D de Destino @fxrobalino
Baroque Works

Hola como están, ayer estaba publicando los capítulos y lastimosamente me quede sin tiempo para publicar este ya que estaba dándoles una última manita de gato, por si acaso me encontraba algo mal escrito o que se tenía que corregir.

Logré publicar los otros dos y este tuve que demorarme hasta hoy que pude revisarlo por última vez.

Por su puesto entre corregir un par de fallas y escribir estas notas me demore un poco más, pero aquí estamos listos para comenzar con este capítulo, que si soy sincero me emociona porque estamos oficialmente entrando a la saga de Arabasta.

Es decir, comienzan a aparecer efectivamente los piratas más fuertes del mundo, también es la introducción a Ace.

Así que, ya comenzamos de verdad el recorrido hacia el One Piece y esto es muy emocionante, esto pondrá a prueba mi escritura así que lo voy a disfrutar al máximo y espero que ha ustedes les agrade mi trabajo.

Comencemos respondiendo algunos Reviews, para daniel2610994, no Luffy no mato a Wapol, aunque no por falta de intento, en el canon el hipopótamo maldito se salva no sé cómo demonios después de haber salido volando de esa manera, así que aun veremos a este idiota en el futuro.

Ya sabes el dicho hierva mala nunca muere, y este si es de la bien mala y barata, sería más fácil matar a las cucarachas con bombas nucleares que matar a esta peste.

En cuanto a lo de la subida, muchas personas me mandaron Reviews diciendo lo mismo, que Luffy pudo hacer usado Haki para subir más fácilmente, les respondo a todos de una vez, sí, pudo haberlo hecho, y sí, pensé en ponerlo, pero me pareció que como perdía parte de ese significado, perdía parte de la importancia que representa el haber subido esa montaña de ese modo.

Por lo tanto, lo deje como era originalmente y mejor pensemos en que Luffy estaba muy estresado para pensar en usar Haki para subir.

Por parte de haber callado a Vivi, era algo que quería hacer desde el inicio, es decir por muy bueno que sea Luffy, es un pirata y él no fue el primero en atacar, la forma de actuar de Vivi me pareció absurda y asquerosa, así que puse las cosas como yo creo que deberían haber sucedido.

Con Luffy haciéndola callar y amenazando a esa pestilente gente, que no solo los intento matar sin ninguna razón, sino que también trato como la peste a Chopper, el pobre es prácticamente un niño y lo trataron como la mierda de perro en el suelo, algo así como a Naruto lo trataron los aldeanos de Konoha.

Si fuera por mí, podría hacer un fic en el que Luffy es el malo, el típico pirata malvado, solo para poder matar a cada uno de esas personas.

Para shiro avicii que como siempre está presente en esto de los Reviews siempre dando su opinión, la verdad es agradable jajaja, que bueno que te gustaron las escenas especialmente las batallas, que como siempre, son una de las cosas que me preocupan, uno tiene que asegurarse de que están bien escritas.

Por lo demás Little Garden y Drum son prácticamente pequeños pasos hasta llegar a Arabasta así que me decidí a ponerlos juntos para no alargarme demasiado, además siempre hay bastante relleno entre las grandes sagas por lo que hay que aprovechar cualquier pelea y ese tipo de cosas que puedan ayudar a complementar el fanfiction como se debe.

En cuanto a lo de Ace vs Smoker, no voy a decir nada ya que sería dar spoilers, tendrás que seguir leyendo.

Creo que con eso he respondido la mayoría de las preguntas que quedaron del anterior capítulo, por lo que supongo que esta nota será bastante corta, todos los Reviews son parecidos jajaja.

Espero que les guste el cap aunque aún hay algo de relleno aquí, de todos modos, les dejo con un poco más de historia, aunque no tenga nada que ver con la saga.

Como siempre antes de iniciar el capítulo les advierto que hay lemon, por si quieren saltarlo o son menores de edad, que no creo que haya nadie en esta historia, de todos modos, les aviso.

Cap12.- Baroque Works.

Las siguientes horas fueron muy movidas para el grupo, Makino, Nami y Luffy había estado intentando convencer a Chopper de unirse a ellos, pero el reno no quería saber nada sobre ello porque era un monstruo, no era un animal ni era humano así que no encajaba con ninguno.

Luffy en especial había puesto bastante esfuerzo en que se uniera, su barco necesitaba un doctor como Chopper necesariamente, Kaya había estado muy bien hasta el momento a pesar de que relativamente hablando recién comenzaba a estudiar, pero lo que había ocurrido les había demostrado que un estudio normal de médico no sería suficiente para el Grand Line.

No, necesitaban un médico mucho más experimentado… ni siquiera eso, necesitaba un médico con conocimiento de todo, incluso algo tan raro como había sido este Kestia.

La rubia también estaba emocionada ante la perspectiva de un maestro como Chopper, pero mientras Luffy lo convencía se había arrimado a alguien con aún más conocimiento como lo era Kureha para sacarle algunos datos.

Datos que la vieja bruja estaba relativamente tranquila de darle, se notaba a kilómetros que la chica era inteligente, aplicada y aprendería rápido.

Como plus quizá con el conocimiento de lo que se tenía que hacer podría dejarlos irse antes si prometían mantenerse en cama y bajo los cuidados de su doctor de a bordo, no había dejado que Nami y Makino salieran de la cama por nada… y daba miedo cuando estaba furiosa.

Por lo menos Nojiko logró que su tesoro no fuera tomado al haberse encontrado la llave de la armería tirada en el suelo.

Dalton les dijo que lo más probable es que se le había caído a Wapol cuando salió volando, Nami se aprovechó de eso y término ganándose su libertad, aunque la vieja loca hizo todo un teatro para dejarlos ir.

Sea como sea tenían permiso y como estaban de apuro comenzaron a arreglarse rápidamente antes de que la bruja cambiara de opinión.

Mientras todo el mundo se arreglaba Luffy siguió intentando que Chopper fuera con ellos, algo bastante complicado ya que el reno pensaba que no tenía cabida en ningún lugar que no sea allí en ese castillo completamente aislado de tanto humanos como animales.

Luffy decidió cambiar de táctica, el solo pedírselo no estaba resultando así que le pregunto ¿por qué pensaba que era un monstruo?

No es que a él le importara ya que se consideraba uno el mismo, pero parecía ser un tema delicado para Chopper, pronto el reno se enfrasco en su historia, como conoció al doctor Hiruluk, el trató de los pueblerinos con él, la muerte del que consideraba un padre y como había comenzado a vivir con Kureha hasta llegar a vivir allí en ese castillo donde nadie podía hacerle daño emocional o físico.

Luffy ya estaba molestó con los lugareños por su trató para con ellos, pero ahora se estaba debatiendo si en verdad no debería ir y matar a todos de una vez por todas.

– Por eso no puedo ser un pirata… quiero serlo, pero soy un reno, tengo pesuñas y astas y una nariz azul…

Luffy le puso una mano en la cabeza callándolo – yo soy un hombre tormenta – dijo divertido – puedo convertir mi cuerpo en agua, aire o rayos, puedo caminar por encima del agua, soy endemoniadamente fuerte y tengo dos novias – sonrió un poco más marcadamente – voy a convertirme en el Rey de los Piratas – levantó la mano hacía el cielo sonriendo – a quien demonios le importa lo que los demás piensen, a quien le importa si eres un monstruo o un reno o un humano, lo que importa es lo que tú crees de ti mismo y lo que quieres para tu vida – se levantó dándole una sonrisa más – estamos por partir, te quiero en mi equipo pero no voy a seguir insistiendo, es tu decisión al final.

Con eso comenzó a marcharse dejando a Chopper allí sentado en la nieve confundido, con su corazón latiendo a mil por hora, nunca había pensado en lo que él quería, siempre se había alejado de todos pensando en lo que los demás pensarían.

¿Estaba bien para él querer ser un pirata? ¿estaba bien para él ser un miembro de la banda pirata de ese chico?

Se levantó lentamente y comenzó a caminar hacía el castillo pensando, escucho los gritos y conversaciones del resto de la banda, pero los ignoró por el momento. Entró al castillo y vio a la gente del pueblo, frunció el ceño y asintió decidido.

No dejaría que estas personas dictaran su vida, no podía quedarse aquí escondido porque esta gente lo creía un monstruo, no, el haría su propio camino y su camino estaba a un lado de una de las pocas personas que no lo había juzgado por su apariencia sino por quien era, por lo que podía hacer y sus habilidades.

Trotó rápidamente hasta encontrar a su figura de madre dando órdenes de aquí para haya en la armería – Doctorine – murmuró inseguro, la mujer lo regresó a ver – seré un pirata… iré con ellos – sonrió emocionado con cada palabra que daba – iré al mar y seré su doctor, incluso tendré una alumna…

– ¡Qué demonios dices! – gritó Kureha asustando tanto a Chopper como a los más cercanos – eres mi único asistente, acaso no te importo.

– No… no es eso – respondió el reno inseguro nuevamente – le agradezco mucho todo lo que ha hecho por mí, amó este lugar porque los conocí a usted y al doctor.

– Entonces quédate… no es como si fuera a sobrevivir mucho tiempo como pirata, a la primera de cambio estarás muerto – dijo Kureha dándose la vuelta nuevamente.

– Pero voy a estar bien…

– Deja de decir estupideces de todos modos quien ha oído hablar de un reno yendo al mar…

Así como Kureha interrumpió a Chopper, el pequeño reno lo hizo con la mujer – soy un reno… ¡pero también soy un hombre! – gritó molesto, no había esperado que esta conversación fuera de este modo.

Estaba por hablar nuevamente cuando algo se clavó en la pared muy cerca de él, regresó a ver solo para abrir la boca del asombro y el miedo, un hacha estaba enterrada hasta la empuñadura en la piedra – un llorón como tú ¿un hombre? – se rió sin gracia – ¿eso es un chiste?

– Pero Doctorine él… – recordó la cara de Luffy mientras le contaba su historia y como no le importaba en lo más mínimo – el me entien…

Volvió a gritar cuando una nueva hacha se clavó a su lado izquierdo – no voy a oír más estupideces, no te dejare ser un mocoso caprichoso – recogió una enorme masa con púas metálicas asustando a Chopper – ¡no vas a ningún lado Chopper!

El reno comenzó a correr por su vida siendo seguido por la bruja que agitaba la masa por encima de su cabeza sin ningún problema, los lugareños se apartaban rápidamente completamente aterrados de Kureha que lanzaba lanzas con su mano libre mientras las iba recogiendo a su paso.

Chopper no quería hacerle daño a la mujer, pero tenía que irse, quería ser libre y el único modo de hacerlo era yéndose con ese chico.

Evitó todo lo que la mujer le lanzó, aunque con algo de dificultad y corrió hacía la puerta de entrada tomó el trineo que siempre había jalado para llevar a Doctorine y se trasformó en su Walk Point, eso le dio algo de ventaja y comenzó a dejar a la mujer atrás – lo siento, pero quiero ver el mundo – dijo mientras se agachaba evitando una lanza.

– ¿Qué puede hacer alguien como tú en el mar? – preguntó Kureha furiosa – ¿vas a ir a vivir fantasías como tú querido doctorcito?

– No eran fantasías – respondió Chopper – la investigación está completa.

Llegó a la puerta de entrada donde lo esperaba todo el grupo reunido, Luffy conversaba tranquilamente con Nojiko y Kaya cuando se dio cuenta que la bruja perseguía a su jefe de médicos – mierda – murmuró con escalofríos, las mujeres eran peligrosas, pero había algo en Kureha que le ponía los pelos de punta.

– Todos suban al trineo – gritó Chopper llamando la atención de todos.

Kureha rugió mientras lanzaba la maza llena de púas con fuerza, los Mugiwara gritaron de terror mientras corrían apartándose del camino, subieron como pudieron al trineo, aunque Usopp quedo colgado de la parte trasera gritando por ayuda.

Nadie le hizo caso mientras se acomodaban, Chopper saltó como siempre lo había hecho usando la cuerda del ascensor para poder bajar.

Los gritos de Usopp solo se hicieron más fuerte al verse en el aire solo manteniéndose suspendido porque sus manos tenían un agarre de muerte en la madera del trineo – estamos bajando muy rápido – dijo Kaya asombrada, dejo de intentar atrapar a Usopp solo por lo asombroso del panorama.

– Es como si estuviéramos volando – murmuró Nojiko en el mismo estado.

– ¡Ayuda! – gritó Usopp molesto porque incluso Kaya dejara de intentar ayudarlo.

Lograron meterlo al trineo cuando estaban en la parte más baja de la cuerda y con un saltó potente de Chopper estaban nuevamente en el suelo y dirigiéndose hacia donde habían atracado el Merry Go.

Chopper lloraba confundido y nostálgico, recordando los que el doctor había estado haciendo durante treinta años.

Se detuvo asustado cuando comenzaron a oír los cañones enormes dispararse y regresaron a ver hacía la montaña que acababan de dejar atrás, al principio no parecía haber sucedido nada hasta que el lugar comenzó a iluminarse con un tono rosa suave, todos miraron llenos de asombro y felicidad.

Chopper por otro lado comenzó a llorar al ver el resultado de la investigación de su padre, porque frente a él había el árbol de cerezo más grande del mundo, toda la cima de la montaña estaba envuelta en humo rosa dándole una apariencia parecida a la de un árbol gigantesco.

La nieve se pintaba de color cayendo suavemente como si fueran la hermosa flor. En la cima de la montaña Kureha miraba hacia el pueblo como si pudiera ver a Chopper, lagrimas se escurrían por sus ojos y una suave sonrisa estaba marcada en sus labios – ahora vete… vete y se feliz… hijo tonto – susurró antes de regresar a ver a la bandera de ese idiota de un doctor.

El reno se dio la vuelta limpiándose las lágrimas, tomó nuevamente el trineo y comenzó a jalarlos hasta que llegaron a donde estaba el Merry Go.

Subieron rápidamente al barco y Nami lanzó ordenes de aquí para allá, en cuestión de minutos estaba zarpando nuevamente mientras veían el enorme árbol mucho más claro ahora que estaba en el mar.

Parecía una enorme señal luminosa en medio de la noche – bien chicos será mejor descansar – dijo Luffy sacando a todos de su ensoñación – en unos cuantos días llegaremos a Arabasta y tendremos que pelear no solo contra Crocodile sino contra sus guerreros más fuertes… el entrenamiento continuara por la mañana.

Asintieron y comenzaron a caminar a sus respectivos cuartos dejando atrás a Chopper que aún se mantenían viendo hacía su isla natal.

– ¿Lo llevó al cuarto? – preguntó Gin.

Luffy negó con una pequeña sonrisa en sus labios – dejemos que se despida correctamente – dejaron al más reciente integrante de su tripulación solo y fueron a descansar – por cierto, Sanji – el rubio lo regresó a ver – mañana prepara todo para una fiesta hay que festejar el que un nuevo Nakama se nos haya unido.

Todos asintieron emocionados – claro.

Con eso dicho se fueron a dormir, aunque unos lo hicieron más que otros, Chopper se pasó en la popa viendo todo lo que pudo la luz rosa. Por otro lado, Nojiko siguió planeando su movimiento.

Tenía que ser antes de que llegaran a Arabasta quizá no hubiera otro momento para hacerlo.

Al día siguiente Luffy comenzó el entrenamiento mientras Makino se encargaba de ayudar a Chopper, al ser el más nuevo tenían que estudiar bien sus habilidades, no lo veía usando el Rokushiki gracias a sus habilidades, pero no necesariamente tenía que usarlo, podía aprovechar los ejercicios para poder fortalecerse y de paso entrenar mucho más con las habilidades de su fruta.

Sin la Rumble Ball solo podía usar su Brain Point y Walk Point, pero no podía usar la Rumble Ball más de dos veces seguidas o las cosas podían ir muy, muy mal.

De todos modos, estaba asombrado con el entrenamiento que no solo estaba recibiendo porque era bastante pesado, sino también con el entrenamiento que Luffy les estaba dando a todos los demás incluida Vivi.

Cada uno tenía un diferente nivel siendo Zoro, Sanji y Gin los que peor la tenían, pero Nami, Nojiko, Kaya y Usopp no se quedaban atrás.

Por el momento podía decir que estaba entre los más débiles, pero sabía que su fruta le daba una ventaja, el entrenamiento terminó con todo el mundo, excepto Luffy y Makino, completamente agotados.

El resto del día la pasaron tranquilos hasta la noche cuando comenzó la fiesta, como buenos piratas amaban las fiestas, cada que podían tenían una, incluso por las cosas más estúpidas que se les podían ocurrir, pero siempre eran especiales cuando un nuevo Nakama se les unía, pronto el sake, ron y vino estaba repartiéndose, así como la comida.

Y en medio de la cubierta Usopp principalmente pero también Luffy demostrado un lado mucho más infantil que su usual frío y despiadado con sus enemigos, bailaban ridículamente cantando lo que se les venía a la mente.

Todos estaban bebiendo bastante excepto por Kaya y Chopper, Nojiko aparentó en su mayoría que estaba bebiendo tanto como su hermana, pero manteniendo sus ojos bien puestos en su presa.

Se recargó sobre Luffy aparentando estar borracha y apretó sus pechos sobre el duro y musculoso de su capitán.

Desde la noche anterior había estado caliente pensando en el chico que ahora estaba en sus brazos, si no fuera por su hermana y Makino ya se hubiera lanzado hacía él mucho antes, no era una tsundare como su hermana ella sabía lo que quería y actuaba conforme a eso.

– Me… me llevas al cuarto – le pidió haciendo una voz indefensa, aunque muy sensual mientras lamia la oreja, sonrió cuando lo escuchó tragar saliva – no cre… creó poder ir… yo sola.

Los demás estaban ya sea demasiado borrachos por el licor o demasiado borrachos de alegría, en especial Chopper al ser su primera fiesta, ninguno se dio cuenta – está bien – dijo Luffy mientras la cargaba lentamente y caminaba hacía le cuarto de las chicas.

Ese pequeño trayecto resulto ser una tortura, Nojiko jadeaba y se retorcía sobre él, cruzando ambas piernas por su espalda y pegando completamente su cuerpo al suyo.

Restregaba esos grandes y preciosos pechos suyos contra él y cuando casi se cae la tomó del trasero haciendo que gimiera deliciosamente en su oreja, intentó volver a tomarla de la cintura, pero la peli azul no lo dejo – hace mucho calor – murmuró soplando en su oreja antes de morderla suavemente.

Trastabillo, pero logró mantenerlos de pie, su pene estaba comenzando a crecer rápidamente y el también comenzó a jadear cuando Nojiko se restregaba contra su erección – es… espera.

Ya había tenido este tipo de juegos previos con Makino, pero generalmente estaba mucho menos tomado, era un peso pesado para el licor gracias a su novia peli verde pero como no había esperado algo como esto ese día había tomado mucho más que lo acostumbrado.

No lo suficiente para decir que le dolería la cabeza y no se acordaría al día siguiente, pero si para hacer que su visión se nublara un poco y sus instintos reaccionaran mucho más marcadamente frente al estímulo.

– E estado esperando esta noche mucho tiempo – comentó lamiendo el lóbulo de la oreja antes de descender hacía el cuello y morderlo suavemente – no pienso esperar más… puedo sentir lo duro que estas – sonrió ante el jadeó que soltó Luffy cuando restregó su entrepierna contra su erección – y estoy segura de que sabes lo mojada que estoy…

Lo sabía muy claramente, podía sentirlo, su humedad y calor contra su pene y cada que se restregaba contra él escuchaba el casi imperceptible sonido de sus labios vaginales abriéndose y cerrándose como si le estuvieran pidiendo que los tomara.

Gruñó perdiendo toda fuerza de voluntad y corrió como pudo hacía la habitación, abrió la puerta rápidamente y la cerró de una patada antes de lanzarse hacía esos celestiales labios rojos y besarla con hambre, Nojiko se rió ligeramente entre gemidos y jadeos, sentía su lengua retorcerse y pelear contra la de ella.

Ese había sido el beso más erótico que le habían dado y eso que había tenido uno que otro romance en Kokoyashi, nunca había llegado a tercera base, pero si había tocado y la habían tocado.

Se notaba a kilómetros que Luffy había tenido mucha, mucha práctica y habiendo escuchado las historias de Makino principalmente, aunque también una que otra de Nami sabía que esa práctica solo haría de lo que estaba sucediendo un millón de veces mejor.

Llegó hasta la cama tamaño King y comenzó a descender asegurándose de que Nojiko no se fuera a lastimar, ambos estaban bebidos así que tenía que ser cuidadoso.

– ¿Estás segura de esto? – preguntó Luffy mirándola a los ojos – estamos borrachos…

Se rió y lo besó lentamente – tú no estás borracho sé cuánto puedes beber – susurró contra sus labios – y yo solo tome un par de copas, pero en su mayoría jugo… no quería que mi pequeña cacería terminara antes de haber comenzado solo porque me emborrache.

Sonrió agachándose y comenzó a chupar su cuello con fuerza, sabía que dejaría una marca al día siguiente, una marca muy diferente a la que pronto estaría dejando al otro lado del cuello – ¿así que me estabas cazando?

– Completamente – respondió mientras rompía la camiseta desgastada que había ocupado para el entrenamiento – había querido hacer esto desde que partimos de Weaskey Peak, te me escapaste en Little Garden, pero ahora no lo harás, además tengo que agradecerte lo que hiciste por mi hermana y si yo también recibo un premio, que mejor.

Desató el pantalón de entrenamiento que estaba ocupando y metió su mano dentro, no llevaba ropa interior así que pudo envolver su mano en su pene sin ningún problema haciéndolo jadear.

– No es como si yo estuviera corriendo, te lo aseguro – dijo Luffy pasando su mano por debajo la camiseta de la chica y agarrando su pecho rápidamente – sin sostén, me gusta como piensas – la acarició un momento asegurándose de no tocar sus pezones mientras lamia, chupaba y mordía el cuello, las orejas y los hombros.

Nojiko estaba tan perdida en el placer, pero principalmente la ansiedad por que la tocara donde quería ser tocada que había dejado de mover su mano sobre su erección.

– Luffy por favor tócame – gimió antes de apretar su erección.

El azabache sonrió y sentándose sobre el estómago de Nojiko tomó la camiseta y la rasgó tal como había hecho ella antes, por primera vez aparecieron antes sus ojos esos fantásticos pedazos de cielo personal que la chica llamaba senos.

Su piel estaba tan bronceada como la de Nami, pero los pechos de la hermana mayor eran algo más grandes y sus pezones eran de un marrón acaramelado que le hizo agua la boca – perfectos – murmuró antes de tomar los pechos con sus manos y comenzar a masajearlos pasando de vez en cuando sus dedos por los pezones que estaban tan duros como se veían.

Jadeaba y se retorcía cada que tocaba sus pezones, sus pechos eran una de las partes más sensibles que tenía su cuerpo, pero nunca en su vida se había sentido del modo en el que lo estaba haciendo.

Sus pezones no solo estaban sensibles, estaban híper sensibles y le picaban como nunca ante el toque de Luffy – más… quiero más – comentó entre jadeos.

Se lo dio, se agachó y apresó el pezón derecho entre sus labios antes de succionar con fuerza, Nojiko gritó de puro éxtasis levantando la cadera hasta que tocó la erección del azabache.

– Alguien tiene los pechos muy sensibles – comentó sonriendo antes de bajar nuevamente pero ahora lamiendo sus pezones un momento antes de meterlo en su boca y comenzar a usar sus dientes.

Al principio solo los rozaba, pero viendo que parecía gustarle comenzó a morderlos suavemente y fue apretando, siempre viendo la reacción de Nojiko para no causar excesivo dolor.

Había aprendido con Makino que algo de dolor en el acto sexual era bastante erótico, a Nami parecía encantarle que le diera palmadas en el trasero hasta que estuviera rojo, pero tampoco quería irse al extremo – el… el otro – jadeó Nojiko como pudo, mientras pasaba sus dedos por el cuero cabelludo de Luffy y dirigía su cabeza hacía su pecho izquierdo – estoy… por venirme.

No solo era el que sus pechos fueran muy sensibles, sino que de cintura para abajo estaban completamente vestidos.

Había algo en que Luffy le diera placer de ese modo que la calentaba y la llevaba al extremo, no sabía que era, pero sabía que haría que le hiciera el amor entando ella desnuda y el completamente vestido, pero eso era para más adelante.

Luffy le dio el mismo trató al pezón izquierdo hasta que Nojiko estaba casi gritando y sabía que los demás aún en la cubierta la podían oír, aunque si se acordarían de lo que ocurría estaba por verse. Podía sentir el calor que se concentraba entre las piernas de Nojiko, pero no quería que se viniera aún, así que detuvo lo que hacía y comenzó a subir lentamente trazando su tatuaje con la lengua mientras sus dedos apretaban sus pezones, los tiraban y los apretaban contra la aureola.

Una vez que dejo completamente brillante su tatuaje comenzó a descender pasando por el valle entre sus pechos, le dio a su ombligo un buen servicio y bajo aún más.

Rompió el pequeño short que estaba usando tal como hizo con su blusa y jadeó cuando notó que no había estado usando un calzón, el vello púbico del mismo color que su cabello brillaba con sus jugos mientras su clítoris le daba guiños, tentándolo.

Gruñó de placer antes de sumergirse entre sus piernas y comenzar a lamer, chupar e incluso morder ligeramente, Nojiko se retorcía y gemía ruidosamente, ni bien Luffy había puesto sus labios sobre los de ella se había venido, pero ese placer se extendió y aumento, si eso era posible, con cada lamida y mordisco que le daba.

Pronto estaba tendida en la cama como si fuera una masa gelatinosa, no podía sentir sus huesos, escuchó como Luffy volvía a levantarse y abrió los ojos todo lo que pudo cuando tuvo su erección justo frente a ella – quiero hacer algo contigo en especial – sonrió macabramente – ya que tus pechos son tan sensibles estoy seguro de que lo disfrutaras.

Entonces se sentó colocando su pene entre sus pechos antes de apretar sus pezones y jalarlos envolviendo su pene con su carne suave y delicada.

Jadearon en conjunto antes de que Luffy comenzara a mecer sus caderas haciendo que su pene apareciera y desapareciera entre su escote, Luffy tenía razón lo estaba disfrutando mucho.

Sonrió de igual modo a como su capitán lo había hecho antes y movió su cabeza abriendo la boca hasta que su lengua tocaba la cabeza de su pene cada que salía de entre sus pechos – ¿te gusta? – preguntó sonriendo cuando lo escuchó gemir con apreció.

– O si mierda, no sabes cuánto – respondió Luffy.

Se detuvo antes de terminar corriéndose y miró con interés el cuerpo brillante de Nojiko debajo de él, una fina capa de sudor plagaba cada parte de su piel suave pero sus pechos parecían estar especialmente… viscosos, no solo con sudor sino también con saliva y su liquido pre seminal.

– Porque no pasamos al plato principal – dijo Nojiko antes de empujar a Luffy y sentarse ahora ella en su estómago.

Tomó su pene en su mano viéndolo aún más grande que antes ahora que estaba preparada para metérselo, tragó saliva y lo dirigió a su entrada, estaba nerviosa, muy nerviosa nunca había llegado tan lejos con nadie y aunque había rotó su himen hace mucho sabía que de todos modos dolería.

Nunca había tenido algo tan grande dentro de ella – tranquila sé cómo ayudar – dijo Luffy suavemente sonriendo de lado.

Asintió confiando en él y comenzó a descender sobre su pene, gimió de gusto cuando tocó sus labios exteriores, pero cambio rápidamente a uno de dolor cuando comenzó a estirarse dando cabida a su pene.

Cuando la cabeza estaba dentro de ella jadeó sorprendida al sentir corrientes eléctricas increíblemente placenteras de aquí para allá, el dolor no se marchó, pero era tan lejano que a duras penas se dio cuenta cuando se había tragado completamente la erección de Luffy.

Miró a los ojos de su capitán y sonrió – esto es genial – murmuró mientras se levantaba y luego caía rápidamente hasta que su trasero rebotaba y chocaba con los muslos de su… novio.

– Definitivamente – secundó Luffy – pero creo que hay que apresurar esto.

Enseguida comenzó a mover sus caderas haciendo que sus entrepiernas se encontraran mucho más rápido que antes y haciendo que su erección tocara lugares que antes no hacía.

Los brazos de Nojiko pronto no le respondieron y terminó cayendo contra el cuerpo de Luffy quien siguió moviéndose rápidamente, con su mano derecha movió la cabeza de Nojiko para que pudiera besarla mientras la otra apretaba su pecho izquierdo.

Cuando estaba seguro de que la peli azul estaba respondiendo al beso y por lo menos podía mantenerse estable allí donde estaba, movió su mano desde la nuca de la peli azul hasta llegar a ese precioso trasero que lo había estado llamando desde hace mucho tiempo.

Les dio la vuelta nuevamente para estar arriba y tomó una de las largas piernas de Nojiko subiéndola hasta que estaba en su hombro.

La peli azul jadeó de gustó al sentir como la nueva posición cambiaba los puntos que el pene de Luffy la tocaba, gritó cuando lo sintió besar el cuello de su útero así que lo regresó a ver con asombro – eso… eso me gusto – tartamudeó – hazlo… de nuevo.

Sonrió se agachó para besarla y aumentó el ritmo de sus envestidas disfrutando enormemente de sus gemidos y como gritaba cada vez que su pene le daba un besó a su útero, verla en ese estado lo estaba llevando al límite, sabía que el alcohol tenía mucho que ver con que estuvieran tan acelerados y el que lo estuvieran haciendo incluso algo brusco, pero por el momento no le importaba.

Volvió a erguirse para poder estar más cómodo y bajo su mano derecha acariciando su muslo hasta que llego al vello púbico que tal como si fuera piel acarició e incluso le dio unos cuantos tirones.

Siguió acariciando el vello mientras con su pulgar tocaba el clítoris que solo hizo que los gritos de Nojiko fueran aún más altos que antes.

– Si… si, ya… mismo… llego – jadeaba Nojiko con los ojos desenfocados mirando al techo.

– Yo… también – dijo Luffy acelerando nuevamente.

No se demoraron mucho llegando al clímax al mismo tiempo, Luffy instintivamente buscó el cuello de Nojiko antes de morderla hasta que saboreo su sangre, generalmente no era tan brusco al momento de dar la marca, aunque solo lo haya hecho tres veces antes.

Ya tenía experiencia con este tipo de situaciones como en la que se encontraban, con Makino en momentos parecidos había hecho algo un poco parecido, la había dejado un par de moretones, nada demasiado revelador y doloroso, pero de todos modos lo había hecho.

Ahora estaba seguro de que la marca al día siguiente estaría morada y no de un color rosa rojizo como lo había sido con Nami y Makino.

Ni bien terminó, soltó la pierna de la peli azul y se recostó a un lado de su más nueva novia que jadeaba y se reía al mismo tiempo – eso fue increíble, creo que esa mordida me dio otro orgasmo enseguida.

– Creo que fui muy brusco – dijo Luffy preocupado ahora que la excitación y adrenalina comenzaban a asentarse.

Le restó importancia y se acercó hacía Luffy – no me importa, la verdad es que toda la situación parece como si fuera un sueño – dio pequeños besos en su pecho – creo que si estábamos un poco más borrachos de lo que creía…

En ese momento la puerta se abrió con estrépito dejando entrar a tres chicas diferentes, asustados se taparon con las sabanas, hasta que las vieron correctamente, Makino por su puesto estaba sonriendo como el gato de Cheshire, pudieron notar como en los ojos de Nami recorrían muchas emociones entre la felicidad, la excitación, el enojo y los celos.

Kaya por otro lado estaba completamente roja, no sabían si de la vergüenza, los celos o la excitación – por fin entras al lado oscuro – dijo Makino era difícil decir si la peli verde estaba borracha, pero Luffy que la conocía bien sabía que estaba a punto de quedarse dormida.

– Por… por lo menos pudieron hacer menos ruido – gruñó Nami cruzando sus brazos, dudó un momento antes de apartar la mirada, Nojiko estaba divertida por la actitud tsundare de su hermana.

Kaya se quedó en silencio un momento debatiéndose que decir – yo um… creo que hay que dormir.

Los demás asintieron y Luffy estaba por levantarse sin importarle si Kaya que aún no era su novia lo veía, pero enseguida eso cambio completamente cuando Makino y Nami se lanzaron encima de él y comenzaron a besarlo.

Claro está que no duro mucho tiempo antes de que las dos estuvieran dormidas bien abrazadas a él como podían ya que Nojiko no lo había soltado para nada.

– Creo que… dormiré en otro lado – tartamudeó Kaya más roja aún.

– No seas tonta ven aquí – murmuró Nojiko comenzando a dormirse también, la rubia dudo, pero Luffy le dio una sonrisa y se decidió, se sacó la ropa dejando que la vea en su ropa interior de un color amarillo brillante y se metió en toda esa maraña de brazos y piernas.

Casi enseguida todos estaban durmiendo pacíficamente, por lo menos por el momento todo estaba bien, aunque sabían que cuando llegaran a Arabasta los problemas comenzarían.


Sus dedos golpeaban lentamente, pero con firmeza contra la fina madera de su escritorio, mientras miraba atentamente el cartel de 'Se Busca' con el pirata que más dolores de cabeza le habían dado.

Su asistente había llegado informándole lo que había visto en Weaskey Peak hace unos días, al principio no le tomó importancia, después de todo ¿qué podía hacer un novato contra él? podía tener la recompensa récord del East Blue y aún para los estándares del Grand Line era bastante alta.

Pero aun así un novato no podía compararse con él. Por lo tanto, mandó a un grupo más fuerte para deshacerse de los piratas en Little Garden, todo parecía ir perfecto, solo tenía que deshacerse de Mr. 3 y todo estaría arreglado.

Los problemas comenzaron cuando Mr. 2 no encontró a Mr. 3 como se suponía que tenía que hacerlo.

Al ver los ojos de Nico entendió enseguida lo que pasaba, el maldito Mugiwara le había visto la cara de tonto, lo engañó y se robó el Eternal Pose que los dirigía hacia Arabasta. Enseguida cambio las ordenes de Mr. 2 encontrar a los Mugiwara y asesinarlos o por lo menos conseguir copiar sus rostros.

Si podía conseguirlos anularía todas sus posibilidades una vez llegaran a Arabasta, no dejaría que un montón de mocosos arrogantes acaben con sus planes, menos aun cuando estaba tan cerca de su culminación.

Sus dedos se detuvieron y con rapidez y fuerza levantó su mano con el garfio dorado clavándolo justo en la cara de Monkey D. Luffy, levantó el cartel hasta su rostro y gruñó nuevamente – voy a matarte – susurró con un tono gélido que sabía muy bien causaba terror a sus contrincantes – voy a sacarte los intestinos y hacer que te los comas…

Se calló cuando escucho una pequeña risa que sabía muy bien a quien pertenecía, Robin Nico, la niña demonio, no confiaba en lo más mínimo en ella.

Podía ser tan rastrera como él mismo, sabía muy bien que había utilizado a otros piratas como él para mantenerse segura y había visto en sus ojos cuando regresó de Weaskey Peak que ya estaba planeando algo contra él, había visto en sus ojos la impresión y el respetó que se había ganado Mugiwara.

Podía ver su cerebro maquinando, ideando planes para deshacerse de él y posiblemente aliarse con ese novato para poder seguir estando protegida, para poder seguir con vida y encontrar lo que sea que estaba buscando con los Poneglyph.

– Para ser un Shichibukai dejas que un chiquillo te altere demasiado – se burló la mujer con una sonrisa socarrona, aunque aun así sensual.

Se recargó en la silla bajando el cartel un poco y miró atentamente a la mujer – me gusta cuando las cosas siguen el curso planeado y este mocoso insolente no solo derrotó a dos de mis peones, sino que tiene en su poder a la princesa de Arabasta, alguien que debería estar muerte – volvió a mirar el cartel – estoy rodeado de ineptos que no pueden acabar con el maldito novato.

– Es poderoso – dijo Robin cruzando sus piernas tan sensualmente que casi, solo casi llama la atención de Crocodile, no es que la mujer no sea hermosa, pero tenía mujeres rogándole que las tomara todos los días, no le interesaba una mujer que claramente podía matarlo en un descuido, si se le ocurría solamente la idea de tomarla ya sea con consentimiento o sin el – ni siquiera parecía estarse esforzando por derrotar a Mr. 5, se deshizo de él como si fuera un juguete.

– Mr. 5 solamente tenía esa posición por su fruta – respondió tranquilamente mientras tomaba el encendedor y prendía un puro – no lo podemos comparar con los de más alto rango y en especial, no… lo… compares… conmigo.

Mandó una mirada de muerte hacía Robin, quien tembló de terror, su cuerpo, claro, no lo mostró, pero este era uno de los demonios en ese mar que con solo su nombre hacía temblar a mucha gente, se rió como si no estuviera aterrada y colocó una mano en su mejilla – como podría – murmuró divertida – el gran y poderoso Crocodile, estaría loca si se me ocurriera comparar un novato contigo.

Sabía que la mujer estaba mintiendo y podía ver el miedo en sus ojos, la mujer era buena escondiendo sus emociones años de ser engañada y traicionada le habiendo dado esa habilidad tan útil en su mundo.

Pero él no era un Shichibukai por nada, podía leer a la gente con tanta facilidad como le era fácil a esta mujer leer los Poneglyph – tenemos que estar preparados para su llegada, no quiero que esa maldita princesa arruine mis planes cuando estamos tan cerca de terminar.

Robin asintió aun sonriendo mientras Crocodile prendía nuevamente el encendedor y lo colocaba bajo el cartel sonriendo en todo momento, casi excitado al ver la cara de ese maldito novato quemarse lentamente.


Un par de días pasaron volando para el grupo que en su mayoría se pasaron entrenando, iba bastante bien a pesar de todo, Luffy decidió que ayudaría con sus habilidades principales en lugar de entrenarlos en el Rokushiki, por lo menos a quienes tenían otra forma de pelear.

Por lo tanto, ayudaron a Zoro con sus espadas, sus movimientos habían mejorado mucho desde su pelea contra Mihawk.

Aun no podía ni siquiera pensar en volver a retarlo, pero sabía que estaba en el camino correcto para hacerlo en el futuro, también sabía que estaba cerca a "activar" la forma de cortar el acero.

La forma difícil era con el Rankyaku, poniendo la suficiente fuerza, la forma fácil era conectarse con el aura, la voz de las cosas que lo rodeaban para saber cómo cortarlas, el problema era que era realmente complicado de hacer y por lo tanto más difícil de conseguir.

De ahí venia Sanji, tenía fuerza en los brazos por todo el entrenamiento que hacía, pero sus piernas estaban en otro nivel completamente, era el único que casi había logrado hacer la primera etapa del Rokushiki.

Gracias a que los primeros pasos necesitaban más de piernas y el luchaba solamente con ellas entonces le resultaba más fácil aprender las habilidades.

El último del que comenzaron a llamar el trío monstruoso era Gin que también había conseguido más fuerza de la que hubiera soñado, sus tonfas eran sencillas de levantar a pesar de su peso, su velocidad había aumentado mucho y su poder de ataque había aumentado.

El siguiente era Usopp, se había enfocado mucho más en la velocidad, pero también en su fuerza, ahora estaba practicando su puntería, Luffy sabía que con el Kenbunshoku Haki Usopp podría hacer todas esas increíbles hazañas que su padre hacía.

Pero también sabía que el Haki era tan pesado y poderoso que si no estaban listos podía llegar a matarlos, había algunos que lograban despertarlos instintivamente y por lo tanto se iba desarrollando lentamente, pero quien decidía entrenarlo desde cero tenía que ser cuidadoso.

Chopper estaba comenzando a entrar en el ritmo de las cosas mientras más tiempo pasaba, sus distintas trasformaciones hacían que tuvieran que entrenar cada una por separado.

Por lo tanto, era un poco complicado ya que no podía comer más de dos Rumble Ball por día y solo duraban diez minutos.

Por lo menos habían ido aumentando sus capacidades físicas como podían y esperaban que sirviera de algo en las otras trasformaciones. Por parte de los demás todos entrenaban y su principal modo de ataque era el Rokushiki, por su puesto Kaya estaba siendo más entrenada por Chopper, pero había tomado algún tipo de entrenamiento para no ser simple carga.

No podían estarla defendiendo todo el tiempo en algún momento necesitaría defenderse ella sola, así que había entrenado no como para ser una guerrera, pero si para poder defenderse hasta que alguien pueda ayudar.

Nami y Nojiko estaban avanzando mucho en su entrenamiento y aunque hubo un poco de problemas después de que Nojiko por fin se uniera a Luffy por lo demás las hermanas parecían haberse unido aún más de lo que ya lo estaban, hacían buena dupla en combate también, el haber estado recogiendo mandarinas juntas prácticamente toda su vida les había dado un buen trabajo en equipo y una buena comprensión de lo que la otra podía hacer.

Makino seguía siendo tan buena como antes pero su pelea con Mr. 3 la había motivado para mejorar aún más, era más común ver a Luffy y Makino luchar cada que podían para poder mejorar rápido.

Era un poco aterrador verlos entrenar, Luffy no se contenía tanto con ella como con los otros y Makino no se contenía en lo más mínimo sabiendo muy bien que Luffy era mucho más fuerte y solo parecía estarse haciendo más fuerte a pesar de que se había perdido en su furia un par de veces.

Por último, pero no menos importante, Cerbero estaba creciendo bastante rápido una vez que comenzó a comer en el Grand Line, aún era bastante más pequeño que la mayoría de los Reyes Marinos que encontraban allí, pero sabían que con algo de tiempo sería lo suficientemente grande para aplastar un galeón como el de Krieg sin problema.

El clima se había asentado hace un par de horas por lo que sabían que había entrado al campo magnético de Arabasta, las chicas pronto estaban modelando trajes de baño por el calor abrazador, para satisfacción de Sanji, aunque ahora eran bastante visibles las marcas que Luffy les había dado, para disgusto de Sanji. El único que tenía problemas con el nuevo clima era Chopper.

Algo bastante entendible teniendo en cuenta que no solo era un animal con bastante pelaje, sino que también había vivido toda su vida en una isla invernal.

– ¡Qué demonios! – gritó Sanji desde la cocina, un segundo después salió con el rostro completamente rojo de la furia, revisó la cubierta buscando al que de seguro había robado toda la comida, lo encontró viéndolo confundido con Kaya a su lado pasando su brazo por sobre sus hombros – tú… – apuntó su dedo hacia su capitán y comenzó a caminar con intención de darle una patada – te acabaste toda nuestra comida, incluso la de reserva…

Luffy evitó fácilmente la patada y se agachó rápidamente para evitar una nueva – ¿de qué demonios estás hablando?

– No te hagas el tonto, estaba listo para hacerles unos deliciosos aperitivos a mis mellorines, pero no había absolutamente nada de comida – gruñó mientras seguía intentando patearlo cosa que resultaba hasta gracioso porque aún si Luffy se quedaba quieto completamente no le podría hacer nada.

De repente escucharon un crujido que Sanji podría reconocer donde fuera, era el dulce y suave crujido que la corteza que un pan causaba cuando estaba bien hecho, todo el mundo regresó a ver hacía el costado del barco donde estaban Usopp, Chopper y Carue pescando, dándoles la espalda completamente.

– Supongo que tendremos que pescar algo para Sanji – dijo Usopp divertido sabiendo muy bien que la pelea entre su capitán y el cocinero evitaría que los descubran – debe ser algo bastante gran…

– ¿Qué tal esta la pesca? – preguntó Sanji detrás de ellos, los tres saltaron ligeramente del susto, pero se dieron la vuelta rápidamente habiendo tragado todo lo que tenían en la boca.

– Muy buena – respondió rápidamente Chopper, era el nuevo en la tripulación, pero con solo un par de días a bordo sabía que ese tono de voz era peligroso.

Soltó el humo de su cigarrillo hacia sus caras y sonrió, colocó sus manos en las cabezas de Carue y Usopp que ya estaban llorando y las chocó unas contras otras – serán idiotas… no puedo quitarles el ojo de encima ni un solo momento.

Los puso a pescar nuevamente, aunque Kaya ayudó vendándoles las caras por lo menos. Nojiko fue la que notó algo extraño al frente y avisó a todos, pero Nami les dijo que no era nada de importancia solo era el humo de un volcán submarino, Sanji bailaba a su alrededor alabándola como comúnmente hacía hasta que Luffy se cansó y de una patada lo mandó al mar para que buscara comida.

Ya que quería hacerles bocadillos a las chicas bien podía hacer algo más que hacerse el galán de telenovela barata y ayudar.

Cuando entraban al humo lograron sacar a un Sanji que se quejaba sobre las injusticias de la vida al tener a un capitán desgraciado que se quedaba con todas las chicas, se calló cuando sintió como algo lo abrazaba e instintivamente abrazó a sea lo que sea que fuera.

Había dos posibilidades, la primera que fuera algún tipo de pez y por lo tanto ya tenían comida, la segunda y por la que comenzó a sangrarle la nariz, que el universo se estuviera apiadando de él y le había dado una sirena hermosa para él mismo.

Por la forma que se retorcía y esos pequeños chillidos estaba seguro de que era la segunda, era su día de suerte seguramente.

El Merry salió del humo y todo el mundo se quedó completamente quieto, todos con las caras azules mientras veían a Sanji casi desangrándose y sonriendo como pervertido mientras abrazaba con fuerza a un hombre, bastante feo se podría añadir, con maquillaje en la cara y usando un extraño traje de bailarina.

El rubio dejo de sonreír al darse cuenta de que habían salido de humo y se regresó a ver a su sirena, que le agradecería el rescatarla con un apasionado beso y después… su línea de pensamiento se cortó completamente al darse cuenta de que a quien abrazaba era un hombre y que literalmente había estado restregándose contra él, su cara se volvió azul, luego completamente blanca, antes de que se desmayara.

– ¡Sanji! – gritaron todos al darse cuenta de que estaban perdiendo a su cocinero.

Lo metieron rápidamente al barco mientras Kaya y Chopper pensaban en qué hacer para revivir al rubio pervertido, Zoro y Gin por el contrario se reían escandalosamente tirados en el suelo, cuando parecía que se detendrían veían al Okama y volvían a reírse.

– ¿Quién eres? – preguntó Luffy mirando atentamente al extraño hombre.

El hombre miró al que debería ser el capitán y se levantó con toda la gracia de una bailarina, estaba confundido por lo que estaba ocurriendo, pero de todos modos estaba agradecido que habían evitado que cayera al agua – soy Bon Clay y les agradezco el que me salvaran soy un ancla en el agua – hizo una venia antes de dar un salto pequeño y estirando una de sus piernas hacia el cielo y parándose en la punta del pie aún en el suelo dio una vuelta.

Si eran sinceros, estaba bastante impresionados nunca había visto a alguien estirar su cuerpo de ese modo, ni siquiera Nojiko eran tan flexible, claro que se vería mucho mejor en una mujer y no es un hombre – está bien… – murmuró Nami algo asqueada – entonces comiste una fruta del diablo.

– Así es – respondió el hombre sonriendo antes de acercarse a Luffy e intentar darle un golpe con su palma, claro que Luffy esquivó fácilmente y dejo que golpee a Usopp que salió volando hasta chocar con la pared del barco, todo el mundo se alisto para pelear – esperen, esperen – dijo con una voz que conocían muy bien, se quedaron quietos asombrados con lo que veían.

Regresaron a ver hacia donde Usopp lloraba quejándose sobre la violencia en estos días y que las autoridades deberían hacer algo al respecto – ¿Usopp? – preguntó Nojiko confundida.

– No, no, este es mi poder, me comí la Mane, Mane no Mi – se tocó la cara con la mano izquierda y su rostro regresó a la normalidad – cuando uso la mano izquierda vuelvo a la normalidad, pero con mi mano derecha…

Bailo por la cubierta tocando el rostro de Gin, Zoro, Chopper y por último Sanji ya que Luffy apartó del camino a Kaya.

Luego comenzó a transformarse en cada uno de ellos, terminando en la cara de Sanji – puedo copiar todo de las personas a las que toco incluso… – se bajó el pantalón mostrando a todos, la hombría de Sanji.

Las chicas aparataron la cara asqueadas mientras Luffy golpeaba a Bon en la cara mandándolo a volar – ¡no frente a mis chicas! – gritó molesto.

Chopper corrió a revisarlo, aunque sabía que Luffy no aplicaría la fuerza suficiente para hacerle daño grave, a la final no fue necesario porque Bon enseguida se levantó igual de enérgico que siempre – puedo mostrarles más – dijo sonriendo.

Usopp y Chopper asintieron, silbaron y gritaron de emoción mientras Luffy solo le mando una mirada de muerte que le puso los pelos de punta, levantó las manos divertido a pesar de todo – ¡vamos muéstranos más! – dijeron ambos sonriendo.

Bon asintió y comenzó a bailar antes de pasar su mano por la cara y cambiarla completamente.

Hombres y mujeres que ninguno conocía, hasta que paso uno que Vivi reconoció enseguida, abrió los ojos asombrada y aterrada mientras Usopp y Chopper seguían emocionados.

Enseguida comenzaron a bailar juntos de un lado para otro gritando tonterías, Nami suspiró aburrida y miró hacia el mar donde un barco se acercaba rápidamente gracias a unas extrañas paletas en sus costados que impulsaban el barco mucho más rápido que solamente por medio de la vela.

Bon se despidió dramáticamente para diversión de Luffy mientras Usopp y Chopper lloraban, claro que dejaron de chillar una vez el barco se alejaba y sus subordinados lo llamaron Mr. 2.

– Mierda teníamos al enemigo aquí – gruñó Gin molesto.

Kaya miró a Vivi completamente pálida y se acercó rápidamente – ¿estás bien Vivi?

– Mr. 2 puede replicar todo de la persona que toca y entre esos rostros estaba el rostro de mi padre – susurró aterrada por lo que eso podía causar – tiene el rostro y la voz del Rey de Arabasta, Cobra Nefertari.

Seguían hablando sobre el peligroso hombre que recién había dejado su barco cuando el mar comenzó a sacudirse, enseguida un enorme pez gato emergió de las profundidades, todos se le quedaron viendo unos segundos llenos de sorpresa hasta que los estómagos comenzaron a rugir.

Usopp y Chopper claro no le prestaron atención a su estómago, pero si a su instinto cobarde y salieron corriendo para esconderse – nuestra primera comida en cuatro días – gritaron Zoro, Luffy y Gin al mismo tiempo.

Sanji en ese momento comenzó a despertar, vio al enorme gato y se levantó lo más rápido posible – no dejen que escape – gritó con toda la fuerza de sus pulmones – espero que tu carne sea deliciosa maldito gato – murmuró ya preparado para atacar mientras pesaba en los platillos deliciosos que les haría a sus mellorines.

Estaban por moverse cuando todos recibieron un fuerte golpe en la cabeza, por suerte para Luffy solo lo atravesó, pero a los otros tres los clavó literalmente en el barandal – no lo pueden comer idiotas – mencionó la peli celeste furiosa – en Arabasta los gatos marinos son animales sangrados, se dice que dan buena suerte a los viajeros cuando aparecen.

La verdad la historia no les importaba en lo más mínimo a ninguno, excepto a Sanji que ya estaba en modo amor, parecía que su altercado con Mr. 2 se había borrado de su memoria, claro que Zoro se encargó de que lo recordara para gran diversión de Gin que también aportaba sus comentarios.

– Mi comida – dijo Luffy lastimeramente.

– O Luffy tranquilo – mencionó Makino acercándose – puedo darte otra cosa a comer si quieres – susurró con una voz sensual.

Eso llamó la atención de Sanji que estaba peleando con Zoro y Gin, mordió el pañuelo que ya estaba comenzando a deshilacharse y se apartó a un lado aún más deprimido que antes.

Zoro y Gin solo se rieron nuevamente, Luffy estaba por hablar para coquetear con su novia de regreso cuando Usopp gritó de miedo nuevamente – nos están siguiendo – murmuró mientras se escondía como podía, lo regresaron a ver confundidos antes de mirar hacia la popa del barco y darse cuenta de que varios buques estaban cerca.

El problema no era ese ya que lo más probable es que todos esos cientos de barcos estarían atracando en Arabasta.

El verdadero problema era a quien pertenecían todos esos barcos, cada una de las velas tenía Baroque Works estampando en letras grandes y grises – solamente son los Billions, lo más probable es que los trabajadores hayan sido llamados por Crocodile – dijo Vivi algo preocupada – son los subordinados de los agentes principales.

– ¿Crees que sean un problema? – preguntó Kaya con algo de miedo.

Makino y Nojiko se miraron por un momento antes de sonreír – si son como los de Weaskey Peak no lo creo – respondió la peli azul.

– Estos no son iguales – refutó Vivi rápidamente – estos son la elite de Baroque Works, son muy diferentes a los de Weaskey Peak.

Nami la regresó a ver un segundo antes de regresar a ver a Luffy – contra doscientos debe ser difícil – murmuró rápidamente, había visto a su novio pelear contra monstruos, tenía de mascota un Rey Marino después de todo, pero no sabía cómo terminarían las cosas con tantos enemigos.

El azabache extendió su Haki para abarcar los barcos y negó con la cabeza – no hay de qué preocuparse, son peces pequeños – se encogió de hombros e ignoró a Vivi que lo miraba con asombro.

– De todos modos, hay algo de lo que tenemos que encargarnos primero – dijo Zoro mientras se adelantaba y se colocaba junto a Luffy, como el segundo al mando él tenía el poder de ordenarles a todos que hicieran algunas cosas, aunque se sentía un poco extraño hacerlo.

Comenzó rápidamente a explicarles el plan, ya que Mr. 2 podía copiar algunos de sus rostros, no sabrían si podía tomarlos por sorpresa y copiar los demás, así que más les valía prevenir que lamentar.

Primero se pintaron un símbolo en el brazo y después se vendaron el mismo lugar para poder esconderlo, de ese modo solo quien se sacará la venda y mostrará el símbolo sería el verdadero, Mr. 2 podía colocarse una venda en el brazo, pero no podría copiar la marca debajo.

Comenzaron a conversar de lo que harían una vez estuvieran en Arabasta, ya que no conocían mucho de quien estaban enfrentando no les serviría de mucho.

Nami fue la primera en darse cuenta de lo incomodo que se encontraba Luffy, lo abrazó por la espalda y colocó su quijada en su hombro, tenía que pararse en la punta de sus pies para poder hacerlo.

– ¿Te ocurre algo? – preguntó confundida al notar lo sudado que estaba.

Luffy suspiró e inclinó su cabeza para acariciar la de Nami con su mejilla – es solo que este clima es muy árido, al ser un país rodeado por desiertos no hay muchas tormentas, no puedo sentir una sola nube por ningún lado, lo que me debilita.

– Claro, como eres un hombre tormenta este tipo de lugares son tu debilidad – dijo Nojiko sorprendida, no se había imaginado que alguien como Luffy tendría una antes.

– ¿Estarás bien peleando contra Crocodile? ¿no dijiste que se sabía que era un hombre de arena? – preguntó Makino preocupada.

Luffy le sonrió – puedo ser un novato y estar en desventaja, pero Crocodile por el momento es el Shichibukai más débil, de los siete es el único que se ha quedado quieto literalmente sin hacer nada.

– Se acostumbró tanto a tener las cosas servidas en bandeja de plata, gracias a ser un perro del gobierno, así como a tener la ventaja de campó, que se olvidó de entrenar – siguió Zoro sonriendo sádicamente – probablemente no está ni a la mitad de su antigua capacidad de pelea.

El azabache asintió, aunque esperaba que estuviera en lo correcto, aún con ese factor tendría que tener cuidado.

Ser un hombre tormenta en un lugar tan árido como Arabasta sería peligroso, si se confiaba o se descuidaba Crocodile no dudaría en asesinarlo y a todos sus Nakamas, sería mejor si pudiera enfrentarlo por lo menos en un lugar fuera del desierto, y de preferencia cerca al agua.


Sonrió mientras caminaba con seguridad y tranquilidad por entre las concurridas avenidas de Nanohana, ese lugar a diferencia del ultimo al que había visitado era perfecto para él, el calor no lo afectaba en lo más mínimo.

Había estado allí por un par de horas buscando a ese desgraciado que había decidió traicionar a su tripulación.

Pero viéndole el lado bueno, quería ver a su pequeño ototo, después de haber recibido el cartel de se busca estaba muy impresionado con lo que había oído de él, haber derrotado a todos esos poderosos piratas sin un rasguño, bueno ciertamente no eran nada comparados con los piratas allí, pero de todos modos no esperaba que Luffy avanzara tanto en tres años.

Además, por allí se corría el rumor de que no solo se había enfrentado a todos los piratas fuertes del East Blue, sino que también había luchado contra Mihawk en una pelea casi de igual a igual.

Eso es lo que más le había llamado la atención, quizá no era verdad, pero sabía que esos rumores cuando llegaban tan lejos en el Nuevo Mundo tenían, aunque solo sea una pisca, de verdad, eso quería decir que su ototo se había enfrentado a alguien que ni siquiera él estaba seguro de poder vencer.

Lo había buscado en Drum, pero no había logrado encontrarlo, esperaba que su mensaje le haya llegado por lo menos.

Pudo sentir unas cuantas personas con una voz bastante grande en el lugar, pero considerando que era un puerto en un país grande y poderoso, que estaba siendo protegido por un Shichibukai no era de sorprenderse.

Piratas poderosos siempre estaban pasando por este tipo de lugares, aunque solo sea de pasada, no podía identificar a nadie por la enorme cantidad de gente que había por lo que no podía asegurar de ningún modo que ese desgraciado estuviera allí, por lo que había averiguado por lo menos había pasado por allí.

El problema era que una persona lo había visto pero el del local de alado decía que era solo alguien parecido y no esa persona exactamente.

Suspiró mientras miraba alrededor, había algo extraño, no se suponía que hubiera tanta gente, era un puerto cierto, pero ¿en verdad había tanta gente como para casi no poder moverse con facilidad?

Se quejó cuando lo golpearon en el costado y siguió caminando, las cosas que hacía por ver a su pequeño ototo.

Había calculado que llegaría ese día por lo que no se apresuró mucho, pero quizá había calculado mal, según sabia estaba viajando en una pequeña carabela por lo que tal vez no se podía mover tan rápido como había previsto.

También había visto un par de marines, no es que le importara ya que no eran muy fuertes que se diga, pero tampoco quería causar problemas innecesarios.

Siendo quien era, eso era imposible si lo veían, después de todo era una de las personas más buscadas en el mundo, cualquier marine seria famoso si llegaba a obtener su cabeza.

Bueno se haría famoso si lograba sobrevivir a una lucha contra él, su poder había aumentado enormemente desde que había partido de casa, todo gracias a su "padre", no quería matar a nadie y por lo tanto tenía que evitar luchar contra ese marine, además sería molesto, había escuchado bastantes cosas sobre Smoker y su fruta del diablo así que no quería darle más fama a ese marine en específico.

Por otro lado, podía causarle problemas a su pequeño ototo ya que Smoker era un Logia, no creía que su hermanito tonto pudiera usar Haki por el momento así que eso convertía a Smoker en un no ir cerca.

Tenía que encontrarlo antes que Smoker y luego salir de la ciudad sin que los vean, además había escuchado sobre una rebelión o algo así y conociendo su suerte y la de su hermano podrían terminar siendo involucrados, algo que no quería porque tenía cosas que hacer.

No, mientras más rápido se fueran mejor, siendo piratas no les concernían ese tipo de cosas, ciudadanos revelándose y todo eso, mejor evitar las molestias.

Se acercó a uno de los tenderos y colocó el cartel de se busca sobre el mesón – disculpe ¿ha visto a este hombre por aquí? – pidió lo más amable posible – lo he estado buscando por un buen tiempo.

El hombre miró la foto antes de abrir los ojos de la sorpresa por la cantidad por la que se pedía por la cabeza del hombro, un moco caía de su nariz cuando subió la mirada y sus ojos se posaron en el extraño chico frente a el – Mugiwara no Luffy, no lo he visto por aquí – respondió ahora viendo cada rostro que sus ojos podían captar – pero dicen que es muy fuerte no creo que deberías buscarlo.

Se rió mientras se rascaba la cabeza – bueno tengo que hacerlo, es muy importante que lo encuentre – se despidió rápidamente y comenzó a caminar por la calle nuevamente.

El tendero miró su espalda y casi le da un infarto, esa marca era conocida en todo el mundo, si un miembro de la banda pirata de Shirohige estaba en busca de uno de los novatos más problemáticos de esa generación lo mejor sería escapar, no quería estar en medio de esos dos cuando lucharan.

Recogió toda su mercancía y rápidamente cerró la tienda para poder correr lejos de los problemas que abrían pronto.

Mientras tanto el azabache siguió su camino intentando descifrar quien podría ser Luffy de entre todas esas voces que estaba sintiendo en el lugar, hubiera sido más sencillo si fuera una ciudad normal, pero siendo un puerto y con tanta gente llegando al lugar por una u otra razón le era imposible.

Además, había barias personas poderosas no podía identificar quien era quien, podía haber vivido varios años con Luffy, pero en ese tiempo no conocía el Haki por lo tanto no sabía cuál era la presencia de Luffy.

Bueno por lo menos aún tenía algo de tiempo antes de que tuviera que irse, si Luffy había recibido su mensaje aparecería en algún momento.


Como siempre la explicación para el capítulo al final, como ya dije este es solo el comienzo de la saga de Arabasta, pero aún tiene bastante de relleno, aun así, le puse algo de condimento agregando un par escenas importantes, especialmente el lemon y la aparición de Ace.

El inicio de este capítulo es la continuación del final del anterior capítulo, es decir Luffy intentando que Chopper se una a su tripulación.

Me reí y mucho con estas escenas en el canon, especialmente con el típico comportamiento egoísta de Luffy, pero le di mi giro propio, especialmente porque ahora Makino le… enseño algo más de moderación a Luffy.

Además, quise que se topara el tema que más me interesaba ¿por qué demonios Chopper era el que se tenía que quedar allí sin cumplir sus deseos? cuando la gente pestilente de Drum estaban felices y campantes, así que cambie eso para que el reno se dé cuenta que no por un montón de pendejos tenía que contenerse.

Eso sí me quedé con la escena del gigantesco árbol de Sakura, cuando vi esa escena en el canon se me iban las lágrimas, así que tenía que estar.

Y por fin podemos decir que ¡Viva otro Nakama más! Oficialmente tenemos a nuestro jefe de doctores, Kaya está bien pero como ya expliqué es una principiante, Chopper por otro lado estudio bajo, posiblemente, la mejor médico del Paraíso.

También hay que tomar en cuenta que Chopper se necesitaba, incluso él no sabía todo, y tuvo que quedarse a estudiar arduamente en el Reino de Torino, por lo tanto, Kaya estaba en aun más desventaja, pero viéndole el lado bueno, ahora son dos médicos, lo que ayuda mucho con el tema de la expansión de la tripulación.

Luego está el lemon, creo que estaba bastante seguro que estaba llegando, especialmente porque lo deje en claro el anterior capitulo.

Y por si aún se preguntaban si Vivi estaría con Luffy, creo que lo deje bastante claro al no incluirla cuando las chicas um… interrumpen el momento entre Nojiko y Luffy, no, Vivi no va a estar con Luffy, principalmente porque me parece que tiene que quedarse en Arabasta.

Pero también porque su actitud es demasiado… de princesa, abra personajes a los que yo quiero que Luffy mate, justamente porque quiero hacer algo un poco más oscuro al canon, a quienes no lo sé, quizá será principalmente con personajes inventados por mí, pero de que Luffy volverá a matar lo hará, también hay algunos a los que puedo matar del canon.

Vivi simplemente no puede con eso, como vieron justamente en el capítulo anterior, la personalidad de Vivi y la de Luffy chocan, así que no, ella no entra.

Estaba pensando en cambiarla de actitud, ya que Vivi me parece muy hermosa, pero a la final me termine por descantar por dejarla como princesa, ella lucho contra toda una organización criminal para salvar su país y creo que eso se merece una recompensa, para eso tiene que quedarse en Arabasta.

Lo siguiente es la escena entre Crocodile y Robin, esta escena la puse porque Luffy le está dando más problemas al Shichibukai y por su puesto él espera tener una pelea contra Luffy, aunque no sabe en qué se está metiendo.

También agregue a Robin y como yo creo que se fueron dando las cosas entre ella y Crocodile, él ya esperaba la traición de Robin en el canon y yo me imagino que es justamente desde la aparición de los Mugiwara, también creo que a pesar de ser considerado el más débil de los Shichibukai, el ingreso a este grupo por varios aspectos, y me imagino que uno de esos era justamente el saber cómo reconocer lo que la gente estaba pensando.

Así podía manejarlos de mejor manera para su beneficio, por su puesto también hay que considerar como maneja tan fácilmente a la población de Arabasta.

Hasta el punto en que lo adoraban como si fuera su propio rey, definitivamente sabia como manejar las emociones de las personas, resulta más difícil con alguien como Robin, pero no es imposible.

Regresamos a los Mugiwara esta escena es mayormente canon, graciosa como el demonio, especialmente cuando Sanji golpea a ese trio.

Y por supuesto ¡apareció Bon-chan! Solo cambie un par de cosas, porque simplemente no me gusta que Bon-chan utiliza el cuerpo de la reina pirata para engañar a otros hombres, especialmente a Sanji.

Y por supuesto por ser un pervertido del calibre del maestro Roshi recibe un par de golpes, pobre rubio, debo decirlo, me da un poco de lastima, de todos modos, me encanto y caí de la risa cuando Sanji se abrazó de Bon-chan, o eso si fue sacado de lo más malvado de mi alma.

Así mismo doy la debilidad de Luffy en este cap, recuerden que Luffy es un hombre tormenta, y como ya pudimos ver se energiza cuando está en medio de una.

Pero ¿qué pasa cuando es al contrario? ¿en un desierto? se vuelve más débil, así como el agua es la debilidad de Crocodile, un clima tan árido es la debilidad de Luffy, no estoy del todo seguro, pero creo que en el canon se dice que Crocodile no estaba a su máximo nivel cuando peleo con Luffy.

Yo creo que en habilidad y fuerza Luffy estaba adelante, pero Crocodile tenía la ventaja de ser un Logia.

Y efectivamente vemos que una vez superado el problema de no poder tocarlo, el capitán le da una paliza, lógicamente eso colocaría a Luffy en este momento en un nivel aún más arriba que Crocodile, pero las cosas se emparejan ya que Luffy está peleando en completa desventaja.

Por último, pero no menos importante, tenemos la primera aparición de Ace, es una pequeña, pero por fin aparece.

Me supongo que una marca tan famosa como el Jolly Roger de Shirohige no pasaría desapercibido por nadie que pusiera sus ojos fijamente en él, y como Ace pregunto por el único novato que posiblemente obtuvo una recompuso enorme como la primera, entonces eso haría huir a quien sea, especialmente si creen que van a luchar entre sí.

Más emociones definitivamente para el próximo capítulo, jajaja los dejo con la pica de imaginar que es lo que va a ocurrir después.

Sea como sea espero sus Reviews, Favorites y Follows, mata ne.

Anonymous reviews have been disabled. Login to review. 1. Regreso 8839 0 0 2. Comienza el camino 8723 0 0 3. Buggy el payaso 9876 0 0 4. Un día más, una lucha más 11437 0 0 5. Un cocinero 9432 0 0 6. El poder de un Shichibukai 10247 0 0 7. Mi navegante y mi carpintera 12022 0 0 8. Recompensa 9642 0 0 9. Tormenta 9802 0 0 10. Weaskey Peak 9459 0 0 11. Jefe de doctores 13268 0 0 12. Baroque Works 10008 0 0 13. Hiken no Ace 9018 0 0 14. Arabasta un país de cuidado 8560 0 0 15. Utopía 9034 0 0 16. Los pecados de Crocodile 8793 0 0 17. Guerra 8843 0 0 18. Armas ancestrales 10079 0 0 19. La suplica de una Princesa 16204 0 0 20. Adiós a un Nakama 9361 0 0