D de Destino @fxrobalino
Un cocinero

Buenas, buenas, les traigo un nuevo capítulo que costó bastante hacerlo, entre indecisiones e ideas, entre querer poner algunas cosas y sacar otras, e incluir personajes que no solo sean de paso, debo ser sincero este capítulo fue complicado.

A pesar de todo no es un capitulo… extremadamente interesante, se podría decir que es más un capítulo de paso aunque necesario para poder llegar a la parte más interesante.

Decidí hacerlo así porque me parece que el arco del Baratie entra un personaje muy importante como lo es ojos de halcón.

Como sea respondiendo algunos Reviews para leknyn la verdad Kaya no estaba en mis planes, fue más bien una especie de reto… a mis llamados "amigos" les encanta joderme la vida y van sacándome retos mientras leen los capítulos para que la historia se me haga más complicada de escribir.

Kaya definitivamente es un personaje difícil porque no se la conoce muy bien, tengo que darle una personalidad prácticamente y tengo que comenzar a formas sus habilidades.

Sinceramente nunca se me ocurrió que podría ser un veneno lo que afectaba a la chica, aunque sí lo era definitivamente era algo muy leve y por último, sip Makino va metiendo a las otras chicas en la sopa jajaja, aunque es más el que Luffy se comporte como se comporta.

Después de todo la peli verde le tuvo que enseñar algo más si Luffy se volvía un poco más inteligente y claro si estaban juntos como pareja.

Para selkova lamentó la tardanza pero como ya explique se me complican las cosas con mis otras responsabilidades… eso si no se preocupen porque no planeo abandonar nada, quizá me tarde pero siempre estaré escribiendo, no me ha gustado nunca dejar cosas sin terminar o a medias.

Por parte de lo de Kuro, en la wiki de One Piece se explica que la técnica es una variación, más que una variación es la misma técnica solo que el tonto en demasiado débil y no puede ver cuando corre y en el manga también se demuestra que las técnicas del CP9 se pueden aprender por algo así como el instinto, muchas personas aprenden los inicios de las técnicas sin necesidad de entrenamiento.

Claro está que se lo necesita para alcanzar un nivel tan alto como el del CP9.

Por otra parte el Kyutoryu de Zoro es primero utilizado contra Kaku pero después lo utiliza contra Indigo el doctor de los piratas de Shiki en la película Strong World, además hay teorías de que Ashura es el espíritu de Zoro formado por su Haki, cuando lo controle completamente se manifestara de esa manera físicamente.

Para Julianklaravazquezkl lamentó decirte que tengo otros planes para Perona, nunca me imaginé que alguien me pediría que la incluyera en el harem, de todos modos es grato recibir ese tipo de peticiones jajaja.

Por otra parte no entendí muy bien ¿no quieres que Kaya esté en el harem pero que viaje con ellos o si la quieres en el harem?

En cuanto a lo de Nojiko o definitivamente va a estar en el harem me encanta ella tanto como Nami así que definitivamente está dentro… como sea se agradece mucho el apoyo y el interés en las historias, espero seguir leyendo Reviews tuyos.

Con eso dicho les dejo el capítulo.

Cap5.- Un cocinero.

Pasó un día desde la derrota de Kuro, Nami había recuperado el tesoro y había adquirido solo unos cuantos cientos de Beris más, luego de eso amarraron a todos y los subieron a su barco antes de que Luffy lo impulsara para que no regresaran a la isla.

Estaban seguros que algún Marine los encontraría y los apresaría, después de eso regresaron a la mansión y procedieron a conversar con Kaya sobre lo que había ocurrido mientras Makino se encargaba de curar y cuidar de Merry que había estado a punto de la muerte.

Ella también les contó cómo es que descubrió que Kurahadol los había estado engañando ya que al bajar a desayunar había visto el cuerpo sangrante de Merry, claro que en ese momento había pensado que ya estaba muerto.

Le agradeció a Luffy el que los ayudara y por su puesto les ofreció el barco que su familia tenía, no lo ocupaban para nada y se dañaría si lo mantenían en bodega.

Fue cuando Makino le dijo que Merry necesitaría la atención de un verdadero doctor que Kaya se dio cuenta que al parecer ellos no tenían un médico, enseguida se ofreció para el puesto aún y cuando recientemente había comenzado sus estudios.

Merry claro esta puso el grito en el cielo ante la idea, pero Kaya también quería vivir, había estado encerrada en su recamara y metida en su cama desde que sus padres murieron, ella quería ir en busca de aventura y mucho más y sabía que la única manera de hacerlo y al mismo estar segura era perteneciendo al grupo de Luffy.

El que de entrada pudiera ser de utilidad al ser el medico de abordo era solo un plus, no creía que podría ser una guerrera del calibre de Luffy, Makino o Zoro.

Por supuesto que Luffy aceptó iban a necesitar alguien que sepa lo que estaba haciendo en ese campo porque a pesar de que Makino sabía lo básico no sería suficiente en el Gran Line y peor aún en el Nuevo Mundo.

Claro que necesitarían alguien que también la pueda ayudar y enseñar y alguien que sea el jefe de sección, pero por el momento por lo menos sabían que no morirían por una gripe que ellos no podían reconocer.

Merry se hizo a la idea y fue a preparar el barco, claro que él era leal a la señorita y se haría cargo de que todo lo que le pertenecía no caiga en malas manos ya sea de un pirata o de un Marine corrupto, para cuando la señorita regresara todo estaría igual o aún mejor a como lo había dejado.

Se quedaron esa noche también mientras Makino les contaba más historias que más tenían de porno que erotismo, Nami sabía que estaba diciendo mentiras en algunas cosas por lo que no se dejó engañar… del todo.

Kaya era mucho más inocente y termino desmayada con sangre cayendo de su nariz y el nombre de Luffy en la punta de la lengua para su primer sueño erótico, para diversión de Nami y Makino que enseguida se reunieron con la rubia, cansadas y con sueño.

A la mañana del día siguiente todo estaba listo en el… ¿puerto? norte donde cambiaron sus cosas del pequeño bote hacía una carabela bastante impresionante con un mascaron de proa con la imagen de un carnero.

Luffy y Makino sabían muy bien que el barco no soportaría todo el viaje, sinceramente Luffy se lamentaba de lo que estaba por hacerle a la carabela, el clima del Grand Line era muy especial y conflictivo, podías estar con un sol que te carbonizaba y al siguiente segundo una tormenta con granizos del tamaño de una bola de nieve empezaban a caer.

Una carabela construida más para un pacífico paseo no era un barco para ese tipo de clima.

Pero sabía que no podría conseguir un barco mucho más acorde a su aventura hasta que llegaran a Water Seven, la capital de los carpinteros del mundo y lo más probables los únicos con la capacidad de crear un barco lo suficientemente grande y fuerte para el resto del Gran Line y más importante aún el Nuevo Mundo.

Palmeo ligeramente el barco sonriendo con la disculpa bien grabada en su rostro – intentare mantenerte lo más seguro posible hasta que lleguemos a Water Seven – susurró mientras los demás estaban más interesados en su próximo viaje – va a ser duro y vas a sufrir mucho daño porque el Gran Line en el mar más peligroso del mundo, pero como uno de mis Nakamas haré todo lo posible para que tengas una vida larga y llena de aventuras, después de todo el propósito de un barco es navegar por el mar ¿cierto?

La madera del barco gimió como si estuviera respondiendo a las palabras de Luffy lo que lo hizo sonreír – ¿estás bien? – preguntó Nami colocando un mano en el hombro de Luffy – has estado allí parado por cinco minutos sin moverte.

El azabache asintió emocionado – claro que si – respondió mientras caminaba hacía un lado, justo cuando Usopp aparecía por la colina rodando con una maleta enorme en su espalda – Zoro detenlo o golpeara el barco.

El espadachín levantó su pie parando la bola enorme golpeando en todo el rostro del franco tirados – gracias – murmuró como pudo con su cara destrozada.

– Bueno estamos listos, será mejor partir – dijo Luffy saltando hacía la cubierta del barco y observando todo atentamente – lo más probable es que solo tenga dos cuartos ¿cómo le vamos a hacer?

– Las mujeres en uno y los hombres en otro por supuesto – dijo Nami mientras subía por las escaleras como una persona normal, siendo seguida por Kaya – tenemos diferentes necesidades.

– Estas en lo correcto, pero una de mis necesidades es tener a Luffy conmigo… en mi cama – dijo Makino sonriendo diabólicamente – por lo tanto uno de los cuartos será para nosotras y Luffy y el otro para los chicos.

Nami y Kaya se pusieron rojas como tomates – no puedes hacer ese tipo de cosas con nosotras cerca – gritó Nami con cara de demonio, Luffy seguía riéndose mientras Zoro de una patada subió a Usopp que no había pensado viajar con ellos e incluso estaba impresionado con que Kaya lo fuera a hacer.

– No es como que no ha visto una mujer desnuda de todos modos – murmuró Makino como si no hubiera escuchado la queja de Nami.

– Pero… este nosotras… – tartamudeó Kaya con la cara aun roja – supongo que está bien.

Nami y Usopp la regresaron a ver impresionados mientras Zoro se reía – como dije capitán – lo golpeo en la espalda – me compadezco de ti, no solo una de esas brujas sino tres ahora.

Recibió un golpe en la cabeza por parte de Nami – ¡a quien llamas bruja! – luego miró a Kaya – ¿cómo puedes estar de acuerdo con esto? – cuestionó confundida, si también le era atractiva la idea de tener a Luffy cerca de ella cuando dormían pero nunca creyó que Kaya estarían tan abierta a la idea – es mas ¿sabemos si hay más de una cama?

– Solo hay una – dijo Merry desde la playa con las manos echas puño aunque sonreía mirando a Luffy queriendo asesinarlo.

Makino hizo un puchero pero se resignó – está bien por el momento dejare que Luffy duerma con los demás chicos – apartó la mirada sonriendo diabólicamente – eso hasta que ustedes también tengan relaciones sexuales con él – se rió como maníaca relamiéndose los labios – ya quiero ver cómo serán en la cama.

Luffy se concentró en cómo hacer que Cerbero jalara el barco en lugar de escuchar las divagaciones de su novia – no puedo amarrarlo al mascaron porque lo rompería – miró a su alrededor pensando en que hacer.

– Partimos entonces – dijo Nami desesperada por acomodarse, además tenía que ver cuando y como decirle a Luffy sobre su problema de pescados, con la afirmación del azabache le hizo un gesto a Zoro para que levantar el ancla y a Usopp para que bajara la vela.

Kaya corrió hacía la popa mientras se despedía de Merry, era la primera vez que saldría de su hogar y claro esta era la primera vez que se iba sola prácticamente con un montón de extraños y con piratas ni más ni menos.

– Cerbero – llamó Makino cuando estuvieron lo suficientemente lejos.

Kaya y Usopp se acercaron a la peli verde sin saber a quién le estaba hablando, sus bocas se fueron al suelo cuando vieron salir de las profundidades a un Rey del Mar y Makino comenzó a acariciarle la cabeza, ninguno podía dar crédito a los que estaba viendo ¿cómo demonios habían hecho estas personas para amaestrar un Rey Marino?

– No sé cómo hacer para amarrarlo y que nos jale – dijo Luffy acercándose a su novia y pasando su brazo por sobre sus hombros – si lo amarramos al mascaron con el tiempo lo romperá.

– Espera, espera – se quejó Usopp apuntando con su dedo a Luffy – estas diciéndome que este Rey Marino nos remolcara… ¡cómo diablos haces algo como eso y estas tan tranquilo!

Se encogió de hombros sin ver el problema – lo tengo desde que salí de viaje – respondió el azabache – ahora, sí podrían dar ideas.

Ninguno tenía alguna forma de hacerlo, estaban hablando de un animal que podría envolverse para triturar al barco y a ellos mismos sin dificultad – tendrá que nadar a un lado hasta que sepamos que hacer – dijo Nami cuando pasaron un par de minutos y nadie tenía ninguna idea de que hacer.

Makino regreso a ver a Cerbero y le acaricio la cabeza – quédate debajo del mar a un lado de nosotros por el momento ¿está bien?

El animal asintió con la lengua afuera y volvió a sumergirse siguiendo al barco a un lado, si lo necesitaban por cualquier razón estaría listo – ahora tenemos otro problema – dijo Luffy mirando la vela – necesitamos dibujar el Jolly Roger tanto en la vela como en la bandera.

– Yo soy famoso y reconocido en todo el mundo por mis dotes artísticos – dijo Usopp sacando pecho – déjamelo a mí.

Mientras Kaya y Luffy se reía los demás solo podían negar con la cabeza ante las payasadas del mentiroso. Solo tuvieron que esperar un par de minutos a que la bandera estuviera dibujada pero para molestia de todos no era un Jolly Roger que los representara.

– Esa no es nuestra bandera – se quejó Zoro mientras golpeaba en la cabeza al narizón – dibújala bien o te voy a dar como comida de Cerbero.

Usopp lloraba del miedo mientras veía su bandera pirata, la calavera estaba de lado con una gran nariz y una resortera alrededor – está bien, está bien que genio – murmuró mientras se ponía a dibujar nuevamente.

El peli verde se quedó a su lado asegurándose que el tonto no hiciera otra de sus bromas, nuevamente se reunieron para ver por fin la bandera terminada y ahora sí que estaban satisfechos. La calavera por supuesto era bastante clásica, pero era adornada con un sombrero de paja y estaba rodeada por una tormenta representación de los poderes de su capitán.

Debajo del ojo izquierdo tenía una pequeña cicatriz y la sonrisa de la calavera era más amenazadora, después de todo su Jolly Roger tenía que ser imponente.

– Perfecto, me gusta – dijo Luffy sonriendo – ahora necesitamos hacer lo mismo con las velas – miró hacia atrás pero se desanimó porque la vela no era negra – tendremos que cambiar las velas también.

– Creo que había un par de color negro – comentó Nami mientras corría hacía donde había puesto sus cosas, comenzó a rebuscar y después de unos segundos salto triunfante – aja, sabía que las tenía.

Extendió la vela mostrando el Jolly Roger de Buggy pero podían fácilmente cambiarlo por el suyo – perfecto – mencionó Luffy acercándose hacía Nami y pasando un brazo por sus hombros, lo que claro puso roja a la chica – Usopp dibújala en la vela también.

– Me demorare más porque es más grande pero creo que estará lista en un par de días – dijo tomando la vela y extendiéndola en la cubierta – veamos por donde comenzar…

Los demás pronto se estaban dispersando por el barco familiarizándose con todo lo que tenía, lo cual no era mucho, tenía dos cuartos el más grande y mejor acomodado seria para las chicas y como Merry dijo solo había una cama tamaño King, tenía una pequeña cocina y una despensa, un baño que tendría que compartir todos y en la parte debajo de la cubierta tenía un cuarto donde había un solo cañón.

Dejaron los alimentos que no se dañarían en la despensa y lo demás lo metieron en la refrigeradora de la cocina.

Luego tomaros sus cosas y comenzaron a ordenarlas en sus cuartos, la que más tenia era Nami con dos fundas enteras de ropa y por su puesto su tesoro personal, le seguía Kaya que también había traído bastante ropa aunque dejo de lado los vestidos largos y prefirió faldas cortas que nunca había usado así como blusas delegadas.

Makino por otro lado tenía poca ropa y la mayoría eran cosas desgastadas que había ocupado para su entrenamiento con Luffy.

De todos modos era increíblemente reveladora y se ajustaba a su cuerpo como un guante, resaltando sus curvas y grandes pechos, por lo que Nami estaba bastante celosa teniendo en cuenta que aprendió que Makino usaba esa ropa para tentar a Luffy y luego tener relaciones sexuales.

Decidió cambiarse colocándose un short de jean muy corto con tirantes rojos que se colocaban en sus hombros, una camiseta que apenas cubría sus pechos de color amarilla y unas sandalias.

Incluso tomó una pequeña pulsera de color naranja y se la colocó en el tobillo derecho, sonrió contenta viéndose en el espejo y luego miró a Makino que le sonreía como si no le importara tener competencia. Makino era mayor y sabia su lugar en el corazón de Luffy, si, Nami de seguro terminaría con su novio también pero ella sabía que no necesitaba estar de celosa porque Luffy la amaría igual a como la había estado amando desde que se unieron.

Kaya también se cambió desechando el vestido de falda larga y el saco marrón que estaba ocupando para ponerse una falda amarilla y una blusa blanca que se trasparentaba dejando ver su traje de baño color amarillo.

Salieron del cuarto y fueron a ver que hacían los chicos, abrieron la boca asombradas, por lo menos Nami y Kaya, Luffy había decidió comenzar a formar ligeramente a Zoro, primero comenzaron con el estiramiento ya que no quería que su segundo al mando terminara con los músculos desgarrados.

Luego comenzaron con el fortalecimiento de los músculos, las técnicas que su abuelo le había enseñado necesitaban de mucha fuerza, fuerza que por el momento Zoro no tenía a pesar de ser bastante fuerte.

Así que le había dado unas mancuernas que su abuelo le había hecho usar cuando comenzó a entrenar, se colocaban en sus muñecas y tobillos, lo que aumentaba el peso corporal un par de toneladas, Makino también las había utilizado al inicio aunque ahora la pequeñas ya no les sirvieran.

Luffy por el contrario estaba ocupando unas mancuernas muy parecidas pero más gruesas que tenían entre diez y quince veces más el peso que estaba ocupando Zoro, pero también estaba ocupando un chaleco que se veía aún más pesado que las mancuernas y estaban lanzando puñetazos y patadas uno sobre otro.

– Soy… un… espadachín – comentó Zoro sudando balas e intentando moverse a la misma velocidad a la que se movía normalmente, se detuvo a recobrar el aire mientras se agarraba las rodillas por el cansancio – ¿por qué… necesito hacer… esto?

– Primero esto aumentara tu resistencia – comenzó Luffy – segundo aunque seas un espadachín necesitas saber cómo defenderte si no tiene una a la mano y tercero necesitas un cuerpo extremadamente fuerte para aprender lo que les voy a enseñar, no quiero que se mueran por intentar realizar una técnica.

– ¿Qué quieres enseñarnos que necesita este tipo de preparación? – cuestionó Usopp sudando de solo verlos – Zoro casi parece muerto.

Makino se rió mientras se adelantaba para estar junto a Luffy – las técnicas del Rokushiki – respondió por su novio – se trata de un arte marcial usado por los marines en la que llevar su cuerpo al extremo.

– ¿Si es usada por los marines como es que la conoces? – preguntó Kaya confundida.

– Por ahora no necesitan saberlo – respondió Luffy sonriendo – solo concéntrense en el entrenamiento – apuntó a Usopp, Nami y Kaya – ustedes tres como al parecer no han tenido ninguna clase de entrenamiento en combate comenzaran a prepararse con Makino mientras yo entreno con Zoro utilizando pesos aumentados porque él está más preparado.

Nami se quejó mientras daba un par de pasos adelante – ¿porque tengo que hacerlo también?

– En algún momento vas a necesitar defenderte, este mundo no es un lugar para los débiles si quieres ser libre gánate esa libertad – respondió Luffy mirando a los ojos de Nami quien enseguida se preguntó si Luffy no sabía cuál era su problema desde antes.

Tres días pasaron con entrenamiento intensivo, lo más sorprendente era que tanto Luffy como Makino usaban más pesos que Zoro y se movían mucho más rápido, al igual que su entrenamiento era mucho más pesado de lo que se imaginaban, Zoro nunca espero que tuviera que hacer lo que estaba haciendo cuando se unió a la tripulación.

Pero ahora sabía porque se había sentido tan inferior a Luffy y porque tenían plena confianza en su capitán sobre convertirlo en el mejor espadachín del mundo.

Usopp logro completar la vela del barco y anclaron en medio del mar para poder cambiar la vela que ahora era negra mostrando imponente su Jolly Roger, incluso Cerbero se quedó viendo la marca impresionado, el narizón había hecho un muy buen trabajo.

Así mismo al franco tirador se le había ocurrido trazar una pequeña hendidura rodeando todo el cuerpo del Going Merry y ataron una soga en esa hendidura que al mismo tiempo iba amarrada a una especie de arnés especialmente hecho para el Rey Marino, claro que tendrían que hacerlo un poco más grande después de un tiempo porque cerbero estaba creciendo bastante rápido.

Por lo menos ahora no necesitaba estar por sobre el mar para jalar al barco, lo que era una muy buena ventaja porque si se topaban con un barco de la marina tendrían ese factor sorpresa.

Después de tres días Luffy y Makino habían decidió darles un día de descanso porque lógicamente no estaban acostumbrados pero decidieron que probarían los cañones, uno por uno fueron disparando intentando darle a una pequeña formación rocosa lejos del barco, pero nadie podía hacerlo.

– Vean y aprendan – dijo Usopp con arrogancia. Movió el cañón posicionándolo como creía que debía estar y disparo, para asombro y desconcierto de todos la bala de cañón golpeo de lleno la roca literalmente volándola – wo… wow.

– Muy bien Usopp ahora sabemos que eres nuestro francotirador – alabó Luffy – le diste al primer intento.

Usopp sacó pecho aunque estaba aún más impresionado que los demás – claro que si… puedes llamarme capitán Usopp – se rió en voz alta hasta que Zoro lo golpeo en la cabeza con su espada – oye...

– No eres nuestro capitán – dijo con voz oscura.

El narizón retrocedió asustado y asintió – claro, claro.

Kaya, Nami y Makino se rieron mientras se adentraban en la cocina listos para hacerse un aperitivo, hasta ahora habían sobrevivido sin ningún problema, Makino sabia cocinar bastante bien pero no era de ninguna manera una cocinera y cuando se estaba a bordo de un barco se necesitaba alguien profesional para no terminar intoxicando a alguien – necesitamos un cocinero – dijo Nami viendo a la peli verde cocinar algo simple – hay muchas enfermedades mortales que Kaya no podría curar si es que llegamos a enfermarnos.

Los chicos entraron ese momento con un Usopp quejándose de Zoro y su manía por maltratarlo – ¿dónde podemos conseguir un cocinero? – preguntó Kaya pensando que Luffy sabría.

El azabache se sentó entre las dos chicas pensándolo un momento – no lo sé… es uno de los puestos más difíciles de llenar… igual que el de músico.

A todos les salió una gotita en la cabeza porque Luffy estuviera tan interesado en conseguir un músico – y también necesitamos un médico que enseñe a Kaya lo que necesite – dijo Makino agregando pimienta en una olla.

– También necesitamos un carpintero – murmuró Zoro sentando apoyado en una de las paredes – según lo que entiendo este barco tan pequeño no va a resistir el clima del Grand Line y está más que claro que necesitaremos más espacio porque la tripulación comienza a agrandarse bastante rápido.

– Mi hermana sabe mucho sobre carpintería… si le damos libros para que sepa que hacer supongo… – se calló porque primero ella misma aun no era parte de la tripulación y no estaba segura que su hermana quisiera venir con ellos – no me hagan caso…

Luffy le golpeó la cabeza suavemente riéndose – es muy buena idea, definitivamente vamos a necesitar alguien que sepa de carpintería porque el barco va a recibir daños, necesitaremos alguien que sepa lo que hace por lo menos hasta llegar a Water Seven.

La akage sonrió sonrojada y asintió – así que vamos a ir a la capital de los carpinteros del mundo – comentó Kaya impresionada – ¿estás seguro que el Going Merry va a soportar hasta llegar tan lejos como lo está Water Seven?

– Tendremos que tener cuidado y por supuesto cuidar de que no le hagan mucho daño, además tendremos definitivamente que agrandar los cuartos.

Ante eso Zoro asintió, el cuarto de hombres en especial era demasiado pequeño y si iban a traer a más gente a la banda con una par de personas más ya no entrarían las hamacas.

Para las mujeres era un poco más sencillo haciendo algo de espacio podían colocar otra cama pero así mismo los cuartos eran pequeños, claro que por el momento no tendrían más remedio que arreglárselas y acomodarse como pudieran aun si tenían que dormir en el suelo.

De repente escucharon algo fuera – salgan malditos piratas – gritó un hombre – querían matarnos, pues no saben con quién están metiéndose.

Luffy salió rápidamente, lo primero que dijo es que cuidaría del Going Merry y un par de días después venia este tipo a hacer destrozos – oye que crees que haces – saltó por encima de la baranda y empujo al hombre de cabello negro con gafas lejos mientras le arrebataba la espada que tenía en su mano.

– ¡Cállate! – gritó el hombre mientras corría hacía Luffy – voy a matarlos.

Con molestia Luffy agarro del brazo al hombre mientras se movía hacia su espalda, segundos después su contrincante estaba en el suelo mientras Luffy mantenía su brazo derecho en su espalda evitando que se moviera – no hagas nada con el barco – murmuró en su oreja tan oscuramente que el hombre comenzó a sudar completamente aterrado.

– ¿Johnny eres tú? – preguntó Zoro mirando desde la puerta a la cocina.

El hombre ahora con un nombre levantó como pudo la cabeza para ver quien lo había reconocido, se sorprendió al ver a su hermano en todo menos en la sangre – ¿Zoro-aniki que haces aquí?

Zoro rodó los ojos – ¿una mejor pregunta es qué haces tú aquí y atacando nuestro barco?

– ¿Su barco? – estaba confundido y a pesar de que su brazo aun dolía por lo menos ahora ya lo habían soltado – ¿Zoro-aniki te convertiste en un pirata?

Zoro asintió mientras buscaba por todos lados – oye Johnny ¿dónde está Yosaku?

Johnny se puso pálido y comenzó a llorar – o si Yosaku – corrió hacía un costado del barco donde estaba amarrado un pequeño bote – está muy enfermo hace unos días comenzó con tos y fiebre, luego sus heridas se abrieron y comenzó a toser sangre… lo lleve hacía una pequeña isla pero de repente comenzaron a dispararnos.

Todo el mundo se puso pálido al darse cuenta que ellos habían sido los que habían disparado – lo siento – dijo Usopp arrodillándose frente a Johnny llorando – no quise matarlo.

– Idiota solo tiene escorbuto – dijo Makino mientras Kaya a su lado asentía sonriendo – solo necesita algo de vitamina C y en unos días estará como nuevo.

Kaya se acercó y comenzó a exprimir un limón en la boca del hombre, casi enseguida Yosaku se levantó como si no hubiera tenido nada, asustando a Kaya que con un chillido retrocedió rápidamente – ¡no te recuperes tan rápido! – gritó Nami molesta.

– Perdón por no presentarnos – dijeron al mismo tiempo – somos Johnny y Yosaku cazadores de piratas y Zoro-aniki solía ser uno de nosotros.

Zoro se acercó sonriendo hasta que Yosaku volvió a ponerse pálido y se desmayó sangrando por la boca – eres un idiota – murmuró Luffy aunque sonreía divertido – llévenlo al cuarto de los hombre y acuéstenlo en una de las hamacas – ordenó mirando a Johnny y Usopp.

Los demás entraron a la cocina a esperar, además parecía que el tiempo había pasado más rápido de lo que se imaginaron porque ya estaba comenzando a anochecer.

– Por cosas como estas necesitamos un cocinero de mar – murmuró Luffy sentándose tranquilamente – es muy diferente cocinar en un barco a un bar – se regresó a ver a su novia y la beso para asombro de Johnny – aunque cocinas delicioso.

La peli verde se rió y asintió – si lo que quieren es un cocinero – comentó Johnny aun viendo a la pareja – yo sé dónde pueden ir – luego miró a Zoro que parecía dormido en el suelo recargado contra la pared – dicen que ojos de halcón suele visitar ese lugar, está cerca al Grand Line en dirección noroeste.

– ¿Y qué sitio es este? – preguntó Kaya, estaba bastante aburrida aunque con este incidente se dio cuenta lo peligroso que podía ser este viaje, no solo por otros piratas o la Marina sino también por las enfermedades, su trabajo era muy importante.

– Es un restaurante flotante llamado Baratie – respondió el azabache – dicen que es casi un barco pirata por lo rudos que son los cocineros.

Luffy estuvo de acuerdo y Nami salió para pedir a Cerbero que se dirigiera rumbo noroeste indicando la dirección y que estaba buscando un barco restaurante, el Rey Marino se daría cuenta rápidamente si estaba llegando por su fino olfato.

Dos día pasaron en un abrir y cerrar de ojos, Johnny estaba completamente sorprendido por el entrenamiento que estaban teniendo los miembros de la banda, incluso Zoro con todo el entrenamiento loco que les había contado que hacía, estaba muy por debajo del capitán.

Yosaku se recuperó gracias a los cuidados de Kaya y logro unirse a la banda cuando estaban llegando al restaurante que parecía un enorme pescado.

– Genial – dijo Usopp sonriendo mientras se acercaba a la baranda – huele delicioso a pesar de que estamos bastante lejos.

Escucharon una campana y regresaron a ver hacía su derecha, un barco de la Marina más grande que el Going Merry se posiciono a su lado – nunca había visto un emblema pirata como ese – dijo un hombre de cabello rosa con un terno, coloco su mano en el barandal para que los piratas vean el guante metálico – soy el Teniente marino Puño de Hierro Fullbody ¿quién de ustedes es el capitán?

Luffy se adelantó sin preocuparse en lo más mínimo – yo soy el capitán – dijo Luffy aburrido ni siquiera viendo a Fullbody.

Se rió tanto de los piratas como de los cazadores de piratas que estaban escondidos, pero antes de que pudiera decir algo más una mujer rubia salió de su espalda y lo tomo del brazo – hey vamos – susurró sensualmente.

Fullbody sonrió mientras permitía a los marines hundir el barco, Johnny lanzo varios carteles de recompensa, algunos tenían una x marcada en la foto para dejar en claro que los habían atrapado, Nami vio la foto de uno en específico y se acercó a recogerlo – ¿qué es todo esto?

Johnny y Yosaku vieron el cartel que sostenía Nami y se pusieron pálidos. El barco de la marina apunto el cañón hacía el Merry y disparo enseguida, Luffy levanto la mano y atrapo la bala como lo había hecho cuando dispararon contra Nami… Zoro, Usopp, Kaya, Johnny y Yosaku tenían la boca hasta el suelo de la sorpresa – no necesitamos más balas de cañón… se la devuelvo.

Lanzó la bala tan rápido que los Marines no supieron que los golpeo, pudieron ver como se prendía el fuego y a los infantes de marina corriendo de un lado a otro sorprendidos.

El Going Merry siguió su camino hasta llegar al Baratie, anclaron y colocaron una tabla para poder pasar de un barco a otro – ¿que podremos comer? – dijo Usopp mientras bajaba sonriendo, aunque lanzaba miradas de vez en cuando hacía Luffy.

Nami tomó de la mano a Luffy que enseguida la regreso a ver confundido – podemos quedaron un momento – susurró sonrojada, completamente avergonzada.

El azabache asintió mientras le lanzaba una mirada a Makino – claro, porque no vamos a tu cuarto y hablamos tranquilamente – Nami asintió mientras era llevada por Luffy que aún tenía agarrada su mano.

Entraron al cuarto, se sentaron en la cama y estuvieron en silencio un par de minutos mientras Nami ordenaba sus pensamientos – mi casa es la villa Kokoyashi en las islas Conomi, allí viví con mi madrastra Bell-mère y mi hermanastra Nojiko éramos pobres pero en su mayoría éramos felices – se rió ligeramente y miró a la mano que Luffy aún sostenía – era una rebelde y causaba muchos problemas para mi madrastra…

Un día todo cambio, mi infierno llego a la isla con forma humana pero con características de pescado – apretó la mano mientras el enojo y el odio se abrían paso – Arlong llego a la isla adueñándose de todas las villas, las vidas de los habitantes hasta ahora tienen un valor y si no lo pagas te matan, cincuenta mil Beris por cada niño y cien mil Beris por cada adulto – nunca había hablado de esto así que pronto la tristeza y desesperanza reemplazaron a la furia y el odio mientras Nami comenzaba a llorar – Bell-mère no tenía el dinero para las tres y aunque nos habíamos escondido Bell-mère ofreció los cien mil para nosotras porque no nos iba a negar como sus hijas – Luffy la abrazo sintiendo algo dentro de él queriendo salir a la superficie y destrozar todo lo que estuviera a su alcance – Arlong mató a mi madre y me apresó porque soy buena cartógrafa… me… me ofreció un trato… si le doy cien millones de Beris podre comparar mi libertad y mi villa…

– No lo vas a hacer – susurró tan suave que Nami sabia no lo hubiera oído si la boca de Luffy no estuviera junto a su oído.

– ¿Qué?

– Alguien como Arlong no va a cumplir su palabra – dijo Luffy alejándose – crees que dejaría libre a alguien como tú, que sabe perfectamente los cambios climáticos y que puede dibujar mejor que nadie una carta marítima… no, eres demasiado preciada para dejarte libre.

Nami reconoció enseguida lo que estaba diciendo, había visto algunos marines corruptos hacer tratos con Arlong, se imaginó que los utilizaría para mantenerla presa – ese… hijo de puta.

– No te preocupes vamos a detenerlo – la akage miró hacia sus ojos pero solo capto un leve rastro de rojo y negro – voy a matarlo por hacerte llorar.

Se levantó jalando a Nami y comenzó a caminar hacía el Baratie donde los estaban esperando los demás y para disgusto de Luffy un rubio que definitivamente creía que era un caballero de brillante armadura estaba coqueteando con Makino.

Nami abrió los ojos al ver al rubio y luego miró a Luffy, por lo que Makino les había contado el azabache era increíblemente posesivo, incluso más que eso si la marca en el cuello de Makino era cualquier cosa, así que sabía que este pobre tipo estaría en peligro de muerte dentro de unos segundos.

Se acercaron, Luffy con una calma y gracia que lo hacía parecer un animal cazando a su presa y Nami pensando en cuanto tendrían que pagar por reparaciones.

Zoro fue el primero en verlo y trago saliva cuando noto la expresión asesina de su capitán mientras se acercaba con el rubio como blanco, los siguientes fueron Usopp y Kaya, la cual también estaba siendo acosada pero en mucha menor medida que Makino ya que fue la que ordeno la comida –… cualquier cosa que necesites siempre estaré allí para… – su parloteo fue interrumpido por un ligero golpe en su hombro así que se dio la vuelta y encontró a un hombre bien vestido, podía decir que era alto a pesar de que él estaba arrodillado y su perspectiva no era la correcta, prendió un cigarrillo mirando a la hermosa peli naranja en lugar de al tipo y comenzó a levantarse lentamente para darle más dramatismo – ¿deseas algo?

Ahora que estaba de pie noto enseguida que el tipo los supera con media cabeza por lo menos – si – susurró Luffy con la voz ronca – desearía molerte a golpes, pero voy a dejar que te marches tranquilo por el momento – se agachó ligeramente para que sus ojos se encontraran y el rubio casi, solo casi da un paso atrás por primera vez – ahora vas a ser un buen mesero traer comida y no miraras a cualquiera de estas preciosas chicas por ningún motivo… ¿estoy claro? – terminó con la voz más oscura y amenazante.

Todo el restaurante estaba viendo la interacción con interés en especial Fullbody que echaba humo por lo que le había ocurrido recientemente con ese mismo maldito mesero – como ya le dije a ese caballero – apuntó hacia Fullbody – soy el asisten en jefe del chef Sanji no un mesero.

– Puedes ser el mismísimo dueño del lugar – gruñó Luffy – vas a traer la comida y te marcharas, porque si noto que coqueteas o miras a una de las chicas date por muerto…

Nami se acercó y colocó una mano en su pecho deteniéndolo – ya déjalo, no queremos problemas, solo venimos aquí por comida – Luffy asintió mientras bordeaba a Sanji y se sentó junto a Makino, Nami se sentó junto a él y miraron la carta – "espero que no suceda nada para que termines gastando mi tesoro" – pensó la Kage preocupada.

– Retar a un cocinero de mar es como cometer un suicido… deberías saberlo – murmuró Sanji mirando a Luffy a la cara por primera vez ya que antes estaba más interesado en la akage, estaba por moverse y mostrarle a este idiota porque no debería meterse con él cuándo Makino se recargo en la mesa.

– A menos que quieras que este lugar quede destrozado te recomiendo hacer lo que está diciendo.

Enseguida sus ojos se pusieron como corazón y asintió rápidamente – hai Makino-chwan – comentó con voz melosa, lo único que detuvo a Luffy de moler a golpes a Sanji fueron las manos de Nami y Makino – enseguida les traigo su comido, todo por parte de la casa – miró con enojo y molestia a Luffy – para ustedes aún cuesta.

Se fue corriendo hacía la cocina para preparar la comida – o es un idiota o es un suicida – dijo Zoro, Johnny y Yosaku asintieron viendo la cara que tenía Luffy.

– Por lo que vi es el único chef aquí que podría ayudar en el barco – murmuró Kaya nerviosa.

Luffy suspiró con cansancio – pues si es así tendré que enseñarle quien es el capitán – tronó sus dedos con una sonrisa que prometía mucho dolor – como sea este lugar es increíble.

Miro para todos lados viendo a la gente comenzar a comer ahora que sabían no habría ninguna pelea como antes – ¿por qué se demoraron tanto? – preguntó Usopp mirando a Nami y luego a Luffy – tu deberías haber sido el primero aquí Luffy – terminó sabiendo el apetito voraz de su capitán.

– Estábamos poniéndonos de acuerdo en cómo pagar – respondió Luffy sin decir nada sobre lo que le pidió Nami, esa era una historia que solo ella y posiblemente su hermana podían contar.

Sanji regreso un minuto después con las manos a rebosar de comida, aunque todo eso lo sirvió al frente de las tres chicas – ¿oye y nosotros que? – preguntó Usopp molesto – ¿acaso quieres pelear? – Sanji lo regreso a ver y Usopp se escondió como pudo detrás de Johnny – Zoro acaba con él.

– A mí no me en esto… si quieres pelear hazlo por ti mismo – murmuró el peli verde aburrido.

– Prueba esto Luffy – dijo Nami mientras acercaba la cuchara que minutos antes había ocupado y Luffy se la metía a la boca, para disgusto de Sanji – no sé qué sea pero es delicioso.

El rubio abrió la boca para comentar cuando Makino gimió haciendo que unas gotas de sangre salieran de su nariz y se enfocara en la peli verde – esto es increíble – tomó el rostro de Luffy y lo acercó para darle un pedazo de carne con sus dedos – cierto Luffy.

Sanji mordió un pañuelo sin entender que es lo que pasaba, mientras Zoro, Johnny y Yosaku miraban para otro lado porque sabían que las chicas estaban siempre literalmente pegadas al capitán y a él no le molestaba pero a ellos les dejaba con una excitación que era difícil de deshacer solo con duchas Usopp por el contrario aún se quedaba viendo como idiota sin comprender en verdad que es lo que pasaba.

– Esto también, pruébalo Luffy-kun – dijo Kaya sonrojada y recargando su cuerpo sobre Makino le dio la comida al moreno – parece que estaba en lo correcto ¿cierto?

Luffy lamió el dedo de la rubia sonriendo – parece que sí.

Sanji se retiró con un aura de negación y depresión al ver a tres hermosas chicas todas sobre ese idiota – Te… Teniente – gritó alguien desde la puerta – Teniente Fullbody… esto es horrible.

Todo el mundo regreso a ver preguntándose qué pasaría ahora. Un infante de marina bastante maltratado estaba en la entrada tambaleándose – ¿qué es lo que sucede? – preguntó Fullbody cansado con todo lo que había pasado, había recibido una paliza y la mujer con la que estaba se había marchado.

– El pirata de Krieg que logramos atrapar escapo – dijo tosiendo sangre – una bala de cañón nos golpeó y destrozo la sección de las celdas, el pirata que acabo con siete de nuestros hombres…

– Como puede ser posible – gruñó Fullbody – lo dejamos preso sin comida, no debería poder moverse.

La gente a su alrededor comenzó a levantarse asustada, el simple pensamiento de que un pirata como Krieg estuviera por allí los hacía temblar – ¿un pirata de Krieg dijo? – preguntó uno de los comensales.

– Acaso no es el pirata más poderoso del East Blue – Usopp comenzó a temblar mientras se escondía nuevamente.

– ¿No deberíamos salir corriendo? – preguntó detrás de Yosaku.

Nadie le hizo caso mientras seguían comiendo. En ese momento se escuchó un disparo, el Marine cayó al suelo completamente inerte y sin respirar, detrás de él apareció un hombre delgado con cabello negro, tenía la cara ensangrentada y portaba una pistola en su mano derecha.

Todo el mundo a su alrededor comenzó a gritar de miedo alejándose hacia los lados e intentando no llamar la atención, el pirata comenzó a caminar lentamente hacía una de las mesas, se sentó en la silla y subió uno de sus pies a la mesa – tra… traigan lo que sea… denme de comer – susurró con la voz rasposa no solo por la falta de uso sino también por el hambre.

Su estómago rugía cada pocos segundos dando muestra de lo mismo y el que se le notaran los huesos de la cara también lo hacía, los chefs comenzaron a salir de la cocina para ver qué es lo que sucedía.

Incluso el dueño del lugar apareció listo para mandar sacando a patadas a todo el que hiciera algún daño a su amado restaurante, uno de los chefs se acercó con una sonrisa estúpida y falsa en la cara – uno de nuestros amados clientes – dijo el hombre con voz melosa – dígame ¿tiene dinero para pagar la comida?

El pirata apuntó la pistola hacía el rostro del cocinero que enseguida perdió su sonrisa – este es suficiente pago.

El cocinero levanto sus puños y con la misma rapidez golpeo al pirata rompiendo en el proceso la silla, para disgusto del dueño – mierda Patty rompiste otra silla – se quejó con un gruñido.

– Sin dinero no hay comida – gritó el ahora nombrado Patty, todo el mundo lo apoyaba excepto por Luffy y la banda que seguían comiendo.

Sanji a su lado hecho el humo del cigarrillo y caminó hacía la cocina para cocinar, Luffy lo siguió con la mirada sonriendo todo el tiempo – sí, lo hará muy bien – murmuró llamando la atención de todos que recién se daban cuenta que el rubio se había ido.

Patty comenzó a golpear al pirata para luego agarrarlo de la chaqueta que estaba ocupando y arrastrarlo hacía una de las salidas laterales – sal de aquí – murmuró Patty limpiándose las manos antes de entrar de nuevo al restaurante, debería hacer este tipo de cosas más seguido, le gustaba la atención que sus adorados clientes le estaban dando.

Luffy salió casi enseguida tan rápido que el pirata no lo noto, sé quedo a un lado observando lo que ocurría sabiendo que Sanji saldría muy pronto, efectivamente unos minutos después salió el rubio llevando un plato de arroz marinero y agua.

Se sentó a un lado y espero – no quiero tu caridad – gruñó el pirata con molestia.

– El océano es cruel ¿verdad? – murmuró el rubio viendo el cielo – atrae a millones de personas, marinos, piratas, cocineros… no hay diferencia para él, promete tesoros, aventura pero cuando menos te lo espera desata su furia, arrebata vidas de las peores formas que pudieras pensar y por supuesto una de esas es matarte de hambre – miró al pirata nuevamente – ¿caridad? no, esta es mi manera de pelar contra ese imponente e inmenso monstruo de color azul.

Sonrió oyendo a su próximo a ser chef en jefe hablar, el pirata se levantó rápidamente tomando el plato y comenzó a comer tan rápido que se atraganto un par de veces por lo que se detenía solo para beber agua y luego seguía comiendo.

– Parece que encontré a mi cocinero – dijo Luffy saliendo de su escondite asustando a ambos hombres que lo regresaron a ver sorprendidos – siempre y cuando mantenga sus pensamientos para el mismo claro está – terminó con un aire de finalidad que les dio escalofríos.

– ¿Eres un pirata? – preguntó Sanji sorprendido.

Asintió mientras se acercaba y se recargaba en el barandal – uno muy poderoso – respondió con simpleza.

– Si necesitas un cocinero debes tener pocos miembros – dijo el otro pirata en el lugar.

– Con el seriamos siete.

– ¿Cuál es la finalidad de tu tripulación? – preguntó levantándose – soy Gin uno de los piratas de Don Krieg, la flota más grande de piratas vista en el East Blue y fuimos masacrados por un solo hombre ¿qué esperas lograr con solo siete miembros?

– He escuchado de la flota de Krieg, por lo que puedo ver eres fuerte pero de seguro el resto de los miembros es solo una manera de ganar fama y conseguir lo que quiere más fácilmente asustando a los demás con números – se encogió de hombros – eso no es verdadera fuerza sino solo palabrería, tengo pocos miembros pero todos son hábiles y muy fuertes – se enderezó y levantó la mano hacía el cielo – ¿qué busco?... la libertad máxima… busco convertirme en el Rey de los Piratas.

Ambos abrieron los ojos sorprendidos por las palabras dichas por este hombre, que allí parado contra el sol mirando hacia el cielo parecía la representación misma de ese sueño, había no solo tanta seguridad en sus palabras sino también en su expresión corporal que enseguida comenzaron a respetarlo.

– Como un pirata a otro – susurró Gin – no vallas al Grand Line, ese lugar es aún peor de lo que han dicho, es… irreal yo… no entiendo que es lo que paso en verdad… solo recuerdo el dolor, la desesperación… aún eres joven puedes buscar tesoros en los otros cuatro mares son mucho menos peligroso…

Luffy se rió mientras se volvía a recargar en la baranda – no sería una aventura si no hubiera riesgo, además en el East Blue no hay nadie que me pueda ganar, si quiero un verdadero reto tengo que ir al Grand Line.

Gin abrió los ojos asombrado con que dijera que en ese lugar no había nadie que le pudiera ganar, después de todo estaba Don Krieg aunque por el momento su flota estaba destrozada, pero como hombre era el hombre más fuerte que conocía, también había oído de un hombre o monstruo que había estado residiendo en el East Blue por un tiempo aunque no lo conocía.

– Como quieras – mencionó levantándose – gracias por la comida pero será mejor que me marche.

Saltó hacía un pequeño bote a un lado y comenzó a navegar lejos del Baratie – voy a hablar con tu jefe – dijo Luffy mientras se marchaba también.

Sanji intento quejarse pero sabían que no serviría de nada, además no es como que él o el viejo de mierda podían hacer algo para que se marchara, se encogió de hombros y volvió a su trabajo. Comenzó a babear pensando en las chicas que acompañaban a ese idiota de un pirata.

Luffy regreso a la mesa después de haber conocido a una de las leyendas del Grand Line y haber recibido el permiso para llevarse a Sanji – chicos parece que nos quedaremos un par de días – dijo Luffy sentándose donde antes había estado – Sanji aún tiene que abrir los ojos y lo más probable es que tengamos la visita de uno de los piratas que quiero derrotar.

– Krieg – comentó Zoro sabiendo exactamente de quien estaba hablando Luffy.

Usopp, Kaya, Nami, Johnny y Yosaku se pusieron pálidos – ¿va a venir?- preguntó Usopp en un susurró temblando de miedo y mirando hacia todos lados esperando que aparezca con solo nombrarlo.

– Exactamente.

– ¿Para qué quieres enfrentarlo Luffy-kun? – preguntó Kaya entre confundida y asustada.

Levantó tres dedos – tres razones – bajó dos dejando solo un dedo extendido – la primera Sanji ayudo a su segundo al mando Gin y este lo va a traer esperando que los ayuden nuevamente – levantó otro dedo – la segunda es un hombre con una buena recompensa y necesitamos hacernos conocidos antes de entrar al Grand Line – levantó el ultimo dedo – y por ultimo para mantener el territorio que voy a poseer, ósea el East Blue, tengo que deshacerme de todos los peces grandes como Krieg o Arlong.

Nami lo regreso a ver impresionada como que de todos modos hubiera estado detrás de Arlong desde antes de conocerla o que le pidiera ayuda.

– Luffy-aniki porque quieres enfrentarte a esos monstruos – dijo Johnny alarmado – hay muchos piratas en el East Blue que podrías cazar para que te den una recompensa…

– No me interesan los débiles – respondió Luffy tomando una copa con alguna clase de licor que había estado bebiendo Makino – además no hay nadie en el East Blue que me pueda vencer – terminó diciendo específicamente para Nami.

Sabiendo que no cambiaría de opinión todos estuvieron de acuerdo en quedarse, aunque de todos modos lo harían porque Luffy era el capitán y lo que decía se hacía.

Como dijo Luffy se quedaron en el restaurante por un par de días, los cuales Luffy ocupo haciendo el amor con Makino mientras los demás estaban fuera para celos de Nami y Kaya últimamente y tratando de convencer a Sanji de que se les uniera.

Claro está que el rubio no acepto y ni siquiera le dijo por qué razón quería quedarse tanto en el restaurante.

También estuvieron entrenando aunque siempre en su barco para no llamar la atención de los cocineros, los civiles o incluso otros piratas que visitaban el famoso restaurante.

Al tercer día, un día nublado con una algo espesa neblina la diversión, para Luffy, Makino y Zoro por lo menos, comenzó.

– Ya están aquí – murmuró Luffy bebiendo el sake que se le robo a Zoro y aunque este intento recuperarlo le fue imposible con la velocidad del azabache.

Los comensales cerca a las ventanas notaron el enorme buque que se acercaba pero en lugar de salir corriendo como se esperaba se quedaron viendo porque estaba completamente destrozado, como si hubiera sido levantado y lanzado como juguete por un tornado o algo por el estilo.

Usopp aterrado sabiendo de quien hablaba Luffy salió corriendo a esconderse mientras los demás se quedaban esperando a ver qué es lo que hacía Luffy.

Unos minutos después entro Gin cargando a un Krieg que parecía medio muerto, Gin comenzó a pedir ayuda alegando que ahora si tenían dinero pero como la otra vez Patty que era un descerebrado, ignorante mono enorme, comenzó a poyarse en la gente para mandar sacando a los piratas como ya lo había hecho con Gin.

Teniendo en cuenta quien era y cuanto valía su cabeza, era una oportunidad de oro para la mayoría de los que estaban en el lugar.

Sanji nuevamente fue el hombre que ayudo a Gin y trajo comida para Krieg aunque todo el mundo le gritó y lo insultó, incluso sus propios Nakamas, pero nuevamente era entendible cuando estaba alimentando a unos de los terrores del East Blue.

Como todo el mundo esperaba, excepto tal vez por Gin, Krieg una vez recuperado golpeo a Sanji en la cara mandándolo a volar. Se puso a reír mientras veía el barco – estuvo deliciosos – todos los comensales salieron corriendo dejando solo a los cocineros y por su puesto a la banda que aún seguía comiendo como si nada – este barco me servirá, lo tomare – se volvió a reír mientras veía a todos los presentes – tomen todas sus cosas y márchense, pero antes… quiero que hagan comida para cien personas, mi tripulación está en el barco muriendo de hambre.

Lógicamente todo el mundo se negó, pero Sanji se levantó listo para hacer comida para cien personas, pero fue obstaculizado por los cocineros.

Patty siendo el idiota que era incluso intento vencer a Krieg con una bomba que no solo no le hizo nada sino que termino mostrando el tipo de guerrero que era Krieg, usaba una armadura dorada que le cubría todo el pecho y la espalda.

– Darme ese postre asqueroso – murmuró Krieg con la voz mostrando lo furioso que se encontraba – que pésimo servicio.

De la armadura salieron varias armas y comenzó a disparar hacía todos lados sin importarle a quien golpeara, por supuesto que Luffy, Zoro y Makino detuvieron todas las balas que se dirigían hacia ellos sin ninguna dificultad.

Cuando todo termino y los cocineros intentaban como podían levantarse apareció nuevamente Zeff ahora llevando una enorme bolsa con comida – aquí tienes comida para cien hombres – dijo simplemente sin importarle la mirada que recibía de Krieg – tómala y lárgate de mí barco.

Krieg reconoció enseguida al hombre, mucho más viejo y sin una pierna pero sabía quién estaba frente a él – tu eres pierna roja Zeff, uno de los piratas del Grand Line – se rio impresionado mientras tomaba la bolsa – quiero tu bitácora de capitán – se rió aún más alto mientras veía a todos los presentes – es cierto que no pude contra el Grand Line, pero tengo lo necesario para volver y cruzarlo por completo, hombres, ambición, poder… solo me falta algo de información – miró con fiereza hacía Zeff – dame esa bitácora y me convertiré en el hombre que este en la cima de esta era pirata…

Luffy enseguida se lanzó a reír llamando la atención de todos, primero estaban confundidos, pero casi enseguida se sorprendieron porque el grupo estuviera allí sentado como si estuvieran viendo alguna clase de programa.

– ¿Tu convertirte en el Rey de los Piratas? – preguntó Luffy burlándose claramente, para molestia de Krieg y confusión de Gin – crees que una armadura y un montón de débiles te darán ese título… ni siquiera pudiste contra uno solo de los terrores del Grand Line, eres tan patético y débil que regresaste con el rabo entre las piernas y ahora tienes que mendigar comida y robar bitácoras de otros.

Krieg se le quedo viendo con las venas saltando en su frente – mocoso… puedo hacer como que no oí una sola palabra de lo que dijiste por el momento pero no tientes a tu suerte… esto no es un juego.

Luffy se levantó lentamente y caminó con tranquilidad hasta estar al frente de Krieg – quien dice que estoy jugando, yo solo digo la verdad… el que se convertirá en el Rey de los Piratas después de todo seré yo.

Los ojos de Krieg se inyectaron de sangre – ¡deja de subestimarme mocoso! – gritó incluso escupiendo – por falta de información una flota de cinco mil hombre fue vencida en siete días ¿y tú crees que podrás cruzarlo con tan poca gente? – se tranquilizó respirando hondo – odio a la gente chistosa – miró nuevamente a Zeff y recogió completamente la bolsa de comida – espero que para cuando regrese todos ustedes se hayan marchado, lo único que quiero en el lugar es la bitácora.

Con eso comenzó a alejarse de Luffy. Gin se quedó dónde estaba sin saber qué hacer, por un lado estaba el hombre que se supone debería respetar pero que incluso casi le rompe el brazo solo para ver si estaba nuevamente en su mejor momento y por el otro lado había dos personas que también respetaba, Sanji y Luffy.

– ¿Qué vamos a hacer Luffy? – preguntó Nami acercándose – ¿vamos a pelear contra todos esos piratas?

El azabache asintió – van a ser una buena prueba para ustedes para ver qué tan fuertes se han vuelto – sonrió colocando su brazo en los hombros de la akage, Sanji frunció el ceño molesto y celoso – por Krieg no se preocupen, me encargo yo…

– ¿Qué están haciendo? – preguntó Gin golpeando el suelo – Don es el hombre más fuerte del East Blue si no huyen los va a matar…

– Hagamos una apuesta entonces – interrumpió Luffy sonriendo diabólicamente – si yo gano, si yo venzo a Krieg sin recibir un solo golpe entonces te unes a mi tripulación.

Gin negó con la cabeza pensando que Luffy estaría loco – ¿y si pierdes?

– Si pierdo, si me da un solo golpe entonces dejare que tomen este barco, dejare que hagan lo que quieran con él, incluso les daré mi barco y les daré mi tesoro.

Los cocineros se alarmaron porque este tipo hiciera una apuesta entregan do su casa – no puedes ganar – dijo Gin mirando a los ojos de Luffy – es un suicidio, me estás dando todo por solo un golpe.

– Te aseguro que te estaré dando mucho más cuando te unas a mí.

– Hey no regales nuestro barco así como así – gritó uno de los cocineros.

Luffy lo regreso a ver – creen poder vencer a Krieg ustedes solos – se burló el azabache – si Zeff tuviera su otra pierna estoy cien por ciento seguro de que lo harían, Krieg es solo un bufón después de todo, incluso con su edad alguien como él le ganaría con los ojos cerrados… pero ustedes… ustedes no tiene una mínima oportunidad sin nosotros así que, sí, doy este barco porque si no lo defiendo lo pierden así de simple.

Zeff y Luffy se miraron unos segundos mientras este último comenzaba a canalizar Haoshoku Haki por todo el lugar haciendo que los más débiles comenzaran a sudar y ver con caras de terror a Luffy.

– Esta bien estoy de acuerdo – dijo Zeff sonriendo, no había manera de que este chico perdiera.

Los cocineros comenzaron a quejarse porque Zeff estuviera de acuerdo con este pirata que a leguas se notaba que estaba bien zafado la teja, era imposible que venciera al pirata más temido de todo el East Blue sin recibir un solo golpe.

– Chicos listos para la batalla estamos defendiendo este barco hasta que pierda o en su defecto Krieg se esté comiendo sus piernas.

Todo el mundo se levantó y Usopp gritó de dolor cuando se levantó debajo de una mesa golpeándose la cabeza, los cocineros vieron al cobarde con una gota en la nuca y confirmando que sus esperanzas estaban acabadas.

– Estaba impacientándome de todos modos – dijo Zoro emocionado caminando hasta estar a un lado de su capitán.

– Por cierto Sanji – mencionó Luffy – quiero que con esta batalla veas el por qué Zeff te salvo… espero que te des cuenta tu solo porque o si no tendré que darte la paliza de tu vida y llevarte conmigo inconsciente – miró a Zeff nuevamente que asintió – después de todo ya tengo el permiso de tu jefe.

Antes de que Sanji dijera algo más escucharon el grito de guerra de los piratas de Krieg, cerca de cien hombres queriendo tomar ese barco contra veinte más o menos.

Estaban listos para la batalla cuando Luffy sintió una presencia enorme acercándose, una presencia que no esperaba encontrara aquí, lo más probable el terror del Grand Line venía siguiendo a estos patéticos piratas.

Bueno por lo menos sería más interesante que solo patearle el culo a un montón de debiluchos.


Explicaciones para el capítulo, como dije arriba este capítulo es más de paso, la entrada para uno de los personajes que más me gustan, Dracule Mihawk, es el punto fuerte de este arco porque los villanos me parecen bastante… insuficientes, no sé cómo explicarme correctamente.

Krieg es patético, por otro lado tiene un personaje con mucho potencial como lo es Gin en sus filas, he leído algunos fics en los que lo hacen parte del grupo y me agrada incluirme entre ese grupo que lo incluye en la banda.

Aproveche este capítulo como la intro para algunos personajes más, Johnny y Yosaku como en el canon y explicar el puesto que tomaría Kaya, no me gusta mucho eso de simplemente agregar personajes porque si sin un uso real así que espero poder darle un puesto a todos los que entren aun si son repetidos.

Si tienen ideas para eso, tengo los oídos abiertos, escuchare… leeré sus opiniones y si me agradan las aplicare como ya lo hice en mi fic de Naruto.

También aproveche este momento para que Nami le pida ayuda a Luffy, en el canon no me agrado mucho el que la peli naranja se marchara con el barco cuando pudo haber pedido ayuda… si solo se quedaba a ver la pelea con Krieg todo hubiera sido diferente.

No me molesta en si la traición porque era por una más que buena razón, lo que me molesta es que no confiara en la fuerza de Luffy, puede ser un ESTÚPIDO con todas las letras mayúsculas pero cuando se lo necesita es más confiable que cualquiera.

Todo su problema con Usopp y el robo de su dinero se hubiera evitado con esa simple petición.

Como sea, lo hecho, hecho esta y Luffy demostró su fuerza peleando contra el supuesto terror del East Blue derrotándolo, como ya dije en otra nota incluso creo que es alguien a quien Luffy si asesino.

Por si se preocupan sobre mi postura de que Luffy debería matar a ciertos personajes, no pienso que Luffy sea malo por eso, pero dejar a todos sus contrincantes vivos me parece algo bastante estúpido, habrá quienes estén más a su nivel y será difícil hacerlo pero por ejemplo Arlong está mejor muerto, eso sí humillándolo bien humillado antes.

Con eso dicho espero sus Reviews, Follows y Favorites, Mata Ne.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Regreso 8839 0 0 2. Comienza el camino 8723 0 0 3. Buggy el payaso 9876 0 0 4. Un día más, una lucha más 11437 0 0 5. Un cocinero 9432 0 0 6. El poder de un Shichibukai 10247 0 0 7. Mi navegante y mi carpintera 12022 0 0 8. Recompensa 9642 0 0 9. Tormenta 9802 0 0 10. Weaskey Peak 9459 0 0 11. Jefe de doctores 13268 0 0 12. Baroque Works 10008 0 0 13. Hiken no Ace 9018 0 0 14. Arabasta un país de cuidado 8560 0 0 15. Utopía 9034 0 0 16. Los pecados de Crocodile 8793 0 0 17. Guerra 8843 0 0 18. Armas ancestrales 10079 0 0 19. La suplica de una Princesa 16204 0 0 20. Adiós a un Nakama 9361 0 0