las runas y Kanjis de su sello.

Viéndolo trabajar tan concentrado todas las chicas comenzaron a sentirse un poco… excitadas, no sabían cómo el escribir podía hacerlo parecer tan caliente pero lo hacía.

Tampoco podían explicar cómo es que Naruto estaba más sudado con eso que con su pelea con el mismo oso. Cuando tenía listo la mitad del sello decidió descansar un poco para poder comer y beber – será mejor que traigan al ninja que atrapamos – susurró cansado.

Se retiró la camisa y se limpió la cara con la misma, estaba sumamente tenso – está bien – respondió Sakura sin poder o querer apartar la mirada del cuerpo de Naruto, Kurenai a su lado le cerro la boca y sonrió divertida.

– Sera mejor que dejes de babear – susurró.

Sakura se sonrojo mientras Ino se reía de su amiga – cállate Ino cerda – comentó molesta cruzando los brazos como medio de protección – y límpiate la quijada que estas peor que yo… pervertida.

Fue el turno de la rubia para sonrojarse y limpiarse rápidamente – yo voy por el ninja – dijo Hana, ella tenía habilidades como los animales gracias a su línea familiar, por lo que al parecer era la única que se daba cuenta que Naruto exudaba feromonas con el más mínimo movimiento y también era la más afectada por las mismas, si no se iba en ese momento se lanzaría al pelirrojo y haría algo que había prometido no hacer hasta que terminara ese examen.

Kurenai y su estúpida idea de dejar a Naruto concentrarse en su entrenamiento, desde que los había encontrado en esa tienda había estado sintiéndose caliente y no dejaba de imaginar al chico sobre ella.

Cada que salían podía sentir las feromonas del pelirrojo ahogándola, se estaba reprimiendo las ganas con toda su fuerza de voluntad y no le gustaba.

Salió disparada hacía la torre donde habían dejado al pobre hombre que recibiría ese asqueroso sello y dejo atrás las ganas del chico que ahora estaba sin camisa y sudado, diablos estaba segura que sus feromonas solo había aumentado cuando Yūgao perdió la camisa.

Era tan injusto, incluso la ventaja que tenían Sakura e Ino porque casi todos los días entrenaban con él, no sabía cómo había podido soportar las feromonas cuando claramente no tenían la fuerza de voluntad para hacerlo.

Quizá no se había aguantado, abrió los ojos y gruñó molesta, esas dos de seguro habían roto la promesa y ya tenían un pedazo de Naruto.

Ya hablaría con ese par, los trillizos siguiéndola solo podían verla divertidos, también sabían que Naruto estaba lanzando feromonas sin darse cuenta, y sabían cómo estaban las mujeres del grupo, pero nunca habían visto a su dueña de ese modo y les parecía lo más gracioso del mundo.

Naruto regreso a su trabajo un minuto después de que Hana se había marchado, el trabajo era tedioso, un poco aburrido si era sincero consigo mismo, pero tenía que estar perfecto, una sola pequeña falla una sola línea mal hecha, un solo punto de más o incluso una pequeña desviación en el trazado de una runa y todo se iba a la mierda, tenía que poner toda su concentración en el trabajo para que todo salga bien y salvar a su amiga.

Cuando Hana regreso con el hombre desnudo, atado y con un sello muy parecido al que tenía Kin pero con sus diferencias, Naruto ya estaba trazando la última runa en la piel del oso.

El sello del hombre a pesar de ser casi el mismo con unas pocas diferencias y a pesar de exudar el mismo olor a muerte aun cuando no estaba activo, también le daba a Naruto una sensación extraña y no era solo porque estaba ligado a su Chakra, había hecho el sello siguiendo las instrucciones de los libros, pero al mismo tiempo siguiendo una extraña corazonada.

Sonrió cuando termino el sello y lo reviso exhaustivamente para que no tenga fallas, ronroneo con orgullo cuando se dio cuenta que estaba perfecto.

Frunció el ceño confundido, se encogió de hombros y se bajó de la espalda oso – bien ahora quiero que suban a las ramas excepto por Yūgao y Kurenai, que tienen que sostener a Kin.

Asintieron y saltaron a las ramas que estaban a una buena altura para estar seguras pero las dejaba ver y escuchar todo – ¿qué va a pasar? – preguntó Kurenai.

– No estoy del todo seguro – suspiró una vez más y asintió a las dos chicas que mantuvieron los brazos y piernas de Kin bien sujetos – voy a activar el primer sello.

Yūgao y Kurenai asintieron, Naruto comenzó a hacer un par de sellos de mano a una velocidad asombrosa y luego toco el sello en la espalda del oso.

Al principio no pasó nada pero en un segundo comenzó a brillar iluminando el oscuro bosque, al mismo tiempo la boca de Kin se abrió lanzando un gritó extraño, su vos había salido mucho más ronca y gruesa, además que parecían ser unas cuantas voces al mismo tiempo.

Comenzó a retorcerse en su lugar haciendo muy difícil sostenerla correctamente, su camisa se rompió dejando al descubierto completamente su torso, para asombro de todos notaron como la piel se levantaba formando una extraña silueta con forma de mano.

Y cuando desaparecía aparecía otra y otra como si algo dentro de Kin quisiera salir de su estómago.

En las ramas todas veían con shock lo que sucedía mientras Yūgao y Kurenai sentían unas ganas tremendas de vomitar. Kin lanzó un grito más mientras un extraño líquido negro salía disparado como saliva.

Abrió los ojos aunque la pupila estaba en su nuca y comenzaron a salir lágrimas rojas, como si fuera sangre.

Las manos comenzaron a escalar desde el ombligo de Kin hacia las costillas y luego los pechos que se balanceaban de lado a lado, enseguida llegaron al cuello que pareció expandirse como si la chica tuviera algo atorado.

Con un grito más una extraña… gelatina negra comenzó a salir de la boca de Kin, palpitaba como un corazón y en su superficie podían aún notar las manos como si algo intentara salir, para cuando salió completamente del cuerpo de la peli negra el sello que tenia se convirtió en tinta nuevamente y se disolvió.

Esa extraña gelatina negra comenzó a avanzar, las manos apareciendo lo movían hacía el oso y donde Naruto estaba aún canalizando Chakra al sello.

Cuando la gelatina llego a la altura del oso una mano empujo con más fuerza haciendo que se estire hasta tocar el sello, ni bien lo toco este se tragó la masa dejando como única muestras de lo ocurrido un rastro negro – que… que asco – dijo Sakura con la cara verde de rodillas en la rama y con ganas de vomitar.

– ¿Qué fue eso? – comentó Ino de igual forma – incluso apestaba como a basura podrida.

– Era el parásito – respondió Temari, aun mintiéndose en pie pero por muy poco, había visto muchas cosas en su vida pero eso, había estado en otro nivel.

– Que perturbador – comentó Hana, su anterior estado excitado completamente olvidado.

Naruto se alejó hasta donde estaban Kurenai y Yūgao atendiendo a una Kin sollozando a pesar de estar profundamente dormida – parece que le rompió un par de costillas, moretones están comenzando a aparecer, desvió un poco la tráquea – murmuró Yūgao analizando a su amiga – también parece que desgarro un par de músculos, nada que no pueda curar por suerte… solo necesitara estar completamente quieta durante una semana como mínimo.

Ni bien termino de hablar el oso se levantó con un rugido de dolor y furia, Naruto alcanzo a reaccionar a tiempo tomando con sus cadenas a Yūgao y Kurenai mientras tomaba en su brazos a Kin y saltaba hacia una rama.

– ¿Qué sucede? – preguntó Sakura.

– Creo que está peleando – respondió Naruto al ver como el oso se movía torpemente y se golpeaba contra un árbol como si intentara detener el dolor.

Un momento después escucharon como los huesos se rompían haciendo al oso, aún inconsciente a pesar de todo, rugir adolorido e intentar golpear algo invisible, la sangre comenzó a escurrirse mientras se abría la piel, vieron como en distintos sectores la piel comenzaba a chuparse como si hubieran drenado el líquido de ese sector haciendo que todo se contraiga.

El pecho del oso se metió hacia su caja torácica con un crujido del hueso y casi enseguida los ojos explotaron, con un último rugido el oso cayó al suelo de espaldas muerto.

Pero aun así la carne comenzó a meterse, el parásito aún estaba comiendo y lo estaba haciendo a una velocidad alarmante – tengo que activar el otro sello – comentó Naruto saltando.

Mientras el pelirrojo hacía las posiciones de manos vieron como lo que comenzaba a ser solo piel y hueso de un enorme cuerpo se comenzó a disolver y convertirse nuevamente en esa masa gelatinosa negra y nuevamente se podían ver las manos intentando salir de esa cosa.

Para cuando Naruto activo el segundo sello en el hombre, el oso ya no existía y la masa se acercaba al pelirrojo con las manos estirándose como si buscara más carne para comer.

Coloco las manos en el sello del pecho del ninja mientras pensaba en que no quería hacerle esto ni a su peor enemigo pero no tenía otra opción.

La masa se detuvo un momento antes de… gritar, un grito chillón que les partió los tímpanos, estaban seguros que era esa clase de grito que podía partir vidrio, pero este en especial podía partir vidrio templado y reforzado.

Las manos comenzaron a salir del lado contrario a Naruto e intentaban tomar algo para evitar acercarse al sello, pero no pudieron hacer nada mientras, aparentemente sin nada, era chupada hacía el Oto-nin, dejando el mismo rastro negro pero más pronunciado por la desesperación del parásito para huir.

Cuando estaba cerca el Oto-nin abrió la boca de la misma forma que Kin anteriormente, mientras sus ojos estaban de vuelta solo dejando ver el globo ocular.

Ahora no hubo grito solo un quejido ahogado mientras la masa comenzaba a meterse por la boca causando casi la misma cosa que estaba haciendo en Kin, solo que al revés, las chicas en la rama veían todo asqueadas.

Cuando la masa negra termino de ser tragada el bosque se quedó en completo silencio mientras el sello en el pecho del hombre brillaba ligeramente en color rojo, las runas giraron rápidamente antes de detenerse y dejar que el ninja volviera a la inconsciencia.

Naruto jadeando se alejó mientras las chicas descendían para verlo – demonios – murmuró Anko impresionada.

Ella mejor que nadie había visto algunas de las escenas más perturbadoras y asquerosas de la vida, pero esto se llevaba el premio – Yūgao revisa al tipo por favor, no queremos que muera antes de hora – comentó Naruto entre jadeos.

Sakura se acercó rápidamente preocupada – ¿qué te sucede?

– Solo estoy cansado y mis reservas de Chakra están casi terminadas – respondió Naruto recostándose en el suelo – necesito descansar.

Con eso cerro los ojos y dejo que el sueño lo alcance – para que él de todos perdiera todo su Chakra – murmuró Ino preocupada – esto debió ser muy pesado.

Sakura asintió mientras Kurenai lo cargaba con suavidad – ¿cómo está? – preguntó Temari viendo a Yūgao revisar al ninja, necesitaban al tipo vivo y no quería haber pasado por eso para nada.

– Esta bastante bien, un poco peor que Kin por el tamaño de la masa pero nada muy preocupante.

– Regresemos a la torre allí estaremos más cómodos – sugirió Anko mirando de Naruto a Kin ambos durmiendo cómodamente.

Todas estuvieron de acuerdo y comenzaron su camino a la torre en el centro del bosque, había sido una experiencia muy… iluminante por decirlo de un modo aceptable, ahora entendían un poco más lo peligroso que había sido ese sello y las hacía pensar ¿para qué estaba planeado? si alguien como Orochimaru lo había hecho, para nada bueno de seguro.


Explicaciones para el capítulo, agregue unos cuantos datos sobre cómo están llevando las cosas los miembros de los equipos y como el cambio de Naruto influyo en ellos.

En el anime se vio que Naruto tenía el poder de influir en las personas por más mínimo que fuera en verdad su interacción con ellos, asi que supongo que un cambio como este llevaría las cosas por otro camino y terminara influyendo especialmente en sus compañeros.

Agregue también otro enemigo de Naruto, los consejos, muy pocos miembros de estos están a favor del pelirrojo, y en especial ya sabíamos sobre el odio que le tienen personajes como Danzō, Homura y Koharu.

Estos grupos van a traerle muchos problemas a nuestro héroe, pero sabrá sobrellevarlo y con compañeras como las que tiene sabrán salir de los problemas que les vengan en el camino, aunque el más peligroso siempre será Danzō porque ya sabemos cómo puede hacer las cosas si es para su benefició.

Como último punto entramos de lleno en el problema del sello del Edo Tensei, aunque el grupo no sabe de qué se trata concretamente.

Me encanto escribir esa parte, entrando a un lado del mundo de Naruto mucho más oscuro y peligroso de lo que habían visto, llevar a Naruto y a las chicas a ese punto fue muy satisfactorio porque en un mundo como el suyo tienen que abrir bien los ojos y saber a qué se están enfrentando.

Kishimoto lo hizo parecer un juego de niños pudiendo entrar a este mundo subterráneo con todas las ideas que trajo a la vida.

Espero que se haya plasmado tal como quería que se viera, con esto entramos al epicentro de lo que va a ocurrir en la guerra causada por Orochimaru y la serpiente pedófila no sabe en qué se está metiendo.

Como sea espero sus Reviews, Follows y Favorites como siempre.

Ne Mata.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Kekkei Genkai 8594 0 0 2. Peleas uno a uno 8699 0 0 3. Terminan las preliminares 8582 0 0 4. Entrenamiento para las finales 9459 0 0 5. Un sello muy peligroso 9470 0 0 6. Creando un Réquiem 9436 0 0 7. Comienzan las finales 8988 0 0 8. La capacidad de controlar la sangre 9194 0 0 9. La ira del Ichibi 11772 0 0 10. Termina el Réquiem 8473 0 0 11. Akatsuki 8845 0 0 12. El legado del Yondaime 8811 0 0 13. ¿Una mujer legendaria? 9000 0 0 14. Reunión entre Sannin 10056 0 0 15. Matrimonio 9200 0 0 16. Medicina y sellos 8662 0 0 17. Una princesa de hielo 8656 0 0 18. el tesoro de Yuki no Kuni 8047 0 0 19. Medicina milagrosa 8640 0 0 20. Naruto vs Sasuke 9201 0 0