Super Smash Bros: Battles @brandon369
Rosalina vs Wolf

Super Smash Bros: Battles.


Rosalina y Destello vs Wolf O'Donnell.


Desde lo más recóndito del universo, hasta lo más profundo de cualquier galaxia, existe una gigantesca nave espacial recorriendo el vacío del espacio. Lo conocen como el Planetarium del Cometa y cumple una función realmente importante en el cosmos, pues está habitada por múltiples seres pequeños con forma de estrella, conocidos como Destellos. Estas criaturas son vitales para el ciclo de vida del universo, y al conseguir la suficiente energía, acaban transformándose, hasta convertirse en planetas, estrellas o incluso galaxias.

Pero aun con todo este poder cósmico interior, aquellos Destellos son bromistas y curiosos, con una personalidad infantil. Siendo ese el caso, necesitan de alguien que los proteja y los dirija, pues de otro modo seres malvados podrían capturarlos y apoderarse de sus poderes. Afortunadamente, tienen a esta protectora en forma de una chica alta y con piel pálida, de cabello rubio, con largo vestido azul y una apariencia que la hace parecer más joven de lo que en realidad es.

Aquellos lo suficientemente afortunados como para haber visto el Planetarium, fácilmente distinguirían su figura majestuosa y casi divina entre medio de Destellos, como si de una deidad se tratase. Y esa descripción no estaba tan lejos de la realidad, pues aquella chica que se denominaba como "La Madre de los Destellos" era Rosalina.

Actualmente se encontraba en la biblioteca de su observatorio, rodeada de las pequeñas estrellas, mientras les contaba uno de sus cuentos favoritos, aquel sobre ese fontanero de ropajes rojos que había salvado la galaxia, reiniciándola en el proceso.

Mientras la narraba, Rosalina no podía evitar sentirse melancólica, había recorrido el cosmos por cientos de años, únicamente acompañada de sus Destellos y aunque adoraba su compañía, a veces se sentía un poco sola. Eso cambió el día que conoció a Mario y juntos frustraron los planes del maligno Bowser.

Al principio, pensó que esa sería una aventura única y no volvería a verlos, pero acabó reencontrándose con Mario en varias ocasiones después de ello y el fontanero pronto la incluyó en su grupo de amigos. Muy pronto, Mario y la Princesa Peach le presentaron al resto de sus amigos y comenzaron a invitarla, junto a sus Destellos, a toda clase de competencias amistosas, desde carreras en auto hasta torneos de Tenis o Golf, ella nunca se había divertido tanto en siglos.

Pero en esta ocasión, no estaba viajando para divertirse, sino que debía cumplir con su deber cósmico. Pues al ser la madre de todos los Destellos, Rosalina está conectada con el cosmos y adquirió el rol de la protectora del Universo. Por eso mismo, podía sentir en lo más profundo de su ser que el universo se encuentra inestable y corre un grave peligro.

Aun no sabía la causa, pero tenía sus sospechas. Uno de sus Destellos había encontrado una esmeralda bastante extraña entre los fragmentos de estrellas que usualmente caían por su Planetarium. Tras examinarla mejor, Rosalina quedó realmente anonadada, nunca había visto un objeto con tanta energía.

Pero era energía inestable, caótica y muy probablemente ponga en peligro al universo entero. Si de verdad había más esmeraldas como estás, sería su deber cósmico reunirlas y ponerlas a buen recaudo antes de que continúen dañando el universo. Pero esa era una misión que la sobrepasaba, no podría cumplirla por su cuenta, necesitaría ayuda.

Y esa era la razón por la que el Planetarium se dirigía al Reino de los Hongos. Rosalina estaba segura de que Mario y la Princesa Peach estarían gustosos de prestarle ayuda y recolectarían estas esmeraldas con la misma eficacia con la que habían recolectado las Maxi Estrellas en el pasado.

La misión sería peligrosa, pero Rosalina no pudo evitar que se le forme una sonrisa en el rostro al pensar que volvería a ver a su amigo fontanero… Sonrisa que se vio interrumpida tras un ruidoso estruendo que recorrió el Planetarium y la tomó por sorpresa.

-¿Qué está pasando?- Preguntó confundida al escuchar explosiones y sentir como su nave se tambaleaba.

-¡Mamá! ¡Estamos bajo ataque!- Sus pequeños Destellos corrían en pánico por toda la habitación y Rosalina tuvo que salir de la biblioteca para poner las cosas en orden.

Al salir, lo único que pudo ver fue caos y pánico por todas partes. Sus Destellos iban descontrolados por todo el Planetarium, mientras que peligrosas explosiones caían por la cubierta, obligando a la madre de los Destellos a agacharse ante tales estruendos.

Levantó la vista, en busca del responsable y no tardó mucho tiempo en encontrarlos: Cuatro naves caza, pequeñas y veloces, las cuales bombardeaban el Planetarium con dos cañones láser que hacían estallar todo cuanto tocaban.

Mercenarios o piratas espaciales, seguramente. Rosalina tenía que lidiar ocasionalmente con seres ambiciosos que buscan el poder de los destellos para propósitos malvados. Como tal, estaba preparada para defender a sus destellos: canalizando su magia espacial, fue capaz de materializar un campo de fuerza gigante, tan grande que cubrió todo el observatorio, bloqueando todos los cañones enemigos.

De manera mística e imponente, Rosalina se impulsó en uno de sus anillos estelares para volar a la misma altura que aquellas naves enemigas y disuadirlas para que se retiren.

-¡Detengan las hostilidades!- Advirtió con voz firme.- Se encuentran en territorio sagrado, no permitiré que se lleven a ninguno de los Destellos.

En lugar de retirarse, aquellas naves le respondieron disparándole con sus cañones. Reaccionando de forma rápida, Rosalina desvió todos y cada uno de los disparos agitando su varita. La madre de los Destellos suspiró decepcionada, quería evitar las hostilidades, pero estaba claro que sus enemigos no se retirarían sin pelear. En ese caso, tendría que mostrarles una pequeña probada de su poder para intimidarlos.

Las naves enemigas maniobraban a su alrededor, intentando dispararle por sorpresa. Rosalina aprovechó ese instante para teletransportarse junto a una de esas naves y dispararle fragmentos de estrella a quemarropa. El vehículo no pudo suportar la potencia del ataque y acabó cayendo en picada, pero Rosalina consiguió atraparlo en una burbuja de energía para que no se estrelle contra su observatorio. Esperaba que esto fuera suficiente para intimidarlos.

-Está es mi última advertencia. Váyanse y no les haré daño.

Desafortunadamente, los enemigos no captaron su advertencia. Una de sus naves cargaba directamente en su contra a gran velocidad, en un intento por embestirla. Nuevamente, Rosalina suspiró decepcionada al tener que pelear y preparó su magia espacial para derribar la nave antes de que pudiera impactarla… Y entonces quedó sorprendida, pues la ventana de la nave se abrió y de ella salió una especie de lobo humanoide, con sus garras listas para atacar.

-¡Ay!- Rosalina no pudo evitar quejarse de dolor, aquel lobo la tomó por sorpresa y le hizo un corte profundo en el brazo. Preocupada, volteó hacía el enemigo, quien acababa de caer directo hasta su planetario y se encontraba disparando a lo loco con una especie de pistola láser.- ¡Detente ahí! ¡No les hagas daño!

Al ver a sus Destellos en problemas, Rosalina decidió ignorar a las naves, confiando en su campo de fuerza, y voló en picada para detener a ese lobo antes de que pueda hacerle daño a alguno de sus pequeños. Su ataque aéreo fue un éxito, el lobo no pudo esquivarlo y lo recibió de lleno.

-Ese fue un buen golpe, preciosa.- Le dijo el lobo mientras se levantaba.- Pero necesitarás más que eso para derribarme.

-Será mejor que te retires, lobo. No hay forma de que me derrotes.- Declaró Rosalina con firmeza.

-Pues tu brazo no parece opinar lo mismo.- El lobo sonrió maliciosamente al ver como Rosalina se observó la herida del brazo de forma inconsciente.- No tienes idea de con quién te estás metiendo. ¡Somos Star Wolf! ¡Y ya nos pagaron por este trabajo!

El lobo mercenario comenzó a disparar a lo loco con su pistola, pero sin retroceder ni un centímetro, Rosalina utilizó su varita para desviar todos y cada uno de sus ataques. Viendo que sus disparos eran inefectivos, el lobo arremetió con sus garras, intentando atraparla en un combate cuerpo a cuerpo.

Sus movimientos eran hábiles y probablemente causarían mucho daño si llegaran a golpearla… Pero no la golpearían, Rosalina era demasiado rápida. Se teletransportó atrás del lobo y lo mandó a volar con un movimiento giratorio. Al ver que ese lobo se estaba poniendo de pie, la princesa espacial llamó a uno de sus Destellos.

-¡Andando!

Envió a su Destello a embestir a su enemigo, pero el lobo lo vio venir y se cubrió con una especie de campo de fuerza. La pequeña estrella chocó contra el escudo y acabó rebotando de vuelta con Rosalina, tomándola por sorpresa y golpeándole el estómago.

-¡Ahora es mi turno!

El lobo aulló de forma amenazante y antes de que Rosalina pueda recomponerse le saltó encima con una patada que la tumbó al suelo. El peligroso enemigo conecto varios cortes de sus garras y algunas patadas de forma salvaje que hirieron a la princesa estelar.

Al sentir tanto dolor, Rosalina se enfureció y liberó su poderosa magia espacial, rodeando al lobo con una burbuja de energía con la que lo dejó atrapado e indefenso. Estaba a punto de atacarlo, pero sintió como algunas explosiones llamaban su atención. Aparentemente, las naves enemigas comenzaron a disparar bombas devastadoras en contra de su campo de fuerza.

-¡Se acabó! ¡Pretendía acabar esto sin hacerles daño, pero insisten en atacar a mi familia!- Rosalina levitaba por los aires, con una cantidad inmensa de magia espacial rodeando su cuerpo. Señaló a uno de sus destellos y este se convirtió en un Anillo Estelar, por lo que la princesa cósmica arrojó en su interior al mercenario (que continuaba encerrado en la burbuja), quien fue impulsado por el anillo y salió disparado de vuelta al espacio hasta chocarse con una de sus naves aliadas.- ¡Si lo que buscan son problemas, entonces les mostraré todo nuestro poder!

El lobo a duras penas pudo ingresar dentro de su nave aliada, pero había enfurecido a Rosalina. Los mercenarios de Star Wolf quedaron asustados y con la boca abierta cuando vieron una proyección gigantesca de la princesa. Tan grande era que el Planetarium del Cometa parecía diminuto en comparación.

-Es… ¡Debe ser solo una ilusión!- Gritó el lobo titubeando un poco.- ¡Ataquen! ¡No se dejen intimidar, Star Wolf!

Los cazas restantes dispararon sus cañones en un intento desesperado, pero pronto se dieron cuenta de que aquella gigantesca e imponente deidad que los observaba no era una ilusión. Se habían metido con alguien peligroso, e incluso la nave que había sido derribada previamente había vuelto a flote para emprender la huida.

Lo único que la deidad protectora del universo tuvo que hacer fue invocar una Maxi Estrella de poder, la cual disparaba pequeños fragmentos de estrella contra sus enemigos mientras se inflaba poco a poco hasta alcanzar un tamaño colosal. El lobo mercenario pareció darse cuenta de que la estrella estaba a punto de estallar, por lo que ordenó la retirada de su equipo. Una vez que la estrella estalló genero una enorme explosión que cubrió el vacío del espacio. Los mercenarios utilizaron está oportunidad para escapar aterrados.

Viendo que sus enemigos emprendieron la retirada, Rosalina finalmente pudo darse el lujo de suspirar y regresó a su tamaño original. Canceló el campo de fuerza con el que había protegido su Planetarium del Cometa y se recostó agotada. Había gastado demasiada energía, pero al menos había protegido su hogar. Odiaba los conflictos, aunque esta era la única forma de lidiar con aquellos seres con sed de codicia o poder.

-¡Bien hecho, mamá!

Todos sus destellos se acercaron a ella para festejarle su victoria y de alguna manera eso le restauró sus fuerzas. Era gracias a esos pequeños que su labor valía la pena, era por ellos por lo que luchaba. Y por esa misma razón, debía continuar con su misión actual, pronto llegaría junto a su amigo Mario y le mostraría la extraña esmeralda de energía que guardaba en su biblioteca. Solamente esperaba no encontrarse con problemas inesperados…

-¡Mamá! ¡Hay algo extraño sobrevolando el Reino de los Hongos!- Advirtió uno de sus Destellos.

Preocupada, Rosalina se teletransportó a su mirador para observar con su telescopio. Por un lado se alegró internamente al ver que ya estaban llegando a su destino, pero por otro lado quedó extrañada al ver una pequeña nave sobrevolando fuera de la atmosfera. A primera vista, tenía un aspecto algo viejo y destartalado, de colores naranja y crema, aunque Rosalina no pudo identificarla. Era una nave muy pequeña e indefensa comparándola con el imponente Planetarium del Cometa, pero la princesa pudo distinguir una palabra con su telescopio…

-¿"Hocotate"?

Sean cuales fueran las intenciones de aquella nave destartalada que sobrevolaba el hogar de su amigo, la princesa espacial estaba dispuesta a averiguarlo. No podían correr riesgos y en caso de tratarse de algún otro mercenario, lo mejor sería ir y tratar por su cuenta con el piloto… Por extraño que este fuera.

Y algo más alejados, las naves del equipo Star Wolf se alejaban lo más posible después de atacar el Planetarium del Cometa. Aun no estaban del todo recuperados tras la batalla que ocurrió y aunque Wolf O'Donnell perdió su nave y resultó lastimado en aquel enfrentamiento, todavía mantenía una sonrisa llena de arrogancia.

-Eso fue realmente peligroso, esa mujer era aterradora.- Se quejó el compañero con el que compartía nave, un extraño mono antropomórfico.

-Sus poderes estaban a otro nivel.- Explicó Wolf.- Desde el principio estábamos condenados al fracaso en un ataque directo.

-¡Pero no se va quedar impune después de habernos atacado de esta forma! ¡Estoy seguro que mi tío Andross podrá acabar con ella!

-Deja de quejarte, Andrew.- Le interrumpió por el transmisor un cerdo antropomórfico de aspecto repulsivo.- Lo más importante ahora será cobrar nuestra recompensa.

-Por una vez, estoy de acuerdo contigo, Pigma.- Wolf comenzó a reírse de forma arrogante.- Hiciste un buen trabajo, Leon.

-No se esperaba menos del gran Leon.- Respondió un camaleón humanoide por el transmisor.- Mi capacidad de volverme invisible es muy útil en situaciones como estas.

-Tampoco te quedes con todo el crédito.- Gruñó el lobo.- Si yo no hubiera distraído a esa bruja espacial el tiempo suficiente, seguramente te habría detectado.

-Pero no lo hizo y pude conseguir esta esmeralda.- Replicó el camaleón mientras sacaba el valioso tesoro de su bolsillo y lo presumía en el monitor.- Incluso yo puedo sentir la energía que emana. Creo que ahora comprendo porque ese sujeto estaba tan desesperado por conseguirla. ¿Seguro que deberíamos entregarla?

-Le haremos una visita a nuestro cliente. Si esa esmeralda es tan valiosa, entonces deberá duplicar nuestra recompensa.

Riendo y pensando en la jugosa recompensa que recibirían, el Equipo Star Wolf continúo surcando el espacio. Con destino al misterioso ser que los contrató para atacar el Planetarium del Cometa, estaban seguros que su premio bien valdría todo el sacrificio que tuvieron que hacer en su combate contra la Madre de los Destellos.

Poco sabían los mercenarios del peligro en el que pondrían al universo si entregaban aquella esmeralda…


Fin.


Ganador: Rosalina y Destello.


Tras un pequeño hiatus, este fic regresó con más fuerza que nunca, con una épica batalla espacial. Lo más cercano a una entidad cósmica que posee el universo Mario se enfrenta a uno de los mercenarios más queridos de Nintendo.

A decir verdad, me costó encontrar un oponente para Rosalina, es un personaje realmente poderoso una vez que te pones a analizar sus habilidades. Aun así, tiene una personalidad agradable y es uno de los personajes más interesantes de Mario, por lo que me alegra verla en Smash… Aunque no me adapto del todo a su jugabilidad xD.

En cuanto a Wolf, pues… ¡Completamos al trio Star Fox! Finalmente, tanto Fox como Falco y Wolf han tenido sus respectivos combates, en contra de Dark Samus, el Duck Hunt y Rosalina respectivamente. Quizá Wolf perdió el combate contra la Madre de los Destellos, pero al menos ganó una valiosa Esmeralda Caos.

Antes de irme, aprovecho para agradecer los reviews de:

Fox McCloude: ¿Qué puedo decir? El Wind Waker es de esos juegos que te marcan y el Phantom Hourglass es una secuela a la altura. Disfrute poniendo esas referencias. En cuanto a Toon Link como un "protagonista silencioso", fue más para diferenciarlo del Link de BotW que salió en capítulos anteriores. Quería dejar una impresión de "si puede hablar, pero siempre lo interrumpen" xD.

LinkHB: Dalo por hecho, ya tengo planeados combates para Joker, Min Min y otros DLC, aunque si tienes una sugerencia no dudes en mandarla.

Neo Magician 96: Toda gran saga de Nintendo tiene que tener viajes en cañonazos xD. Jajaja, ya me imagino a Ryu en Mario Kart al más puro estilo de Akira Yuki en el Sonic and Sega All Stars Racing. Interesantes los tipos que les pondrías al Fighter Pass 1, quizá a Terry lo convertiría en Lucha/Tierra por cómo se sincroniza con la tierra para lanzar movimientos de energía a través del suelo, aunque el Hada tampoco le queda mal.

MightyMitch47: Jajaja, nada como un buen combate entre piratas con todo y cañonazos. Tomando en cuenta el estilo de juego de la saga Zelda, yo veo a Link como un peleador más astuto y estratégico.

ZarBalor25: Sí, fue un capítulo muy divertido de escribir. Mientras lo hacía, yo también me sorprendí por las habilidades de K Rool, ese lagarto es más fuerte de lo que aparenta.

M.U.M.M: Jajaja, tienes razón, de cierta forma el tema de Zangief encaja en el combate entre Incineroar y Ryu. Creo que lo más cercano a Pokémon peleando contra humanos es aquellos líderes de tipo lucha que entrenan junto a sus Pokémon, aunque son más combates de entrenamiento que batallas serias. Jajaja, supongo que Luffy deberá cuidarse de que K Rool o Toon Link encuentren el One Piece antes que él.

Nahuel836: A decir verdad, la llegada de Steve me tomó por sorpresa, no me lo esperaba para nada xD. Aun así, le doy la bienvenida y ya tengo planeado un combate para él, su concepto y su mundo de cubos dan mucho jugo para una batalla interesante.

Y bueno, gente. Supongo que eso es todo por hoy, yo me despido hasta el siguiente capítulo.

1. Mario vs Meta Knight 1856 0 0 2. Zelda vs Jigglypuff 1721 0 0 3. Red vs DK 1378 0 0 4. Chrom vs Capitán Falcon 1964 0 0 5. Canela vs Pichu 1654 0 0 6. Falco vs Duck Hunt 1536 0 0 7. Wario vs Mr Game and Watch 2319 0 0 8. Capitán Olimar vs Planta Piraña 2496 0 0 9. Kirby vs Bayonetta 3300 0 0 10. Samus vs Pikachu 2117 0 0 11. Link vs Zero Suit Samus 2458 0 0 12. Luigi vs Lucario 1813 0 0 13. Ganondorf vs Richter 2517 0 0 14. Fox vs Dark Samus 2371 0 0 15. Terry Bogard vs Greninja 2283 0 0 16. Roy vs Ridley 3543 0 0 17. Ice Climbers vs Charizard 3009 0 0 18. Bayonetta vs Sonic 2869 0 0 19. Snake vs Inkling 3294 0 0 20. Dark Pit vs Lucina 3253 0 0 21. Ryu vs Incineroar 4060 0 0 22. Toon Link vs K Rool 3416 0 0 23. Rosalina vs Wolf 3027 0 0 24. Pit vs Young Link 3022 0 0 25. Pacman vs Megaman 3813 0 0 26. Lucina vs Palutena 2656 0 0 27. Ness vs Steve 2984 0 0 28. Byleth vs Bowser 3986 0 0 29. Banjo y Kazooie vs Yoshi 2988 0 0 30. Simon vs Megaman y Pacman 4024 0 0 31. Min Min vs Wii Fit 3958 0 0 32. Aldeano vs ROB 2742 0 0