D de Destino @fxrobalino
Arabasta un país de cuidado

Buenas ¿cómo están? Estamos de regreso publicando, para los que no leen mis otros fanfiction, ya tenía estos capítulos escritos, pero me olvide completamente de publicarlos, subí el de Harry Potter el 23 si no estoy mal, este y el de Naruto me demore un poco más porque estuvimos moviendo unos muebles a otro departamento.

Por eso mismo intentare hacer estas notas lo más cortas posible para poder subir más rápido los capítulos también.

Así que comencemos a responder un par de Reviews, para shiro avicii que escribió el Review más largo que me llego y por supuesto siempre manda uno, yo también esperaba la entrada de Ace al fic, especialmente porque Luffy ahora no es un bobo sin remedio jajajaja.

También porque Makino estaba allí y por supuesto muchas cosas están cambiando poco a poco.

En mi opinión Ace no tenía un nivel tan bajo con relación a sus Nakamas, y si mal no recuerdo Ace obtiene el puesto de comandante de la segunda división porque nadie más quería el puesto, aunque puedo estar equivocado, por supuesto que debería por lo menos saber sobre el Haki lo que es extraño.

Pero también podía ser que utilizara más sus habilidades con la fruta porque, la Mera, Mera no Mi es considerada una de las más poderosas tipo Logia, junto con la Goro, Goro no Mi.

Por su puesto que una mentalidad así no está bien es un mundo donde continuamente estas peleando por sobrevivir o subir el escalón de fuerza.

Pero es algo más entendible, especialmente porque los tipo Logia tienden a confiarse por no poder ser tocados, algo en lo que Luffy también peca, barias veces mientras pelea contra alguien fuerte y le hace daño físico se sorprende por eso, como si ser un hombre de goma inmediatamente lo hace intocable.

Aun así, yo le di esa vuelta que esperábamos todos que tuviera, es decir que demuestre lo fuerte que es con todas sus habilidades, en las que se incluye el Haki. Me gusto como quedo, tenía que ser una pelea corta porque Ace tenía que reunirse con su hermano, pero por lo demás creo que la alargue lo suficiente y por su puesto demostré que Ace es más fuerte que humitos.

Fue muy divertido escribir la escena de Ace reuniéndose por fin con los Mugiwara, fueron muchos golpes en un instante, el cambio de fruta, reunirse con Makino, el beso, era demasiado para el pobre hombre.

En cuanto a Koala y los revolucionarios, pareció un poco raro que no estuvieran presentes en Arabasta, después de todo es una situación bastante parecida a la de Dressrosa, yo di una especie de escusa de porque no estaban participando, ya que Crocodile era considerado en ese tiempo como el más débil de los Shichibukai.

Me imagino que los Revolucionarios esperaban efectivamente que el gobierno actuara en algún momento.

De todos modos, a mi parecer deberían estar presentes así que era un momento muy bueno para otra aparición de la hermosísima Koala, ya veremos que sucede con eso más adelante MUAJAJAJAJA.

El resto de Reviews son muy parecidos y cortos, me agrada que les gustara la pelea y especialmente la reacción de Ace a la nueva actitud y tripulación de su hermano.

Solamente para carlitos14 Vivi no va a estar con los Mugiwara y no va a estar en el harem, como ya he explicado me parece que se merece disfrutar de su victoria, de haber salvado su país.

Así que no saldrá de Arabasta, además también puede ser que no me guste la pareja Luffy/Vivi porque cuando comencé a ver el anime parecía que todo el mundo los quería juntos mientras yo decía no el LuNa manda, por su puesto luego cambiaron a Vivi por Hancock así que ninguna de las dos me gusta con Luffy.

Por lo tanto, ninguna estará con Luffy, simplemente porque no quiero que lo estén, incluso si son hermosas y no me caen mal, ni nada por el estilo, simplemente no me gusta la pareja.

De todos modos, espero que disfruten del capítulo.

Cap14.- Arabasta un país de cuidado.

El grupo navego rápidamente siendo jalados por Cerbero, alejándose rápidamente de Baroque Works y de los marines, recorrieron el mar por un buen tiempo manteniendo en todo momento Arabasta a su lado derecho.

Después de haberse alejado bastante de Nanohana, Vivi decidió que era un buen momento para que Carue llevara un mensaje a su padre.

Un mensaje que le contaba y le advertía de todo lo que descubrió sobre Crocodile, esperaba que con eso podrían comenzar a arreglar unos cuantos problemas, los guardias al menos no se amotinarían.

Por su puesto el problema principal seguía siendo el ejército rebelde, pero esperaba poder arreglar eso hablando con… los líderes en Yuba, Luffy por su puesto fruncía el ceño cada vez que decía eso, después de todo estos tipos quería pelea, el que la princesa, alguien a quien de momento odiaban, entrara en su territorio como si fuera la dueña del lugar solo podía causar problemas.

Pero como ya venía siendo común, esta chica era un idealista y creía que todo se podía arreglar con un par de palabras, era buena política, eso todos, incluso Gin podían decir con facilidad.

Pero eso no siempre funcionaba, especialmente cuando estaban en medio de una guerra o estaban a punto de iniciar una.

Por lo menos ahora podían decir que no todos los gobernantes era una mierda, Luffy y Gin eran los que más habían tenido roces con ese tipo de gente, y ambos estaban casi esperanzados en volver a toparse con esa gente para poder masacrarlos a golpes.

Sea como sea Vivi le entrego la carta a Carue y Sanji le dio un barril en miniatura lleno de agua, incluso para un pato que tenia de hábitat natural el desierto sería fácil cruzarlo sin al menos algo para hidratarse, se le recomendó que racionara el agua, pero Carue podía llegar a ser tan tonto como el resto de la tripulación.

Una vez estaban en movimiento de nuevo fue cuando Ace comenzó a despertar de su desmayo, todos lo rodearon viéndolo como si fuera una especie totalmente nueva y exótica.

Se despertó con un grito y terminó golpeando su cabeza con la de Chopper que estaba más cerca, ambos se lanzaron al suelo una vez más tomando sus frentes adoloridas.

– Mierda que sueño más extraño – se quejó Ace aun acariciando su frente – Luffy con Makino-san eso es imposible.

Luffy se quejó mientras Makino y el resto de las chicas se reían, Ace levantó la cabeza notando a todas las personas que lo rodeaban, abrió la boca por un segundo antes de volver a cerrarla, no, no estaba soñando, allí estaba Makino-san con la misma ropa, allí estaba Luffy mucho más alto.

– Tiene la cabeza muy dura – dijo Chopper algo desorientado para diversión de todos.

Ace se fijó en el pequeño desconcertado, ciertamente parecía alguien a quien su ototo traería a la tripulación – ¿eres un tanuki? – preguntó asombrado.

– ¡Soy un reno¡ – gritó Chopper furioso, para diversión del resto de sus Nakamas.

Ace asintió aun completamente desconcertado, negó con la cabeza y regresó a ver a Luffy, se levantó a toda velocidad agarrando a su ototo por los hombros y comenzó a zarandearlo – ¡qué demonios Luffy! ¿¡qué te paso!? ¡dímelo todo tu pequeño idiota!

Makino tuvo que detener a Ace de seguirlo zarandeando porque Luffy estaba comenzando a marearse, cuando por fin lo soltaron incluso se tambaleo por un momento antes de caer de cara contra la cubierta – te lo explicare todo, pero cálmate – dijo Makino sonriendo divertida.

El azabache asintió y se sentó suspirando para relajarse – bien, bien…

Makino se sentó al frente y comenzó a contarle lo que ocurrió justo después de que él mismo partiera para comenzar su viaje como pirata, hizo un par de muecas al saber que su pobre ototo había sido entrenado duramente por Garp, no esperaba reunirse con él nuevamente, no quería recibir de ningún modo su puño del amor o de castigo por convertirse en pirata, Luffy lo tendría aun peor estaba seguro.

La boca se le fue al suelo cuando le contaron del cambio de fruta, por supuesto no tenía ni la más mínima idea de cómo había sucedido, simplemente paso, eso explicaba el cambio de cuerpo y de inteligencia por parte de su hermanito.

La goma no lo dejaba mostrar físicamente su fuerza y mentalmente la inteligencia que poseía, que no era mucha para otro tipo de cosas que no fueran pelear, pero si se notaba un cambio abismal a comparación con el completo estúpido que había sido antes, pero el físico seguía siendo lo más impresionante.

Mientras más crecían más se daban cuenta que el cuerpo de Luffy se quedaba atrás, era asombroso que pudiera derrotar animales gigantes con ese físico, no crecía mucho, sus músculos no se formaban.

Parecía que una vez cambio de fruta todo ese trabajo duro lo había alcanzado, Luffy ciertamente sería un poco más alto que él.

Sus habilidades también se habían vuelto mucho más fuertes, ciertamente como un Logia al principio era una gran diferencia, pero contra los verdaderos gigantes del Grand Line una fruta no era gran diferencia, podías tener una Logia, una Zoan o una Paramecía y no importaba en verdad.

En el Nuevo Mundo lo que más importaba era tu habilidad con el Haki, eso era lo que marcaba una diferencia, nada más y nada menos.

Pero al parecer Luffy ya tenía las bases arraigadas, se estremeció de puro miedo al pensar en lo que su abuelo le hizo a Luffy para que pudiera aprender Haki, después de todo era un entrenamiento duro, ni siquiera los marines más sádicos enseñaban a sus subordinados sobre esto hasta que no estuvieran listos.

Esa también era una muestra de la impresionante habilidad de Luffy, era un verdadero prodigio para la pelea, a decir verdad, estaba muy orgulloso, y se quedaba más tranquilo sabiendo que podía defenderse sin ningún problema.

Luego le fueron contando como fue el inicio de su viaje, lo más impresionante fue saber de Cerbero, el Rey Marino incluso salió de las profundidades para saludar con la lengua afuera como un perro, Ace sabia como lo había amaestrado, y estaba sonriendo ante la suerte de su hermano, un Rey del Mar más viejo hubiera sido imposible de amaestrar incluso con Haoshoku Haki.

Se rio de las primeras peleas que tenía, especialmente cuando se enfrentó a Morgan, él había escuchado mucho de ese marine cuando recién comenzaba, pero saber que era un fraude solo lo hacía más gracioso, definitivamente los marines del East Blue eran una vergüenza.

Pero fue abriendo la boca conforme las historias de peleas pasaban, nunca se enteró que peleo contra Mihawk, si eso hubiera salido la recompensa de Luffy seria tres veces más grande.

Pero estaba mucho más impresionado porque el mismo Mihawk les hubiera… reconocido, dos novatos que no tenían nada de los titanes del Grand Line, era un reconocimiento a su fuerza, a la fuerza en que se convertirían. Se asombró cuando le dijeron que Luffy había literalmente masacrado a Arlong.

Eso no se parecía a su hermano en lo más mínimo, aunque estaba de acuerdo en que era algo hasta necesario, aun así, se preocupó por lo que podía pasarle a Luffy.

Esa extraña presencia que describía Makino, no conocía a nadie que sufriera ese tipo de cosas cuando comía una fruta del diablo, quizá era por lo rara que era, pudiendo controlar tres elementos.

O quizá era porque ya había tenido una antes, no podía decirlo en verdad, aun así, habría que tener cuidado y descubrir qué demonios pasaba o podía convertirse en un peligro no solo para sus enemigos, sino también para sus Nakamas y para él mismo, sabia como Luffy cuidaba de la gente cercana y que apreciaba.

Se puso rojo como tomate cuando le contaron las aventuras sexuales de Luffy, Nami evito que Makino… profundizara en todo eso, pero lo que dijo fue suficiente para que Ace regresara a ver a su hermano con un nuevo... sentido de orgullo.

Por su puesto desde que él había partido había tenido muchas parejas, pero de tener amigos sexuales a tener el valor de reunir a barias como parejas más formales, no sabía si llorar por lo suertudo de su hermano, abrazarlo por su valentía o hacer ambas por su posible muerte.

– Luffy debo decirlo, tienes que ser el hombre más valiente del planeta – murmuró Ace dándole un par de golpes en la espalda – pensar que te atreverías a tomar varias mujeres…

Fue detenido por el golpe de Makino en su cabeza – ¿de qué estás hablando? – preguntó con una sonrisa inocente.

Tragaron saliva dando un paso para atrás – solo digo que es un hombre con suerte por tener a tan finas damas junto a él – respondió Ace sudado balas, Makino asintió dando media vuelta.

– Parece que te enseñe bien.

– Sí, definitivamente, capitán tienes que tener las pelotas más grandes de este mundo – dijo Zoro, lastimosamente para él Nami estaba justo detrás y recibió un golpe que podía poner a los de Shirohige en vergüenza.

– Mejor cállate Zoro – rugió la akage con una mueca diabólica.

Todos, incluido Luffy, y exceptuando a Sanji se alejaron rápidamente completamente aterrados – o Nami-swan te vez tan hermosa cuando te enfureces con el musgo parlante.

– ¿Qué acabas de decir ero-cook? – rugió Zoro sacando su cara de la cubierta.

– Lo que oíste cabeza de alga.

Ambos comenzaron a pelear siendo alentados por Gin, el castaño solo lanzaba comentarios insidiosos que hacían al par pelearse con mayor fuerza, eso hasta que Nami los enterró a los tres en la cubierta.

– Um Luffy – le susurró a su hermano – ella no sabe… Haki ¿cierto?

El azabache lo regresó a ver con la boca abierta, se estremeció de puro terror al imaginarse a la akage usando Haki – no… no se lo digas o podría ser peligroso – y no lo decía solo por ellos, el mundo entero estaría en peligro si Nami aprendía Haki.

Su hermano asintió y se estremeció cuando la akage los regresó a ver con los ojos entrecerrados, saludaron con sonrisas nerviosas y suspiraron cuando se alejó.

Una vez más tranquilos se enfocó en la única chica que no parecía no estar gravitando alrededor de su hermano – entonces Luffy ¿qué haces con una princesa abordo?

Luffy se recargó contra el barandal – Vivi nos pidió ayuda, su país está a punto de iniciar una guerra civil causada por Crocodile – se encogió de hombros sonriendo – se ofreció a darme comida así que acepte.

Ace se rio negando con la cabeza, típico de Luffy pedirle a una princesa que le pagara su ayuda con comida – sabes que un pirata, especialmente alguien como Crocodile, nunca anclaría en un solo lugar por mucho tiempo, algo más tiene que estar pasando.

– Simplemente puede ser por su superioridad de campo estando en un desierto – comentó Luffy mirando hacia el país – pero si, tiene razón, quizá por eso es que tiene a Robin Nico con él.

Ace lo regresó a ver enseguida – ¿Robin Nico, la niña demonio? – Luffy asintió mirando a su hermano con interés – se dice que ella está buscando los Poneglyph para poder saber que paso en el siglo perdido, quizá Crocodile quiere algo con eso también.

Luffy asintió de acuerdo, pero Ace aún seguía pensando en lo que pasaba, Crocodile no parecía ser del tipo de buscar en la historia, aun así, podía ser factible quien sabe.

– Oye porque no entrenas con nosotros – dijo Luffy emocionado – sería bueno poder enfrentarse a alguien diferente para variar – sonrió cuando Ace le asintió, gritó llamando a todos hacia la cubierta para poder entrenar.

Ace también estaba emocionado, no había entrenado con Luffy desde hace mucho y ahora tenía varios Nakamas que parecían fuertes, sería muy, muy interesante, aunque tenía que reconocer que era extraño ver a Luffy actuar más como un capitán que como el chico tonto de su infancia.

Aun así, parecía no perder esa esencia que lo hacía tan Luffy, había extrañado a su ototo y planeaba aprovechar esto todo el tiempo que pudiera.


Miró apaciblemente por la ventana de su suite, todo estaba a oscuras gracias a pesadas cortinas negras, no entraba un solo rayo de sol, excepto en el sector donde él mismo estaba abriendo la cortina para ver el reino de Arabasta.

El reino de arena había sido algo en lo que puso sus ojos hace mucho, incluso antes de convertirse en un Shichibukai.

No solo por su obvia ventaja de campo, sino también por su… cultura e historia, tantos secretos escondidos entre esas dunas. Por su puesto como un pirata sería imposible de tomar, así que ni bien le ofrecieron el puesto de Shichibukai lo acepto y se trasladó allí, esos pobres idiotas.

El gobierno no estaba enterado de que solo los estaba usando, los idiotas que lo alababan como un héroe no sabían que solamente eran un estorbo.

Lo más divertido era que podía sacar del camino fácilmente a quien se entrometiera, el desierto era un lugar despiadado, incluso cuando los Nefertari había logrado crear ciudades y un reino estable, aun el desierto era un lugar despiadado y se cobraba miles de vidas.

Con su fruta del diablo era sencillo hacer parecer un accidente cualquier desaparición que quisiera.

Y con eso comenzó su alza de poder en Arabasta, unos accidentes por aquí, una desaparición por allá, plantar el Dance Powder fue más difícil, pero no tanto como hubiera esperado de un reino con un poder militar alto.

Después solo tuvo que mejorar la opinión de la gente con respecto a él, siendo Arabasta un reino bastante popular para piratas, solo tuvo que deshacerse de esos mismos piratas que causaban problemas y listo, ahora era el héroe, la imagen del reino, y con el descenso en la popularidad de Cobra, todo estaba colocado para que pudiera tener su ascenso.

Pero después apareció una piedra en su camino, no pensó que sería muy difícil deshacerse de la princesa, aunque estaba impresionado de que se arriesgara a infiltrarse en su organización.

Quizá esa sorpresa fue lo que no le permitió actuar a tiempo, la princesa escapo sabiendo su verdadera identidad y se topó con ese maldito pirata.

Si era sincero no esperaba nada del pirata, podía tener una recompensa sumamente alta, especialmente para el lugar de donde venía, pero seguían siendo un pirata del East Blue, el mar más débil de todos, quizá enviar a Mr. 5 y a Miss Valentine no había sido una buena idea.

Pero el maldito pirata pudo con Mr. 3 también y de uno u otro modo logro evadir a Mr. 2, ahora la maldita princesa estaba en Arabasta, podía acabar con sus planes.

Sonrió más tranquilo cuando se enteró que estaba anclando en Nanohana, justo donde su Billions se estaban reuniendo, lastimosamente si los agentes principales no pudieron con el maldito mocoso, los Billions no tenía oportunidad, por lo que sabía ahora estarían dirigiéndose hacia Yuba.

Por suerte previendo este resultado hizo un par arreglos para que el ejército rebelde cambiara de sede, un poco de Dance Powder y un par de comentarios por aquí y por allá, y Kohza líder de los rebeldes se marchó de Yuba.

Para cuando esa molesta princesa llegara allí no encontraría nada más que muerte, destrucción y desierto.

Con eso aun tendría que adelantar un poco sus planes, pero podía hacerlo mucho más tranquilamente de lo que esperaba, quizá tendría suerte y alguno de los animales del desierto terminaría con esa molesta princesa y ese maldito pirata.

Fue en ese momento que entro Robin con esa sonrisa tan molesta, sabía que estaba por allí paseándose en todo momento, sabía que había estado esperando el momento justo para entrar a enfrentarlo, no confiaba en ella y sabía muy bien que ella no confiaba en él, lástima que fuera tan necesaria.

Su conocimiento sobre los Poneglyph la hacían indispensable – ha llegado un informe – murmuró con suavidad aterciopelada – los barcos de los Billions en Nanohana fueron completamente aniquilados por una fuerza desconocida.

Miró hacia el firmamento desde la ventana y expulsó un poco de humo, el puro en su boca se movió ligeramente cuando apretó los dientes con ligereza – ya veo.

– En este momento nuestros contactos están confirmando todo e intentando averiguar quién fue el responsable – siguió Robin.

– Hombres como los que hemos reunido para los Billions se consiguen con facilidad – murmuró Crocodile con aburrimiento – eso no es un impedimento para mi plan, pero… quiero saber quién es el que lo hizo.

Ambos tenían sus sospechas, pero no podían confirmarlas, y si era quien creían eso quería decir que el mocoso podía ser más complicado de lo que pensaron en un principio – estamos esperando noticias de nuestros contactos.

– Bien – volvió a soltar humo y movió su garfio para reflejar el brillo del sol – cuando lo averigüen quiero que lo aplasten.

– Entendido – inclino la cabeza y colocó su mano en su mejilla – he enviado a los Erimaki Runners para que entreguen tus órdenes.

Se rio sádicamente – cuando encuentren a ese mocoso quiero que me traigan su cabeza – susurró agachando la cabeza ligeramente – creo que será un buen adorno de mesa.

Robin se estremeció ligeramente antes la idea, pero siguió sonriendo – como desees.

Dio media vuelta y con una mirada Robin sabía que estaba siendo echada, volvió a inclinar la cabeza y se marchó rápidamente sin querer estar cerca de Crocodile tanto tiempo.

Parecía que Mugiwara lo estaba estresando más de la cuenta, después de todo siendo un Shichibukai no muchos se atrevían a enfrentarse al rey de arena.

El que ahora un novato estuviera enfrentándolo sin ningún miedo, o aun peor que sus hombres no pudieran con él, estaba poniendo a Crocodile de un humor aun peor, ya no estaba tan segura de que esto sea buena idea, necesitaba leer el Poneglyph que su actual empleador buscaba, pero le preocupaba la lucha en la que se metería.

Si bien sabia la debilidad de la fruta Suna, Suna seguían siendo una Logia, sus habilidades no funcionarían contra él y si fallaba en su propio plan entonces estaba acabada.

El que Mugiwara sea también un Logia le preocupaba, pero quizá era lo que necesitaba para sobrevivir a un pirata como ninguno al que se haya enfrentado antes, sería una lucha interesante y esperaba completamente que el novato fuera lo suficientemente fuerte como para enfrentar a Crocodile sino podían darse por muertos.

– Por el momento lo mejor es mantener la cabeza gacha y ver cómo se desarrollan los eventos – susurró para ella misma – lo importante es conseguir ese Poneglyph.


En un par de días llegaron por fin a un lugar donde pudieron anclar, cerca de allí se encontraba Erumalu según Vivi una de las ciudades que más sufrió por Crocodile, pasando de ser una prospera y hermosa ciudad a ser un cementerio.

Pero antes de poder anclar se produjo una de las típicas peleas dentro del Going Merry, como siempre causada principalmente por Sanji el cual puso el grito en el cielo cuando se dio cuenta que las chicas estaban usando capas cubriendo su cuerpo – porque Nami-san – gritó el pervertido tirado en el suelo llorando a lagrima viva.

– No podemos caminar por el desierto en esas ropas – dijo la akage con una expresión aburrida, era divertido cuando podían extorsionarlo, pero de otro modo el pervertido solo las molestaba.

– Nos quemaremos en el desierto Sanji-san – explicó Vivi con una sonrisa y acariciando el cabello del rubio que enseguida se derritió en el suelo.

– Cuidado Vivi ese pervertido podría terminar haciéndote algo donde no te cuidas – dijo Gin a su lado, Zoro recargado en uno de los cañones se rio.

El rubio se levantó furioso cuando Vivi dejo de acariciarlo y se alejó algo… nerviosa – porque dices eso maldito idiota – gritó Sanji con ojos en llamas – no ves que mi preciosa Vivi-chwan me estaba consolando… además soy un caballero nunca me propasaría con una dama.

– Claro lo que digas ero-cook – se burló Zoro sonriendo – especialmente cuando se trata de Bon-chan, después de todo eres su caballero de brillante armadura.

El rubio gritó furioso cargando a toda velocidad hacia Zoro cuando una puerta se abrió dando paso a Luffy, Makino, Kaya y Ace. Gin y Zoro solo pudieron reírse más cuando notaron que Sanji estaba casi inconsciente por el golpe directo con la puerta.

– Soy tan incomprendido en este barco – murmuró Sanji echándose en la cubierta y comenzando a rodar.

Los que recién llegaban miraron confundidos, mientras el resto solo se reía, en cuanto a Chopper y Usopp, estaban intentando como podían mover el ancla cuando notaron algo emerger desde el mar – ¿qué es eso? – preguntó el narizón nervioso.

De repente comenzaron a salir del mar un momento de… focas con un caparazón parecido al de tortugas, se quedaron viendo a las extrañas criaturas por un momento antes de que Vivi gritara – Kungfú Dugongs – gritó la peliazul.

– 'Deben luchan conmigo y vencerme si quieres desembarcar aquí, si están asustados entonces márchense idiotas' – dijo Chopper inclinando la cabeza – eso es lo que dice – el Dugong hacia expresiones muy parecidas a las de un humano y tenía claramente una actitud muy prepotente.

Todos volvieron a quedarse quietos mirando a las extrañas criaturas, todas estaban moviéndose con rapidez, realizando diferentes estilos de artes marciales – no puedo quedarme quieto cuando me llamas idiota y cobarde – murmuró con una sonrisa y agravando su voz lo más que pudo – ahora verán.

Vivi volvió a gritar tapándose la boca alarmada, el resto se quedó viendo interesados en lo que podían hacer estas criaturas… y ver si Usopp podía hacer algo contra estas cosas.

Lastimosamente para ellos Usopp perdió… desastrosa y rápidamente, en cuestión de segundos estaba tirado en el suelo llorando con la cara hinchada y sangrando mientras el Dugong levantaba sus barcitos en pose de victoria, incluso estaba sobre Usopp para demostrar que era más fuerte.

Ace comenzó a reírse de las payasadas del narizón y golpeó a Luffy en la espalda, se estaba riendo casi tanto como su hermano – tu tripulación es muy graciosa Luffy, ese tipo es alguna clase de cómico ¿cierto?

– Sí, es el bufón de la tripulación – se burló Luffy antes de recibir un golpe en la cabeza por parte de Makino.

– No te burles de Usopp Luffy.

Vivi lo calló rápidamente – los Kungfú Dugongs son muy fuertes – gritó alarmada – no deben tomarlos a la ligera… quizá sea mejora anclar en otro lugar.

Luffy se encogió de hombros y saltó también, el Dugong se lanzó con sorprendente velocidad hacia Luffy e intento golpearlo en el rostro fácilmente como al anterior humano que se atrevió a enfrentarlo.

Luffy inclino el cuerpo hacia un lago y con un poderoso golpe enterró al Dugong en el suelo, incluso le creció un enorme chicón en la cabeza.

– Gane – murmuró regresando a ver a Vivi que tenía la boca abierta.

El resto estaba por desembarcar cuando notaron como el Kungfú Dugong se levantó y miró a Luffy con ojos brillantes, hizo una extraña pose y pronto todos los Dugongs estaban a su alrededor con esos mismos ojos brillantes.

– Um… el código Dugong dice que deben convertirse en discípulos de cualquiera que los derrote – suspiró cuando todo el mundo comenzó a bajar del barco.

Ignoraron a Luffy que estaba enseñándoles algunos trucos que había aprendido en sus largas luchas, Sanji preparó comida para todos y todos tenían una gran mochila con cosas que serían indispensables, especialmente Chopper y Kaya siendo los dos médicos de abordo.

Cuando estuvieron listos los Dugongs estaban caminando… o arrastrándose detrás de Luffy bien ordenados.

– !No puedes llevártelos! – gritó Nami con dientes de tiburón.

Los Dugongs se abrazaron a Luffy como podían, incluso su cara estaba siendo tapada por los cuerpos de los animales que miraban a las mujeres con cara de cachorro a medio morir, titubearon, Nami abrió la boca para hablar cuando la vieron directo a los ojos, su queja se quedó en su garganta.

– Um… dudo mucho que puedan sobrevivir en el desierto – dijo Vivi con una pequeña sonrisa.

A la final Luffy tuvo que pedirle a Cerbero que se encargara de cuidar a la manada, Ace ya sabía sobre el Rey del Mar, pero aun sufría espasmos de pura sorpresa cuando lo veía, era simplemente inaudito, había escuchado y presenciado a piratas que usaban animales marinos para llevar sus barcos, principalmente hacia la isla Gyojin, pero un Rey Marino, eso definitivamente tenía que ser sacado de alguna leyenda o algo así.

Caminaron por un tiempo y encontraron Erumalu, algunos pensaron que sería problemático entrar en la ciudad, especialmente si los marines estaban cerca, pero no encontraron nada más que desolación.

– ¿Qué es lo que paso aquí? – preguntó Nojiko mirando de lado a lado.

– ¿Esto es Yuba? – cuestionó Kaya confundida.

– No, esta es Erumalu, una vez conocida como la ciudad verde – murmuró Vivi melancólica – y esto es lo que Baroque Works y Crocodile le han hecho a mi país.

Se adentraron en la ciudad viendo todo lo que podían especialmente por si encontraban algo que pudieran comer, eran muchos por lo tanto sus raciones de alimentos no durarían tanto como para cruzar el desierto hacia donde estaría Yuba, según Vivi era un largo camino.

Mientras se adentraban la peli azul les fue contando como fue que se inició la guerra civil que ha estado ocurriendo durante tres años en Arabasta.

Entonces Luffy les contó sobre el viejo que producía Dance Powder, Vivi se puso furiosa, por lo que recayó en Makino explicar a todos que era ese polvo del que se estaba quejando su princesa residente.

Eso llevo a la discusión sobre la probabilidad de que Cobra, el padre de Vivi pudiera haberlo hecho, cosa que fue refutada enseguida por Vivi y por Makino por diferentes razones, la peli azul porque era su padre y sabía lo que estaba ocurriendo – si Cobra usara Dance Powder seria para todo su reino no solo una sección – explicó Makino suavemente – por lo tanto, no existiría una guerra civil sino una guerra contra un país vecino.

Ace asintió comprendiendo lo que decía la mujer – es algo bastante irracional pensar que se usaría ese tipo de cosa solo para una sección del país.

– Pero el Rey no querría meterse en un problema mayor haciendo eso – dijo Gin inclinando la cabeza – preferible una guerra civil que a una más grande.

– ¿Un Rey que ha liderado perfectamente bien el país por años de repente quiere toda el agua solo para él? – preguntó Nojiko sarcásticamente – no tiene ningún sentido.

– Y por eso, esta guerra no tiene ningún sentido – secundó Zoro.

Llegaron a un enorme canal parecido a una carretera hecha de arena seca y dura, resquebrajada por el paso del tiempo – ¿qué es este camino Vivi-chan? – preguntó Sanji intentando coquetear con la peliazul.

– Este era el canal que se usaba para traer agua desde el río Sandora – explico la chica mirando la arena bajo sus pies – fue destruido misteriosamente y ya no pudo proveer de agua a Erumalu, sin lluvia y sin el río la ciudad se fue secando poco a poco.

– Las sospechas a tu padre debieron aumentar con eso – dijo Kaya suavemente.

Asintió y comenzaron a caminar una vez más – las luchas comenzaron, la gente viajo a otras ciudades, Erumalu cayo, desapareció debajo de las dunas de arena… como otras tantas.

De repente un fuerte viento hizo que la ciudad entera comenzara a… sonar, como si personas estuvieran hablando o algo parecido.

Usopp y Chopper se escondieron rápidamente detrás de Luffy, mientras todos estaban viendo a su alrededor esperando ver a alguien, Ace y Luffy pudieron sentir algo en el viento, en la arena, pronto un pequeño tornado se formó envolviéndolos, sintieron la presencia como si alguien estuviera acechándolos.

Pero enseguida paso y la presencia se esfumo con el viento, como si nunca hubiera existido, Luffy se quedó viendo hacia el cielo frunciendo el ceño, el que hubiera estado allí era poderoso, y estaba seguro de que solamente había una persona en Arabasta con ese tipo de fuerza.

Enterraron un esqueleto de alguien que murió allí y continuaron, aunque Sanji iba rumiando sobre el desgraciado de Crocodile y las ganas que tenia de patearlo hasta la muerte – hay que llegar pronto a Yuba – dijo Nami con una sonrisa.

– Para detener al ejército rebelde – terminó Nojiko.

Con eso salieron de Erumalu y comenzaron a recorrer el desierto, pero pronto comenzaron a tener problemas, por su puesto el primero en caer fue Chopper, siendo un reno era imposible que pudiera resistir por mucho tiempo el calor sofocante de Arabasta.

El siguiente fue Luffy, mientras estaban cerca del mar estaba más tranquilo porque había humedad en el aire, pero mientras más se adentraban en el continente más difícil se volvía.

Por su puesto Luffy podía resistir sin tanto problema solamente por el entrenamiento infernal por el que lo hizo pasar su abuelo.

Sudaba y necesitaba tragos largos de agua constantemente, pero por lo demás seguían caminando como el resto, Chopper lastimosamente no tenía esa opción así que crearon una especie de trineo y fueron jalando al pobre reno rotándose para no cansarse tanto.

Ace y Vivi eran los que más aguantaban, el primero porque siendo fuego no le afectaba en verdad el calor, la princesa porque ese era su país natal y estaba acostumbrada.

Pero lo que más los desanimaba eran las enorme, o gigantescas sería más preciso, dunas de arena, hacia donde voltearan se encontraban con una montaña gigante, subían una esperando encontrar un lugar donde hubiera sombra solo para darse cuenta que era montaña tras montaña en un ciclo que parecía no tener fin.

Por su puesto al ser arena se volvía difícil escalarlas, Usopp casi se desmaya cuando Vivi le dijo que las más grandes se podían medir en unos 300 metros de alto.

Cuando llego la noche armaron unas carpas rusticas, que compro Sanji, en un claro rodeado por un par de piedras naranjas, crearon una fogata y prepararon algo de comida, la temperatura descendió alarmantemente rápido así que las chicas comenzaron a acercarse a Luffy.

Ace sonrió divertido por la escena era algo desconcertante, pero parecía que todos se llevaban bien.

Vivi fue la única que no lo hizo, pero Sanji rojo de furia comenzó a ofrecerle a la chica abrazarla para compartir su calor corporal, lo que hizo que Zoro y Gin lo molestaran y comenzaran a pelear.

A la final Ace se sentó cerca a la chica y subió su calor corporal, Luffy concentrado como estaba en reponer fuerza ya que podía sacar humedad del frio del aire hizo lo mismo, mucho más difícil para él ya que necesitaba la energía del rayo, si la subía demasiado electrocutaría a alguien.

Los chicos simplemente usaron a Chopper como calentador, aunque el pobre amenazo un par de veces a Usopp porque lo apretujaba demasiado.

Comenzaron a pelearse hasta que se quedaron dormidos, Nami, Nojiko y Makino jalaron a Luffy hacia una de las carpas y enseguida comenzaron a escucharse pequeños sonidos que hicieron a Sanji caminar con furia para interrumpirlos.

Por suerte para su seguridad, especialmente si Luffy se ponía de mal humor, Gin y Ace lo jalaron por los brazos alejándolo, pero estaba tan furioso que el azabache tuvo que usar Haoshoku Haki para dormirlo, Zoro se le quedo viendo impresionado, era lo mismo que hacia Luffy, pero se sentía mucho más fuerte y controlado.

Vivi uso una carpa más pequeña que ella había tenido consigo compartiendo con una Kaya completamente roja y los chicos se apiñaron en una tercera más grade que las demás.

Cuando amanecía Usopp despertó a todos mientras se abrazaba con fuerza a Zoro y apuntaba su dedo hacia un escorpión, por supuesto que ellos creían que era un camarón de arena o algo así.

Estaban por volver a dormir cuando Chopper y Luffy sintieron algo en el aire, el reno porque estaba más en sintonía con los cambios climáticos, Luffy porque siendo un hombre tormenta sentía una energía parecida empezar a formarse, lo extraño es que no podía sacar energía de ella como estaba intentando.

– ¡Es una tormenta de arena! – dijo Vivi poniéndose blanca como la tiza.

Jadearon sabiendo lo peligroso que podía ser eso, Luffy regresó a ver sus provisiones y sabía que no podrían protegerlas, saldrían volando y se quedarían sin nada – agrúpense – dijo con voz de mando.

Ace trastabillo no acostumbrado a oír a Luffy de ese modo, el resto se acercó a su capitán rápidamente, sabían que cuando hablaba con ese tono era mejor obedecer.

Formo una esfera de aire en su mano y estirando sus brazos, la burbuja se expandió rodeando el campamento y formando una especie de barrera, el aire que estaba soplando se detuvo completamente, miraron asombrados como la tormenta de arena golpeaba la pared de viento sin poder pasarla.

Estuvieron así hasta que el solo por fin salió y la tormenta se detuvo, con eso recogieron sus cosas, aunque Luffy estaba más cansado de lo que debería y comenzaron a caminar una vez más.

Mientras caminaban Makino recomendó detenerse en algún lugar para poder desayunar, se notaba que la energía de su capitán estaba descendiendo demasiado rápido y la poca que logro reunir en la fría noche se esfumo gracias a la tormenta de arena.

Usopp logro encontrar una formación rocosa a lo lejos gracias a sus gafas así que caminaron hacia allí.

Cuando por fin entraron a la formación el aire se enfrió ligeramente gracias a la sombra, cuando dieron una vuelta se toparon con un montón de aves extrañas completamente golpeadas, Kaya y Chopper entraron en acción y corrieron a revisarlas.

Dejaron sus maletas a un lado y se arrodillaron cuando un rayo y una bola de fuego pasaron por un lado de sus cabezas golpeando en suelo frio con un estruendo – no engañan a nadie – dijo Luffy, estaba cansado, quería comer y se estaba poniendo de mal humor, podía sentir con su Kenbunshoku que estos patos no estaban en lo más mínimo heridos.

– Luffy que haces – se quejó Kaya en uno de sus extraños momentos en los que se enojaba.

– Esos patos no están heridos – respondió mirando a las aves que estaban comenzando a sudar – solo lo están aparentando.

– Es cierto son conocidos como Aves Warusagi, son aves ladronas que engañan a los viajeros para robarles todo lo que tienen – explicó Vivi, aunque miraba a Luffy y Ace confundida por como lo descubrieron antes de que ella les dijera algo.

Los Warusagi se levantaron con un graznido y salieron corriendo, una vez salieron de la formación rocos agitaron sus alas para poder marcharse volando.

Comieron y descansaron un poco, iban hablando sobre las extrañas bestias que había en el desierto, estaban caminando por entre unas formaciones rocosas más pequeñas, cuando vieron a esas aves nuevamente y de repente la arena se levantó apresando a una y dejando ver a una extraña flor que se comió al Warusagi.

Una de esas cosas intento conocer a Zoro, pero solo necesito un movimiento de sus espadas para eliminar esa cosa.

Justo en ese momento vieron a un camello luchando en la boca de una de esas flores, Nojiko dijo que podían utilizarlo para cargar la mayoría de sus cosas así que lo ayudaron, Chopper sonrió mientras hablaba de cómo se habían reunido en Nanohana, aunque no sabían cómo había cruzado el río Sandora.

Estaban acomodando las cosas después de haber sido amenazado por un Luffy molesto por tener que aguantar a otro pervertido cuando la tierra comenzó a temblar.

– ¿Po… por qué la tierra está temblando? – preguntó Usopp temblando por su miedo.

Entonces una enorme cara morada se levantó mandando arena por todos lados y rugiendo – es un Lagarto gigante de Sandora, es la raza más grande de todos los reptiles del desierto – dijo Vivi tan pálida como Usopp, Chopper, Kaya, Nojiko y Nami.

Estaban por salir corriendo cuando Zoro, Gin y Sanji saltaron hacia la enorme cara – ¡esto es carne para mis mellorines! – gritó el rubio.

– Necesitaba algo de acción – murmuró Zoro.

– Espero que sepas delicioso – mencionó Gin, los tres hablaron al mismo tiempo.

El lagarto recibió tres ataques diferentes que lo levantaron del suelo, Vivi, Chopper y Usopp lloraban con la boca abierta de la sorpresa – esos tres contra el pobre animal, me da algo de pena – dijo Nojiko negando con la cabeza.

El camello estaba en el suelo casi catatónico, mientras Ace y Luffy se reían – tendremos que comernos esa carne ahora y dejar la mayoría para los carroñeros – comentó Makino sabiendo que no podían llevarse tanta carne con ellos, a pesar de que Luffy podría intentarlo.

El suelo volvió a temblar y un nuevo lagarto apareció a su espalda – ¡olvide decirles que los Lagartos gigantes atacan en parejas! – gritó Vivi.

– Podrías dejar de olvidar estas cosas – chilló Usopp llorando arrodillado.

– O, quieres jugar conmigo – dijo Ace saltando hacia la boca del lagarto y de repente una columna de fuego se levantó hacia el cielo, Ace volvió a aparecer y el lagarto tostado hasta no poder ser reconocido quedo como una montaña negra en la arena.

Sanji comenzó a cortar pedazos de carne para comer, el más complacido siendo Luffy gracias a sus problemas de energía – maldición cuanto más vamos a tener que soportar en este desierto – se quejó Usopp dándole mordiscos grandes a su carne.

– Creo que debemos ir rotando cada hora – murmuró Makino viendo al camello - no podremos cargarlo tanto si va a llevar a dos de nosotros, pero no creo que haya tanto problema.

– 'Soy un camello amante de la libertad, agresivo y caballeroso, gracias por su ayuda, pero no dejare que me monte ningún chico' – mencionó Chopper apuntando su pesuña hacia el camello – eso es lo que dice.

Enseguida los chicos comenzaron a golpearlo, Usopp y Sanji siendo los más molestos, el rubio porque no le gustaba ser remplazado como el galante caballero.

Una sensación de muerte inminente se esparció por el lugar haciendo temblar de miedo a Sanji y el camello – ¿de qué clase de caballerosidad hablan? – preguntó con la voz suave y grave, Sanji se apartó rápidamente mientras Luffy se acercaba al camello – nos vas a llevar a todos ¿cierto?

El camello tragó saliva antes de asentir completamente aterrado, Ace miró a Luffy con el ceño fruncido, esa sensación era parecida al Haoshoku Haki, pero también distinta, se sentía oscura, malévola – "sea lo que sea parece ser sentida cuando Luffy siente emociones negativas demasiado fuertes" – pensó aun mirando a su ototo con atención – "¿será una nueva clase de habilidad que se obtiene del Haoshoku? pero no he sentido nada así ni siquiera estando en la banda de Shirohige".

Los siguientes días fueron un sube y baja especialmente porque el desierto resulto ser mucho más peligroso de lo que pensaron.

Cuando estaba cayendo la noche se encontraron con un enorme barco pirata que navegaba las dunas de arena como si fuera el mar, tuvieron un par de problemas con ellos, no eran malas personas, pero el líder y Luffy tuvieron una pelea, para ver cuál era el mejor líder de todas las cosas.

Tuvieron que ayudar con las reparaciones lo que los demoro. Al siguiente día de su viaje se encontraron con un pequeño pueblo que supuestamente estaba siendo protegido por los rebeldes.

Resulto ser toda una mentira, pero no fue difícil de solucionar, eso sí solo los asustaron bastante, especialmente porque solo era un grupo de tontos.

Su viaje se vio detenido una vez más al siguiente día, pero en este caso por un hombre llamado Scorpion y sus dos hijos. Ace también había estado buscándolo porque se corría el rumor que el cazarrecompensas había logrado vencer a Kurohige, era esa la razón por la que había ido a Arabasta.

Lastimosamente eso era mentira, por lo tanto, Ace tuvo que continuar con su búsqueda dejando a los Mugiwara para ayudar a Vivi.

Le dio a su ototo un Vivre Card, el cual era un tipo de papel especial hecho en el Nuevo Mundo, estaba hecha con uñas de mano de las personas por lo tanto contenía la esencia de la vida de la persona y apuntaban en la dirección en la que encontraba, no podía ser destruida a menos que la persona por la que fue hecho muriera.

De ese modo Luffy sabrían en qué dirección tenía que ir si lo estaba buscando, el mismo hubiera querido una Vivre Card de su ototo, pero no era algo que se podía hacer fácilmente, menos aun estando en el Paraíso.

Con las despedidas hechas y Makino hablando con Ace como si fuera su madre, lo que era realmente extraño considerando que era novia del hermano menor, todos tomaron caminos distintos, esperando reunirse nuevamente en mejores circunstancias para poder disfrutar su reunión un poco más.

El resto del trayecto todos fueron rotando el ser cargados por Pestañas, como Nami había nombrado al camello, Makino y Nojiko incluso tuvieron que ponerle un alto a la akage cuando intentó sobornar a Pestañas para que cargara más tiempo a las chicas, o más concretamente a ella, por suerte no era la única mujer en el barco o los pobres hombres serian extorsionados y tratados como esclavos.

Después de días en el desierto las cosas comenzaron a complicárseles, especialmente para Luffy que siendo un hombre tormenta sufría de deshidratación más rápido que el resto.

Vivi siendo la mujer lenta que era, se olvidó de decirles que el agua de algunos cactus en el desierto producción alucinaciones, aunque había que reconocer que también era culpa de Chopper, aun así, Luffy se bebió el agua de algunos cactus esperando recobrara algo de sus fuerzas y… todo termino en desastre.

Las alucinaciones en si no era peligrosas ya que solo eran imágenes inventadas, pero cuando esas alucinaciones se refieren a luchar, especialmente con alguien tan poderoso como Luffy, era peligroso para todos.

Todos intentaron lo mejor que podían contener a su capitán, pero resulto bastante difícil sino de plano imposible, era tan velos que no podían seguirle el ritmo, en unos cuantos minutos una mini tormenta se estaba produciendo gracias al poder de Luffy, por suerte para ellos al hacer eso lo refresco, le aclaro la cabeza y lo debilito al usar la poca energía que tenía.

Por otro lado, terminaron separándose, Luffy, Makino, Nojiko, Zoro y Chopper terminaron por un lado mientras el resto seguía el camino hacia Yuba.

No estaban preocupados, pero Vivi se llevó un par de gritos por no avisarles las cosas antes de que estuvieran ocurriendo, lo mismo sucedió con esas lagartijas gigantes, por suerte eran lo suficientemente poderosos para sobrevivir sin problema.

El grupo de Luffy se refugió en una estructura de piedra que les ofrecía sombra, pero Zoro terminó cayendo por un orificio en la arena.

No hubiera sido un problema si no fuera porque el orificio creció rápidamente haciendo que todos terminaran en las extrañas ruinas, encontraron varios objetos que Makino supuso seria valiosos, lástima que se deshacían si los tocaban, debieron haber estado allí por mucho, mucho tiempo.

– ¿Qué es esto? – preguntó Nojiko tocando una extraña piedra cuadrada con unos extraños símbolos impresos en ella.

– No entiendo nada de lo que está escrito aquí – murmuró Chopper confundido, había estudiado varios libros antiguos en lenguas variadas, pero nada como esto.

Luffy inclino la cabeza rascándose la nuca intentando recordar algo sobre esto, su abuelo lo había golpeado una y otra vez en su entrenamiento, incluso cuando le estaba enseñando sobre la historia y los piratas y marines, recordaba lo más representativo o importante, pero también recordaba que le hablo sobre este tipo de piedras por alguna razón.

Entonces recordó – o si, se supone que estas piedras solo podían ser leídas por algunas personas – dijo sonriendo, antes de fruncir el ceño confundido – pero ni idea que hace esta cosa aquí.

– Entonces ¿crees que sea importante? – preguntó Nojiko, si lo era quizá podía llevárselo y venderlo.

Puede que no fuera tan codiciosa como su hermana, pero aun así le interesaba conseguir dinero – no creo que ninguno de nosotros podamos cargar algo como esto – murmuró Makino con una sonrisa divertida sabiendo exactamente cuál era el pensamiento de la peliazul.

– Estamos dentro de alguna clase de cúpula – dijo Zoro mirando hacia el techo, todo era iluminado por una sola franja de sol tenue por el enorme orificio por el que cayeron.

– Creo que esto debería haber sido alguna clase de… altar o lugar religioso – continuó la peliverde – por eso todos esos jarrones y especialmente con esta piedra como la pieza central, es increíble que no esté tan deteriorada como el resto de cosas alrededor.

Era lo único que se mantenía en pie… y que podía tocar para el caso, todo lo demás se hacía polvo, pero la piedra se mantenía tan fuerte como si recién estuviera hecha, como si no hubieran pasado décadas o incluso cientos de años.

– Este lugar debió haber terminado enterrado con el paso del tiempo – mencionó Luffy mirando a su alrededor – posiblemente nadie sabe de esto.

– No creo que simplemente hubiera sido enterrado por la arena – murmuró Nojiko también investigando el lugar – es como si alguien hubiera enterrado este lugar a propósito, intentando esconder todo lo que estaba aquí.

– bueno no es como si nos importara, hay que salir de aquí y encontrar a los demás – comentó Zoro aburrido – ¿cómo salimos de aquí sin terminar enterrados?

Se pasearon por el lugar buscando una forma de salir, pero cualquier entrada que pudiera haber tenido el lugar estaba enterrada bajo toneladas de arena – el único camino es por allí – murmuro Chopper temblando del puro miedo, no quería morir enterrado vivo.

– Maldición – dijo Luffy molesto, estando allí en la frescura del lugar estaba recuperando lentamente sus fuerzas, quizá podía levantarlos a todos, pero sería más difícil de lo normal – bien, será mejor intentar hacerlo antes de ponernos a dudar o que este lugar se caiga, agárrense fuerte.

Con algo de desánimo se agarraron a Luffy, bueno Makino y Nojiko lo hicieron sin ningún problema, Zoro y Chopper ya imaginándose lo que sucedería no estaban tan contentos.

Se agarraron como pudieron a Luffy y se prepararon para lo que se venía – Arashi, Arashi no… Kaze inparusu – sus manos se convirtieron en tornados y salieron disparados hacia el aire, casi golpeando un lado del orificio por el que cayeron, por suerte no lo hicieron y pudieron seguir el camino.

Luffy dirección su ataque para poder ir lo más lejos del diámetro de la cúpula, mientras Chopper y Zoro gritaban, especialmente el reno, Makino y Nojiko disfrutaban del paseo sabiendo que Luffy no las dejaría caer.

Cuando estaban a unos buenos quince metros del suelo las fuerza de Luffy flaquearon terminando con su ataque y por ende cayeron en picada.

Por suerte para las dos chicas, mala suerte para los chicos, ellos golpearon primero el suelo y tuvieron que soportar el dolor y el peso, se quejaron por un momento, aún más cuando las chicas mimaron a Chopper mientras ignoraban a Luffy y Zoro.

Cuando el sol comenzaba a caer una vez más se encontraron con el resto del grupo, por suerte para ellos estaban en el camino correcto o estarían en problemas.

– Pasando esa piedra – dijo Vivi apuntando a una estructura rocosa al fondo – esta Yuba, ya falta poco.

Todos se animaron y comenzaron a recorrer el último tramo que se necesitaba para conseguir su objetivo, por supuesto que Luffy hubiera preferido estar a punto de enfrentarse a Crocodile, con la frescura de la noche de su parte, pero con una princesa a bordo no se podía esperara conseguir todo lo que quería.

Por lo menos ahora podía solucionar un problema, conseguir comida, agua y un lugar donde dormir y después ya podía planear su ataque, eso sonaba bastante bien, a decir verdad.


La noche en el desierto era casi mortalmente fría, pero en el Spiders Café, una cafetería prácticamente escondida en medio del desierto la temperatura era mucho más abrigada, por su puesto quienes se reunían allí no lo hacía específicamente en busca de una cena o un café.

Paula, la dueña del lugar estaba limpiando unos cuantos platos cuando las puertas se abrieron y por ella pasaron dos personas, la primera una vieja enana de cabello rojo que se quejaba sobre sus dolores de espalda.

Y un hombre increíblemente alto y gordo de cabello rubio, con una mirada tímida intentaba de una u otra forma tranquilizar a la vieja.

– Buenas noches Paula – mencionó la pelirroja antes de echarse en una mesa – dame un masaje Mr. 4.

El chico asintió mansamente y comenzó raídamente a darle el masaje que se le pidió – son los primeros en llegar, el resto no debería tardar – murmuró la peliazul, usaba un pañuelo para contener su cabello y unas gafas.

Efectivamente no habían pasado ni cinco minutos y las puertas se abrieron una vez más, en este caso por un hombre usando un tutu y maquillaje horribles, venia cantando y bailando junto con algunos de sus hombres.

Era una pantalla de los más vergonzosa y asquerosa si Paula tenía algo que decir al respecto – buenas noches Paula – dijo el hombre… mujer… lo que sea – por favor dame un takopa.

– ¿Takopa? – preguntó Paula confundida.

– No me jodas – se quejó Mr. 2 frunciendo el ceño, se veía realmente horrible con esa expresión – un tako-parfait, por supuesto, es de sentido común – se rio escandalosamente mientras colocaba su mano de manera femenina cubriendo su boca.

Mando de regreso al barco a los hombres con los que venía y regresó a ver a Paula – eso se siente bien – dijo Miss Merry Christmas.

– Ha vieja, gordo ya están aquí – comentó Mr. 2.

– Cállate, va directo a mi espalda así que cállate – se quejó la mujer furiosa con esa molesta voz chillona.

El tiempo paso lentamente gracias al aburrimiento de todos los reunidos, a eso de las ocho, la hora a la que tenían que reunirse las puertas fueron destrozadas por los hombres de Mr. 2, todos regresaron a ver sorprendidos hacia el orificio en el café y se encontraron con un hombre moreno con el cabello rapado.

Lo más llamativo era el Kanji tatuado en su pecho, lo que lo diferenciaba como Mr. 1, pero eso no le importo a Mr. 2 sino el que sus hombres fueron atacados así que enseguida se produjo una pelea.

Parecían estar bastante parejos ambos, aunque por lo que podían decir Mr. 1 no estaba usando su fruta del diablo.

No es que ninguno lo haya conocido antes y por lo tanto no sabían nada de sus habilidades o que frita del diablo poseía – espera Mr. 1 detén esto.

– Apártate Miss Doublefinger – exigió el hombre con sus ojos aun enfocados en Mr. 2.

Mientras tanto ese mismo hombre estaba siendo retenido por Mr. 4 prácticamente sentado sobre el Okama que se retorcía intentando liberarse y seguir atacando.

– Mr. 2 ya detente, son las ocho en punto – dijo Paula deteniendo la rabieta del Okama, todos la regresaron a ver y se sorprendieron cuando liberó su cabello y se retiró los lentes de sus ojos – todos los agentes convocados están aquí, nuestras ordenes han sido entregadas, debemos dirigirnos hacia Rainbase la ciudad de los sueños, allí conoceremos al hombre que llamamos jefe y al que nunca hemos visto el rostro.

Mr. 2, Mr. 4 y Miss Merry Christmas la miraron con los ojos saltones de la sorpresa, Paula la mujer que los había alimentado cuando se reunían era en verdad Miss Doublefinger.

Parecía que las sorpresas nunca terminaban cuando estabas metidos en este tipo de trabajos.


Como siempre la explicación para el capítulo al final, este capítulo fue un poco… complicado a pesar de que lo escribí bastante rápido.

Al principio estaba pensando en irme directo a Yuba sin escribir las desventuras de los Mugiwara en el desierto, pero después lo pensé mejor y especialmente porque en medio del desierto Ace se separa nuevamente decidí escribir esas desventuras, pero lo más rápido posible.

Por supuesto hay escenas mucho más importantes que otras, como la aparición del Poneglyph en medio del desierto.

También me sirvió para demostrar la debilidad de Luffy en un ambiente tan árido como el desierto, por suerte para él es el único con el que se topara jajajaja, por lo menos el pelear en esta clase de desventaja solo puede hacerlo más fuerte.

Aun así, fue un capítulo de paso, en el anime hay como cinco capítulos, más o menos, entre el lugar donde desembarcaron y Yuba.

Lo único que tiene de especial es justamente el peligro del desierto, el Poneglyph y la marcha de Ace, ya después cuando llegan a Yuba las cosas se ponen más interesante porque no se encuentran con el ejército revolucionario y también pasamos a Rainbase donde ya los Mugiwara se enfrentan a Crocodile.

Así que efectivamente en el siguiente capítulo ya estaremos de lleno en la pelea y se verán cosas interesantes, especialmente porque los Marines y los Revolucionarios están metidos en todo también.

Jajaja, será interesante de escribir no hay nada que hacer, de todos modos, aun si este capítulo fue de paso espero que les haya gustado.

Espero como siempre sus Reviews, Follows y Favorites, mata ne.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Regreso 8839 0 0 2. Comienza el camino 8723 0 0 3. Buggy el payaso 9876 0 0 4. Un día más, una lucha más 11437 0 0 5. Un cocinero 9432 0 0 6. El poder de un Shichibukai 10247 0 0 7. Mi navegante y mi carpintera 12022 0 0 8. Recompensa 9642 0 0 9. Tormenta 9802 0 0 10. Weaskey Peak 9459 0 0 11. Jefe de doctores 13268 0 0 12. Baroque Works 10008 0 0 13. Hiken no Ace 9018 0 0 14. Arabasta un país de cuidado 8560 0 0 15. Utopía 9034 0 0 16. Los pecados de Crocodile 8793 0 0 17. Guerra 8843 0 0 18. Armas ancestrales 10079 0 0 19. La suplica de una Princesa 16204 0 0 20. Adiós a un Nakama 9361 0 0