D de Destino @fxrobalino
Mi navegante y mi carpintera

Como prometí aquí está el siguiente capítulo, mañana planeo publicar el capítulo de Hunger Games y el viernes publico el capítulo de Frozen-Fire.

Este capítulo como ya he explicado antes es uno de los que más esperaba escribir porque este es el punto en el que a mi parecer la relación de Nami y Luffy comienza en verdad y como ya he dicho muchas veces esa es mi pareja favorita.

También estaba emocionado por escribir y publicar este capítulo porque es la entrada a los Gyojin y en especial al peor malo de todos los malos del East Blue, y me refiero a que Arlong es el mejor villano de este arco, como lo aborrezco pero tengo que reconocer que su personaje está muy bien hecho.

Oda-Sensei es un genio.

Comencemos respondiendo Reviews, para shiro avicii agradezco profundamente el comentario, a mi también me encanto el capítulo anterior porque justamente Mihawk es un personaje increíble.

Me alegra saber que la intensidad y la adrenalina que quería plasmar en las peleas justamente tuvieron ese resultado.

En cuanto a lo de la confianza y respeto entre Luffy y Zoro, es algo que existe en el canon pero justamente esperaba que con tanto entrenamiento y el que Luffy no sea tan… despistado o ingenuo, justamente la relaciones se vallan haciendo mucho más fuertes, mucho más rápido que en el canon.

En cuanto a los ataques, jajaja, fue muy gracioso cuando estaba revisando el capítulo para poder publicarlo y me di cuenta que se parecía al kamehameha, pero a mi también me gusto, me encanto.

Y creo que le hace justicia también por lo que me siento bastante orgulloso del ataque.

En cuanto a lo de los ataques de rabia de Luffy, solo puedo decirte que sigas leyendo porque se van descubriendo partes de los problemas que Luffy tendrá gracias al regreso en el tiempo, valga la redundancia, con el tiempo.

Claro que lo que sucede con Buggy y lo que sucede con Mihawk es muy diferente, lo que sucede con Buggy es algo mucho más complicado que solo sentir la desesperación de ver a uno de sus Nakamas "muerto" e intentar vengarlo, se podría decir.

Espero poder revelar una parte de ese problema en el próximo capítulo, no demasiado pero lo suficiente.

Por último, yo también esperaba que Mihawk tenga mucha más relevancia e impacto con la banda en el anime/manga, y también quede un poco decepcionado de que no fue así pero por lo menos tenemos los fanfic para poder hacer las cosas como creemos que podían haber sucedido y sacarnos esa frustración jajaja.

Gin así mismo esperaba que se uniera a la banda pero no sucedió, lastima, ahora yo lo hago porque en este mundo yo mando jajaja, por lo menos espero que Carrot si se una a los Mugiwara en el canon.

Desde que apareció se ha convertido en una de mis personajes preferidos y como Mink con sus habilidades haría una excelente adición al grupo.

Para l Sekiryuuttei l que me estaba rogando porque le respondiera en este capítulo, jajaja gracias por el comentario.

Con lo de Tashigi, si, definitivamente solo la emparejan con Zoro por su parecido con Kuina y no me parece justo para ella principalmente, por lo tanto no la voy a emparejar con el peli verde.

Por parte de las chicas que pediste, no voy a responderte nada concreto, lo único que sí puedo decir es que lo más probable Luffy no termine con Hancock porque aunque la tipa es una diosa y tiene sus momentos geniales y me cae bastante bien, la verdad es que no la soporto cuando se pone en plan soy una diva.

Que muestro mis pechos y ya todos babeando y arrastrándose por ella, grrr, como me molesta, me encanta como Luffy la rechaza tan fácilmente.

Gracias a eso Luffy solo se ganó aún más mi respeto, por lo demás estoy pensando, muchas chicas han sido pedidas para tal o cual miembro de la banda por lo que tengo que pensarlo y me mandaron un Review que me dijo que debería escoger yo mismo las parejas y no dejarme influenciar por otros.

Estoy completamente de acuerdo aunque como dije al principio no me dejo influenciar sino más bien buscó posibles parejas que yo no pude haber pensado en un principio, como es el caso de Kaya.

Por parte de lo de Sanji, jajajaja, muchas personas, incluido yo, al parecer pensamos que Sanji es un Okama de armario, no lo sé la verdad puede ser una perspectiva interesante hacer eso por lo que lo voy a pensar, eso sí les aseguro que Viola no terminaría con Luffy en caso de que Sanji sea un Okama.

Por lo demás todo los Reviews fueron parecidos todos diciendo que el cap estuvo genial, se agradece mucho a todos y cada persona que dejo un comentario aunque hayan sido solo un par de palabras.

Así mismo alguien dejo un comentario preguntando si el harem seria uno masivo o no.

No creo que termine siendo masivo aunque eso es más dependiendo de la perspectiva de cada quien, para mí un harem masivo en poner a todas y cada una de las mujeres del universo de One Piece con Luffy, cosa que lógicamente no voy a hacer.

Lo que si les digo, voy a poner a unas cuantas chicas con Luffy con forme valla escribiendo, por el momento, creo no estoy seguro, tengo como diez u once chicas que quiero que estén con Luffy pero pueden que me encuentre más o saque a alguien.

Diré que no voy por el harem masivo.

Como sea espero que este capítulo este tan genial como el anterior y lo disfruten tanto como yo disfrute escribirlo, en especial teniendo en cuenta que es la saga de Arlong Park, les dejo con el cap.

Cap7.- Mi navegante y mi carpintera.

Dejaron que los piratas de Krieg recogieran sus propios traseros amenazándolos cruelmente para que no se les ocurriera volver a atacar el Baratie y entraron al restaurante flotante.

Las siguientes horas fueron como un borrón entre mantener a Zoro quietó para que la herida no se abriera arreglar la nariz de Luffy y enyesarla para que no tengan en el futuro que operarlo, intentar que Sanji se uniera a la banda sin tener que dejarlo inconsciente y que Gin se acostumbre y se introduzca a su nuevo grupo.

Lo más difícil claro esta fue el intentar que el rubio idiota se uniera, tuvieron que detener a Luffy de matarlo después de que contara su trágica historia y el cómo se unió a Zeff.

El idiota creía que le iba a pagar trabajando para él hasta que lo reconociera y dijera abiertamente que su comida era tan buena o incluso mejor.

Ni siquiera Makino explicándole lo que Luffy había querido decir entre gritos había ayudado para que el estúpido cocinero viera lo que en verdad estaba haciendo Zeff, era quizá igual de terco y necio que Krieg.

El que estuviera coqueteando con las chicas cada dos segundos no ayudaba al temperamento de Luffy.

Ese día Makino había tenido que coger el colchón de repuesto para la cama de las chicas colocarlo en la cocina y encerrarse allí con su novio para hacer el amor y dormir con él para que no se levantara a mitad de la noche furioso y fuera a matar al rubio pervertido.

Nami se había quejado mientras Kaya salía corriendo hacía el baño con la cara completamente roja mientras Zoro y Usopp simplemente se habían ido a dormir ya bastante acostumbrados a lo que está ocurriendo llevándose consigo a un confundido y asombrado Gin.

Johnny y Yosaku se quedaron en el Baratie bastante aterrados con la furia de Luffy y también por la simple idea de escuchar a ese par hacerlo.

A la mañana siguiente Zeff había hecho toda una actuación para ver si Sanji por fin se enojaba lo suficiente para querer salir del lugar, claro está que no tomó en cuenta cuan necio era el rubio, en especial en cuanto a Zeff se refiere Sanji intentaba darle completamente la contraria así que el decirle que su comida no era buena simplemente hacía que quisiera quedarse aún más.

Luffy tuvo que hablar con Zeff para que el viejo hablara después con Sanji explicándole nuevamente lo que Luffy y Makino ya le había dicho.

No lo había salvado de una muerte segura para que se quedara allí en el restaurante trabajando para él hasta que reconociera su existencia, era un ex-pirata maldición no reconocía a nadie, por lo menos no lo hacía verbalmente.

Lo había salvado para que cumpliera no solo su sueño sino el de Zeff también, encontrar el increíble y misterioso All Blue el mar donde todos los peces del mundo se reunían.

Después de una larga conversación sobre esto Sanji por fin acepto irse con Luffy y para empeorar las cosas comenzó a coquetear con las tres chicas como si ya fuera su dueño, claro que las tres lo ignoraban la mayor parte del tiempo pero eso no evitaba que el temperamento de Luffy subiera hasta límites insospechados y peligrosos.

Lo único que lo mantenía de matar al rubio era que sabía muy bien estarían muertos sin un chef que les cocinara.

La dieta en el mar tenía que ser muy cuidadosa y aunque él tenía cierta inmunidad contra casi cualquier cosa ya que había comido de todo en su entrenamiento sabía que los demás en especial las chicas tendrían que alimentarse correctamente.

– Creo que estas cometiendo un error al traer a ese pervertido Luffy – dijo Zoro bastante molesto, el cocinero pervertido lo sacaba de sus cabales mucho más rápido que sus enemigos.

– Necesitamos un cocinero y el único con la suficiente habilidad en este barco que no sea Zeff es justamente Sanji – respondió el azabache.

Gin recargado contra el barandal asintió – un chef es muy necesario – comentó con simpleza – el clima en el Grand Line es muy extraño podemos enfermarnos en cualquier momento, sin la debida alimentación podríamos morir en cuestión de horas.

– Pero es un pervertido de mierda – sonrió diabólicamente – estas seguro que quieres alguien como él cerca de las chicas.

Las tres lo regresaron a ver molestas pero enseguida miraron hacía Luffy por si necesitaban sostenerlo para que no destroce el Baratie, el azabache tenía una vena marcada en la frente y estaba soportando en su mayoría el ir a moler a golpes a Sanji – por el momento haré como si no hubiera escuchado eso – comentó con la voz calma pero con un borde de acero – pero espero que Sanji no haga algo que en verdad me moleste como para molerlo a golpes hasta que Kaya tenga alguien con quien practicar.

Se estremecieron ante la idea pero la rubia solo sonrió interesada en tener alguien con quien practicar lo que estaba aprendiendo de los libros, negó con la cabeza dándose cuenta que estaba literalmente babeando ante la idea de un Sanji catatónico solo para poder entrenar medicina.

– Entonces después a ¿dónde nos dirigimos? – preguntó Usopp aburrido.

– Vamos a rodear este sector dirigiéndonos a un isla deshabitada, veremos si hay animales con los que podamos reabastecernos de alimentos y después partiremos hacía la isla Kokoyashi – respondió Nami frunciendo el ceño.

Estaba ansiosa y nerviosa, era la primera vez en años en que se permitía tener esperanzas, estaba deseosa por ver a Arlong destrozado, nunca había sido una de desear el mal a alguien pero con todo lo que ese pescado le había hecho lo único que quería es que muriera lenta y dolorosamente.

Gin se levantó mirando a la peli naranja algo pálido – ¿ese no es el lugar donde habita ese demonio de Arlong? – preguntó mientras Johnny y Yosaku asintieron pálidos – estas seguro que quieres ir a ese lugar… ni siquiera Krieg se atrevía a molestarlo.

Luffy se rió oscuramente – o voy más que solo a visitar – comentó haciendo a todos temblar del miedo – voy a buscar a ese maldito pescado y destrozarlo, lo voy a cortar en cubitos y dárselos de comer a Cerbero.

El único que no sabía quién era Cerbero era Gin pero si lo iba a alimentar con un Gyojin no quería saber por el momento.

En ese momento los cocineros salieron del Baratie haciendo una especie de corredor de honor para Sanji que ya estaba acercándose con un cigarrillo prendido, ignoró a todos hasta que llego al barco – cuídate mocoso – dijo Zeff desde la parte superior.

Sanji se dio la vuelta antes de arrodillarse y colocar su frente en el suelo – chef Zeff gracias por cuidarme todo este tiempo… todo lo que has hecho por mi… no lo olvidare – incluso a Zeff se le escaparon unas cuantas lágrimas, Johnny, Yosaku y Usopp lloraban a moco tendido en el barco tan ruidosamente que lograron evitar que las chicas también lo hicieran.

Los cocineros les siguieron sorprendiendo a todos, en especial porque parecía que Patty y Carne odiaban a Sanji – montón de idiotas – dijo Zeff sonriendo – un hombre siempre debe irse sin pronunciar palabra.

Sanji subió al Going Merry por primera vez sin coquetear con las chicas mientras seguía despidiéndose de sus compañeros.

Después de soltar los amarres al Baratie y alejarse un poco Nami llamó a Cerbero y para sorpresa de todos apareció un enorme Rey Marino con forma de serpiente marina, Sanji y Gin tenían la boca abierta mientras veían a Nami enganchar una cuerda a una especie de silla en la espalda del Rey del Mar.

– ¿Qué demonios? – preguntó Gin mirando a todos.

– Este es Cerbero – dijo Usopp sonriendo y sacando pecho – yo lo amaestre desde que salió del huevo – unas cuantas lagrimas comenzaron a correr por sus mejillas – crecen tan rápido…

– Mentiroso – dijo Zoro causando que Kaya y Makino se rieran mientras el narizón se quejaba.

Los demás lo ignoraron y comenzaron a hacer lo que siempre hacían, Zoro por su puesto se fue a dormí hasta que Luffy decidiera que era momento de entrenar, Usopp se fue a seguir haciendo sus municiones o inventar cualquier cosa que se le ocurriera que podía hacer.

Nami y Luffy fueron hacía el cuarto de las chicas para conversar sobre los próximos eventos en la isla Kokoyashi, Makino comenzó a mostrarle a Sanji la cocina mientras Kaya se marchaba hacía la pequeña enfermería y Johnny y Yosaku le mostraron el barco a Gin, no era muy grande pero por el momento se hacían espacio.

– ¿Entonces por qué rodeamos la isla en lugar de llegar de frente? – preguntó Luffy con tranquilidad.

Nami lo miró un segundo antes de suspirar – si seguimos de frente llegaríamos justo hacía la entrada a Arlong Park… ustedes pueden con ellos estoy segura pero mi pueblo es el más cercano y si alguno de ellos escapa podría destrozarlo y matar a todos – suspiró nuevamente – si bordeamos como lo estamos haciendo llegaremos por otro pueblo de la isla, por un pueblo que fue destruido si lo que me dijo mi hermana en una carta es cierto así que podríamos llegar hacía mi villa sin tanto problema y asegurar el paso hacia la misma para que los Gyojin no causen problemas.

– Ya veo – murmuró Luffy – si es cómo quieres hacer las cosas está bien por mi… pero recuerda, haré cualquier cosa por mis Nakamas así que no dejaría que uno de ellos escapara para destrozar todo.

Nami asintió con una enorme sonrisa y abrazó a Luffy sentándose en su regazo – gracias – susurró escondiendo su cara en el cuello del chico – es solo que Arlong a aterrorizado a mi pueblo por tanto tiempo que no quiero correr ningún riesgo quiero asegurarme de que los únicos que paguen sean ellos… no quiero que mi hermana o Genzō corran ningún peligro.

– No lo harán – dijo Luffy acariciando la espalda de la chica – cuando termine con Arlong no quedara nada de él, tu pueblo y Genzō estará tranquilos y tú y tu hermana sonreirán sin ningún pesar… no volverán a llorar.

Se separó ligeramente y lo vio a los ojos, había tanta seguridad en esos ojos negros, había tanto cariño, no se resistió al impulso y se acercó para besarlo, el primer toque de sus labios fue toda una sorpresa, se sentía… extraño, en el buen sentido, se sentía correcto como si hubieran sido hechos para este momento, como si ambos estaban hechos el uno para el otro.

El cuarto pronto comenzó a calentarse mientras Luffy agarraba el trasero de Nami y lo acariciaba, la akage gimió de gusto y sacudió ligeramente las caderas haciendo que sus entrepiernas se tocaran.

Ambos gimieron separando sus labios que eran conectados por una línea de saliva – wow – dijo Nami con los ojos acristalados.

– Eso lo define – comentó Luffy sonriendo – pero debemos detenernos.

Función el ceño confundida y molesta – ¿por qué?

– Porque si continuamos te voy a hacer mía de todas las maneras que puedas imaginarte y por el momento no puedo hacer eso – la levantó dejándola en la cama y la besó castamente en los labios – dejemos esto como celebración para cuando ese pescado este fuera de tu vida – la voz ronca una vez más haciendo sonreír a la peli naranja – pero eso si tú ya eres mía.

Asintió recordando lo que le dijo Makino, si llegaba a besar Luffy pensaría en ella como suya y nadie podría cambiarlo, no es que quería que cambiara le gustaba esta nueva relación con el único hombre al que podría llegar a amar.

Con eso salieron del cuarto nuevamente y fueron hacía la cubierta para poder ponerse a entrenar, claro está que Sanji tenía otros planes – Nami-swan – gritó apareciendo en un remolino y con los ojos como corazones – dichosos estos ojos que te ven – se arrodilló mientras extendía una bandeja – por favor prueba estos deliciosos aperitivos que hice con todo mi amor para ti.

Le sonrió mientras tomaba la bandeja y se acercaba a las otras chicas, Luffy miró a Sanji un momento antes de negar con la cabeza y seguir a su nueva novia – bien tenemos un par de días hasta que lleguemos a Kokoyashi – miró a Nami quien solo asintió – por lo tanto tenemos tiempo de entrenar.

– ¿Vas a darnos nuevamente esos pesos? – preguntó Usopp cansado de solo pensarlo.

– Supongo que necesitan algo de motivación – sonrió Luffy de forma depredadora – les voy a mostrar lo que pueden llegar a hacer si seguimos entrenando – estaba puesto un abrigo negro encima de su bastante habitual camisa roja por lo que se lo saco y se lo entregó a Makino – algunos de ustedes ya han visto estas técnica pero no lo suficientemente claro para comprender lo que se hace.

Están entrenando para aprender el arte marcial conocido como Rokushiki, en este arte marcial llevas tu cuerpo hasta el límite para superar las barreras – miró a todos para ver si estaban atentos – hay siete técnicas aplicadas en este arte marcial, hay tres que necesitan de las piernas aunque uno de ellos puede ser usado por cualquier parte del cuerpo que se pueda usar como una espada y claro se puede utilizar con objetos como espadas… Makino.

La peli verde sonrió y se acercó a Luffy – yo fui entrenada por Luffy pero me aplique mucho más por lo que soy mejor en el uso del Rokushiki, ahora el primero es Geppo – murmuró mientras saltaba y comenzó a saltar en el aire, causaba un pequeño impulsó de viento que hacia parecer al aire físico.

– Increíble – dijo Nami viendo por primera vez la técnica.

– El segundo es Rankyaku – siguió Makino mientras apuntaba lejos de la nave dio una patada con la suficiente fuerza para crear una cuchilla de aire.

Todos habían visto la técnica pero ahora Makino la hizo mucho más lento permitiendo a todos ver la acción claramente, Makino pateaba tan fuerte que el viento alrededor de su pierna se distorsionaba y se comprimía permitiendo que se forme una cuchilla que salió volando rápidamente.

– Esta técnica permite cortar incluso el acero con la suficiente practica – dijo Luffy sonriendo.

Zoro se interesó mucho al oír eso, su maestro y el padre de Kuina le había dicho que algunos espadachines podían cortar el acero, era diferente mientras aquí se aplicaba la fuerza para hacerlo el método de su maestro le permitía hacerlo conectándose de cierto modo con las cosas a su alrededor.

Le servirían ambos y quizá este método ayudaría a que pueda hacer el segundo – el tercero es el Soru – dijo Makino – vean a mi pies porque esta técnica me permite moverme muy rápido.

Se concentraron y pudieron ver como los pies de Makino chocaban contra el suelo rápidamente y casi sin sonido luego desapareció y volvió a hacerlo detrás de ellos – esta puede ser la técnica más fundamental de todas porque es la que te permite acceder a los otros – mencionó Luffy.

– Después tenemos las técnicas que son más defensivas el Tekkai – miró a Zoro sonriendo – atácame con una de tus espadas.

El peli verde levantó una ceja antes de encogerse de hombros y atacar, ignorando los gritos de Sanji, Makino dijo el nombre de la técnica quedándose quieta como estatua y recibiendo el ataque de Zoro, pero para sorpresa de todos la espada resbaló por su piel sin hacer dañó e incluso el brazo de Zoro cimbró.

Retrocedió sorprendido – tú, cabeza de musgo – gritó Sanji acercándose a Zoro – como te atreves a intentar atacar a mi Makino-chwan de ese modo.

– Cállate cejas rizadas ella misma lo pidió – gruñó de regreso Zoro.

La ceja risada de Sanji se movió al ser nombrada – quieres que te mate…

Ambos dejaron de pelar cuando el puño de Luffy chocó contra sus cabezas – cállense ambos – rugió parando la pelea efectivamente – y la próxima vez que digas que Makino es tuya te voy a mostrar cómo se puede usar el Tekkai como ataque – murmuró Luffy viendo al rubio que solo trago saliva y retrocedió.

No estaba dispuesto a aceptar la derrota él era después de todo el cocinero galante en algún momento estas finas y hermosas damas estarían de su lado.

– Como sea el siguiente es el Kami-e – miró ahora a Gin – por favor.

El chico vio a Luffy un momento antes de encogerse hombros como Zoro y comenzó a atacar a Makino, la cual para asombro de todos evitaba los ataques como si estuviera prediciéndolos todos – ¿cómo puedes predecir los ataques? – preguntó Kaya ligeramente confundida.

– No los estoy prediciendo – respondió Makino una vez Gin detuvo sus embates – cualquier ataque que lancen produce una ligera brisa, yo utilizó mi cuerpo para aprovecharme de esa briza y deslizarme evitando el ataque – caminó hasta un barril a un lado y lo colocó en el centro – el ultimo es uno que ya vieron el Shigan.

Gin se estremeció recordando lo que ese ataque le había hecho al escudo de hierro de Pearl – es una mezcla entre fuerza y velocidad, de ese modo puedo ocupar mi dedo como si fuera una bala pero puede llegar a ser un ataque efectivo contra usuarios que no se verían afectados por una bala si se utiliza bien el ataque.

Con rapidez su dedo atravesó la madera limpiamente sin siquiera causar astillas, Luffy aprovecho y colocó un baso en el camino para que el ron que estaban en el barril no se desperdiciara.

Zoro y Gin le siguieron aunque se ganaron gritos de Nami por andar jugando – ¿nos van a enseñar estas técnicas? ¿por eso es que nos has estado haciendo entrenar con pesos? – preguntó Kaya.

– Se necesita una resistencia impresionante y mucha fuerza física para este arte marcial – respondió Luffy – incluso hay algunos usuarios del Rokushiki que pueden usar la técnica secreta llamada Rokuogan que solo se puede obtener mediante la maestría en las otras seis técnicas.

– Yo me estoy entrenando para poder hacerla pero de lo que se es una técnica que solo se puede usar en casos extremos porque exige mucho del cuerpo – continuó Makino.

Luffy asintió mientras les sonreía a sus compañeros – yo recomendaría especializarse en un aspecto sin preocuparse por intentar alcanzar el Rokuogan, por ejemplo para Nami sería muy útil el Soru por su forma de pelear y para Kaya para que tenga un modo de ataque sería más recomendable el Shigan.

Todos estuvieron de acuerdo y comenzaron a entrenarse con la guía de Luffy y Makino, por el momento los únicos que podían enfrentarse al azabache o incluso a Makino eran solo Zoro, Gin y Sanji que lógicamente eran los tres más fuertes aparte de ellos dos.

Eso no quiere decir que los otros tres e incluso Johnny y Yosaku no pelearon contra ellos dos así sea simplemente para poder corregir su forma de moverse en una pelea.

Llegaron a la isla deshabitada casi a las doce del siguiente día, pasaron unas cuantas horas cazando uno que otro animal y entrenaron pero también disfrutaron de la playa Usopp incluso se atrevió a jugar con Cerbero como si el Rey Marino fuera en verdad un perro.

Cuando el sol comenzó a descender decidieron recoger todo y ponerse en marcha nuevamente, mientras más rápido llegaran a Kokoyashi mas rápido podían acabar con los pescados malditos y más pronto podían pensar en partir hacía el Grand Line.

Desde la isla deshabitada se demoraban tres días completos en llegar hasta Kokoyashi y Luffy colocó a todo el grupo en entrenamiento intensivo para que pudieran tener el último día de descanso antes de enfrentarse a los Gyojin, Zoro claro está por su herida fue el que menos trabajo para no abrir el corte nuevamente.

– ¿Cuánto falta? – preguntó Kaya mirando hacía el horizonte.

– No debemos estar mucho más lejos – respondió Nami revisando la brújula – Cerbero puedes ir más lento de ahora en adelante.

El animal la escuchó claramente a pesar de que estaba metido en el agua por lo que desacelero asegurándose de tener el aroma de tierra como su meta en todo momento – ¿cómo nos vamos a enfrentar a los Gyojin? – preguntó Gin.

– Primero vamos a llegar a mi casa, voy a hablar con Nojiko y Genzō, si todo sale bien después iremos a pelear contra ellos pero asegúrense de que ninguno se acerca a mi pueblo.

Todo asintieron y Sanji comenzó a rodar en su lugar emocionado por conocer a la hermana de "su" Nami-swan.

De repente el barco se sacudió ligeramente y un monstruo marino con forma de vaca emergió de las profundidades, Nami lo reconoció enseguida, se hubieran aterrado si no hubiera sido porque veían a diario a un Rey Marino solo un poco más pequeño.

Mohmoo tenía una forma de baca con pecas verdes y había sido ordenado por Arlong para que atacara a cualquier barco que pasara desapercibido por ellos.

Nami le había advertido a Luffy sobre esto pero el azabache no le dio mucho importancia, Mohmoo rugió e intentó atacar el Going Merry pero fue detenido enseguida por Luffy, para asombro de todos sintieron una especie de aura ser emanada por el azabache y comenzaron a sudar.

El monstruo con forma de vaca miró a Luffy y casi se lanza a llorar del miedo solo de ver esos ojos – lárgate.

Se dio media vuelta y se marchó rápidamente, Cerbero salió de las profundidades mirando a Mohmoo un segundo y apiadándose de la vaca, el mismo había estado bajo el efecto del Haki del conquistador de Luffy.

Negó con la cabeza y siguió su curso ahora que ya podían ver la isla – ¿qué fue lo que hiciste? – preguntó Gin, había amaestrado un Rey Marino y había alejado uno monstruo ligeramente más grande con solo la mirada.

– Algo que aún no están listos para conocer.

Lo dejo allí solo porque se estaban acercando a la isla y pronto tendrían que desembarcar – ¿qué fue lo que paso aquí? – preguntó Usopp sombrado al ver el pueblo destrozado mientras más se acercaban.

– Los Gyojin son lo que paso – respondió Nami oscuramente, furiosa con lo que esas… bestias hicieron con su villa y muchas otras.

Desembarcaron mirando con asombro el destrozo causado por los Gyojin en el pueblo fantasma – todo esto puede ser hecho por esos tipos – dijo Kaya con asombro.

– No por todos solo se necesita a Arlong.

– Bueno quizá me dé más pelea que Krieg o Kuro – murmuró Luffy emocionándose le gustaba pelear estaba en su naturaleza quizá, cuando había vivido con sus hermanos le encantaba enfrentarse a ellos claro que eran más fuertes en ese momento ahora quizá la diferencia estaba acercándose, cuando Ace se marchó le encantaba pelear contra Makino o contra las bestias del bosque – Cerbero llévate el barco y está atento por si te necesitamos.

Colocó la silla en la boca del Rey Marino para que este se llevara al Going pero de esa forma estaría suelto sin preocuparse por terminar dañando el barco.

Una vez sabían que su barco estaría cuidado comenzaron el camino hacía villa Kokoyashi, siempre intentando mantenerse escondidos porque no querían alertar a Arlong de su presencia mucho antes de lo que deberían.

Pronto encontraron los primeros arboles de mandarina de lo que Nami les dijo era el huerto de su madre adoptiva, el lugar entero olía a mandarinas frescas y con la fresca briza el huerto parecía un sitio de relajación y tranquilidad aunque en el fondo guardaba con recelo el sufrimiento de dos hermanas.

A mitad de camino hacía la casa se toparon con una chica de cabello celeste y con un tatuaje en su brazo derecho vestía cómodamente ya que estaba recogiendo mandarinas pero cuando los vio se levantó y apuntó el cuchillo hacía ellos bastante rápido.

Nami se sorprendió de la agresividad de su hermana pero teniendo en cuenta por donde estaban llegando debía reconocer que Nojiko era cuidadosa y por lo que podía ver bastante hábil.

Ni bien vio a su hermana bajó el cuchillo y salió corriendo hacia ella para abrazarla – Nami me alegra que este bien – dijo contenta, luego vio a los demás y estrechó los ojos – ¿quiénes son ellos? – se quedó un momento más viendo al guapísimo hombre que los lideraba antes de volver a ver a su hermana.

Le sonrió y tomándola de la mano jaló a la peli azul hacía la casa – te cuento en la casa.

Luffy tomó con facilidad la canasta llena de mandarinas y siguió al par de hermanas, como había pensado antes Nojiko era tan tenas y fuerte como Nami y si pensaba de forma física increíblemente hermosa igual que su navegadora.

– O Nojiko-chan creo que me he enamorado – dijo Sanji bailando mientras caminaba – pensé que la isla de las sirenas se encontraba en el Grand Line pero no está aquí justo frente a mí, Kaya-chan, Makino-chan, Nami-chan y Nojiko-chan soy un hombre afortunado por tenerlas en mi vida.

Todo el mundo lo ignoró como comúnmente hacían y siguieron a las hermanas hasta la casa, no era muy grande pero era suficiente para dos chicas.

Nami y Nojiko se sentaron en la mesa mientras los demás se paseaban por la pequeña casa viendo lo… austera que era, claramente ninguna se sentía demasiado a gustó en el lugar por lo que no se había tomado el tiempo para hacerla más hogareña, Luffy era el único que sabía porque ambas se sentía de ese modo allí.

– Bueno Nami ahora si dime ¿quiénes son estas personas y qué hacen aquí? – Se recargó en la mesa acercándose a Nami para susurrar – sabes lo que ocurre aquí, si Arlong lo descubre…

– Tranquila – dijo Nami colocándole una mano en el hombro – estos son mis… amigos – presentó a cada uno de ellos rápidamente – Luffy se ofreció a acabar con Arlong…

La peli azul saltó de su lugar rápidamente al oír eso mientras fruncía el ceño molesta – que estás diciendo – gruñó mirando a su hermana luego posó sus ojos en Luffy – ¿sabes en lo que te estas metiendo? Arlong es un monstruo, un Gyojin que nos ha aterrorizado por años…

El azabache colocó un dedo en los labios de Nojiko callándola y sonrojándola al instante, Sanji se tragó un insultó solo porque sabía este era un tema delicado – se exactamente quién es Arlong – comentó suavemente casi en un susurró pero su voz se esparcía por la casa como si estuviera gritando – perteneció a una banda piratas de Gyojins mucho más poderosa y vino aquí escapando de alguien más fuerte, mi plan es llegar a la cima por lo que me he entrenado para luchar contra personas mucho más poderosas, Arlong… Arlong solo es una mota de polvo en mi camino.

La habitación se quedó en silencio mientras todo el mundo asimilaba lo dicho – ¿te refieres a personas como Mihawk? – preguntó Zoro.

Luffy asintió – Mihawk es solo uno, perteneciente a un grupo de piratas que trabaja para el gobierno, son conocidos como Shichibukai y son siete, es uno de los tres poderes que mantienen el mundo estabilizado, el segundo por supuesto es la fuerza militar, la Marina liderados por el Almirante de Flota Sengoku y los tres Almirantes, Akainu, Aokiji y Kizaru, después de estos dos grupos está el perteneciente a los piratas conocidos como los Yonkō – se sentó relajado en una de las sillas – si quiero llegar a la cima tengo que derrotar y ser más fuerte que todos los que pertenezcan a estos tres grupos… Arlong no es nada comparado con estas personas increíblemente poderosas.

– Bueno, después de ver tu enfrentamiento contra Mihawk tengo que darte la razón – murmuró Gin.

Nojiko veía de uno a otro sin saber de qué hablaban – están locos.

Nami se rió suavemente pero asintió – pero Gin tiene razón Luffy se enfrentó a uno de estos Shichibukai sea lo que sean y puedo dar fe de que cuando el enfrentamiento contra Arlong termine estaremos libres.

Las lágrimas se acumularon en sus ojos pero eran de alegría, felicidad y gozó en lugar de sufrimiento como habían sido durante años.

La peli azul miró de ella hacía Luffy y también comenzó a llorar, para que Nami confiara en este chico debía ser por algo, la esperanza era una de las cosas más contagiosas que podía existir y ahora con la simple muestra de confianza de Nami para este chico la suya se elevó hasta el cielo.

Estaba por hablar de nuevo cuando oyeron gritos desde fuera, Nami y Nojiko se regresaron a ver preocupándose, si eran los Gyojin la pelea terminaría en medio del pueblo – quédense aquí – dijo Nami mientras Nojiko y ella salía de la casa.

Para asombro de las dos chicas no eran los Gyojin sino un grupo de marines liderados por un hombre con cara de rata – una de ustedes es Nojiko – dijo el… la rata con una sonrisa que les dio escalofríos.

La peli azul dio un paso adelante y asintió – esa seria yo.

– Perfecto, se han reportado muchos robos por parte de su hermana, Nami me parece que la llamaron, como los reportes han dicho que los robos son hacía piratas dejare a ambas libres pero tengo que confiscar el dinero robado.

Las dos chicas y Genzō que había traído a los marines hasta allí gritaron llenos de enojo – hay un grupo de piratas viviendo en la isla ¿por qué no hacen algo con eso? en lugar de confiscar el dinero que sirve para salvarnos – gruñó el hombre.

Nezumi se rió mientras movía su mano pareciendo desinteresado – no he oído nada sobre eso – luego miró a sus hombres y les hizo un gestó – revisen la casa y encuentren el dinero… no debe ser muy difícil encontrar cien millones de Beris.

Volvieron a gritar hasta que Nami se dio cuenta lo que dijo el marino – ¿cómo sabes que son cien millones de Beris? – preguntó estrechando los ojos.

– Suerte – respondió Nezumi sonriendo.

Los gritos de dolor se escucharon dentro de la casa y casi enseguida salieron los chicos cargando a los marines inconscientes – pero mira que tenemos aquí – murmuró Luffy sonriendo sádicamente – la clase de marines que me encanta encontrar – lanzó los cuerpos de los marines que tenía en las manos riéndose internamente del miedo e indignación que estaban plasmados en el rostro de la rata – parece que tenía razón Nami, Arlong no va a respetar el acuerdo que tenían.

– ¿Quién eres tú? – gruñó Nezumi furioso porque alguien frustrara el que consiguiera esos cien millones de Beris – sabes quién soy yo, no te conviene enfrentarte a mi chico.

Todo el mundo se rió mientras los marines que restaba apuntaban sus rifles hacía ellos – no, no… no sabes con quien te estas metiendo tú – dijo Gin haciendo que Nezumi lo vea y se ponga pálido.

– Eres… eres Gin de los piratas de Krieg ¿qué haces aquí?

– Siguiendo a mi nuevo capitán – respondió mientras tomaba una de sus tonfas – será mejor que se marchen si no quieren sufrir.

Nezumi sonrió nuevamente y levantó su mano – no saben en lo que se están metiendo – miró a sus hombres y bajo la mano – ¡disparen!

Antes de que pudieran apretar el gatillo rayos chocaron contra las armas derritiendo los cañones y haciendo que las armas exploten – los niños no deberían jugar con armas podrían lastimarse – dijo Luffy, enseguida dejo que una ola suave de Haki recorra el lugar para dormir a los marines y Nezumi.

Genzō y Nojiko los veían asombrados mientras Nami temblaba del enojo – ese hijo de puta se atrevió a…

Makino le colocó una mano en el hombro para calmarla – tranquila nos encargaremos de ellos y todo arreglado no sirve de nada el estresarse por este tipo de cosas… ni siquiera consiguieron el dinero.

– ¿Nami quiénes son estas personas? – Genzō lanzó una mirada de muerte hacía Luffy y se acercó hacía la akage – ¿en verdad son piratas?

– Sí, lo son pero no te preocupes son diferentes – Nojiko lo calló porque no sabía qué demonios había hecho Luffy para dejar inconscientes a todos esos marines tan fácilmente además de que había visto los rayos saliendo de sus dedos y no quería que su padre postizo sea el que los recibiera – ¿cómo hacemos esto?

Todo el mundo tenía sus armas aunque a Usopp le temblaban las piernas y Kaya miraba a todos preocupada – simple en verdad – dijo Luffy encogiéndose de hombros – vamos a donde este Arlong le pateó el trasero al pescado de mierda mientras ustedes se hacen cargo de los demás ya después podremos preocuparnos por estos marines aunque me estoy tentando a darle esa rata a Cerbero.

Los demás asintieron de acuerdo – entonces vamos les voy a mostrar donde esta Arlong Park.

Comenzaron a caminar siguiendo a la akage, Nojiko y Genzō se quedaron un momento allí quietos sorprendidos antes de correr para alcanzarlos.

Llegaron al pueblo en unos cuantos minutos, todo el mundo estaba afuera esperanzados por que los marines hicieran algo con Arlong pero se sorprendieron cuando regresaron Nami y otras personas pero los marines no estaban por ningún lado – recojan sus armas, Arlong rompió el trato con Nami – los pueblerinos jadearon de la sorpresa pero asintieron – lucharemos así muramos… esto no es solo por nosotros sino para Nami también quien se sacrificó por nosotros… ¿alguna objeción?

Todos corrieron a coger sus armas mientras Nami veía sorprendida y asustada, no quería que su pueblo se involucrara – Johnny, Yosaku no soy su capitán pero como su amigo espero que mantengan a estas personas lejos de la pelea que vamos a llevar.

Nami y Nojiko lo regresaron a ver, la primera agradecida mientras que la segunda completamente sorprendida.

Johnny y Yosaku asintieron, siguieron caminando dejando atrás a los pueblerinos seguros de que ambos evitarían que se metieran en la pelea. Luffy estaba lleno de energía el aire parecía vibrar y se distorsionaba con cada paso que daba, las manos le picaba por el deseo de pelear y podía sentir como algo dentro de él se removía salvajemente resonando por su deseo de sangre, en específico la sangre de Arlong.

Sus Nakamas lo regresaban a ver cada poco tiempo sintiéndose inseguros por la energía que estaba exudando Luffy, no se imaginaban lo que le iba a hacer a Arlong pero de seguro no sería nada bueno.

Nami estaba en una feria de solo pensar en lo que Luffy le haría al pescado que la había torturado por ocho años.

Llegaron a una puerta de cemento con diseños marinos, Johnny y Yosaku se dieron la vuelta tomando sus espadas para no dejar a ningún lugareño pasar, mientras Luffy sonreía de una manera que causo estremecimientos en todos.

Dieron un paso atrás mientras Luffy lo dio hacía delante y trajo su brazo hacía atrás antes de enterrarlo en la puerta con toda su fuerza, la pared entera exploto en escombros desapareciendo la entrada y llamando la atención de los Gyojin que estaban allí reunidos y riéndose de quien sabe qué.

Los lugareños llegaron con un grito de guerra solo para ver con asombro la pared que ahora ya no existía – mierda – dijo Nojiko impresionada por lo que había visto.

– ¿Qué pasa? – preguntó Arlong molestó mirando hacía la puerta.

El aire vibró nuevamente mientras rayos salían del cuerpo de Luffy causando un extraño sonido, se levantó y miró a los Gyojin con su puño levantado – ¿quién de ustedes es Arlong?

La gente detrás tembló no solo por la pantalla de poder que estaba mostrando este hombre sino también por el tono utilizado – ¿Arlong? – preguntó el Gyojin azul con una extraña sierra por nariz – ese es mi nombre.

– Bien – dijo Luffy mientras comenzaba a caminar hacía el hombre pescado – he estado esperando por hacer esto…

– ¿Y quién eres tú? – preguntó Arlong sonriendo.

– Soy Luffy… un pirata – respondió con simpleza antes de ser detenido por dos Gyojin que ni bien pusieron sus manos sobre él fueron electrocutados hasta que el aire se impregno con el olor de carne cocinada, estaban muertos mientras Luffy daba un paso hacía Arlong – y soy el hombre que va a hacerte comer tu culo.

– Tú hijo de…

No pudo continuar con su frase cuando sintió lo que solo pudo comparar a una bola de demolición chocando contra su rostro, el cuerpo de Arlong salió volando llevándose con él un par de otros Gyojin y terminaron chocando contra la pared del fondo, la cabeza le zumbaba y solo escuchaba un pitido, no podía enfocar claramente las imágenes y se sentía increíblemente débil.

¿Qué mierda había ocurrido? juraba que hace solo unos minutos estaba hablando con Nezumi para que le quitara el dinero a Nami y ahora no podía ponerse de pie – ¡no vas a volver a hacer llorar a MI navegante pescado hijo de puta!

La expresión de su rostro hizo que varios Gyojin dieran pasos atrás antes de que fruncieran el ceño furiosos – maldito como te atreves a golpear a Arlong-san – gritaron todos los Gyojin saltando y preparados para matar al humano, se quedó en un intento cuando recibieron golpes con una extraña masa metálica.

– No se acerquen a nuestro capitán malditos insectos – gruñó Gin emocionado por pelear.

Los demás comenzaron a entrar también listos para la pelea, algunos de los piratas Gyojin miraron aburridos a los Mugiwara y en especial uno de ellos con la piel gris y cabello negro con unas extrañas aletas por codos miró a Nami – maldita perra traidora Nami.

La akage lo ignoró sonriendo de gusto al ver a Arlong completamente ido, clavado en la pared – así que ustedes son piratas chu – dijo otro de los Gyojin con una boca alargada muy extraña.

– Arlong-san no necesita preocuparse por ustedes, él será suficiente – murmuró otro con forma de pulpo, se dio media vuelta y uso su boca como trompeta.

Enseguida Mohmoo emergió de las profundidades y se puso a sudar al ver a Luffy – o es esa vaca de antes – comentó Sanji prendiendo un nuevo cigarrillo.

Luffy lo miró amenazador y dejo que su Haki hiciera el trabajo, la vaca se dio media vuelta lista para huir – Mohmoo ¿qué demonios estás haciendo? – preguntó Arlong ya recuperado y mirando a Luffy con venas rojas marcadas en sus ojos.

La vaca lo ignoró completamente Luffy era mucho peor que Arlong podía sentirlo en sus huesos, como plus una vez que estos piratas se deshagan de los Gyojin el estaría libre por fin, se sumergió y desapareció nuevamente, Arlong solo pareció enojarse más después de ser ignorado por esa maldita bestia.

– Ignoro a Arlong por el miedo a ese chico – comentó un viejo con un pañuelo negro y una cruz roja en la cabeza.

– Creo que algunas de sus características físicas se aplican a su forma de pelear – dijo Luffy cruzando sus brazos – Sanji enfréntate al pescado con aletas por codos, Usopp contra el bocón que de seguro es gay, Zoro parece que te toca el pulpo, Gin, Kaya, Nami, Makino encárguense de los débiles y Gin… – lo miró un segundo frunciendo el ceño – que nada les pase a Nami o Kaya.

Asintió viendo a la enorme cantidad de Gyojin con los que se enfrentarían – esto es aburrido pensé que tendrían alguien más fuerte pero los únicos que parecen algo aceptables son los que pelearan contra Sanji Y Zoro – se quejó Makino aburrida.

– No nos subestimes maldita humana inferior – gritó uno de los Gyojin apareciendo detrás de ella listo para golpearla.

Makino se dio la vuelta y pateó al Gyojin rápidamente causando un corte enorme en el abdomen si no fuera porque su piel era más dura que la de un humano sus órganos se hubieran derramado por el suelo.

Eso pareció empezar la pelea y los Gyojin se lanzaron como si acataran las órdenes de Luffy también porque se enfrentaron como él había dicho.

– Son bastante estúpidos si creen que podrán vencernos – dijo Kuroobi sonriendo – humanos inferiores no nos pueden derrotar.

Lanzó su enorme puño hacia Sanji que lo evitó fácilmente y lo atacó con una patada a la cara, Kuroobi detuvo la patada con su aleta y volvió a atacar.

Estaba claro que ninguno se iba a hacer daño si seguían de esa manera porque evitaban o detenían sus ataques mutuamente. A la final el primero en conectar un golpe fue Kuroobi que mando a volar a Sanji hasta atravesar la pared – esto se supone que es el poder de un Gyojin – dijo Sanji apareciendo nuevamente por el hueco sin el menor rasguño – "esto debe ser el resultado de esos cuatro días entrenando con Luffy, no sentí nada con ese ataque".

Kuroobi gruñó con sorpresa al ver al humano completamente bien – como es…

Salió volando escupiendo saliva, logró colocar sus pies en la tierra y miró hacía donde había estado parado, allí estaba Sanji con su pie estirado y las manos en los bolsillos – si tú eres uno de los más fuertes supongo que por eso están perdiendo tan fácilmente – murmuró soltando el humo del cigarrillo.

Kuroobi confundido vio alrededor notando como sus compañeros estaban inconscientes regados alrededor del lugar, notaba fácilmente que la rubia y Nami eran las más débiles del grupo pero estaban peleando de igual a igual con ellos de todos modos.

¿Desde cuándo Nami sabía pelear? ¿por eso es que había decidió traicionarlos o es que se había enterado del plan de Arlong? lo más seguro el idiota de Nezumi abrió la boca de más.

Gruñó molesto y se lanzó al ataque nuevamente – no te preocupes aún estoy calentando humano asqueroso.

Zoro estaba teniendo problemas soportando los ataques de Hachi pero usando solo una espada y con una herida que a pesar de todo aún no había cicatrizado bien, la cosa se estaba complicando – Johnny, Yosaku préstenme sus espadas – gruñó logrando evitar un nuevo ataque del pulpo.

Ambos le entregaron sus espadas rápidamente y se agacharon para esquivar a un par de Gyojin, enseguida los golpearon con sus puños y para su sorpresa mandaron atrás a sus contrincantes.

Habían estado entrenando con los Mugiwara por un tiempo pero no sabían que se habían vuelto tan fuertes.

Se agachó rápidamente y bailó a través de las espadas de Hachi haciendo lo que Luffy le dijo y sintiendo en todo momento a su contrincante, era parecido a lo que había hecho con Mihawk antes de pelear y solo podía hacerlo porque sabía el pulpo era más débil que él.

De todos modos tenía que estar tan concentrado que el sudor comenzaba a plagar su espalda y cara – no puedes conmigo pulpo deberías saberlo sin ni siquiera pelear.

Abrió los ojos sorprendido cuando entendió las palabras que Mihawk le había dicho – te voy a mostrar porque somos superiores a ustedes – dijo Hachi aunque no sentía en verdad ninguna clase de animosidad hacía los humanos.

– Esto no se trata de especies sino de habilidad – respondió Zoro colocándose su pañuelo en la cabeza – puedo sentir tu vacilación al momento de atacar… no crees en la basura que te dicen estos idiotas así que voy a ir suave contigo… nuestras espadas pesan diferente después de todo.

– Estás loco mis espadas pesan trecientos kilos cada una – dijo Hachi confundido.

Zoro negó con la cabeza sonriendo – no me refiero a eso…

El pulpo se colocó en posición apuntando todas sus espadas hacía Zoro y se lanzó hacía delante, Zoro soportó fácilmente el ataque pero lo que no se esperó es que el pulpo abriera sus espadas y luego le diera un cabezazo.

Por suerte para él su velocidad era mucho más alta ahora y logró inclinar el cuerpo hacía un lado para que la cabeza no chocara contra la herida que podía abrirse y complicarle la pelea innecesariamente, retrocedió un metro y atacó de regreso cortando los dedos del pulpo rápidamente y quedando a su espalda.

Hachi rugió de dolor mientras soltaba sus espadas – esta es la diferencia entre nuestras espadas – dijo Zoro.

– No voy a ser burlado – gritó Hachi recogiendo sus espadas – Rokutōryū…

Antes de que pudiera terminar Zoro ya estaba debajo suyo – Tatsu Maki.

Un tornado se formó enseguida llevándose consigo a Hachi, sus espadas fueron destrozadas y su piel fue cortada por todos lados, el ataque había sido devastador pero Hachi era bastante resiste por lo que estaría inconsciente por un tiempo, inconsciente pero vivo.

Kuroobi corrió hacía Zoro furioso porque un humano maldito hubiera derrotado a uno de sus hermanos pero Sanji apreció en medio golpeando con fuerza la aleta con la que se protegía el Gyojin, lastima para él que de tanto defenderse de ataques tan pesados su cuerpo empezara a fallarle.

Gritó de dolor mientras su brazo se dobló de manera extraña hacía atrás – hijo de…

– Tú pelea es conmigo pescado maldito – dijo Sanji tocando la punta de sus zapato con el cemento – te voy a enseñar a respetar a una dama.

– Te refieres a Nami – se burló mientras colocaba con dolor su brazo en donde pertenecía – esa mujer no es una dama, es una bruja que haría cualquier cosa por dinero.

Sanji se molestó e iba a atacar cuando fue empujado por la espalda por otro de los Gyojin, Kuroobi se rió y se aprovechó de la falta de equilibrio del rubio para atacar, cuando su puño estaba a centímetros de tocar a su contrincante apareció otro cuerpo y recibió el mismo.

Gin salió volando hacia el mar escupiendo saliva por el fuerte golpe, la verdad sea dicha había sido un maldito descuido, había golpeado al Gyojin que había golpeado a Sanji y por derrotar al primero de una vez por todas había terminado recibiendo un ataque de Kuroobi – o bueno… ¡Cerbero!

Cayó al agua con un chapoteo y algunos de los Gyojin lo siguieron sonriendo ante la ventaja que les estaban dando.

– Ja tu amigo está muerto – dijo Kuroobi mirando al agua antes de regresar a ver a Sanji – y tu pronto le seguí…

– Korie – dijo furioso mientras pateaba a Kuroobi en el cuello enterrándolo en el cemento – Epaaru – siguió pateando el hombro con una patada descendente – no te metas con mis Nakamas.

Kootoretto – continuó con su ataque golpeando en las costillas levantando a Kuroobi del suelo – Seru – enseguida atacó la espalda con toda su fuerza, sintió los huesos romperse y sabía que este Gyojin no volvería a caminar – Powatoriinu – cuando bajaba pateó el pecho enterrando al Gyojin nuevamente en el cemento – Gigoto – siguió haciendo que Kuroobi retroceda una par de metros aún tirado en el suelo.

Se levantó con dificultad y todo el mundo allí sabía que Kuroobi ya estaba inconsciente por los ojos blancos que estaba mostrando – maldito…

– Muuton Shuuto – terminó dando una vuelta sobre su pie izquierdo para luego golpear la cara de Kuroobi y mandarlo a enterrar en la enorme estructura que suponía ocupaban los Gyojin para vivir – ¿quieres un postre?

Zoro se rió mientras veía acercarse a los demás que ya había terminado con los Gyojin – como dije, aburrido – comentó Makino con los dedos llenos de sangre.

– ¿Donde esta Gin? – preguntó Kaya sitiándose orgullosa de ella misma por la buena pelea que les había dado a ese montón de Gyojin claro que estaba llena de cortes y moretones pero era de esperarse teniendo en cuenta que era su segunda pelea.

Zoro y Sanji regresaron a ver al agua con la boca abierta al recordar a su Nakama – ¡Gin!


Logró aspirar aire cuando cayó al agua así que no se preocupó mucho por eso pero se preocupaba cuando vio al frente suyo, había toda una horda de Gyojin moviéndose rápidamente de un lado para el otro.

Era más fuerte que ellos pero sus ataques se relentizaban dentro del agua, además de eso la velocidad de los Gyojin parecía triplicarse mientras la de él disminuía a la mitad como mínimo.

Vio a dos Gyojin acercarse rápidamente y logró poner sus brazos frente a la patada de uno de ellos pero el otro lo atacó por la espalda demasiado rápido para defenderse.

Se concentró en no abrir la boca para no dejar que el aire se desperdicie y lanzó un puñetazo a uno de los Gyojin que se acercó, lo evitó tan fácilmente que Gin casi gruñó de frustración, por lo menos se contentó haciéndolo mentalmente – humano patético – dijo uno de sus contrincantes.

– Aquí dentro no nos puedes vencer – continuó otro.

Todos se rieron del humano mientras lo atacaban rápido y por todos lados para no dejarlo reaccionar de cualquier manera – "estos hijos de puta son peores que nosotros" – pensó Gin recordando a su anterior tripulación – "bueno de ese modo no me lamentare por lo que va a pasar".

Justamente terminaba de pensar eso y Cerbero apareció debajo de ellos gruñendo con ira, podía conocer desde hace poco a Gin pero seguía siendo un miembro de la banda de Luffy así que no le gustaba que estos seres extraños que podían moverse en el agua lo golpearan.

– Es un Rey Marino – dijo uno de ellos con miedo.

Mohmoo era más grande pero un Rey Marino siempre sería mucho más vicioso y salvaje – te… tenemos que salir de aquí.

Cerbero no los dejo escapar moviéndose a una velocidad segadora y partiendo por la mitad a uno de los Gyojin más lejos para evitar que escaparan – se lo comió de un bocado.

Retrocedieron sin tomar en cuenta que Gin se había acercado y con una patada lo suficientemente fuerte para estos débiles alejo a un par – maldición, humano asqueroso – gritó el Gyojin mientras se daba la vuelta para golpearlo.

No tuvo tiempo de hacerlo ya que Cerbero apareció detrás comiéndoselo de un solo bocado – está ignorando al humano – murmuró uno de ellos sorprendido al ver como el Rey Marino se comía a sus hermanos alrededor del humano e incluso parecía defenderlo.

– Hasta en eso somos mejores ja – se rió uno de ellos.

Lo regresaron a ver como si fuera un idiota pero no pudieron decirle nada cuando Cerbero se lo comió – huyan, hay que salir del agua.

Comenzaron a nadar rápidamente hacía la superficie ignorando los gritos de los rezagados solo por el miedo a ser comidos ellos mismos, la mitad de la mitad de los Gyojins que entraron al agua salieron con vida completamente aterrados, fueron derrotados igual de rápido por los demás Mugiwaras para enojo y frustración de Arlong.

– ¿Qué sucede? – rugió molesto.

Recibió su respuesta cuando Gin salió del agua jadeando del cansancio sobre la nariz de Cerbero, los lugareños gritaron de miedo pero se quedaron por la curiosidad al ver a Gin encima.

– Yo – dijo Gin saltando hacía el suelo.

– Creíamos que estabas muerto – dijo Zoro aburrido.

– ¡Por lo menos preocúpate un poco! – gritó Gin molesto ante su falta de reacción.

– ¿Qué mierda está sucediendo aquí? – susurró Arlong decidiendo entre sentirse molesto o aterrado porque un Rey del Mar estuviera ayudando a estos piratas.


Miró por encima de su hombro sonriendo mientras veía al Gyojin por fin marcharse, Luffy debía estar loco si quería luchar contra estos seres tan poderoso no había forma de que los vencieran.

Había tenido que falsificar su muerte para que este tipo lo dejara en paz, sus disparos de agua eran mucho más rápidos y poderosos que cualquier cosa que el pensara en hacer, por suerte escapó y ahora solo tenía que buscar la manera de que sus Nakamas lo crean una pobre alma en pena que simplemente no había logrado vencer a su oponente.

Lo sentía por Nami pero él no era un monstruo con súper fuerza como Zoro, Gin, Sanji, Makino y en especial no era tan endemoniadamente fuerte como Luffy.

Después de todo él se había enfrentado a los piratas de Krieg desde lejos sin involucrarse activamente en la lucha, pero bueno era un francotirador después de todo siempre estaban mucho más seguros desde lejos.

Se levantó viéndose a sí mismo embarrado con salsa de tomate que se parecía mucho a la sangre, una trampa perfecta.

El rostro molestó de Luffy le vino a la cabeza completamente aterrador porque no podía ponerse de pie por sí mismo y luchar por su vida, hablaba mucho, tenía una boca enorme pero nunca podría plasmar esas palabras en acciones, su imaginación terminó con un Luffy diciéndole que no quería volver a verlo porque solo causaría vergüenza a los Mugiwara.

Enseguida apareció Nami con ojos rojos por haber llorado pero mostrando la misma furia de Luffy, recriminándole que siendo Nakamas no pudo poner un poco de su parte para ayudarla.

Por último y la que más lo impacto fue Kaya, nuevamente furiosa con él, incluso ella se había hecho más fuerte ya que pudo, con algo de dificultad y con ayuda, pelear contra los piratas de Krieg y ahora estaba luchando junto a Nami y Makino contra esos mismos Gyojin de los que él estaba huyendo.

Kaya estaba resultando ser más una guerrera del mar que él y eso que ese era su sueño.

Comenzó a llorar sabiendo que no merecía estar en la nave del que se convertiría en el Rey Pirata, sabía que era un debilucho que solo corría y nunca se enfrentaba a las cosas… pero… para eso había salido al mar.

Se dio la vuelta viendo al Gyojin que cada vez estaba más lejos… sería la última vez que correría, quizá pueda utilizar esa velocidad que tenía para alejarse lo suficiente para contra atacar pero no correría nunca más, se convertiría en un bravo guerrero del mar y sería un digno tripulante bajo las ordenes de alguien tan tenaz como Luffy.

Tomó su resortera y apuntó mientras se levantaba – ¡oye! – gritó con furia y decisión, Chuu se detuvo y lentamente comenzó a darse la vuelta solo para ser recibido por un huevo en los ojos.

– ¡A mierda arde! – gruñó limpiándose el huevo podrido de la cara, ni bien pudo ligeramente enfocar su mirada fue recibido por una piedra que estaba seguro casi le revienta un ojo – ¡carajo!

– A donde crees que vas maldito – dijo Usopp sintiéndose más seguro ahora que estaba en ventaja al haber eliminado su capacidad de ver – yo soy el gran Capitán Usopp con una flota de ocho mil hombres detrás de mí, soy un francotirador experto y…

Se calló cuando Chuu aspiró el agua de la piscina a su lado derecho hasta que su estómago estaba mucho más abultado que antes – Mizu Taihou – gruñó antes de lanzar una explosión enorme de agua desde su boca.

Usopp se sorprendió y asustó de lo que se le venía encima salió corriendo por su vida gritando como niña y se escondió entre los arboles – ¿qué demonios? – se preguntó susurrando para no llamar la atención de Chuu – ¿cómo me moví tan rápido?

Siempre había sido rápido ya que era un cobarde pero ahora se había movido algo más rápido que de costumbre, para su sorpresa tampoco estaba cansado.

Sonrió con prepotencia y decidió aprovecharse de esto, corrió hacía el camino viendo a Chuu limpiándose los ojos y gritó – Hissatsu Tabasco Boshi – la bala de salsa extra picante entró directo entre los labios de Chuu quien comenzó a echar fuego por la boca de lo picante que estaba, lanzó hábilmente una botella de licor que se le había robado a Zoro, le tapó la salida del fuego gracias a la salsa picante, claro que como era licor, Chuu al tragar el licor comenzó a ser quemado desde dentro.

Escupió la botella rápidamente y caminó hacía la laguna solo para darse cuenta que ya no había agua ya que se la había tomado para su anterior ataque – mierda – murmuró con la garganta completamente destrozada y podía sentir que sus órganos también se estaban friendo.

– Hissatsu Kaen Boshi – gritó Usopp lo suficientemente cerca para que la explosión resultante sea más efectiva pero no tanto para quemarse él también.

Como esperaba su bala explotó envolviendo en fuego a Chuu que se lanzó al suelo intentando apagar el fuego que solo parecía empeorar al calor que ya sentía en sus intestinos, estaba literalmente siendo cocinado – ¡te voy a matar! – gritó lleno de rabia.

– Solo si puedes tocarme – dijo Usopp ya sobre él gracias a su velocidad – Usopp Hammer.

El martillo pequeño con el que hacía sus invenciones cayó sobre la cabeza de Chuu con la suficiente fuerza para romper un cráneo humano, claro que este no era un humano así que lo golpeo un par de veces más… o unas veinte para estar seguros de que se quede tendido.

Cuando terminó vio al Gyojin inconsciente y sonrió con victoria mientras sus ojos volvían a llenarse de lágrimas pero no se permitió regarlas, por primera vez había vencido sus miedos y gracias al entrenamiento de Luffy tenía las bases que se convertirían en armas propias en el futuro con las que podría convertirse en un bravo guerrero del mar – ¡lo hice! – gritó con toda su fuerza antes de salir corriendo nuevamente hacía Arlong Park.

Estaba increíblemente orgulloso de sí mismo y no podía esperar a volverse más fuerte para poder decir con seguridad y confianza que pertenecía a los Mugiwaras la banda pirata del Rey de los Piratas.

Llegó a Arlong Park algo cansado por todo el trayecto que había recorrido pero en mucho mejor estado físico del que había soñado obtener, sonrió aún más cuando se dio cuenta que sus Nakamas ya había acabado con los otros Gyojin – Usopp allí estas – comentó Kaya sonriéndole.

– Vencí fácilmente a ese pescado – sacó pecho orgulloso y miró a Sanji – creo que puedo ser el chef de este barco también porque acabo de cocinar un… – se detuvo un momento pensando en que era ese Gyojin – ¿pez trompa? no, quizá ¿trompeta del mar?

Todos se rieron pero estaban contentos con que Usopp comenzara a mostrar avances también – ¡humanos inmundos! – gritó Arlong furioso y comenzando a levantarse – ¡cómo se atreven a asesinar a mis hermanos!

Luffy se adelantó un poco y miró a uno de los cuerpos en el suelo – es realmente sencillo la verdad – comentó sonriendo – pero si quieres te puedo enseñar – pateó al Gyojin tan fuerte que lo mando a volar hacía un Arlong realmente enojado – después de todo tú vas a morir por lo que le hiciste a MI navegante.

Arlong comenzó a reírse antes de mirar a Nami – cuantas veces has intentado matarme Nami, veneno en mi comida, asesinarme mientras duermo… ¿pudiste matarme? – se burló con una sonrisa que solo puso furiosa a la akage – ya deberías saber a estas alturas que no podemos ser asesinados por una humana insignificante… jamás podrás matarme… jamás podrás escapar de mi… seguirás siendo mi cartógrafa hasta que yo lo decida, encuentre una mejor o me canse de ti y te venda a algún marine arrogante.

Luffy comenzó a reírse pero a diferencia de la risa estruendosa, cálida y hasta infantil que solía tener para su grupo está risa era oscura, llena de malas intenciones y de un borde asesino.

El aire volvió a vibrar causando ese extraño sonido e incluso distorsionando el aire a su alrededor – eso sucede cuando el aire se calienta a un temperatura demasiado alta – dijo Genzō sorprendido.

– Acabas de cavar tu tumba definitivamente – dijo Luffy en un susurró tan bajo que apenas deberían poder oírlo pero incluso de ese modo recorrió todo el lugar – ves ese Rey Marino… tú vas a ser su comida pero como no quiero que se enferme porque tiene un estomago delicado tengo que moler y cortar la carne hasta que sea lo suficientemente pequeña y suave… así que por favor no entres al agua o te comerá antes de que lo haga.

Arlong siguió sonriendo y se lanzó hacía Luffy con toda su fuerza para mostrarle a este ser inferior la fuerza de un Gyojin – muere – gritó cuando estaba cerca.

Luffy sorprendentemente agarró la mano de Arlong con la suya propia y solo se arrastró unos cuantos centímetros atrás – ¿esa es la supuesta fuerza superior de un Gyojin? – preguntó aburrido.

– Acaba de parar el golpe de Arlong con su mano desnuda – susurró Nojiko completamente sorprendida.

El azabache levantó su puño izquierdo y golpeo a Arlong que nuevamente salió volando escupiendo sangre, por lo menos ahora estaba más preparado para el ataque y logró inclinarse hacia atrás para evitar una gran cantidad de daño lo que le permitió recobrarse rápidamente y lanzarse hacía el mocoso con furia.

– Shark on darts – gritó y salió disparado hacía Luffy el cual ni siquiera se tomó la molestia de evitarlo.

Ya estaba festejando su victoria cuando atravesó su cuerpo como si fuera aire y terminó clavándose en el cementó detrás de el – ¿¡que!? – gritaron los lugareños completamente sorprendidos.

– Ese tipo de ataques no me afectan – dijo Luffy mientras aparecía sumamente rápido a un lado de Arlong – pero esto a ti si – continuó pateando a Arlong en las costillas enterrándolo en Arlong Park con un grito de dolor, sonrió porque aunque no estaba usando Haki sabía que algunas costillas se habían rotó después de ese ataque.

– Le está dando una paliza – murmuró uno de los pueblerinos.

Salió caminando como si nada a pesar del dolor y miró con furia hacía el mocoso que lo estaba golpeando como solo ese maldito Almirante de la marina lo había hecho – ¿no sabes la diferencia entre nuestras razas cierto? – preguntó con una risa ligera – nosotros fuimos bendecidos por los dioses con más fuerza, poder, respirar tanto en mar como en tierra y con habilidades que un humano no podría soñar en obtener – se metió la mano a la boca y saco su dientes que volvieron a crecer enseguida – mis dientes pueden volver a crecer y cada que los hagan serán más fuertes – se rió y volvió a lanzarse al ataque.

– Un idiota nunca aprende ¿cierto? – murmuró Luffy pero ahora en lugar de dejar que lo traspase decidió mostrarle la verdadera fuerza a este patético pescado.

Cuando estaba cerca esquivó hábilmente los dientes de Arlong y dando una media vuelta pateó la mandíbula de Arlong que salió volando hacía un lado con sus dientes partiéndose fácilmente.

– ¡Rompió sus dientes! – volvieron a gritar los lugareños más Johnny y Yosaku.

Arlong molestó dejo que sus dientes volvieran a creces – Shark on darts – gritó con la esperanza de que su afilada nariz le hiciera algo.

Para su mala suerte ese tipo de cosas no serviría nunca en Luffy si no podía ni siquiera usar Haki o tenía una fuerza superior como la que te daba un arte marcial como el Rokushiki o un hábil manejo del Karate Gyojin – Tekkai – dijo endureciendo su cuerpo y agarrando la nariz del pescado siendo arrastrado solo un poco – así que estas muy orgulloso de esta nariz cierto.

Levantó su brazo derecho usando toda su fuerza la cual fue tal que la camisa se rasgó y mostró los músculos abultados y las venas marcadas, Arlong abrió los ojos sorprendido antes de que salió volando nuevamente.

Todo el mundo pudo escuchar el desgarro mientras veían como Luffy se queda con la nariz en su mano.

La sangre se esparcía como río desde lo que ahora era un orificio en la cara del pescado y este mismo se retorcía adolorido agarrándose la cara en un intento inútil por parar el sangrado – eso tiene que doler – dijo Makino con una sonrisa.

– Ahora entiendo por qué saliste corriendo con la cola entre las patas hacía el mar más débil de todos – dijo Luffy acercándose – eres tan débil que necesitaban estar aterrorizando a gente que a duras penas sabe lo que es un arma para poder satisfacer tu necesidad de sentirte superior, algo que lógicamente no obtendrías nunca en el Grand Line… patético.

– ¡Silencio! – gruñó Arlong mientras se daba la vuelta con la cara llena de sangre y con un poco de agua en su mano – ¡Uchimizu!

Luffy abrió los ojos bastante sorprendido por que Arlong pudiera moverse, por suerte era más rápido por lo que cruzó los brazos sabiendo que a pesar de ser él mismo de agua algo tan condensado como esa cosa haría bastante daño.

La bala de agua golpeo en sus codos con un estruendo que lo mandó a volar y le entumeció los brazos – ¿qué fue eso? – preguntó Gin confundido no había visto nada pero Luffy de repente estaba volando lejos, sabía que nada físico podía dañarlo por lo que tenía que ser alguna clase de técnica especial.

– Fue algo como una bala de agua babosa – dijo Usopp, tenía el mejor ojo de la tripulación y por lo tanto pudo verlo más fácilmente – aparte de eso la velocidad condensa el agua lo suficiente para hacerle daño.

– Este Gyojin no es como los otros – murmuró Zoro.

– Vaya parece que no eres tan inútil como pensé en un comienzo – comentó Luffy sonriendo y moviendo sus manos para deshacerse de esa sensación tan molesta – pero sigue sin ser suficiente.

Arlong se rió mientras se levantaba y dejaba que una especie de baba formada de agua se escurra desde sus dedos – ya lo veremos insecto… para humanos como ustedes no necesito usar mis manos – volvió a lanzar esa cosa extraña y Luffy solo tuvo que inclinar la cabeza para evitarla.

Podía hacerle daño con eso pero mientras sus reacciones sean más rápidas, pudiera ver el ataque y si utilizaba su Haki podía evitarlo tantas veces como fueran necesarias, aunque era un ataque interesante tendría que ver si podía hacer algo como eso él mismo.

Desapareció con Soru apareciendo justo debajo de Arlong – veamos si entiendo esta cosa – en su mano se formó el agua aunque no era esa cosas babosa y la lanzó con todas sus fuerzas.

Frunció el ceño cuando supo que no era parecido a lo que había hecho el Gyojin pero fue suficiente para sacarle el aire por la fuerza con la que la bala de agua golpeó y lo arrastró un par de metros – ¿copió su ataque? – preguntó Genzō.

– No estuvo ni cerca – respondió Makino aunque sonreía porque el Gyojin acababa de darle un nuevo ataque a su novio, lo conocía muy bien y sabía que no pararía de intentarlo hasta que le saliera a la perfección e incluso mejor.

– Tch mierda es más difícil de lo que parece – luego miró a Arlong que se retorcía en el suelo ensangrentado y respirando con dificultad – ¿o es algo en su piel? – caminó hasta estar a un lado del Gyojin quien lo atacó ni bien estuvo cerca, Luffy se movió a un lado y tomó la muñeca del brazo antes de doblarla para que el brazo se rompiera y la mano quede del otro lado completamente – veamos.

– Está estudiando su piel y para hacerlo le rompió el brazo – dijo Nojiko impresionada, de todos modos sonreía al ver el sufrimiento y la humillación que estaba recibiendo Arlong.

– Esta algo húmeda pero por lo demás no parece diferente – dijo Luffy confundido – quizá solo tengo que cambiar la composición del agua.

– ¡Maldito! – gritó Arlong intentando patearlo.

Saltó evitando la pierna y luego apuntó su dedo hacía ambas piernas – Shigan – utilizó su elemento rayo para acelerar el ataque lo que le permitió golpear las dos piernas varias veces en segundos, pero el defecto era que se movía tan rápido que no podía controlar donde golpeaba.

Arlong gritó de dolor cuando sintió como algo se metía en su carne increíblemente rápido dejando varios orificios en sus muslos y pantorrillas incluso sabía que una había perforado el hueso de la rodilla.

– Como sea esto no es para un nuevo ataque por más interesante que este fue, es para hacerte pagar así que…

Volvió a patearlo incrustándolo en Arlong Park una vez más pero ahora lo hizo más fuerte para que las costillas terminaran de romperse, incluso el público hizo una mueca cuando escucharon el crujido de los huesos.

Luffy lo siguió con tranquilidad, lo encontró a un lado de una espada enorme que suponía había salido volando junto con el cuerpo del pescado – vas a pagar por esto – dijo Arlong levantándose con dificultad, tenía que dárselo era bastante tenaz y decidido.

Tomó la espada y volvió a atacar con toda la fuerza que pudo reunir, el azabache eludió el ataque con facilidad y lo pateó en el abdomen haciéndolo levantarse y traspasar dos pisos por encima – una vez más… no te enfureces tanto esos ataques no sirven en mí.

Arlong se rió, volvió a ponerse de pie y apuntó su dedo por sobre su cabeza – un piso por encima de nosotros está el cuarto de cartografía con todos los mapas que Nami ha dibujado para mi… ella es una gata en medio de un montón de ratas – escupió sangre hacía los pies de Luffy – miles de mapas con los que puedo fácilmente apoderarme del mundo… ¿crees poder utilizarla mejor que yo?

Luffy había dejado de escuchar al pescado cuando hablo del cuarto a pesar de que su cerebro registró sus palabras, miró al techo y convirtiéndose en un rayo atravesó el mismo y se paró en medio de un cuarto lleno de mapas.

Por alguna razón estar allí lo hacía sentirse más furioso de lo que había estado en su vida – este es el lugar que tengo que destruir para mantener su sonrisa – susurró mientras su esclerótica se pintaba de negro y su pupila cambiaba a rojo sangre, el deseo de sangre y el instinto asesino comenzaron a salir en olas enormes de su cuerpo plagando no solo el lugar sino la isla entera.

– ¿Qué… qué pasa? – preguntó Kaya aterrada.

– Luffy está furioso – respondió Makino.

En ese momento un escritorio salió volando de una de las ventanas superiores asustando a todos más de lo que ya estaban antes. Arlong apareció furioso pero dio un paso atrás aterrado cuando sus ojos conectaron con los de Luffy – ¿qué… qué eres tú?

La sonrisa sádica que le dedicó lo hizo caer de trasero y orinarse encima como si fuera un niño pequeño mojando la cama – tu peor pesadilla – respondió Luffy mientras comenzaba a cargar el lugar con rayos que vibraban haciendo temblar la estructura entera por el simple sonido.

Se convirtió en rayo nuevamente disparándose hacía el cielo llevando consigo el techo del lugar que cayó al suelo con un estruendo.

El cielo se oscureció enseguida plagándose con nubes tan negras y espesas que parecía la escena del apocalipsis, comenzó a llover enseguida y el viento corría tan frio que el agua se convertía en hielo, lo sorprendente es que solo estaba ocurriendo en las inmediaciones de Arlong Park.

– Arashi, Arashi no… – la voz de Luffy retumbó por toda la isla como si fuera alguna clase de dios cayendo sobre la tierra, la cara del chico se formó de entre las nubes solo que la cara tenía una forma extraña como si fuera un demonio tomando prestado el cuerpo del azabache, con el viento, el rayo y el agua turnándose para aparecer cada pocos segundos – ¡Susano!

Su boca se abrió y de ella salió disparado una especie de torbellino formado por los tres elementos que rugieron tanto como la voz de Luffy antes y chocaron contra Arlong Park con la fuerza de un titan.

Fueron lanzados por el aire mientras veían como lo que antes era una estructura que causaba miedo al que la viera desaparecía como si nunca hubiera existido solo para dejar detrás un humeante cráter que pronto comenzó a llenarse de agua, por suerte Cerbero había nadado lo más rápido posible alejándose cuando sintió el peligro que estaba a punto de desatarse sobre ellos.

Cuando pudieron ponerse de pie nuevamente y caminaron hacía el lugar se sorprendieron de ver a Luffy parado en el agua tomando del cuello a un Arlong quemado completamente y tan destrozado que a duras penas podían reconocerlo como el que alguna vez había sido su peor pesadilla.

– Cerbero – llamó Luffy, el Rey Marino apareció rápidamente relamiéndose los labios al ver su alimento en manos de su… suponía que también era su capitán ya que así lo llamaban todos – no lo corte pero estoy seguro que la carne es lo suficientemente suave.

Luego lanzó el cuerpo hacía Cerbero que comenzó a masticarlo con satisfacción, la escena sacada de una película de terror no les importó mucho a los residentes de la villa Kokoyashi, su captor había muerto por fin y ellos eran libres.

Gritaron llenos de regocijo y salieron corriendo para poder avisar en las otras islas que Arlong Park había cai… desaparecido y podían festejar el que por fin fueran libres.

Por su parte Luffy caminó hasta donde se encontraba su banda, más Nojiko, quien para sorpresa de todos se lanzó a sus brazos y lo besó en los labios, no tuvo tiempo de responder o de escuchar lo que Sanji le estaba gritando porque se desmayó aún con sus labios unidos a los de la peli azul.


Y aquí está el capítulo, yo personalmente lo disfrute mucho, odio a Arlong y sigo creyendo que es el único enemigo al que Luffy en verdad asesino en el canon, claro que eso no se explica, yo por otro lado lo hice bastante claro, Arlong iba a pagar con su sangre el haber hecho sufrir a Nami.

Espero que los que se decepcionaron de la derrota de Krieg tan sencilla disfrutaran que Arlong en verdad haya sido humillado completamente.

Eso si este capítulo no fue nada sencillo, quería poner perspectivas de todo el mundo para mostrar un poco de la fuerza que han ido ganando pero si lo hacia el capítulo se hubiera extendido muchísimo, ya como esta me extendí del máximo de 25 páginas que es mi máximo autoimpuesto.

Este capítulo tiene 27 páginas y es el capítulo más largo que he escrito en todos los fics que he hecho.

Eso sí logre colocar un par de perspectivas de los miembros de la banda, la más fácil y al mismo tiempo difícil de escribir fue la de Usopp, si soy sincero el tipo no me agrada para nada y si no fuera porque ha demostrado ser un excelente francotirador, creería completamente que es solo un espacio ocupado infructuosamente en el mundo y está gastando el oxígeno de gente que puede necesitarlo.

En todas y cada una de las sagas siempre me cabrea y me dan ganas de que se muera de una vez por todas.

En especial en esta saga y la saga de Dressrosa, es un cobarde desgraciado, por eso mismo fue tan difícil de escribir esa parte a pesar de que también fue sencilla porque es una persona bastante… básica, podríamos decirlo.

Usopp no es muy profundo, simplemente es un cobarde con buena puntería y buen ojo.

También aproveche este capítulo para darle algo más de trascendencia a Cerbero, ya era hora de que el Rey Marino comenzara a luchar también y que mejor que contra los Gyojin que serían más sencillo de devorar ya que estaban en medio del mar y como explique en el cap mismo, un Rey Marino siempre será más vicioso que un monstruo marino como Mohmoo.

Como último punto según lo que he buscado en internet, Luffy va a tener una presencia o entidad, digámoslo así, formada por su Haki, algo así como el Ashura de Zoro.

Para Luffy en el canon lógicamente va a ser Sun Wukong, quise darle algo parecido y el Susano en el sintoísmo es el dios de las tormentas por lo tanto tiene un lindo anillo allí para ser la representación del Haki de Luffy junto con su fruta del diablo que influye mucho en lo que Luffy es como persona, como ser.

La aparición de Susano claro esta va a tener sus consecuencias que veremos en el próximo capítulo.

A me olvidaba, para los que lo pidieron y porque a mí me fascina la pareja Luffy/Nojiko, culpo al fic CRUSH! de Primordial Vortex en su mayoría por eso, pero como sea allí está la pareja y disfrutare mucho de juntarlos, aunque completamente será más adelante.

Como siempre espero sus Reviews, Follows y Favorites. Nos leemos.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Regreso 8839 0 0 2. Comienza el camino 8723 0 0 3. Buggy el payaso 9876 0 0 4. Un día más, una lucha más 11437 0 0 5. Un cocinero 9432 0 0 6. El poder de un Shichibukai 10247 0 0 7. Mi navegante y mi carpintera 12022 0 0 8. Recompensa 9642 0 0 9. Tormenta 9802 0 0 10. Weaskey Peak 9459 0 0 11. Jefe de doctores 13268 0 0 12. Baroque Works 10008 0 0 13. Hiken no Ace 9018 0 0 14. Arabasta un país de cuidado 8560 0 0 15. Utopía 9034 0 0 16. Los pecados de Crocodile 8793 0 0 17. Guerra 8843 0 0 18. Armas ancestrales 10079 0 0 19. La suplica de una Princesa 16204 0 0 20. Adiós a un Nakama 9361 0 0