Super Smash Bros: Battles @brandon369
Ganondorf vs Richter

Super Smash Bros: Battles.

Ganondorf vs Richter Belmont.

Mucha gente lo llamaba por nombres como "El Rey de las Ladronas" o "La Oscuridad Reencarnada". No les faltaban razones para llamarlo de esa manera, después de todo, él había sido lo suficientemente poderoso como para someter el reino de Hyrule bajó su dominio, durante los últimos siete años. Tiempo en el cual acabó por completo con cualquier resistencia que intenté oponérsele y llevó el terror a todos y cada uno de los rincones de aquel reino.

Hyrule le pertenecía y podía hacer con ella lo que le plazca. Hyrule es de Ganondorf, quien alguna vez fue un simple Gerudo que consiguió engañar al rey. Ahora que poseía la Trifuerza del Poder, nada ni nadie era su rival.

El Gerudo simplemente festejaba, tocando el piano en su habitación, en el interior de su propio castillo. Se encontraba extrañamente feliz, después de siete largos años, al fin tendría la victoria absoluta.

-No te saldrás con la tuya.- Su tonada fue interrumpida por una voz femenina.- Él vendrá en camino y acabará contigo. Pronto, tu era de terror llegará a su fin.

Observó divertido a la Princesa de Hyrule. Aun encerrada dentro de un campo de fuerza, tenía esperanza en que el héroe del tiempo la salvaría. Todo esto era ciertamente divertido, la había buscado por siete años y finalmente la encontró, su presencia estaba junto al héroe del tiempo. Tomarla como prisionera fue sencillo. Ahora que Zelda estaba ahí, la Trifuerza de la Sabiduría era prácticamente suya. Eso solamente le dejaba un fragmento: La Trifuerza del Valor.

Mientras tenga a Zelda como su prisionera, el poseedor del último fragmento vendría por si solo hacía él. El héroe del tiempo estaba en camino, pronto llegaría. Lo único que Ganondorf debía hacer sería derrotarlo en combate y arrebatarle la Trifuerza. Entonces obtendría el poder absoluto y sería imparable.

Ya lo escuchaba, algunas explosiones en su castillo. Seguramente el héroe del tiempo cruzaría esa puerta en cualquier momento, y entonces, Ganondorf lo estaría esperando.

Fue entonces, cuando la puerta se abrió de golpe y…

-¡Muy bien, sirviente del mal! ¡Estás acabado!

¡Ese no era el héroe del tiempo! Incluso Zelda parecía confundida. No era aquel muchacho de ropajes verdes, en su lugar, era un joven vestido de azul con una bandana blanca en su cabeza.

-¡¿Quién eres tú?!- Exigió Ganondorf con ira en su voz. Sin embargo, ese sujeto no parecía intimidado en lo absoluto.

-¿No has oído hablar de mí? Soy Richter Belmont, el cazador de vampiros supremo, descendiente del clan Belmont. En el pueblo me dijeron que una criatura oscura estaba causando problemas, aunque tú no eres precisamente Drácula.

-¡No tengo tiempo para perder con un payaso insolente como tú! Soy el nuevo rey de estas tierras y cometiste un error al…

-Me temo que no, brujito. Tú cometiste un error.- Al ver como Richter lo había interrumpido, Ganondorf estaba ardiendo en ira.- Veo que tienes a una doncella encerrada. Eso me pone de mal humor, ¿sabes? Me recuerda al día en que mi querida Annette fue secuestrada… ¡No te preocupes, doncella! ¡Te voy a salvar! Ya tengo algo de experiencia salvando doncellas.

-¡Debes escapar!- Zelda intentó advertirle.- ¡Es muy peligroso, podría matarte!

-¿Crees que este brujo puede siquiera hacerme daño?- Richter comenzó a burlarse y Ganondorf estaba llegando al límite de su paciencia.

El Gerudo comenzó a cargar energía mágica en su brazo. No sabía quién era Richter, pero ya estaba harto de él. Acababa de amargarle el día de su victoria y eso es algo que pagaría con su vida.

Sin embargo, antes de que Ganondorf vaya al ataque, Richter sacó un látigo extraño y lo golpeó en la cara. Para sorpresa de Ganondorf, aquel ataque si lo lastimó y casi lo hace caer al suelo. ¡No podía creerlo! Se supone que las únicas armas capaces de dañarlo serían la Espada Maestra y las Flechas de la Luz. La mismísima Princesa Zelda parecía sorprendida al ver lo que ocurría.

-¡Imposible! ¡¿Cómo es que…- Pero el rey del mal, fue interrumpido nuevamente.

-El Vampire Killer, amigo.- El cazador de vampiros lo observó con una sonrisa confiada y burlona.- Un látigo capaz de exterminar el mal. Puede acabar fácilmente con criaturas oscuras como tú. ¿Por qué no te rindes y te ahorras está humillación?

Pero en lugar de contestar, Ganondorf simplemente comenzó a reírse como loco. ¿Enserio un idiota como él esperaba poder vencerlo? ¿Vencer a aquel que destruyó el reino elegido por las diosas? Eso nunca pasaría. El villano reunió su energía mágica y disparó una de sus ráfagas. Su objetivo no era dañar a Richter, simplemente quería inmovilizarlo. Al ver que su enemigo no podía ni siquiera moverse, Ganondorf se le acercó lentamente.

-Bien, debo admitir que esto no me lo esperaba.

-¡Cuidado!

Pero la advertencia de Zelda sería inútil, Ganondorf había canalizado toda su magia en su puño. Aquel idiota no podría escapar, ni ahora ni nunca. Con toda su fuerza, Ganondorf propinó un puñetazo cargado en magia, ante el enemigo que aún se encontraba paralizado.

El resultado fue obvio, una explosión lo suficientemente grande como para mandarlo a volar, atravesando esa misma puerta por la que entró. Richter estaba muerto, no había manera de que nadie sobreviva a un golpe como ese.

-¡Ganondorf! ¡Lo mataste!- Zelda parecía a punto de llorar y Ganondorf estaba realmente divertido de ver sus lloriqueos. Se volteó hacía la princesa, riéndose de forma intimidante. Ahora solamente quedaba esperar por el héroe del tiempo. Aunque había sido un buen calentamiento…

Fue entonces cuando unas cuantas hachas salieron disparadas hacía él y lo golpearon. Acto seguido le arrojaron una botella de agua bendita, por lo que el Gerudo tuvo que elevarse en el aire para evitar las llamas mágicas que surgieron. Richter Belmont entraba de forma triunfante, claramente estaba herido, pero continuaba con vida.

-Te la concedo, brujo. Eso si me dolió.

-¡Infeliz! ¡¿Cómo es que sigues con vida?!

-Soy algo difícil de matar, créeme que lo han intentado.- Dicho esto, Richter se puso a reír.

Más enfadado que nunca, Ganondorf cargó un puñetazo y cayó en picada desde el cielo. Richter saltó para esquivarlo, pero eso no fue ningún problema para Ganondorf. Golpeó el suelo con todo su poder y pasó lo inevitable, el piso se rompió.

Se estaba guardando esté truco para el héroe del tiempo, pero no estaba de más probarlo ahora. Él podía volar gracias a su magia, no necesitaba del suelo para combatir. Por otro lado, ese no era el caso de Richter, quien cayó en picada contra el vació y a duras penas consiguió sujetarse de una pared con su látigo.

-Vaya, tienes incluso más trucos que María.

-¡Ya cállate!

Ganondorf no lo soportaría más, comenzó a cargar esferas de energía mágica y las arrojó en contra de Richter. El cazador de vampiros comenzó a balancearse por todo el lugar, colgándose de su látigo y enganchándolo sobre diversas superficies. De esta manera se las arreglaba para esquivar todos y cada uno de los ataques de Ganondorf.

El Gerudo continuaba arrojando esferas de energía, pero Richter era muy rápido, por lo que finalmente consiguió balancearse hasta llegar al poco piso que quedaba.

-Al fin, de regreso a suelo firme.- Suspiró Richter aliviado.

-¡Ya veremos por cuanto!

Ganondorf cargó una patada con energía mágica y voló a toda velocidad contra Richter. Sin embargo, el cazador de vampiros era demasiado hábil. Saltó hacía atrás con un par de volteretas, esquivando su patada.

Pero eso no fue todo, pues Richter decidió contraatacar: se impulsó con sus brazos en una barrida y saltó para propinarle una patada en la cara. Eso lo desequilibró un poco, lo suficiente como para que Richter comience a golpearlo con la bola de picos que estaba al final de su látigo.

-Pareces bastante lastimado, amigo. La Morning Star puede ser bastante dolorosa, ¿no lo crees?

Odiaba admitirlo, pero se encontraba herido. Ese maldito látigo tenía algo capaz de hacerle bastante daño, debería cuidarse.

Fue entonces cuando Richter volvió al ataque, sujetando un cuchillo y elevándolo con una especie de Uppercut. El caza vampiros alcanzó a golpearlo con su cuchillo, pero está vez, Ganondorf logró sorprenderlo. El hechicero lo sujetó del cuello y comenzó a estrangularlo, mientras que usaba su magia para drenarle energía.

-Ya no te estás burlando, ¿o sí?- El rey del mal se encargaría de que ese tipo pague por toda su insolencia.

Sin embargo, Richter encontró una forma de librarse, arrojándole una botella de agua bendita. El rey de la oscuridad sintió como el agua se transformaba en llamas azules, causándole varias quemaduras que lo obligaron a soltar a Richter. Ese maldito ya había encontrado otra arma capaz de hacerle daño.

Pero esto no se quedaría así, Ganondorf cargó toda su energía mágica y disparó, no una, sino varias esferas de energía al mismo tiempo. Esquivar una de ellas, de por sí era algo difícil, pero ni siquiera Richter Belmont consiguió esquivarlas todas, por lo que lo golpearon causando una gran explosión.

-Ahora sí está muerto.- Ganondorf comenzó a reír como un maniaco, nuevamente. Su oponente finalmente había sucumbido ante su poder.

-¡Aun no!

No podía creerlo, ¡el maldito todavía seguía vivo! Sin embargo, dejó de preocuparse, Richter apenas podía mantenerse en pie, tenía quemaduras y heridas por todo su cuerpo. No duraría mucho.

-Wajajajaaja, apenas y sigues con vida. ¿Aun así esperas enfrentarme? ¿Cómo podrás ganarme ahora?- Ganondorf se acercó a su enemigo, burlándose de él. Sin embargo, pese a sus heridas, Richter aun tenía una sonrisa confiada.

-¡Grand Cross!

Y ocurrió lo inesperado, un montón de cruces de energía surgieron alrededor de Richter y volaron hacía él, golpeándolo de lleno. Nunca había sentido tanto dolor, aquel ataque era realmente destructivo. Poco a poco, el dolor impedía que Ganondorf pueda moverse.

-¡Al fin se acabó! Ese brujo fue más duro de lo que creí.- Festejó el Belmont.

Ganondorf estaba al borde de la inconsciencia, sentía dolor en todo su cuerpo. Era imposible, no podía morir de esa manera, no cuando estaba tan cerca de su objetivo. Ese maldito Richter debería pagar… ¡Y lo haría ahora!

La Trifuerza del Poder brilló con intensidad en la mano de Ganondorf. Poco a poco, el Gerudo fue cubierto por oscuridad y comenzó a cambiar su forma. Si quería ganar, debía sacrificar su humanidad. Ya no era aquel hechicero Gerudo que alguna vez dominó Hyrule. Ahora, era una bestia gigante y amenazante, con grandes colmillos y apariencia de cerdo, con un par de espadas en cada brazo. ¡Era Ganon!

-Creo que hoy no es mi día de suerte…- Fue lo único que pudo decir Richter. El cazador de vampiros apenas podía mantenerse en pie, no estaba en condiciones para enfrentarlo.

Sin decir ninguna palabra, Ganon arremetió contra él, guiado únicamente por la ira que sentía en esos momentos. Cargó con toda su fuerza contra Richter. Sabiendo que no podía esquivarlo, el cazador hábilmente hizo girar su látigo en un intento de frenar a Ganon. Al hacerlo, logro evitar una estocada mortal, pero no fue suficiente para detener al gran monstruo.

La fuerza de la embestida lo envió a volar, bastante lejos. Ganon observaba, como su oponente, salía disparado por los aires, cayendo en el vació, lejos de su castillo. ¿Acaso la caída lo mataría? Ganon lo dudaba mucho, debía enviar a algunos de sus esbirros para que lo busquen y lo rematen. No podía dejar que un insolente como él, camine libre por su nuevo reino.

Pero en el momento en que Ganon se dirigía a llamar a alguno de sus esbirros, sintió un fuerte dolor en la espalda. Volteó enfadado, buscando al responsable y… ¿Una Flecha de la Luz?

La Princesa Zelda estaba libre, pero no se encontraba sola. Junto a ella estaba el héroe de ropajes verdes, empuñando la Espada Maestra hacía él de forma amenazante. Se encontraba acompañado de una pequeña hada que volaba a su alrededor.

Al ver a la Princesa Zelda apuntándole otra Flecha de Luz, comenzó a preocuparse. Había gastado demasiada energía combatiendo a ese insolente… Sin embargo, rápidamente recuperó la confianza. Está sería su última batalla, Ganon reclamaría la Trifuerza, reclamaría su premio. ¡No le negarían la herencia que le corresponde por derecho!

El villano cargó con todas sus fuerzas, dispuesto a embestir al héroe y la princesa. Lejos de asustarse, el héroe también cargó contra él, con su Espada Maestra, mientras que la princesa le arrojaba una Flecha de Luz. La batalla final acababa de iniciar.

Fin.

Ganador: Ganondorf.

Y aquí lo tienen, la batalla entre el Rey del Mal y uno de los mayores miembros del Clan Belmont. Vaya que me reí mientras escribía este capítulo, tenía que hacer sí o sí un encuentro entre estos dos personajes.

Si iba a usar a Ganondorf, no podía perder la oportunidad de meter la épica batalla de Ocarina of Time. En cuanto a Richter, pues es uno de los Belmont más carismáticos, de eso no hay duda. Me alegra que lo hayan incluido a Smash como Echo de Simon y a la vez me sorprendió bastante en su momento. Cualquiera se hubiera esperado a Trevor o algo así, pero la llegada de Richter fue bastante grata. Quizá el no tenga la espada que combate el mal, pero seguro que el látigo que combate el mal es más que suficiente para plantarle cara al gran rey de las tinieblas xD.

Por cierto, finalmente se anunció el quinto personaje DLC (sexto si contamos a La Planta Piraña). Personalmente estoy bastante feliz de ver al gran Byleth en Smash, junto a Terry fue mi favorito del Fighter Pass, y ya tengo planeada una batalla con él para próximos capítulos, aunque si tienen alguna sugerencia, no duden en decirlo. Por otro lado, aun hay seis personajes que irán anunciándose en el futuro, así que todavía hay bastantes posibilidades para futuros combates.

En fin, aprovechó para agradecer los reviews de:

ZaBalor25: Jajaja, lo que más me gusta de escribir este fic es poner combates inesperados. Me alegro que te haya gustado.

Neo magician96: Me alegra que hayas disfrutado el Luigi Vs Lucario, una idea loca, pero interesante xD. Sí, con el nuevo juego de Luigi, no podía esperar la ocasión para usarlo, aunque al final fue el gran Gomiluigi quien se llevó la victoria en el capítulo anterior.

MightyMitch47: El claro ganador, el tipo de la L xD. Tanto Sir Aaron como Lucario están sacados de la octava película del anime de Pokémon. Después de todo, fue en esta película en la que se basaron para la inclusión de Lucario a Smash.

FoxMcCloude: Por alguna razón, Smash siempre ha tomado muy en cuenta al anime para escoger a los personajes de Pokémon. Solo mira al Pikachu de Ash, el Jigglypuff del microfono, los hermanos Pichu, el filosofico Mewtwo y el Lucario de Sir Aaron. Por no mencionar que había intención de meter a cierto Meowth en los primeros Smash xD. Jajaja, Luigi siempre es un manojo de nervios, pero esa misma es la razón por la que lo queremos tanto.

Y bueno, eso es todo. Sin más que decir, me despido hasta el siguiente capítulo.

1. Mario vs Meta Knight 1856 0 0 2. Zelda vs Jigglypuff 1721 0 0 3. Red vs DK 1378 0 0 4. Chrom vs Capitán Falcon 1964 0 0 5. Canela vs Pichu 1654 0 0 6. Falco vs Duck Hunt 1536 0 0 7. Wario vs Mr Game and Watch 2319 0 0 8. Capitán Olimar vs Planta Piraña 2496 0 0 9. Kirby vs Bayonetta 3300 0 0 10. Samus vs Pikachu 2117 0 0 11. Link vs Zero Suit Samus 2458 0 0 12. Luigi vs Lucario 1813 0 0 13. Ganondorf vs Richter 2517 0 0 14. Fox vs Dark Samus 2371 0 0 15. Terry Bogard vs Greninja 2283 0 0 16. Roy vs Ridley 3543 0 0 17. Ice Climbers vs Charizard 3009 0 0 18. Bayonetta vs Sonic 2869 0 0 19. Snake vs Inkling 3294 0 0 20. Dark Pit vs Lucina 3253 0 0 21. Ryu vs Incineroar 4060 0 0 22. Toon Link vs K Rool 3416 0 0 23. Rosalina vs Wolf 3027 0 0 24. Pit vs Young Link 3022 0 0 25. Pacman vs Megaman 3813 0 0 26. Lucina vs Palutena 2656 0 0 27. Ness vs Steve 2984 0 0 28. Byleth vs Bowser 3986 0 0 29. Banjo y Kazooie vs Yoshi 2988 0 0 30. Simon vs Megaman y Pacman 4024 0 0 31. Min Min vs Wii Fit 3958 0 0 32. Aldeano vs ROB 2742 0 0