Super Smash Bros: Battles @brandon369
Banjo y Kazooie vs Yoshi

Super Smash Bros: Battles.


Banjo y Kazooie vs Yoshi.


La Tierra de los Dinosaurios, un misterioso archipiélago con hermosos paisajes y una gran variedad de ambientes. Muchas de las islas que lo conformaban eran consideradas peligrosas, pues estaban habitadas por dinosaurios de distintas clases y tamaños, además de otras criaturas misteriosas.

Una isla en específico destacaba entre las demás del archipiélago, se trataba de la Isla Yoshi, que recibía su nombre por albergar a esa extraña raza de dinosaurios, capaces de devorar casi cualquier cosa. Sin embargo, no es con ellos con los que comienza está historia, sino con cierto dúo bastante peculiar que no parecía pertenecer a la Isla.

Se trataba de un oso y un pájaro que observaban los bosques de la Isla Yoshi con notable sorpresa en su rostro.

-Oye, Kazooie… ¿Tienes alguna idea de donde estamos?- Preguntó el oso.

-Ni idea, Banjo.- Respondió su compañera.- Me siento como si estuviéramos dentro de un libro de cuentos infantil o algo parecido.

Banjo y Kazooie continuaron caminando por aquel extraño lugar, sorprendidos por las criaturas tan diversas que se encontraban, las tuberías regadas por todas partes, los bloques flotantes y el hecho de que los arbustos y las nubes parecían tener rostro.

-Este lugar es demasiado bizarro… Siento como si las nubes y el cielo mismo nos estuvieran observando.

-Ja, y decían que nuestro juego era extraño por ponerle rostro a algunos objetos inanimados.- Se burlaba Kazooie.

-Al menos no somos tan exagerados como Conker…- En ese momento, Banjo pareció percatarse de algo.- Espera un segundo… ¿Qué es eso?

El dúo de amigos se acercó a un enorme árbol de fruta, que curiosamente estaba junto a una chimenea y un buzón, y vio un gigantesco huevo, reposando en lo alto de un bloque flotante. Cuando se aproximaron al lugar, con bastante curiosidad, Banjo se encontró un letrero y procedió a leerlo.

-"Casa de Yoshi"… ¿Qué significa eso? ¿Quién es un Yoshi?

-¡Olvídate de eso, Banjo! ¡Mira ese huevo!- Le señaló Kazooie.- ¡Seguramente es uno de esos huevos misteriosos que podemos transferir a nuestra secuela para desbloquear cosas en el Banjo Tooie!

-No lo sé, es demasiado grande comparado con los otros… Además, el hardware del N64 tenía sus limitaciones y era imposible transferir esos huevos, así que son prácticamente inútiles.- Respondió el oso. Su compañera estaba por contestarle, cuando escucharon ronquidos desde el interior de ese huevo.- ¿Escuchaste eso? Quizá hay alguien durmiendo ahí adentro…

-Entonces vamos a despertarlo.

Sin perder otro segundo, Kazooie salió de la mochila de Banjo, acercándose al huevo gigante y depositando su propio huevo explosivo, antes de volver con su compañero. El oso estaba asustado de lo que esto pueda provocar, pero era demasiado tarde: Se produjo una gran explosión y donde antes estaba aquel huevo, ahora solo había un dinosaurio verde, bastante molesto por la manera en que fue despertado.

-Creo que eso responde a tu pregunta, esa cosa debe ser un Yoshi.- Declaró Kazooie.

-¡Kazooie! No era necesario despertarlo con tanta rudeza.- Regañó el oso. En ese instante, aquel dinosaurio bajó de un salto junto a ellos y los observó con curiosidad, aunque manteniendo su guardia y enfado, debido a la forma en que lo habían despertado.- Eh… Tranquilo, señor dinosaurio. Venimos en son de paz.

-¿Quiénes son ustedes?- Preguntó el dinosaurio mientras se les acercaba.- ¿Son enemigos?

-¡Mira, Banjo! ¡Este bicho puede hablar!- Declaró Kazooie ligeramente sorprendida.

El dinosaurio comenzó a olfatearlos, intentando determinar si aquellos extraños que entraron a su casa eran amigos, enemigos o comida. Sin embargo, a Kazooie no pareció agradarle que la estén olfateando, así que rápidamente comenzó a picotear la nariz del dinosaurio, haciendo que este se aleje, sujetando su hocico y quejándose del dolor

-¡Espera Kazooie!- Regaño nuevamente.- ¿Desde cuándo somos tan agresivos?

-Es por el bien de la trama, Banjo.- Explicó Kazooie.- Tenemos que pelearnos con ese dinosaurio o el título del capítulo no tendrá sentido.

Si Kazooie buscaba una pelea, entonces la había conseguido, pues el dinosaurio estaba realmente furioso mientras continuaba sujetando su hocico. Acababa de determinar que esos extraños no eran amigos, por lo que decidió tratarlos como comida y, sin previo aviso, abrió su boca, sacando una larga lengua con la que hubiera atrapado a Banjo si este no hubiera reaccionado a tiempo.

-¡Espere, señor dinosaurio! ¡No queremos problemas!- Declaró Banjo, mientras intentaba calmar la situación.

-¡Sí que los queremos!- Gritó Kazooie.- ¡Muéstranos lo mejor que tienes!

Respondiendo a la provocación, el dinosaurio volvió a extender su lengua en un intento de atrapar a al carismático dúo, que corría por todo el lugar esquivando como podía. Pronto se dieron cuenta que esquivar era su mejor alternativa, pues por cada ataque fallido, podían ver como su enemigo se tragaba desde frutas hasta bloques, sin importar su tamaño. No querían imaginarse lo que pasaría si llegaba a tragárselos a ellos…

-Ahora sí lo hiciste enojar, Kazooie…

-Ya no queda más alternativa que pelear, compañero.- Dijo el ave con una sonrisa.

Al no ver más alternativa que pelear para salir de esta situación, Banjo sujetó a su compañera y la usó cual garrote para golpear al confundido dinosaurio, que salió volando por el impacto.

-Nunca me gustó este ataque…- Se quejó Kazooie, mientras Banjo la volvía a poner en su mochila.

Dolorido por el golpe, el dinosaurio Yoshi se dio cuenta de que estos enemigos no podían ser subestimados. Listo para ir con todo, sacó algunos huevos y comenzó a arrojarlos contra Banjo y Kazooie, que recibieron varios impactos directos.

-¡Cúbrete, Kazooie! ¡Nos está arrojando a su descendencia!- Gritó desesperado el oso, mientras intentaba esquivar los proyectiles.- ¡Debe ser una hembra!

-¡No podemos quedarnos atrás, compañero! ¡Si quiere una guerra de huevos, le daremos una guerra de huevos!

Siguiendo las instrucciones de su plumífera compañera, Banjo sujetó a Kazooie como si de una escopeta se tratase y esta comenzó a disparar huevos desde su boca, que impactaron por sorpresa contra el dinosaurio. De esta manera, comenzó un intercambio de huevos por ambos lados, aunque el oso parecía continuar en desventaja.

Si bien los huevos disparados por Kazooie eran mucho más rápidos, los que arrojaba ese Yoshi eran mucho más contundentes y dolorosos. ¿Cómo solucionaron este dilema? Pues comenzaron a arrojarle huevos explosivos que estallaron cual granadas.

-¿Funcionó? ¿Vencimos a ese dinosaurio?

La respuesta parecía negativa, pues el dinosaurio se protegió a si mismo metiéndose dentro de un huevo y luego rodó contra ellos, derribándolos cual si fueran pinos de bolos. A duras penas se estaban recuperando del impacto, pero vieron a Yoshi metiéndose a la boca lo que parecía ser un caparazón de tortuga de color rojo.

-¿Qué está haciendo ahora?- Preguntó Kazooie.

A ninguno de los dos les gustaría la respuesta a esa pregunta, pues, de alguna manera, el dinosaurio había transformado aquel caparazón en una ráfaga de ardientes bolas de fuego que no tuvieron tiempo para esquivar. A los pocos segundos, el oso corría en círculos, con su pantalón ardiendo en llamas.

-¡Ya los tengo!- Festejó el dinosaurio.

Tan ocupado estaba Banjo intentando apagar el fuego, que no se dio cuenta de la lengua de su oponente hasta que fue demasiado tarde. El oso fue atrapado por su pegajosa lengua y antes de darse cuenta fue tragado por el enemigo. Por un instante, todo estaba completamente oscuro.

-¿Estás bien, Kazooie?

-Eso creo. ¿Dónde estamos? No veo nada y no parece haber mucho espacio para…- Entonces Kazooie se dio cuenta de la situación.- ¡Esto ya lo he pasado antes! ¡Estamos dentro de un huevo!

Efectivamente, aquel Yoshi los tragó y en menos de un segundo los expulsó atrapados en un huevo. Antes de que puedan siquiera pensar en escapar, el dinosaurio sujetó el huevo y lo arrojó con todas sus fuerzas contra un árbol, liberando al dúo y dejándolos bastante adoloridos.

-No puedo creerlo, Banjo.

-Lo sé, este dinosaurio parece muy poderoso.- Declaró el oso, pensando en alguna manera de salir de semejante problema.

-Yo me refería a que por fin tenemos un nuevo enemigo.- Aclaró el pájaro.- Ya aburría luchar contra Grunty una y otra vez.

-No creo que cuente, es un personaje de otro videojuego…

-¿De qué están hablando?- Preguntó el dinosaurio un tanto extrañado.

-Nada importante, debemos volver al combate para que el nombre de este fic tenga algo de sentido.- Respondió Kazooie, antes de arrojarle otro huevo explosivo que él esquivó saltando.

Enfurecido, el dinosaurio sacó lo que parecía ser un huevo amarillo y se lo metió a la boca, para luego observar a sus oponentes con furia.

-¡Ahí viene!- Gritó un desesperado Banjo que todavía no se había levantado.

Kazooie tuvo que sacar sus patas por la mochila de su compañero y emprendió rápidamente la huida. Lo hizo justo a tiempo, pues Yoshi saltó contra ellos con tanta potencia que pareció crear un pequeño terremoto con su fuerza.

Espantados al ver de lo que su oponente era capaz, Kazooie continuó escapando, con Banjo a cuestas, mientras que el dinosaurio los perseguía dando saltos y provocando terremotos potentes.

-¡Rápido, Kazooie! ¡Vuela, pega y esquiva!

-¡Buena idea y gran frase!

Los pisotones de su enemigo no podrían hacerles daño si estaban en el aire. Con ello en mente, Kazooie dejó de correr y sacó sus alas de la mochila, levantando vuelo al instante y comenzando a planear alrededor de su enemigo.

-¡Ahora no puedes hacernos nada, ¿o sí?!- Se burló Kazooie.

Enfurecido, el dinosaurio comenzó a arrojarles algunos huevos, pero Banjo y Kazooie lo esquivaban con un hábil dominio aéreo. Al ver una apertura en su enemigo, el dúo de oso y pájaro descendió con toda potencia, con el pico de Kazooie girando cual taladro en la famosa técnica que Bottles había bautizado como "el Pico Bomba".

El ataque tuvo la fuerza suficiente para mandar a volar al dinosaurio y dejarlo momentáneamente atontado. Sin embargo, este no tardó en recuperarse, por lo que Banjo y Kazooie volvieron a elevarse para repetir nuevamente la estrategia, aprovechando la ventaja de que los dinosaurios no pueden volar.

Desafortunadamente, se equivocaban en esa última afirmación. Yoshi se metió en esta ocasión un caparazón de tortuga color azul y comenzó a mutar, mientras que grandes alas angelicales brotaban desde su espalda. Antes de que Banjo y Kazooie deduzcan lo que acaba de pasar, el dinosaurio voló mucho más rápido de lo que jamás habían logrado los protectores de la Montaña Espiral y los bajó a ambos de un doloroso cabezazo.

Oso y pájaro cayeron en picada y estaban tan lastimados que no se podían poner de pie.

-¡Levántate, Banjo! ¡Si no lo haces ese dinosaurio podría acabar con nosotros!- Advirtió el pájaro, mientras picoteaba la cabeza de su amigo.

-Lo siento, Kazooie. Creo que estamos un poco oxidados. No hemos tenido mucha acción desde que nos metimos a las carreras con ese erizo cabezón en 2010.

-¿Qué hay del Banjo Kazooie: Gruntiland?- Preguntó.

-Lo cancelaron.- Declaró con resignación.

-¡Rayos! Rare no puede tenernos olvidados por siempre… ¿Verdad?

-Pues entramos a Smash para poder aprovecharnos de su fama y revivir nuestra franquicia.

-No parece que nos esté funcionando muy bien...- Reflexionó el pájaro.

Por desgracia, ambos fueron interrumpidos por Yoshi, quien descendió desde los cielos, propinándoles una lluvia de patadas, realmente dolorosas.

En un último intento de defenderse, Banjo sujetó a Kazooie y la usó para golpear al dinosaurio una y otra vez. Luego esquivó uno de sus cabezazos y se giró como pelota para embestirlo, mientras su compañera picoteaba con todas sus fuerzas.

Estaban en las últimas, pero parecía que finalmente habían tomado algo de ventaja… O al menos eso fue hasta que el dinosaurio sacó otro caparazón de tortuga, en esta ocasión uno multicolor, que hizo temblar de miedo a Banjo y Kazooie. Ante su mirada atónita, Yoshi se tragó el caparazón y comenzó a mutar, saliéndole nuevamente las alas angelicales, mientras era rodeado por un fuego intimidante y se comenzaban a acumular llamas en su boca.

-Es el turno… ¡De mi forma dragón!- Declaró con fuerza mientras lanzaba un inusual rugido.

-Sabes, Kazooie. En estos momentos me gustaría que Mumbo Jumbo esté aquí para que me transforme en algo capaz de salir de esta situación…

-Admítelo, colega. Ninguno de sus conjuros nos ayudaría en este momento.- Declaró Kazooie con resignación.- Nos derrotaron por completo.

El dinosaurio volaba sobre ellos, arrojándoles peligrosos torrentes de llamas, mientras el dúo intentaba escapar con las pocas fuerzas que les quedaban. Con otro pisotón, el enemigo formó un terremoto incluso más grande que los anteriores, tumbando a ambos héroes y dejándolos sin escapatoria. Yoshi estaba frente a ellos de manera imponente, con una gran bola de fuego cargándose en su hocico, lista para dispararse y acabar con Banjo y Kazooie de una vez por todas…

-Y… ¡Se terminó! Supongo que eso fue suficiente.- Declaró Kazooie, mientras salía de la mochila de Banjo y saltaba encima de Yoshi, acariciando su cabeza.- Es suficiente, campeón. Ya puedes apagar las llamas, nos ganaste.

-Fue una buena batalla, señor dinosaurio. En verdad nos puso las cosas difíciles.- Felicitó Banjo mientras estrechaba las manos de un confundido Yoshi.

-A decir verdad, estoy algo decepcionado, pero ya me esperaba este resultado.- Suspiró Kazooie.

-Es cierto, no somos precisamente los personajes más fuertes de Smash Bros.- Dijo el oso mientras le daba palmadas a su compañera.- Pero hicimos nuestro mejor esfuerzo y dimos una buena batalla.

-¡Es verdad! No hay nada de qué avergonzarnos, dejamos una buena impresión.

Los protectores de la Montaña Espiral festejaban y reían juntos, mientras que Yoshi estaba realmente confundido, sin saber que hacer a continuación.

-¿Qué está pasando aquí?- Finalmente se atrevió a preguntar.

-Lo de siempre. Nos encontramos en un crossover; tenemos un combate corto, pero intenso (bastante reñido a decir verdad), luego nos derrotas y hacemos las paces para darle un final satisfactorio a los fanáticos de nuestras dos franquicias.- Explicó Kazooie.

-No entiendo nada de lo que dicen…- Dijo el dinosaurio mientras se rascaba la cabeza.

-Básicamente, ahora somos amigos.- Aclaró Banjo.

-¿Somos amigos?- Preguntó el dinosaurio y tanto Banjo como Kazooie asintieron con sus cabezas.- Vaya, no esperaba tener invitados el día de hoy… Bajaré algo para que comamos.

De esa forma, este extraño combate llegaba a su fin, con Banjo y Kazooie disfrutando algunas frutas y charlando con su nuevo amigo Yoshi. Un final feliz… Al menos hasta que el cielo se oscureció repentinamente.

Los tres protagonistas del episodio levantaron su vista al cielo, solo para ver una nave espacial. Una tan grande e intimidante que cubría el cielo por completo y dejó a los héroes con la boca abierta.

Fue entonces que dos figuras descendieron de aquella nave: La primera era una elegante princesa rubia, rodeada de estrellas con rostro; mientras que la segunda era un pequeño hombre bigotudo y chaparro, con vestimentas rojas.

-Esto se puso raro…- Declaró el oso.

-¿Mario?- Preguntó el dinosaurio.

-Algo me dice que este crossover todavía no ha terminado.- Sonrió el ave.

-Yoshi, necesitamos tu ayuda para el peligro que se avecina.


¿Fin?


Ganador: Yoshi.


Tras unas cuantas complicaciones, finalmente he vuelto con otro combate bastante interesante. El mayor niñero de todo Nintendo se enfrenta al carismático dúo del Nintendo 64. Debo admitir que fue divertido utilizar a personajes acostumbrados a romper la cuarta pared, disfruto escribir esa clase de personajes.

Y finalmente tenemos a Yoshi en acción, era el único que faltaba. ¡Con él finalmente completamos a los 12 originales de Smash! Así es, todos los personajes del Smash Bros 64 ya tienen sus propios combates en esta historia, ya me estaba tardando en incluir al dinosaurio favorito de todos. Solamente me tomó 29 capítulos xD. Ahora sigue completar a los de Melee… Pero tomando en cuenta que todavía me faltan Peach, Sheik, Dr Mario, Marth y Mewtwo, creo que me va tomar un buen tiempo.

También utilicé a Banjo y Kazooie, quienes eran de los personajes más pedidos, tanto para este fic, como para el propio Smash. Siendo sinceros, yo fui de los que más se sorprendieron al verlos en Ultimate, siendo personajes de la competencia, pensaba imposible que alguna vez llegarán a Smash. Sakurai siempre está lleno de sorpresas…

Y aprovecho para agradecer el apoyo y reviews de:

Fox McCloude: Es lo que me gusta de Smash Bros, tiene muchos personajes que no conocía y gracias a verlos en Smash, termino probando sus juegos y encuentro grandes joyas xD. Bowser puede ser un villano gracioso, pero cuando se pone serio, puede convertirse en una verdadera amenaza.

M.U.M.M: Jajajaja, no creo que el Bowser Furry sea automático. Imposible no elegir el equipo de la waifu URSS xD.

ZarBalor: Lo de las actualizaciones rápidas eran por el mes de festejo xD. Te comprendo, el Three Houses es un juego hermoso, su historia y jugabilidad te engancha al instante. El Pulso Divino siempre puede salvarte en situaciones críticas, incluso contra la gran tortuga de Nintendo.

MightyMitch47: El juego de Ness es extraño, pero realmente bueno, teniendo un entorno tan bizarro, pensé que sería buena idea enfrentarlo al entorno de Minecraft. Jajaja, las batallas de Super Mario Bros Z encajan con las mostradas en esta historia. ¿El Mii Gunner vs Sephiroth? Ciertamente un combate extraño, pero realmente interesante.

Neo Magician 96: Siempre puedes contar con el Pulso Divino, nunca falla y siempre salva al maestro que se liga a sus estudiantes xD. Pues de momento, hay cierta alianza entre Bowser y el Emperador de Fuego, ¿qué tan lejos llegará? Eso ya lo veremos… Me alegra saber que Sakura tuvo la misma idea de incluir a Rex y Pyra como un dúo, las grandes mentes piensan igual xD. Probablemente los dos personajes que faltan sean presentados en la E3 digital. Debo admitir que la "pelea de intercambios" no suena nada mal, incluso más sumando a Rex a la ecuación. ¿Edelgard apegada a su maestro? Digamos que van por buen camino formando sus conversaciones de apoyo…

Y, ahora sí, eso es todo por hoy. Sin nada más que decir, yo me despido hasta el siguiente capítulo.

1. Mario vs Meta Knight 1856 0 0 2. Zelda vs Jigglypuff 1721 0 0 3. Red vs DK 1378 0 0 4. Chrom vs Capitán Falcon 1964 0 0 5. Canela vs Pichu 1654 0 0 6. Falco vs Duck Hunt 1536 0 0 7. Wario vs Mr Game and Watch 2319 0 0 8. Capitán Olimar vs Planta Piraña 2496 0 0 9. Kirby vs Bayonetta 3300 0 0 10. Samus vs Pikachu 2117 0 0 11. Link vs Zero Suit Samus 2458 0 0 12. Luigi vs Lucario 1813 0 0 13. Ganondorf vs Richter 2517 0 0 14. Fox vs Dark Samus 2371 0 0 15. Terry Bogard vs Greninja 2283 0 0 16. Roy vs Ridley 3543 0 0 17. Ice Climbers vs Charizard 3009 0 0 18. Bayonetta vs Sonic 2869 0 0 19. Snake vs Inkling 3294 0 0 20. Dark Pit vs Lucina 3253 0 0 21. Ryu vs Incineroar 4060 0 0 22. Toon Link vs K Rool 3416 0 0 23. Rosalina vs Wolf 3027 0 0 24. Pit vs Young Link 3022 0 0 25. Pacman vs Megaman 3813 0 0 26. Lucina vs Palutena 2656 0 0 27. Ness vs Steve 2984 0 0 28. Byleth vs Bowser 3986 0 0 29. Banjo y Kazooie vs Yoshi 2988 0 0 30. Simon vs Megaman y Pacman 4024 0 0 31. Min Min vs Wii Fit 3958 0 0 32. Aldeano vs ROB 2742 0 0