Naruto usuario Chiton el elemento sangre @fxrobalino
Matrimonio

Buenas, aquí les traigo el capítulo que me costó mucho escribir, la verdad no tengo idea porque me costó tanto, tenía algunas páginas escritas, es decir la primera parte de este capítulo, pero después de eso me resulto muy difícil terminarlo.

Aun así, escribiendo de página en página logre escribir y acabar con el capítulo, espero que les guste, creo que al no gustarme los inicios de este anime no conozco tanto sobre su política y todo eso, entonces termino por perderme en algunas cosas, por suerte puedo ver esos horribles capítulos para poder guiarme.

Como sea comencemos respondiendo Reviews, para Diego Ramir lo lamento, pero no cambio mi modo de ver con eso, no me interesa si en dos años, que nunca muestran, se hablaron, en la trama principal, en los capítulos que importan, las únicas palabras que cruzaron fueron cuando la Hyūga le dice que lo ama en su pelea con Pain, e incluso allí no le hablo a Naruto, le dijo esas palabras a su enemigo como si eso ayudara con algo en la situación, lo cual es estúpido.

Te parece mal el que Naruto este enamorado de Sakura porque la pelirosa estaba obsesionada con Sasuke, pero no te parece mal que Hinata este obsesionada con Naruto, no me hagas reír quieres.

Es cierto que la confesión falsa fue completamente innecesaria, la situación completa era estúpida de pies a cabeza, desde Naruto rogándole como idiota al Raikage que perdonara a un traidor, hasta la confesión todo fue una perdida completa, que a mi parecer ni siquiera debería estar en la trama.

La única verdad es que a Kishimoto le gustan las mujeres locas y fanáticas, y a eso llevo a todas las mujeres en su anime, lo cual es patético.

En cuanto a lo del padrino, es cierto que el trabajo del padrino es mimar un poco a su ahijado y nada más, eso es siempre y cuando los padres aun estén presentes, Naruto perdió a sus padres por lo tanto recaía la responsabilidad de cuidar, velar y enseñar a Naruto en él, se nombra un padrino para que sea un padre substituto.

Tal vez quien debe informarse mejor eres tú.

Para JosbertMendoza y de paso también para Lucky the Skeleton que ambos me mandaron Reviews con respecto a los Dōjutsu.

El primero me explico correctamente de donde salen ambos el Sharingan y el Byakugan, por supuesto no se puede comparar bien a ambos porque tienen diferentes cualidades.

No estoy comparándolos en ese aspecto, los comparo al darles poderes distintos, o cómo evolucionan.

Según mi conocimiento el Byakugan puede ver a través de todo, de tal modo que incluso puede ver el sistema circulatorio de Chakra, también pueden ver en varias, o todas direcciones, 360 grados y así, dependiendo de qué tan… apto sea el Dōjutsu al manifestarse, creo que Hinata y Neji tienen diferentes rangos, por supuesto también difiere la distancia en la que pueden ver.

Es decir, algunos pueden ver a kilómetros otros a metros, es diferente para cada usuario.

Ahora el Sharingan, cuando recién se manifiesta, pueden copiar Jutsus, ven las cosas en cámara lenta y poner Genjutsus se vuelve un juego de niños, por su puesto las comas en el ojo indica que tan avanzado está el Dōjutsu.

Después evoluciona al Mangekyō y obtiene varios poderes extra más, el Tsukuyomi el cual es el Genjutsu más poderoso.

El Amaterasu el fuego del infierno, que nunca deja de arder, el Susano el cual es una representación física del Chakra con forma de un guerrero, un tótem se podría decir, el Kamui que permite hacerse intangible viajando a una especie de burbuja dimensional completamente aparte del mundo físico.

Y por supuesto pueden hacérselo a otras personas para usarlo como ataque, es como Kakashi le quita un brazo a Deidara.

También está el Izanagi que te permite distorsionar la realidad y por lo tanto decidir el propio estado de existencia, evitando la muerte, aunque este poder desencadena la pérdida del ojo por completo.

Por su puesto el uso del Mangekyō tiene la desventaja de que pierdes la vista cada que lo usas, pero agarra tus pantalones, porque si te trasplantas otros ojos Sharingan que posean el Mangekyō, pierdas esa desventaja y tus ojos se hacen aún más poderosos, esta evolución se llama Eien no Mangekyō Sharingan.

Después evoluciona una vez más en el Rinnegan, un Dōjutsu legendario, no diré que puede hacer porque lo vimos con Pain.

Y ahora según parece también puede evolucionar una vez más. Consiguiendo el Rinne Sharingan, acaso es una maldita burla, es un estúpido juego, Kishimoto encuentra un poder que le gusta y decide colocarlo como un poder del Sharingan.

Entonces no comparo el Sharingan y Byakugan por sus habilidad o usos, me parece el colmo e insultante que el Byakugan sea tan simple a comparación con el Sharingan.

El Sharingan evoluciona y sigue evolucionando y sigue, y sigue… y otra vez sigue evolucionando, mientras el Byakugan no, especialmente cuando provienen del mismo ser, Kaguya Ōtsutsuki, es una burla completa.

De todos modos, alguien me pregunto que si se saltaba las partes que tienen que ver con la odiosa monja Hinata se perdía algo de la trama, por el momento me parece que no, la Hyūga tiene su propia trama, pero está separada de la principal que tiene como protagonista a Naruto, así que si quieres puedes hacerlo sin problema.

Así mismo alguien dijo algo sobre Hinata y Tayuya juntas, no había pensado en eso la verdad, pero me releí el fic y puedo verlo, jajaja, no fue apropósito eso puedo garantizarlo, aun así, me parece buena idea quizá esa pareja si quede.

De todos modos, les dejo con el capítulo.

Cap15.- Matrimonio.

Después de la lucha extenuante que habían tenido, comenzaron su regreso a Tanzaku-gai, era una suerte que Tsunade hubiera golpeado a Naruto justo hacia esa dirección.

Shizune por su puesto estaba muy preocupada por el chico, ella sabía muy bien lo peligroso que podía ser el recibir un golpe de su maestra.

Y el pelirrojo ya estaba en mal estado desde antes, no solo había estado entrenando literalmente sin parar una semana entera gracias a esa apuesta estúpida, sino que también había realizado esas técnicas que a simple vista se veían peligrosas no solo para el contrincante sino también para el usuario.

Por suerte la rubia no lo había golpeado extremadamente fuerte, lo encontraron unos cuantos kilómetros lejos, aunque estaba completamente inconsciente.

Por su puesto sangraba de la boca y la cabeza, pero no se preocuparon solamente gracias a la increíblemente rápida regeneración del pelirrojo, eso podría algún día salvarle la vida.

Lo recogieron y comenzaron a caminar hacia la ciudad rápidamente, estaban agotados, Jiraiya aun sufría gracias al veneno que le dio Tsunade, Shizune aún estaba débil por el puñetazo que le había dado su maestra para dejarla inconsciente, y la rubia estaba agotada tanto físicamente como de Chakra.

Si bien tenia reservas grandes, el haber dejado de entrenar por varios años le hacían difícil el controlarlo y usarlo de la mejor manera.

El haber luchado contra otro Sannin y el que seguramente era su mejor aprendiz había sido demasiado, pecó de sobre confianza y casi paga, era una suerte que Naruto, Shizune y Jiraiya hubieran llegado en el momento justo.

Llegaron a Tanzaku-gai donde ya se estaban esparciendo rumores sobre su batalla reciente, era una suerte que no se haya efectuado la lucha entre animales convocados o la cosa seria mucho peor, incluso hubieran corriendo el riesgo de que la lucha llegara al pueblo en sí.

Entraron en la posada en la que se estaban quedando los dos hombres y Tsunade mando rápidamente a Shizune a recoger sus cosas.

Mientras esperaban la rubia comenzó a revisar a Naruto, curar las pequeñas heridas que ella misma había infringido fue bastante sencillo gracias a esa misma regeneración endemoniadamente alta que tenía el chico.

Encontró músculos fatigados y extremadamente tensos, bíceps, tríceps, los trapecios, los braquiorradiales, bueno gran parte de los músculos de los brazos y el cuello estaban literalmente a punto de desgarrarse, eso solo podía haber sido causado por el uso del Rasengan, el normal no causaba tanto daño, así que tenía que ser hecho por el Rasengan súper potenciado de Naruto.

Pero incluso eso no era tan preocupante como la quemadura que sufrió la mano derecha gracias a ese extraño Jutsu de sangre.

La quemadura de la piel era de tercer grado, pero eso no era lo peor, sino que el Jutsu literalmente quemo absolutamente todo, desde el hueso hasta los tendones, todo tenía graves quemaduras.

Lo curo por unos cuantos minutos, suspirando por la ayuda que le proporciono la propia herencia del pelirrojo y la ayuda del Kyūbi.

Luego paso hacia los músculos de los brazos, acabo justo cuando Shizune llego con sus cosas, tenía una crema anti quemaduras así que la aplico en la piel de su mano y la vendo, no sufriría eso por tanto tiempo como otros, pero aun tendría que hacerlo por un par de días.

Tendría que abstenerse de entrenar por ese mismo tiempo, lo que estaba segura era un mejor castigo que cualquier otra cosa.

Se levantó limpiándose el sudor, causado principalmente por el uso excesivo de Chakra no por la curación del pelirrojo, se dio media vuelta y se encontró con Jiraiya preocupado y viendo a su… semi aprendiz.

Su corazón se detuvo por tenerlo tan cerca, especialmente porque en ese momento recordó lo que le dijo Naruto, se sonrojó y su primer instinto fue golpear al pobre hombre que salió volando por la ventana una vez más, Shizune gritó confundida y preocupada, fue en ese momento que entendió lo que hizo.

Se sonrojó aun peor y le pidió a su estudiante que fuera a buscar al pobre pervertido que esta vez no había hecho nada para merecer su golpe.

Se sentó en el pequeño descanso que tenía la habitación y comenzó a meditar para poder relajarse, no sabía porque demonios estaba actuando de ese modo solo porque su compañero de equipo resulto amarla.

Cuando logró despejarse decidió enfocarse en otra cosa, si iba a ser la nueva Hokage entonces tenía que saber qué es lo que había y estaba ocurriendo en la Aldea.

Para cuando Shizune regresó con un molesto Jiraiya ya estaba más tranquila, se disculpó con el peliblanco, a su manera por su puesto, y le pidió que le explicara todo lo que sabía sobre la Aldea desde que ella se había marchado, el conocimiento es poder y todo eso.

Con un suspiro se sentó frente a la rubia y comenzó a contarle lo que había estado pasando, por su puesto había cosas que Tsunade sabia ligeramente.

Pero saber la verdad a solo escuchar los rumores era muy diferente, la mayor parte fue tranquilo después de que el Kyūbi se hubiera liberado, el único problema era el poder que se adjudicaron los consejos en el tiempo intermedio entre la muerte del Yondaime y la reposición del Sandaime.

Por su puesto su Sensei tenía una gran culpa del poder de los consejos solamente por ser demasiado permisivo.

Por lo que Jiraiya sabia Danzō tenía prohibido el crear su… sucursal AMBU, conocida como Root, no estaba seguro si aún la lideraba o la había desmantelado como se le ordeno, pero de lo que si estaba seguro es que el hombre no seguía la ideología de Hiruzen y por lo tanto tendría muchos problemas con él.

Después paso a contarle sobre los novatos graduados este año que conformaban a la mayoría de los herederos de Clanes Mayores.

Le contó sobre los problemas de la academia, especialmente cuando Naruto había sido el más afectado, esa información la enfureció, tendría que apretar la correa de Hiashi como líder y representante del consejo Shinobi.

Ellos eran los que estaban a cargo de la academia así que debería saber de los problemas, además tendría que revisar todo el papeleo para saber si no había terminado perdiendo a muchos buenos prospectos por la falta de profesionalismo, y por su puesto los ninjas que no estuvieran cumpliendo con sus órdenes serian degradado.

Luego pasaron a los exámenes Chūnin donde Naruto sufrió el cambio de rubio idiota a pelirrojo francamente peligroso.

Tsunade estaba desconcertada con este desarrollo, siendo la mejor y más experimentada ninja médico de la Naciones Elementales sabía que no había nada que pudiera causar un cambio físico y mental como el que había tenido Naruto.

Pero incluso eso se quedaba corto ante la explicación de la tercera etapa de los exámenes y la posterior invasión por parte de Orochimaru, Oto y Suna.

Donde se confirmó que Naruto no solo tenía uno sino dos Kekkei Genkai, bueno en verdad eran tres, pero parecía que nadie se había dado cuenta del uso de un Dōjutsu por parte del pelirrojo, Jiraiya solo lo sabía porque el chico lo había mostrado contra Itachi y Kisame.

La lucha contra el Ichibi definitivamente sonaba fantástica, era sorprendente que un Genin pudiera hacerle frente.

Diablos no estaba segura de que ella pudiera contra el más débil de los Bijūs, y ella estaba a nivel Kage, el que un simple Genin que no había sido entrenado correctamente por más de un mes, pudiera mantenerlo entretenido era sacado de una fábula.

El pelirrojo definitivamente se había ganado la promoción a Chūnin, sería una de las primeras cosas que haría cuando regresara.

Se deprimió levemente cuando le contó sobre la muerte de su Sensei, pero estaba demasiado asombrada cuando le contaron del regreso de dos ninjas nivel Kage como Kushina y Mikoto, y también el regreso de una prodigio en la medicina como lo era Rin Nohara.

Por su puesto que ella sabía cómo habían regresado, su tío abuelo era el creador de ese asqueroso Jutsu, pero se suponía que debería traer solamente una sombra, un echo de la persona, no traerla de verdad.

Además del obvio problema que esto causaba, especialmente si se creía que se podía traer a las personas del infierno, también existía otro problema, Mikoto era ahora una posible incubadora para nuevos Uchiha en el pueblo, lo único que debería estar frenando a personas como Danzō era el poder de la matriarca Uchiha.

La otra incógnita era que hacer con la información sobre el parentesco de Naruto y Kushina, se había escondido esa información por los muchos enemigos que la pelirroja y Minato habían obtenido en la guerra.

Naruto era bueno, muy bueno, no había duda, pero seguía estando en verdad a un nivel Chūnin como mucho, los enemigos de sus padres estaban al mismo nivel que ellos, es decir nivel Kage, si la información lograba salir de Konoha los intentos de asesinato se multiplicarían e incluso quizá Naruto no podría salir de la Aldea hasta que obtuviera como mínimo el rango Jōnin.

Por el momento decidió que esa información se quedaría como secreto clase S, vería como iban las cosas y de ahí decidiría si esa información podía ser difundida.

– Entonces ¿qué decidieron los consejos sobre la traición de Suna? – preguntó Tsunade.

– Baki el Jōnin Sensei del equipo que llevaron al examen fue el mensajero, explicaron lo que había estado sucediendo y porque creyeron lo que les dijo Orochimaru, ahora saben que fueron engañados, así que estaban dispuesto a muchas cosas no solo mantener la alianza sino también para que se les devolviera al Jinchūriki del Ichibi y la hija del Kazekage.

– Jiraiya-sama no dijo que si el chico quedaba dormido se desataba al Ichibi ¿cómo se solucionó eso? – preguntó Shizune confundida.

– Kushina arregló el sello, no tengo idea de como pero el muchacho estuvo dormido por mucho tiempo – respondió el peliblanco sirviéndose un poco más de sake – de todos modos, los ancianos decidieron que lo mejor para mantener la alianza y que no sucediera algo como esto nuevamente, fue que se sellaría la alianza con un matrimonio.

Danzō, por su puesto, quería al Jinchūriki, pero por suerte Baki ya tenía la propuesta firmada por los consejos de Suna, ofrecieron la mano de Temari no Sabaku, los ancianos aceptaron.

Se quedaron pensando un momento sobre este nuevo acuerdo, sabían que aun con esto podría haber problemas, pero también sabían que era la mejor manera de mantener una correar apretada en el cuello de Suna.

Después de todo ahora Temari no Sabaku, lo más cercano a una princesa ninja en Suna, era literalmente una presa, aunque con un mejor nombre, también dependía de con quien decidieran comprometerla, estaban seguros que el Uchiha sería una tentación para otras Aldeas, y en ese caso condenarían a la pobre chica a una vida bastante mala.

– ¿Lograron retener la información sobre la resurrección de Kushina, Mikoto y Rin? – preguntó Tsunade preocupada por ese aspecto especialmente, estaba segura que muchos no solo en Konoha sino en todas partes querrían de regreso a alguien importante para ellos.

Si esa información se regaba podrían ser atacados por Iwa, Kumo, las dos juntas y quizá las Aldeas pequeñas se les unirían, todo para obtener ese Jutsu.

Jiraiya hizo una mueca, esa fue suficiente respuesta – lastimosamente no, no tengo idea de cómo la información se esparció por la Aldea, así que no pude contenerla, en cuestión de días mis informantes ya me dijeron que se escuchó sobre esto en poblados pequeños, Iwa y Kumo deben tener espías dentro de la Aldea así que no sería sorprendente que ya supieran como y quienes regresaron.

Tsunade y Shizune se preocuparon enseguida – pe… pero Kushina-san y Mikoto-san son ninjas nivel Kage nadie se arriesgaría a atacarnos – tartamudeó la morena.

Eso podía ser cierto, esperaban, después de todo no eran los únicos con algunos ninjas nivel Kage, además Iwa, Kumo y Kiri ya se habían aliado una vez para sacar del mapa a Uzu, no sería extraño que lo volvieran a hacer, pero en este momento para sacarlos a ellos del mapa.

– Preocupémonos cuando sepamos la posición de las otras Aldeas – dijo Tsunade, bebiendo su sake – por el momento tenemos preocupaciones más inmediatas, principalmente la academia, el nivel de los Genin graduados ha bajado y por lo tanto el nivel de nuestra fuerza militar ha bajado, tendremos que hacer algo pronto.

Jiraiya estaba de acuerdo, hasta más o menos su época la academia era un lugar muy duro, por eso mismo no entraban muchos civiles.

Para la época de Minato las cosas se relajaron un poco, por su puesto la guerra compenso eso, en esa época los Genin se enfrentaban a Jōnin de igual a igual sin ningún miedo a pesar de ese bajón en el nivel de la academia.

Ahora por lo que su Sensei le había dicho la mayoría de las chicas eran simples fans, y los chicos cada uno era más bocón que el otro.

No sabían en lo que se estaban metiendo, no sabían que la vida ninja no era un juego, pensaban que saldrían en misiones donde pelearían con dragones y los vencerían cada vez, que parpadearían y ya sabrían como lanzar Jutsus sumamente peligrosos, y salvarían a princesas o caballeros que se enamorarían de ellos y vivirían felices, para ver a sus hijos y nietos tener la misma vida fácil que ellos.

Diablos si hubiera vivido en su tiempo, Sasuke Uchiha hubiera sido asesinado el primer día de clase, no se lo consideraría un prodigio y no se lo trataría como a un rey solamente porque tenía un maldito Dōjutsu de ladrones.

Orochimaru lo hubiera roto de todas las maneras posibles para bajarlo de su nube – supongo que podrías tener alguna ayuda con los clanes Yamanaka, Nara y Akimichi, quizá también de los Inuzuka y Aburame, pero espera muchos problemas por parte de los Hyūga, los clanes Medios y Menores, además por su puesto de Danzō y el par de momias.

Tsunade gruñó disgustada, tendría que hacer algo para que el Hokage volviera a ser el poder máximo dentro de la Aldea, los Hyūga claramente se habían aprovechado de la permisividad de su Sensei, así que tendría que recordarles quien estaba a cargo.

– Por eso no quería este puesto – Jiraiya se rio mientras Shizune negaba con la cabeza, Tsunade no estaba contenta sabia por ser la alumna del Hokage que aún no se había topado con el peor enemigo que tendría, no, ese enemigo se le entregaría de ahora en adelante con ese maldito puesto, el papeleo seria su perdición.

– Será mejor dormir – recomendó la morena intentando evitar que su maestra se moleste más.

– Sí, nos queda un viaje largo hasta la Aldea, especialmente con este loco del entrenamiento – murmuró el peliblanco apuntando hacia Naruto que aun dormía – este podría darle una buena pelea a Gai en ese aspecto.

Se estremecieron, sabían de los locos entrenamientos de ese obseso de la juventud, así que era sorprendente que Naruto fuera igual o peor.

Terminaron el sake que se habían servido, Jiraiya se acostó en su cama a un lado de Naruto mientras Tsunade y Shizune fueron a su propia habitación, era algo tarde, había tenido una pelea dura y como bien dijo Jiraiya tenían un viaje largo de regreso a Konoha.


Konohagakure era un hervidero de actividad, después de un ataque de dos Aldeas ninjas en conjunto más el Ichibi, la Aldea había sufrido muchos daños, principalmente causados por el Bijū.

El estadio donde todo comenzó había desaparecido por completo, el monumento a los Hokages casi lo hizo también, y no se diga del pequeño desierto que había escondido un cuarto de la Aldea. Por esa razón la gente tenía que apretarse en viviendas improvisadas.

Y con el aumento de personas gracias a la ayuda para reconstruir la Aldea todo estaba realmente agitado.

La pérdida de vida había sido muy pequeña por suerte, pero aun así se necesitaba a todos los ninjas en servicio para las misiones, los heridos habían sido muchos más, por lo tanto, se necesitaría un hospital nuevo para poder tratar a tanta gente.

Pero con eso llego el problema de no tener suficientes ninjas médicos en la Aldea, todos los que poseyeran, aunque sea un poco de conocimiento medico estaba ayudando, y por su puesto el Daimyō de Hi no Kuni había sido una gran ayuda para los alimentos.

Yūgao regresó al servicio una semana después de la invasión, sus amigos fueron una gran ayuda para aceptar la perdida de Hayate, dudaba que algún día fuera a superarlo, después de todo Hayate era su novio, su prometido, pero con el tiempo esperaba aceptar completamente que se había marchado, aun no estaba del todo allí, pero con ayuda lo lograría.

Aunque había regresado al AMBU, no recibía misiones demasiado difíciles, por lo tanto, le encargaron mantener un ojo en los hermanos Sabaku.

Temari por su puesto estaba "presa" en los cuarteles AMBU todo este tiempo, mientras Gaara había estado en el hospital literalmente en coma hasta que Kushina Uzumaki arregló el sello que contenía al Ichibi.

Se despertó poco después de eso y fue trasladado hasta allí, principalmente porque ellos eran los mejores ninjas de la Aldea y tenían una mejor oportunidad de contenerlo de ser liberado una vez más, pero también para que estuviera junto con su hermana, además si no lo hacían tendrían que repartir AMBU para vigilarlos a cada uno por separado.

Por su puesto considerando que los hermanos Sabaku no eran presos per se, estaban restringidos a una habitación con una pequeña cocina, una sala, una habitación y un baño.

Nada ostentoso, y la única actividad que se podían hacer era leer los libros que Temari le pedía a Yūgao.

Aun así, la rubia pasaba gran parte del día intentando que su hermano se abriera, no se había enterado de que él era su hermano menor hasta que el pelirrojo tenía ocho años, por lo tanto, la única opinión que tenia de él era lo que se le había dicho y había escuchado.

Lo que no era muy alentador, por su puesto cuando se enteró que era familia intento acercarse, la respuesta no fue muy buena.

Amenazas de asesinato si se acercaba e incluso algunos golpes, fueron muy efectivos para que el miedo comenzara a arraigarse en su ser, luego cuando se convirtieron en Genin y comenzaron a realizar misiones, el miedo solo pudo aumentar, la forma en que se movía, la forma en que actuaba… la forma en que mataba.

Saber de la presencia dentro de él no ayudaba porque no era como Naruto, en Naruto la barrera estaba claramente definida, el pelirrojo, antes rubio, no era el Kyūbi.

Pero con Gaara era diferente, su sello no era muy bueno y por lo tanto el demonio estaba siempre presente, siempre allí en la oscuridad, susurrándole que hiciera cosas y Gaara las hacía, sin pensar ni dudar.

Ahora, ahora alguien, una Uzumaki por lo que le dijeron, había arreglado el sello de su hermano, y lo podía sentir, por primera vez en su vida podía sentir a su hermano y no a la bestia que contenía, el Chakra de Gaara era grande y fuerte, pero estaba tranquilo y a disposición, nada como el Chakra oscuro, como un animal salvaje y loco que había sentido desde que lo conocía.

Por su puesto que Gaara aún no confiaba en nadie, estaba acostumbrado a no dormir, y siempre mirar a su espalda por si alguien intentaba matarlo.

Ahora con el sello corregido no era muy diferente, no podía dormir más que una hora como mucho antes de despertarse sudando y buscando al enemigo, mantenía un ojo en cada uno de los AMBU que lo vigilaban e ignoraba a Temari tanto como antes.

Aun así, tanto Temari como Yūgao podía decir sin ninguna duda que la rubia estaba llegando, estaba traspasando esas barreras.

Al menos ahora podía sentarse cerca sin que la arena reaccionara como si le hubieran lanzando un Kunai, era un paso pequeño, pero uno que indicaba mucho, Temari había estado saltando por todos lados en su felicidad cuando noto eso.

Suspiró mirando por la ventana y sonrió, las cosas estaban mucho mejor en la Aldea, aun había mucho daño, pero se estaba arreglando, lo más difícil era retirar toda esa arena que dejo el Ichibi detrás – "y según parece ya tenemos nuevo Hokage" – pensó aún más contenta.

Ayame les había contado sobre la misión que recibió Naruto, y ya se había ido casi un mes en busca de la tercera Sannin, la princesa babosa.

Lo que les preocupaba era la aparición de Itachi buscando al pelirrojo, su amigo era fuerte, muy fuerte, pero aún estaba muy lejos para pelear contra ninjas del calibre del Uchiha renegado.

Estaba por seguir pensando en su pelirrojo favorito cuando apareció un nuevo AMBU a su lado – el consejo de ancianos pide ver a ambos – murmuró moviendo su cabeza imperceptiblemente hacia los hermanos que no se dieron cuenta de su aparición.

Frunció el ceño detrás de su máscara – ¿Jiraiya-sama aún no ha llegado?

– No, pero se lo espera en estos días.

Yūgao asintió, el AMBU desapareció enseguida, con un nuevo suspiro se acercó lentamente hacia los dos chicos, Temari fue la primera en regresarla a ver, pero sabía que el pelirrojo era el que noto su movimiento mucho antes.

– El consejo de ancianos ha pedido verlos – dijo con la voz suave, pero a cargo.

Temari asintió enseguida, Gaara se demoró un poco más viendo atentamente al AMBU frente a él, si no confiaba en su propia gente ¿por qué confiaría en un ninja de Konoha? especialmente ahora que habían silenciado a su madre de alguna manera, se sentía… extraño sin la voz de su madre en su cabeza.

Regresó a ver a su hermana, la cual asintió y le sonrió, no sabía que pensar acerca de ella, pero al menos podía reconocer su esfuerzo por acercarse.

Se levantó lentamente, pero con sus músculos listos para realizar cualquier reacción necesaria, correr y escapar o atacar, aunque dudaba que fuera tan fuerte como antes ya que no sentía el Chakra primigenio de su madre recorriéndolo.

– ¿Puedes seguirme con un Shunshin? – preguntó Yūgao mirando a Gaara.

Asintió en respuesta, Yūgao colocó una mano sobre el hombro de Temari y los tres desaparecieron, las dos chicas en un pequeño remolino de viento y hojas mientras Gaara en un remolino de arena.

Enseguida aparecieron en la entrada de la torre Hokage, Yūgao se adelantó para llevarlos, los dos Genin estaban algo confundidos, era muy raro que ninjas de otras Aldeas sean llamados específicamente por un Kage, pero incluso eso no era tan raro como encontrarse con los consejos, ya sea civil, ninja o en este caso el consejo de ancianos.

La torre Hokage era mucho más grande que su homóloga de Suna, los dos Genin no lo sabían, pero la torre estaba repleta de ninjas, después de todo era uno de los lugares más importante de la Aldea.

En un par de minutos estaban entrando a una especie de balcón, era una sala de reuniones claramente, pero tres de sus cuatro paredes estaban abiertas al exterior.

Había unas cuantas masetas con flores alrededor y la mesa era mucho más pequeña, lo más probable es que la sala era para reuniones entre el Hokage y el consejo de ancianos.

Sentados en un cómodo sofá café oscuro al lado derecho de una pequeña mesa de centro estaban los tres ancianos, Danzō Shimura, Koharu Utatane y Homura Mitokado, la sorpresa fue el hombre sentado a la izquierda en un sofá igual al que ocupaban los tres ancianos.

El Jōnin líder de su equipo, Baki – ha, llegan a tiempo – dijo Homura indicándoles con un movimiento de mano que se sentaran junto a su Sensei.

Ambos Genin lo hicieron rápidamente sintiéndose algo nerviosos, bueno Gaara solo estaba incomodo al no poder amedrentar a estas personas con una sola mirada como era normal, ahora ya ni siquiera funcionaba con su hermana.

– Como pueden suponer, Baki-san está aquí para terminar de concretar la alianza una vez más – dijo Koharu igual de desapasionada que, Homura y Danzō – nosotros como Konoha estamos de acuerdo en continuar con nuestra asociación, pero no estamos seguros de que no ocurrirá nuevamente con el mismo trato que antes.

Temari miró al trío de ancianos cada vez más confundida, después de todo ellos era simples Genin, si, eran hijos del Kazekage, o ex-Kazekage sería más precisos, pero seguían siendo simples Genin.

Por esta razón – continuó la vieja mirando a ambos Genin por un momento – se ha decidido que la alianza se cimentaría con un matrimonio político.

Temari abrió la boca sorprendida, la única reacción de Gaara fue abrir ligeramente sus ojos ahora casi sin ojeras. La mente de la rubia comenzó a volar con las ideas atándolas con la información que se le había dado – entonces uno de nosotros se casara con alguien de Konoha – susurró.

Los tres ancianos miraron a la rubia y asintieron, estaban bastante impresionados por su rápida y precisa deducción – ustedes son hijos del difunto Kazekage Rasa, por lo tanto, son lo más cercano a la realeza de una Aldea ninja – comentó Homura.

– Por esa razón Suna ha ofrecido su mano en matrimonio Temari-san – mencionó Koharu.

La rubia abrió los ojos nuevamente y luego regreso a ver a Baki, el Jōnin se estremeció al recibir la mirada iracunda de su alumna, agradeció al cielo que Gaara se había sentado entre los dos – por su puesto enviamos los nombres de algunos candidatos para ser su marido – continuo Homura algo divertido al ver las reacciones de alumna y maestro – Baki-san está aquí para decirnos cuál es la elección de Suna.

Baki se aclaró la garganta y miró a los ancianos intentando en vano ignorar a Temari, estaba seguro que de tener su abanico con ella ya lo habría atacado.

– Los consejos de Suna agradecen a Konoha por esta oportunidad para arreglar este altercado causado por Orochimaru, se revisaron a los candidatos que envió Konoha y se ha elegido a uno, pero tenemos tres condiciones – volvió a aclararse la garganta – primero que nada, ambos tienen que ser Chūnin o superior para casarse, segundo, Temari y su marido elegirán cuando y como tener hijos, y por ultimo sus hijos tendrán doble nacionalidad hasta que, y si deciden, convertirse en ninjas.

Koharu y Homura asintieron sin problema, Danzō por el contrario estaba muy molesto, especialmente con la última condición, la doble nacionalidad significaba que, si sus hijos se convirtieran en ninja, podían elegir a cuál academia entrar y por lo tanto a cuál Aldea pertenecían.

Si eligieran a un ninja como Sasuke quería decir que en el futuro podría ser posible que Suna también poseyera el Sharingan, esto era un problema.

– Todas estas condiciones son aceptables – murmuró Koharu antes de que Danzō pudiera abrir la boca por primera vez en esa reunión – ahora ¿cuál es el nombre del prometido de Temari-san?

– Los consejos revisaron a todos los prospectos que enviaron, pero se decidieron por Naruto Uzumaki – respondió Baki rápidamente.

Eso detuvo a todos en la sala, Temari porque entendió enseguida que estaba prometida a Naruto, aún estaba molesta porque no pudiera elegir con quien se casaba, aun así, se sonrojo sintiendo emoción y algo de nervios porque Naruto fuera justamente su prometido, incluso casi chilla como una fan, por esa noticia, menos mal se controló porque tenía una reputación que mantener.

Yūgao en la puerta abrió la boca sorprendida antes de que algo su estómago se retorciera y empezará a sentir molestia, enojo.

Sus sentimientos después de la muerte de Hayate estaban por todos lados, por lo tanto, no podía reconocer exactamente el por qué se sentía como se sentía al escuchar esta noticia, pero sabía que esto podía causar muchos problemas entre las chicas de su grupo.

Después de todo desde Sakura, hasta Kurenai todas estaban en busca de un pedazo del pelirrojo.

Danzō a un lado de los otros dos ancianos apretó las manos, tenía las grabaciones de la lucha entre Naruto y Gaara e incluso algunos de sus AMBU Root le dieron informes sobre la lucha contra el Ichibi.

Dos Kekkei Genkai, dos Kekkei Genkai asombrosos, el uno pudiendo crear una guadaña y cadenas de Chakra puro que se sabía podían suprimir incluso el Chakra de los Bijū.

El segundo la capacidad de controlar la sangre, los Ninjutsu de ese elemento incluso lograron dañar al Ichibi, es más, las ideas y suposiciones sobre lo que podía hacer ese Kekkei Genkai lo tenía salivando.

No, no podía dejar que esas líneas de sangre salieran de la Aldea, tendría que intentar aún más el atrapar al mocoso Kyūbi, sería la única manera de tener también a sus hijos, y tenía que ser antes de que se convirtiera en Chūnin, sino seria increíblemente difícil atraparlo, y si era descubierto estaría en muchos problemas.

Estaban por seguir con la reunión cuando apareció una vez más otro AMBU – se ha informado que Lord Jiraiya y Lady Tsunade de los Sannin han sido vistos y estarán aquí en unos cuantos minutos.

Los ancianos se levantaron rápidamente, los ninjas de Suna también los siguieron todos listos para ver al nuevo Hokage, o en caso de Temari a Naruto.

Salieron de la torre y por su puesto se encontraron con la gente ya moviéndose emocionados por recibir su nuevo Hokage, ya la gente estaba festejando y preparando gran cantidad de comida para las festividades, después de todo, no todos los días recibías a dos héroes de la aldea.

Incluso los niños sabían quiénes eran los Sannin, también se tenía que considerar que un nuevo ninja nivel Kage estaba presente y, por lo tanto, sus enemigos dudarían aún más en atacarlos, en definitiva, era una situación para ser feliz después de haber perdido a un hombre amado como lo había sido el anterior Hokage, tenían muchas razones para festejar.


Su llegada a la Aldea fue… impactante, la gente estaba emocionada por recibir a dos de los más fuertes ninjas de Konoha, por supuesto no fue lo mismo para Naruto y Shizune que estaban detrás de los dos Sannin.

El pelirrojo recibió miradas de odio y desprecio como siempre, mientras Shizune fue completamente ignorada como si no importara quien era o que fuera aprendiz de Tsunade, aunque pareciera que no le importaba, Naruto estaba comenzando a cansarse de recibir esas miradas.

Shizune se sorprendió por la hostilidad dirigida al pelirrojo, un pelirrojo con el que había estado en buenos términos desde que lo conoció, o por lo menos desde la batalla contra Orochimaru.

El pelirrojo podía ser directo y hasta un poco grosero, pero no quería decir que fuera una mala persona, es más, sabía que contenía al Kyūbi y aunque podía dar miedo cuando estaba en una lucha también destilaba optimismo y felicidad, algo que sabía el Kyūbi no Kitsune no podía producir.

Cruzaron la avenida principal de Konoha ignorando en su mayoría a las personas hasta que se toparon con los consejos.

Tsunade estudio sus rostros enseguida, conocía a Danzō, Koharu y Homura, también conocía a las cabezas de los principales Clanes de la Aldea, como Hiashi, Shikaku o Chōza, pero a la mayoría de Clanes Menores, Medios y a todos los del consejo civil no los conocía en lo más mínimo.

Aun así, era una ninja y podía recoger ciertas cosas, y con la información que le dio Jiraiya entonces sabía que estas personas podían causar problemas y evitar que hiciera lo que quería hacer para mejorar a Konoha.

Tendría que tener cuidado, lo que más la sorprendió aun así fue ver a tres ninjas de Suna cerca al concejo de ancianos.

– Bienvenidos – comentó Koharu con una ligera inclinación de cabeza – si nos acompaña podemos comenzar con los preparativos.

Tsunade asintió, aunque no estaba contenta, después de todo recién había llegado de un largo viaje y ya estaban molestándola – Uzumaki-san también puede venir – intervino Homura.

El grupo de cuatro se quedó quieto mirando a los ancianos confundidos y asombrados – ¿para qué? – preguntó Naruto tan irrespetuoso como se esperaba del pelirrojo, no confiaba y no apreciaba a ninguna de esas momias así que no las trataba con respeto.

– Mocoso irrespetuoso, si el conejo te pide que vengas entonces te inclinas y lo haces – chilló Mebuki con el ceño fruncido y su cabello rubio despeinado por la molestia que sentía.

Naruto la ignoró completamente – traje a Tsunade, esa fue mi misión, ahora quiero irme a mi departamento para poder descansar un poco.

Mebuki gruñó y estaba a punto de adelantarse para agarrar al mocoso demonio, se detuvo instantáneamente cuando sintió el instinto asesino de la nueva Hokage dirigida hacia ella, comenzó a respirar con dificultad y literalmente vio como la rubia la mataba lenta y dolorosamente.

Estaba por aflojar la vejiga cuando Shizune le grito a su maestra, eso logro atraer la atención de Tsunade y por lo tanto la sed de sangre desapareció.

– Sabemos que debes estar cansado – dijo Koharu manteniendo su temperamento bajo control – pero aún queda recibir el informe de misión, darte tu pago y tenemos algo más que discutir contigo.

La noticia del pago termino por convencer al pelirrojo, después de todo había gastado algo de dinero en su viaje con Jiraiya y necesitaba mucho para pagar su tazón de Ramen… o mejor unos veinte, después de todo no había tenido Ramen de Ichiraku desde antes de la final del examen Chūnin.

Esperaba que ya hubieran arreglado el local, y eso le recordaba que tenía que vengarse del desgraciado que se atrevió a profanar ese templo culinario.

Con un gesto de Homura los AMBU comenzaron a alejar a los civiles, mientras los consejos lideraban el camino llevando al grupo de cuatro a la torre Hokage para hablar de algunas cosas.

Una vez llegaron a la torre un Chūnin apareció para informarles sobre la sala de reuniones que ya habían preparado para ellos.

Los dirigió rápidamente y en cuestión de minutos todos estaban sentados en sus respectivos lugares, Naruto, Jiraiya y los tres Suna-nin eran los únicos de pie, Tsunade ocupo el lugar del Hokage, aunque aún no había tomado el cargo y Shizune se sentó detrás de su maestra en una silla.

– Primero que nada – murmuró Koharu mirando a la rubia – Tsunade nos complace que hayas aceptado ser Hokage, no solo honrando los últimos deseos de Sarutobi sino también que gracias a tu estado como Sannin el resto de Aldeas lo más probable es que desistirá en atacarnos en este momento.

– No hay problema – dijo Tsunade a regañadientes.

Koharu solo asintió sin importarle o ignorando el que Tsunade no se comportara como una dama descendiente y en un futuro posible cabeza de Clan, especialmente uno tan afamado como el Clan Senju.

– Tenemos que preparar las cosas para la ceremonia de proclamación – murmuró Hiashi con la voz plana.

– Se los esperaba un poco más tarde así que no tenemos nada listo – continuó Homura – aun así, no nos demoraremos y tendremos todo preparado para mañana a más tardar en la tarde.

Tsunade asintió haciendo una mueca al pensar en esas molestas formalidades – por el momento tenemos que realizar el pago de la misión que se les encomendó a Jiraiya-san y Uzumaki-san – dijo Tsume divertida viendo la molestia del pelirrojo, solo había escuchado rumores de su forma de actuar cuando era rubio, pero lo conocía de pelirrojo ya que visitaba a Hana por lo menos una vez a la semana, así que sabía muy bien de lo impaciente que podía ser.

El consejo de ancianos asintió al mismo tiempo, Naruto tuvo que parpadear por la sorpresa, miró alrededor, pero nadie más reacciono así que suponía que era algo común, aun así, era sorprendente lo coordinados que podían estar esas tres momias.

Koharu comenzó a escribir los permisos para el retiro de la tesorería de Konoha, pero mientras tanto Tsunade se quedó viendo a los tres extranjeros que por alguna razón también habían sido invitados a esta reunión – entonces ¿qué hacen un Jōnin y dos Genin de Suna aquí? – preguntó mirando a Baki.

Baki dio un paso adelante he hizo una reverencia – felicidades Hokage-sama – comentó con claridad – estamos aquí para finalizar el acuerdo de alianza entre Konoha y Suna.

La rubia asintió, Jiraiya le informo sobre de lo que había hecho Orochimaru para que Suna lo ayudara, haciéndose pasar por el Kazekage, eso era bajo incluso para alguien tan retorcido como su ex-compañero – ¿a qué clase de acuerdo se llegó? – pidió suavemente, pero a cargo.

– Es muy similar al anterior – respondió Baki – lastimosamente Suna no tiene mucho más que ofrecer de lo que ya estaba dando – suspiró con cansancio y algo de tristeza, después de todo vivir en un desierto no hacia este tipo de cosas fáciles – la única diferencia marcada con el anterior acuerdo es que Konoha recibirá un veinte por ciento de las ganancias totales de las misiones que obtenga Suna al mes y por su puesto esta cimentado en un acuerdo matrimonial.

Naruto regresó a ver hacia Temari con sorpresa, él podía haber querido ser Hokage, pero con lo tonto que era ni siquiera entendía correctamente de que trataba el trabajo, ahora sabía que el Hokage a veces tenía que hacer cosas que no le gustaran.

Y también tenía que hacer cosas que en última instancia promuevan la paz en su Aldea, la mantengan segura y que la hagan prosperar.

Aun así, le sorprendía que Suna tenga que mandar a alguien a Konoha mas o menos como un rehén, porque era imposible que el escogido por Konoha tuviera que ir a Suna, de otro modo no sería un castigo.

– Tengo entendido que Suna no es precisamente una Aldea rica ¿estarán bien entregando un veinte por ciento de sus ganancias mensuales a Konoha? – cuestionó Tsunade.

Baki parpadeó sorprendido por la pregunta, al mismo tiempo que el consejo de ancianos regresaba a ver a su Hokage, el Jōnin de Suna tartamudeó un poco por la sorpresa antes de que pudiera reiniciar su cerebro – um… si nuestra Aldea no es tan rica como Konoha, pero el consejo civil exigió que entregáramos esa cantidad.

La rubia regresó a ver a los miembros del consejo civil y frunció el ceño – ¿eso hicieron? – preguntó, aunque no iba dirigida a nadie, los civiles estaban retorciéndose en su lugar – creo que el veinte por ciento es demasiado, con el diez estará perfecto, también se debe entregar ese dinero directamente a la tesorería de Konoha – los civiles abrieron la boca asombrados y molestos, ahora no podían tomar dinero para ellos mismos – y por su puesto tendrán un descuento del diez por ciento más en comida.

Baki asintió sintiéndose como si estuviera en una nebulosa, después de todo ellos eran los que habían invadido, ni en sus más locos sueños hubiera esperado que la nueva Hokage fuera tan… indulgente.

– Ahora sobre el contrato de matrimonio ¿a qué términos llegaron y quienes se casarán para sellar la alianza? – continuó Tsunade.

Antes de que Baki abriera la boca Koharu se aclaró la garganta, le paso los pergaminos con las indicaciones de pago a Tsunade para que firmara y se recargó en su silla – el contrato tendrá tres condiciones principales aparte de lo normal, todas pedidas por parte de Suna, primero, ambos tienen que ser mínimo Chūnin para contraer matrimonio, segundo, nadie más que ellos mismos pueden decidir cuándo y cómo se casan, por último, sus hijos tendrán doble nacionalidad, el único modo de cambiar eso es por su puesto que los niños elijan ser ninjas, en tal caso pasaran a ser miembros de Suna o Konoha dependiendo de la academia a la que asistan.

Tsunade asintió esos términos eran bastante razonables, y aun cuando los niños tuvieran doble nacionalidad Konoha tendría una mayor ventaja para que asistieran a su academia ya que vivirían allí.

– ¿Y quiénes serán los que se casen? – pidió estrechando los ojos, sabia de los juegos políticos que podrían causar este tipo de cosas y no estaría contenta si era así.

– Por el lado de Suna Temari no Sabaku siendo hija del Yondaime Kazekage – respondió Homura – y por el lado de Konoha, los consejos de Suna han elegido a Naruto Uzumaki.

El pelirrojo apretó las manos sitiándose extrañamente molesto al enterarse que Temari seria forzada a un matrimonio político, pero enseguida supo que se casaría con él y se puso pálido – yo… yo tengo que casarme – susurró atrayendo la mirada de todos los reunidos.

Jiraiya y Tsunade compartieron una mirada, estaba claro que ha Suna le interesaban las líneas de sangre que tenía el chico, aun así, no podían quejarse mucho, después de todo Temari era una de las chicas con las que el pelirrojo era amigo y por lo tanto el matrimonio tendría algo en que cimentarse y no corría el peligro de terminar catastróficamente.

Naruto por otro lado sintió un viento frío recorrerle el cuerpo, miró distraídamente hacia una esquina donde sentía a Yūgao y se estremeció una vez más.

Sentía que acababan de marcar la fecha de su muerte, por su puesto le gustaba Temari, pero desde que Yūgao le dijo que había estado teniendo citas con todas sus amigas se preguntó si les gustaba por lo menos un poco, no como amigo sino como un hombre.

Y ahora le sueltan esta bomba, solo podía imaginarse lo que harían sus amigas cuando se enteraran, quería ponerse a llorar y encerrarse en su departamento y nunca salir, al menos de ese modo podría vivir un día más.

Jiraiya sonrió ligeramente y golpeó a su ahijado en la cabeza para despertarlo de esas fantasías de asesinato en las que se había metido.

– Está bien, entonces el matrimonio entre Naruto Uzumaki y Temari no Sabaku sustentara nuestra nueva alianza – dijo Tsunade con calma e ignorando la mirada de Naruto – solo tengo una cosa más que decir sobre este tema, como bien saben el Clan Uzumaki es uno tan grande como el Clan Senju por lo tanto se hará lo que se pueda para verlo renacer.

Baki asintió enseguida entendiendo lo que se estaba diciendo a pesar de que no lo pronunciaron, Temari, Gaara y Naruto estaban confundidos, pero lo dejaron por el momento.

Con un asentimiento más de Tsunade, Yūgao apareció detrás de Naruto, les hizo un gesto a los tres Suna-nin y saco de la sala a los Genin junto con Baki.

Una vez que la puerta se cerró el caos comenzó una vez más en la sala de reuniones, el consejo civil estaba furioso por los cambios que estaba haciendo Tsunade en el tratado con Suna, el consejo civil y gran parte del consejo Shinobi estaban furiosos porque Naruto era el que se casaría con la Sabaku.

Todos se callaron cuando el instinto asesino de Tsunade lleno la sala, no era tan fuerte como el de su maestro, pero ya que los principales problemáticos eran civiles de todos modos era efectivo.

– Estamos en una reunión, este no es un lugar para el que todos ustedes griten como pollos sin cabeza estamos claro – murmuró la rubia con una mirada de muerte, casi exigiendo que cualquiera hiciera algo más para molestarla.

– Lady Tsunade, Suna nos invadió, asesinaron al Sandaime Hokage ¿cómo puede reducir su castigo de ese modo? – preguntó Mebuki como siempre siendo la líder del consejo civil.

– Ya que son civiles y no lo entienden, lo pondré en palabras simples – gruñó Tsunade – Suna es nuestra aliada, nuestra aliada contra otras dos Aldea tan capaces y fuertes como nosotros, no se confundan no somos la Aldea más fuerte de las Naciones Elementales, Iwa, Kumo y Konoha están demasiado parejas, si ustedes idiotas intentan perjudicar a Suna las otras dos Aldeas podrían decidir que estamos lo suficientemente débiles después de una invasión como para querer atacarnos.

Los consejos se quedaron callados por un momento sorprendidos por lo que decía la rubia – no puede hablar enserio Tsunade-sama Konoha siempre ha sido la Aldea más fuerte de todas – murmuró la cabeza de un Clan Menor, razón por la cual no entendía el verdadero poder que poseían Iwa y Kumo.

– Jiraiya – dijo Tsunade viendo a su compañero.

El peliblanco se aclaró la garganta y dio un paso más cerca de su mejor amiga – Iwagakure en este momento tiene un gran poder, después de la última Gran Guerra Ninja, se han recuperado muy rápido, al momento mi red puede garantizar que al menos tienen el doble de ninjas que Konoha en servicio, por su puesto eso era antes de la invasión, se cree que pueden tener aún más fuerzas, por su puesto también hay que contar al Jinchūriki del Yonbi.

Todo el mundo jadeó de sorpresa, incluso los miembros de Clanes Mayores, sabían que Iwa siempre había poseído una gran cantidad de ninjas, pero de tener muchos ninjas a doblar sus fuerzas era preocupante.

– Kumogakure está más a la par con nosotros, pero su fuerza radica en los poderosos ninjas que posee, primero esta su Raikage, quien podía competir en velocidad con nuestro Yondaime, después están Darui usuario del elemento Kuroi Kaminari y Shī un ninja sensor del mejor calibre, tampoco podemos olvidar que Kumo posee dos Jinchūriki ambos excepcionalmente entrenados y capaces de usar el Chakra de los Bijūs dentro de ellos sin ninguna clase de problema o efecto secundario.

Los ninjas comenzaron a entender aún más la importancia de la alianza con Suna, así como mantenerla es perfectas condiciones – ahora entienden porque necesitamos esta alianza – mencionó Tsunade – tanto Iwa como Kumo entrenan correctamente a sus ninjas e incluso a sus Jinchūriki, algo que no podemos decir de Konoha – mando una mirada de muerte hacia Hiashi que solo pudo fruncir el ceño – por estas razones necesito que Suna esté bien mantenida y que no pierda dinero.

Los consejos de ancianos y Shinobi estuvieron completamente de acuerdo y el consejo civil a pesar de aun no entender del todo lo que se les había dicho, no tuvieron más remedio que mantenerse al margen ya que nadie los apoyaría.

Después de eso discutieron lo que se haría el día siguiente en la presentación como Hokage de Tsunade, los consejos de ancianos y civil intentaron sacarle algo de información sobre lo que planeaba hacer la rubia una vez que tuviera el poder, pero no lograron sacarle nada.

Jiraiya podía ser muchas cosas, especialmente en malos términos, pero era el mejor espía que tenía Konoha, incluso podía ser el mejor espía de las Naciones.

Así que haría caso a su consejo y apretaría la correa con este montón de desperdicio de espacio, Sarutobi-Sensei era un genio como ninja, pero dejo que estas personas se aprovecharan de su bondad.

Ella haría las cosas como las quería y cuando las quería, escucharía su consejo porque para eso estaban, pero de ahí en adelante ella lideraría y llevaría a Konoha hacia delante, si les gustaba eran bienvenidos a ayudarla, sino, bueno había muchas personas que podían darle opiniones y consejos.

Si tenía que reemplazarlos lo haría y no le temblaría el pulso, eso era algo que había aprendido muy bien de Naruto, después de todo el mocoso tuvo que insultarla y golpearla para que abriera los ojos.

Ella era el Hokage y siendo la cabeza de toda una Aldea ninja, al único al que debía responder al hacer algo era al Daimyō, los demás podían chillar y patalear.


Naruto se levantó sintiendo que era el fin del mundo, después de salir de la torre Hokage Naruto había ido directo a Ichiraku, los tres Suna-nin lo habían acompañado, principalmente porque Temari quería pasar tiempo con su, ahora, prometido.

Por su puesto Ayame estaba feliz no solo de ver a Naruto, sino también a Temari que era una muy buena amiga.

La cosa se complicó cuando Baki-san decidió preguntarle al pelirrojo como se sentía acerca del compromiso, Ayame escucho todo e incluso comenzó a discutir con el Jōnin sobre todo lo que ocurrió para volver a formar la alianza.

Sabía que el resto del grupo ya tenía esa información así que esperaba que al menos Sakura estuviera furiosa.

Aunque se sentía lo suficientemente fatalista para saber que todas sus amigas estarían furiosas, decidió concentrarse en otras cosas y si las chicas querían hablar con él… bueno, entonces reaccionaria según sea necesario.

Desayuno tranquilamente, se lavó la boca y se vistió sin ningún problema, cuando estaba saliendo, miró su destartalado apartamento y decidió que tendría que cambiar de vivienda, la cabeza del Clan Uzumaki no podía vivir en esa pocilga, menos aun cuando ya tenía una prometida.

Hablaría de ello con Tsunade y vería que podían hacer, pero eso le recordó lo que dijo la rubia cuando se marchaban.

¿Qué quería decir que harían lo necesario para recuperar el Clan Uzumaki? eso también tendría que hablarlo, no le gustaba que otras personas estuvieran decidiendo cosas sobre su Clan sin su permiso.

Sabía que Tsunade estaría ocupada y quizá Jiraiya también así que solo quedaba hablarlo con Shizune, se había acercado mucho a la morena durante su viaje de regreso a Konoha, principalmente porque ambos Sannin tenían sus vicios durante años y era imposible sacarlos de ellos.

Eso los dejaba en compañía del otro por grandes periodos de tiempo, había hecho algunas cosas juntos, principalmente conversar de ellos mismos para conocerse y podía decir que Shizune era tan amiga suya como el resto.

Extendió su sentido sensor todo lo que pudo y comenzó a buscar a Shizune, se puso pálido cuando sintió el Chakra del resto de sus amigas todas reunidas.

Así que salió corriendo sin un rumbo fijo más que el alejarse de ellas por el momento, para suerte suya pudo sentir el Chakra de Shizune cerca, así que aceleró un poco, después de un minuto supo exactamente donde estaba, no le sorprendía tanto ya que la morena era aprendiz de Tsunade la mejor ninja medico de las naciones elementales.

Llego al hospital en poco tiempo, dudo por un momento pensando en sí debería o no entrar, no era apreciado en ese lugar.

Se encogió de hombros decidiendo que no le importaba un comino y no necesitaba preguntar dónde estaba Shizune porque podía seguir su Chakra, paso por la puerta y se topó con varias personas, todas aun heridas por la reciente invasión, aunque definitivamente eran menos que hace un mes.

Ignoró las miradas cargadas de odio y miedo de las enfermeras y los pocos médicos cerca y se encamino por los pasillos buscando a la Katō.

Su Chakra estaba en una sección del hospital al que nunca había entrado, pero definitivamente estaba lleno de oficinas o salas de revisión más… personales, no sabía cómo decirlo.

Toco la puerta y enseguida recibió un pase, con una sonrisa saludo a la morena que parecía estar revisando una montaña de documentos.

– ¿Naruto-kun que haces aquí? – preguntó la morena sonriendo cálidamente.

– Hola Shizune-chan tengo algunas preguntas sobre la reunión de ayer y como la vieja bruja y Ero-sennin deben estar ocupados entonces decidí buscarte a ti.

La morena puso cara de dolor y poso y su mano derecha sobre su pecho – entonces no soy tu primera opción, eso duele Naruto-kun.

El pelirrojo se sonrojó ligeramente antes de negar con la cabeza – no, no, claro que eres mi primera opción Shizune-chan… – se calló cuando escucho la risa de la chica, supo enseguida que había sido engañado – de todos modos – interrumpió la risa, ligeramente molesto – quería saber ¿qué es lo que quiso decir la vieja bruja con que harían lo que fuera para que el Clan Uzumaki resurja?

Shizune se detuvo instantáneamente mirando con nerviosismo al pelirrojo, ella por su puesto no era miembro de un Clan, ni siquiera de uno menor, pero era aprendiz de una Sannin y de una mujer que debería haber sido jefe del Clan Senju.

Por lo tanto, sabia y tenía conocimiento de ciertos aspectos con respecto a los Clanes, cosas que no eran de conocimiento común pero que tampoco eran secreto.

Por lo tanto, sabía a qué se refería su maestra al decir eso, pero no creía que fuera bueno decírselo a Naruto en ese preciso momento, especialmente porque estaba claro que no quería que le dijeran como tenía que liderar su Clan.

Y sabiendo que el pelirrojo era un poco imprudente y cabeza caliente, seria aun peor decirle que Tsunade y Konoha planeaban recrear el Clan Uzumaki de la manera más rápida y efectiva que tenían, es decir por medio de matrimonios, Naruto perdería la cabeza y saldría a buscar a su maestra para quejarse.

Dudaba mucho que se quejara de tener más de una mujer, pero no le gustaría que intentaran meterse con su Clan en algo tan… personal como con quien se casara, menos aun habiendo recibido un contrato matrimonial solamente para formar una alianza, si Naruto pensaba que estaban intentando meterlo en más matrimonios en contra de su decisión entonces podrían ponerse de verdad… destructivo.

– No te preocupes por eso en este momento Naruto-kun – murmuró con una risa incomoda, para su suerte parecía que la ceremonia de proclamación estaba comenzando, ya que se podían escuchar los gritos de la gente afuera y por su puesto el consejo de ancianos estaba previsto para hablar en primer lugar hacia toda la Aldea por medio de megáfonos – vamos, si no estamos allí para ver a Tsunade-sama recibiendo el título de Hokage se molestara.

Tomó de la mano al pelirrojo y comenzó a jalarlo, se dirigieron directo a la torre Hokage, intentando pasar entre toda esa gente.

Estaba mucho más concurrido de lo normal porque se esperaba un festival después de esto, generalmente se realizaría en el centro del pueblo, pero aún estaba algo destrozado y lleno de arena, por lo tanto, tuvieron que tomar la calle principal para hacerlo.

– ¡Naruto! – escucharon un gritó, se dieron la vuelta solo para ver a su grupo de amigas todas dirigiéndose hacia ellos.

Naruto tragó saliva preocupado por lo que podrían hacerle, especialmente cuando Sakura, Ino y Kin se veían algo deprimidas y miraban a Temari con furia, Anko y Hana también se veían algo molestas.

El resto o no se preocupaban por esa noticia o lo escondían bien – ¿quiénes son… – la pregunta de Shizune quedo a medio camino cuando escucharon la voz de Tsunade por los parlantes y la gente se volvió loca, alguien empujo a la morena y Naruto por intentar ayudarla perdió el equilibrio.

Por suerte no terminaron cayendo, pero abrió los ojos cuando sintió algo cálido y suave en sus labios, si se podía, sus ojos se abrieron aún más al tener los de Shizune tan cerca.

Se apartaron avergonzados, pero no pudieron hacer nada más al sentir el instinto asesino dirigido hacia ellos, regresaron a ver una vez más y se toparon con las miradas molestas de las chicas.

Naruto solo pudo gemir lleno de desesperación, primero el contrato y ahora esto, alguien debía quererlo muerto definitivamente.

En la torre Hokage cierto pervertido casi se cae de la misma cuando sus sentidos e instintos le avisaron que se había perdido algo importante, algo con respecto a su investigación, también le dijeron que alguien podría estar perdiendo cierta parte importante de su anatomía en los próximos minutos.

– "Seas quien seas, espero que los dioses del Icha, Icha te ayuden a sobrellevar esta batalla tan importante" – rezó para esa pobre alma desdichada.


Como siempre las explicaciones al final, entramos en los problemas que le vendrán a Naruto con el contrato matrimonial como el título del capítulo indica.

La primera parte fue la más sencilla de escribir a pesar de que lo hice casi enseguida de que perdí mi disco duro con toda mi información, es la continuación de lo que leímos en el anterior capitulo, sucede enseguida.

Era principalmente para explicar las heridas que sufrió Naruto, por el uso de la unión del Kekkei Genkai Chiton junto con el elemento fuego, y por su puesto la tensión que ponía el uso del Chakra de Kyūbi cuando creaba el Rasengan. Con el cambio, Naruto se acostumbró y unió mucho más… limpiamente con el zorro, por decirlo de algún modo.

Pero eso no quiere decir que pueda usar ese Chakra tan toxico y potente sin ningún problema o repercusión.

Por eso al ponerlo en uso con el Rasengan que se supone fuerza muchísimo los músculos, no solo el ataque se potencia, sino que crea mucha más tensión en el brazo cuello y espalda.

Por su puesto creo que incluso eso no sería tanto como el daño que causaría el Chiton de fuego.

Después pasamos a que Temari, Yūgao y Ayame aprendan sobre el contrato de matrimonio, jajajaja me va a encantar escribir este tipo de trama, aun así, vuelvo y repito, en este punto Sakura, Temari, Ino y Kin pueden estar más interesadas en una relación más larga con él que las mayores.

Como ninjas deben estar acostumbradas al contacto sexual, sin necesidad de ese aspecto. Por lo tanto, las menores querrían mas este tipo de relación porque no tienen tanta experiencia con el mundo feo y oscuro en el que viven.

Por el momento no vamos a ahondar mucho en relaciones ya formales, creo que voy a comenzar con eso cuando ya entremos en Naruto Shippuden, no porque no crea que niños entrenados para matar desde los ocho años no podrían tener sexo, sino porque quiero que se conozcan.

Es decir que no solo porque es lindo o tiene un apellido tal ya estén perdidamente enamorados.

Si hiciera eso seguiría siendo la misma patética excusa de anime que presento Kishimoto, por eso creo que para Naruto Shippuden el pelirrojo y las chicas ya podrían tener un conocimiento del otro bastante formado y por lo tanto allí podríamos entrar en eso.

Aquí también incluyo ese dato del CRA, como lo llaman en muchos fanfic, o la Ley de Restauración de Clan.

En los fanfiction que he leído con harem, generalmente ponen esta ley como algo de conocimiento común, como si absolutamente todos en la Aldea conocieran este dato, yo preferí irme por otro camino, por supuesto no va a ser un secreto, pero tampoco lo van a saber hasta las pulgas de Akamaru.

Como sea espero les haya gustado, y como siempre espero sus Reviews, Follows y Favorites.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Kekkei Genkai 8594 0 0 2. Peleas uno a uno 8699 0 0 3. Terminan las preliminares 8582 0 0 4. Entrenamiento para las finales 9459 0 0 5. Un sello muy peligroso 9470 0 0 6. Creando un Réquiem 9436 0 0 7. Comienzan las finales 8988 0 0 8. La capacidad de controlar la sangre 9194 0 0 9. La ira del Ichibi 11772 0 0 10. Termina el Réquiem 8473 0 0 11. Akatsuki 8845 0 0 12. El legado del Yondaime 8811 0 0 13. ¿Una mujer legendaria? 9000 0 0 14. Reunión entre Sannin 10056 0 0 15. Matrimonio 9200 0 0 16. Medicina y sellos 8662 0 0 17. Una princesa de hielo 8656 0 0 18. el tesoro de Yuki no Kuni 8047 0 0 19. Medicina milagrosa 8640 0 0 20. Naruto vs Sasuke 9201 0 0